Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

14 feb 2013

¿Bárcenas está en Tombuctú?

Por: José María Izquierdo

Floriano
El secretario de Organización del PP, Carlos Floriano y González Pons. /EFE

Vamos acomodando el cuerpo, que la renuncia del Papa tampoco nos da alpiste para todos los días, y conviene que cada uno vuelva a lo suyo. Y lo suyo para nuestros amigos es dejar bajo siete llaves esos temas que, según dice Mariano Rajoy, no interesan a nadie, como la corrupción –del PP, claro, que en otