Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

26 oct 2012

Cataluña, 10; Patera, 0

Por: José María Izquierdo

Todavía emocionado y con la carne de gallina tras la esplendente intervención de José María Aznar en la entrega de los premios FAES, vuelve el catavenenos a su trasiego diario, infinitamente más modesto, donde pasean pisaverdes o balandrones. O sea, a sumergirse en la fiel infantería. Y bueno, sí, se ahogan decenas de personas en una miserable patera que intentaba llegar a un paraíso corroído por la crisis y el desamparo, pero todavía atractivo para quien un cacillo de sopa de verduras es poco menos que un carpaccio de venado con granos de mostaza e higos picantes para el paladar europeo. También es verdad que la prima de riesgo ha vuelto a superar los 400 puntos. Cosas menores, que aquí andamos con si nos vamos o nos quedamos.

Ya les advierto que si Cataluña se independiza alguna vez se convertirá en la sede “del terrorismo musulmán”. ¿Exagero? Ya verán, ya.

Dice Abc en el editorial que “Cataluña no es diferente de otras comunidades autónomas, lo que desarma el discurso victimista que sigue empleando el nacionalismo en su deriva separatista”. Y si ese es el sumario, éste es el párrafo final: “Cuando lo que preocupa al ciudadano es llegar a fin de mes, pagar sus facturas y sostener dignamente a su familia, estos debates identitarios, historicistas y oportunistas acaban agotando su paciencia y, lo que es peor, su confianza en la política como método para gobernar el bien común. El nacionalismo separatista no repara en el individuo, porque su visión del hombre se pierde en el concepto mesiánico de ‘pueblo’, eliminando lo individual frente a lo colectivo. Por eso, el separatismo crispa ánimos, rompe reglas, pero no resuelve problemas. Agrava los que hay y crea otros nuevos”. Está muy bien, sí, ¿pero cuando Valencia o Castilla-La Mancha no pagan, es también por los debates identitarios? Y si no es así y esas autonomías no se gastan el dinero en esas cosas que a nadie interesan, ¿en qué emplean los ingresos? ¿Qué hacen los próceres valencianos con los millones y millones de euros que manejan, si no se lo gastan en crispar y engañar al respetable?

Martín Ferrand recuerda lo obvio: “Aznar es el gran precedente del PP en lo que al entendimiento con CiU respecta como acredita el Pacto del Majestic, de 1996, del que se deriva, fiscalidad incluida, buena parte del distanciamiento de Cataluña respecto al Estado del que forma parte”. ¡Qué tiempos aquellos de cuando el gran líder recitaba en perfecto catalán clásico a Joan Salvat-Papasseit en la intimidad! Hermann Tertsch dedica su columna a Vladimir Putin. Se va a enterar el presidente ruso. Y Carlos Herrera hace lo propio con Rubalcaba. Casi tan malo como Putin. Ya se lo digo.

Me gusta Iñaki Ezkerra. Por su prosa elegante como por su profundidad de análisis. Tan hondo es que cuesta verlo. Si Putin es malo y Rubalcaba malísimo, Patxi López –Lépez, dice Ezkerra- es peor. Mucho peor: “No tenía talla para presidente, ni de comunidad autónoma ni de comunidad de propietarios siquiera. Es la pura oquedad. Y por eso, porque es un hueco andante, todo le venía grande: el cargo, el honor de ser el primer lendakari no nacionalista; la camisa, la corbata y el traje como prestados por su enemigo para colarse en una boda; la expresión destemplada y chulesca, el flequillo hospiciano, las alfombras de Ajuria Enea, la generosidad y la honradez de Basagoiti, que fue un regalo inédito en la política española; las tribunas y los micrófonos; esa voz que intenta ahuecar solemnemente para no decir nada, absolutamente nada; la oportunidad histórica de cambiar el País Vasco, que ha tirado por la borda con una mezquindad y una cortedad dignas de asombro, sin la menor ni más remota mala conciencia… Se va. La nada vuelve a la nada, que es lo suyo. Se va con Rodolfo Ares, su siniestro escudero, de la boda del poder en la que ambos se habían colado por una broma pesada del azar”. Y es que este chico de barrio, hijo de sindicalista, ha querido comer en la mesa de los ricos. Y de los ricos de Bilbao. Nada menos que de Bilbao. ¿Pero cómo se atreve?, viene a decir este extraordinario escritor de cafetín de hace cincuenta años, de tanta clarividencia y finura como para escribir que “López ha usado el poder para hacer lo que no podía hacer el PNV: resucitar a la ETA política con nuevos bríos”. Ya digo, brillante en el análisis.

A Jaime González no le ha gustado nada, pero nada, que Javier Marías no haya aceptado el Nacional de Narrativa. El director de Opinión de Abc va demasiado a Intereconomía y todo, o casi todo, se pega. Algunos parrafillos: “Javier Marías ha rechazado el premio Nacional de Narrativa porque 'me parecería una sinvergonzonería'. Está en su legítimo derecho, aunque, en justa reciprocidad, yo hago uso del mío para decirle a Javier Marías que sus razones para no recibir el galardón -asegura que no son políticas, pero tilda al Gobierno de franquista- me parecen excesivamente petulantes: se quiere demasiado”. O éste, aún mejor: “Es esa arrogancia ideológica, travestida de independencia intelectual, la que convierte sus argumentos para rechazar el galardón en una narración vanidosa, como si en su afán de combatir el enorgullecimiento de la ignorancia cayera en un desmedido enorgullecimiento de sí mismo”. Y para acabar: “…narcisismo contrario a ‘Los enamoramientos’, donde los besos son más íntimos que los que Javier Marías se dio ayer públicamente en la mejilla: ¡cuánto me quiero!: mua, mua”.

La Razón vuelve a dedicar el editorial a Rubalcaba, que sale más en el periódico de Marhuenda que en El Socialista. Para apoyarle, como se imaginan. Pieza bastante inane, la verdad, por mil veces leída y masticada. Mejor les dejo esta piececilla, para lo que si algún día hago –no lo esperen, es pura broma- un diccionario del periodismo, podría encajar en la definición de Alicia en el País de las Maravillas o qué verde era mi valle, que así lo dice el señorito, por más que yo lo veo marrón oscuro o aún en la de editorial alfombrilla. Lean: “El Gobierno se fijó como un objetivo prioritario la lucha contra el fraude fiscal. Algo lógico en un país con una economía sumergida que se tradujo en una caída de la recaudación de 70.000 millones de euros. El esfuerzo ha rendido frutos notables. Rajoy avanzó que la recaudación en la campaña contra el fraude ascendió a casi 8.500 millones de euros entre enero y septiembre, con lo que se superó el objetivo para el conjunto del año de 8.171 millones de euros. Un éxito que redundará positivamente en la reducción del déficit”. Se titula “Éxito en la lucha contra el fraude fiscal". ¿Un éxito 8.500 millones? ¿Tiene idea La Razón de qué volumen de fraude fiscal calculan los más moderados? ¿Qué maquillaje se darán los editorialistas de La Razón para que no se les note el sonrojo cuando lleguen a sus casas, y se sienten a cenar con sus niños o niñas? ¿Se imaginan las carcajadas de los miles de defraudadores, sentados encima de maletas llenas de billetes de 500 euros mientras leen tan beatíficos textos?

Hoy le toca a Pedro Narváez y no iba a ser él el único soldado de la fiel infantería en no insultar a Rubalcaba. Que luego no te invitan a los actos con Aznar y ni siquiera a los toros: “En la galaxia paralela de Rubalcaba las huelgas son fiestas obreras pero en el mundo real son ya un desfile de carnaval con más plumas y algarabía que en el orgullo gay. Hoy el PSOE es un Poltergeist y los electores no quieren comunicarse con una guija. ¡Rubalcaba, manifiéstate! Y empiezan a temblar los platos del aparador”.

Federico Jiménez Losantos esto del diálogo con los catalanes le provoca náuseas. Casi tantas como el mismísimo presidente del Gobierno. Lo escribe en El Mundo: “Una cosa hay que reconocerle a Rajoy: parece tan a disgusto en una conferencia de Aznar como presentando la candidatura de Alicia Sánchez-Camacho. Sólo el rictus de soberbia y algún soplamocos al periodista de guardia iluminan el hosco ceño presidencial. Si la cara es el espejo del alma, la de Mariano debe de ser un alma en pena, y sus meditaciones políticas, una permanente Noche de Ánimas”. Para empezar. Pero íbamos a lo del diálogo: “Ayer insistió [Rajoy] en la dialogomanía con Mas. Pero ¿quiere dialogar Mas? No, Su portavoz Homs, con esa chulería que antes disimulaba y ahora exhibe la casta separatista, dijo que, ‘no hay marcha atrás en el camino a un Estado propio’. ¿Por qué, entonces, debemos pagar todos los españoles la ruina de los desleales? ¿Por qué ayer se envió más dinero a Cataluña para que no cerraran las farmacias? ¿No ve Rajoy que, si no se planta de una vez ante Mas, no será posible ni siquiera empezar a dialogar? Hasta para rendirse hay que comparecer en el campo de batalla, mirusté”. Que ya está bien de esta ruina de hablar con cualquiera…

LAS FACHADAS

Fachadas

Abc lleva a su primera página a los farmacéuticos catalanes con este titular: “Lo que oculta la huida de Mas”. Añade, por delante, que “La Generalitat tampoco paga a las farmacias”, y por detrás, “Adeuda 189 millones en medicinas, de los que ayer cursó 99 para calmar la protesta”. Pero el titular de mayor tamaño es otro: “El Rey afirma que las medidas de Rajoy ya dan resultados”. ¿Y qué foto creen que lleva La Razón? Las farmacéuticas catalanas, naturalmente. Titula que “Barcelona se niega a ‘apadrinar’ el buque insignia ‘Juan Carlos I”. Y ya puestos, esta simpleza: “Los aviones por los que protestan los nacionalistas son los encargados de proteger Cataluña ante un posible ataque”. Como el ataque no provenga de Mourinho… El Mundo interpreta: “Mas aprieta el acelerador, Rajoy aboga por el diálogo”, que ya se sabe que el presidente del Gobierno es un maricomplejines. La foto es, cuidado con el personaje de alcance mundial, para el presidente del equipo de fútbol de L´Hospitalet, que se siente “profundamente catalán y español”. Y luego, un picadillo de cosas menores. En La Gaceta llevan una cosa muy rara: “Crece la división en el PP sobre el modelo de Estado”. ¿Alguna referencia en la fachada de los cuatro diarios a los 14 cadáveres de la patera? Un recuadrito mínimo en Abc. Eso es todo.

EL AFAMADO MUSEO EL OJO IZQUIERDO
(Documentos y testimonios de la vida en las cavernas)

“Una Cataluña independiente, con Barcelona como capital, albergaría el mayor núcleo del islamismo radical en Occidente, atrayendo a los salafistas y yihadistas del mundo entero, que encontrarían en la nueva república el lugar perfecto para montar la nueva sede mundial del terrorismo musulmán. Los clérigos salafistas (que consideran la democracia un sistema político despreciable, pues ha sido creado por el hombre y no por Alá) ya están pidiendo a los islamistas con derecho a voto que apoyen a los partidos separatistas, pues lo consideran el modo más eficaz de establecerse en una zona de Europa muy permisiva con su actividad religiosa y política, inseparable de sus ramificaciones terroristas”.

Gabriela Bustelo, La Gaceta, 25 de octubre de 2012.

 

Hay 183 Comentarios

¡Mira.. "La Fundación Francisco Franco ha pedido al Gobierno proclamar el estado de guerra!". Es la herencia, lo llevan en los genes.. Da repelús Además ¿ ¿No es una ofensa a la democracia, una ignominia que exista cualquier cosa a nombre de un golpista y luego dictador? incluso sin necesidad de tener en cuenta lo que este grupo benemérito diga ....¡Jobar con el franquismo ni la madre que lo parió! Que sigue vigente.

EL CURRANTE | 28/10/2012 23:24:40
-
Ya, no he podido resistirme a explicárselo, y mira que a mi me cuesta comprender a veces los conceptos que trae E.C. Es lo que tiene leer intentando buscar errores, y no intentando comprender. La malicia es mala consejera.

Me gusta mas este huevofrito que el otro, mas sano y con mas humor, pero agradecería que se citase la fuente de los textos.
-
Por el mismo orden:
-
Refrito by Copy | 28/10/2012 20:59:21
Refrito by Copy | 28/10/2012 20:48:13
Refrito by Copy | 28/10/2012 20:43:14
-

http://www.huffingtonpost.com/juanjo-mateo/confesiones-de-un-gay-de-_b_2004653.html
-
http://www.elplural.com/2012/10/28/la-fundacion-franco-pide-%E2%80%9Cproclamar-el-estado-de-guerra%E2%80%9D-a-cataluna/
-
http://www.elplural.com/2012/10/26/%E2%80%9Cel-rey-siempre-que-nos-acompana-hacemos-negocio%E2%80%9D/

gflorez | 28/10/2012 23:05:52
Cuando no se es capaz de captar la ironía, qué es esencialmente ridiculizar una postura llevándola a su extremo y encima se hace critica de lo dicho tomando la ironía como propia postura del que la hace, el 'ironizado' cae en el ridículo de criticar lo que el mismo piensa. En ese momento llega la vergüenza ajena.

huevofrito 28/10/2012 20:59:21
-
Me has sorprendido mucho con ese comentario, ¿entiendes?
-
En serio, tus últimos comentarios no son dignos de tu "aguda" selección, ¿seguro que eres tú?

Grant | 28/10/2012 21:35:39
-
Grantito hijo, ¿no sabes lo que es una ironía?, E.C. se refiere que en un mundo completamente neolberal no habría seguridad social, ni educación, ni pensiones ni paro, solo beneficencia, y todas las relaciones humanas estarían regidas por la oferta y la demanda. Por lo tanto quien no se pudiese pagar la medicina o la educación estarían excluidos de la sociedad, a expensas de la caridad.
-
Tu comentario de texto no vale para nada si no comprendes lo que lees, que es lo que te estamos diciendo desde que empezaste a comentar aquí.

Publicado por: E.C. | 28/10/2012 8:41:03
Publicado por: E.C. | 26/10/2012 10:30:27


"La demanda de un producto puede modificar su proceso productivo, pero dicha modificación nunca se llevará a cabo mediante despido de trabajadores".


Bien.


Claro. Uno: el afán de lucro es absolutamente detestable; dos: a la demanda no hay que tenerla en cuenta en un proceso productivo; tres: la cosa pública - y sus alrededores - no es una variable imprescindible para conocer en profundiidad las causas de la crisis (a nivel mundial, y sobre todo, nacional).


Tiene muchas más, pero en párrafos como el siguiente, es donde se encuentra en su sazón toda su potencia argumentativa, y donde más allá de sus famosos "corta y pega" tiene que demostrar cuál es su verdadera concepción de las cosas. A saber:


"Pero sobre todo, los trabajadores no deben preocuparse: el libre mercado ya vela por ellos. También tienen que tener fe en lugar de luchar por sus intereses.
Lo único que tienen que hacer es confiar en el mensaje de que la riqueza generada por este mundo neoliberal -como hasta ahora-, se filtrará hasta las ultimas capas sociales".


Analicemos el texto, que no tiene desperdicio.


a.- Velar: 7. intr. Cuidar solícitamente de algo.


b.- Solícito: 1. adj. Diligente, cuidadoso.


Preguntas:


¿Por qué tiene que velar solícitamente alguien por mí, si yo no quiero o no se lo he pedido? ¿Estaría de esta forma "luchando por mis intereses"? ¿Sí? No? ¿Por qué?

En caso contrario, ¿cuánto me costaría ? ¿Sería posible firmar un contrato en el que se responsabilizaran ambas partes? ¿Cómo se filtra la riqueza hasta las últimas capas sociales? ¿Quién se encargaría de ello? ¿Por qué? ¿Cuáles serían sus méritos para poder realizar semejante trabajo? ¿Lo haría de una forma justa y ecuánime?


Termino.


"La cuestión es ver como funciona aquella creación de consignas que describe Lakoff a la que nos referimos en el comentario anterior, y como causa su efecto en mucha gente. No necesitan como decimos argumentos, solo “auténticas” oraciones que se repetir con fe (de no mas de cinco líneas) sin mas talento que su fuerza, y que nunca puede dejar en evidencia, por tanto, a ningún razonamiento por que lo ha sustituido. Por es posible que la percepción de la economía global como con un proceso intervenido y que la expropiación que del trabajo se que hace por ese proceso neoliberal, [repitamos: 1% de la población occidental recauda el 19% de la riqueza, el 19% siguiente el 52%, el 80% del mundo del trabajo le queda el resto para sus salarios y los derechos sociales esto es vivir con el 20% de lo que produce. (Pero aclaremos que en el mundo occidental, si sumamos el subdesarrollado las diferencias son vergonzantes)], falsa. Así como todos los datos aportados cosas de esos locos escritores que no hacen mas que documentar de un modo que no valen para nada".


No se da cuenta, pero como no introduce todas las variables en sus análisis, provoca que las ideas del tal Lakkof se adapten a sus intervenciones en el blog, como un guante a una mano.


Que siga. Es muy divertido.

E.C. nos ofrece siempre comentarios muy interesantes, de agradecer, Pero un lector se lo recrimina y le llama cansino... Y yo le pregunto a Vd. : señor ¿Alguién le obliga a leelos ? ( Y Vd. perdone si la pregunta es indiscreta...)

Cuando se habla de la pluralidad del colectivo LGTB, muchos ignoran hasta donde llega. Ser lesbiana, gay, transexual o bisexual no implica, ni mucho menos, tener ideas progresistas. Al contrario, ya lo revelamos no hace mucho: el porcentaje de gais que se siente de derechas (6,23%) dobla al de la población general (3,11%), según un estudio de Ociogay.com. Un dato que se puede personificar en Mario Valdés, un joven gay que afirma sin tapujos ser homosexual y de ultraderecha.

Mario está seguro de que ambas cosas no tienen por qué ser antagónicas, y reivindica su tendencia frente a la izquierda. "Parece que por ser de izquierdas y gay vas a estar más integrado y parecerás muy moderno, pero eso no depende de la ideología sino de la persona". A pesar de ser reticente a las etiquetas, asegura que "si ser de extrema derecha significa defender la identidad étnica de España y de Europa, pues entonces estoy orgulloso de ello".

La ultraderecha parece estar en auge en el colectivo homosexual, o al menos así lo avisa Valdés, quien la define como "una minoría dentro de una minoría" que está creciendo de forma progresiva. "Tenemos que alzar la voz y dar visiones desde otro punto de mira gay", afirma. Quizás dicha forma tenga que ver con pensamientos como el de Plataforma per Catalunya, un partido con el que Mario comparte simpatías. "Aunque no soy de PXC me gustan mucho sus ideas, así como la de partidos similares", revela, y asegura que muchos de sus militantes conocen su homosexualidad y que "jamás" le han espetado nada. Una formación política que rechaza la inmigración en su ideario, y cuyo líder, Josep Anglada, ha tenido más de un problema. "Los robos están a la orden del día, parece mentira que los homosexuales, a los que creo inteligentes, no se den cuenta de esta situación, ¿a quién no le ha pasado que un extranjero le haya robado o intentado robar en el ambiente gay?

Además, Valdés insiste en la fuerza de este movimiento gay ultraderechista. "Le pongo un ejemplo: si hubiera elecciones solo para gais, es muy posible que la mal llamada extrema derecha identitaria llegara desde el 7% al 10%, ya que en la encuesta que tenéis en ociogay el 6% se declara de derechas de verdad". Sin embargo, y pese a que lo que afirma Valdés es cierto, la gran mayoría de la población homosexual se decanta por la izquierda y el centro-izquierda, un dato que comulga bastante con los obtenidos en el barómetro del CIS.

A pesar de las diferencias, Mario asegura que no le importa juntarse con gente que piensa diferente y, por qué no, incluso mantener una relación. "Tampoco tengo ningún problema en acostarme con ellos si no piensan igual, creo que lo de menos es eso, que te gusta su personalidad y su físico es lo verdaderamente importante, además a mí tampoco me han rechazado por esta diferencia, incluso permíteme la expresión, da hasta 'morbo'".

Sin embargo, la realidad es distinta, y los colectivos LGTB suelen deambular por derroteros opuestos a las ideas de Valdés, quien se siente apartado de ellos. "A veces me siento excluido cuando organizan algo, no me siento identificado con los que nos quieren imponer por ejemplo las organizaciones LGTB". Y lo ejemplifica con el día más importante en el calendario homosexual. "Echo de menos, por ejemplo, en la manifestación del Orgullo, un espacio para homosexuales patriotas e identitarios luchando por la igualdad desde el punto de vista patriótico Español".

Para los economistas: no se pierdan El Acento de hoy donde se mantiene que es el crecimiento el que soluciona los problemsa de déficit y no a la inversa.

1 2 3 4 5 6 7 ... 18 19 Siguiente »

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal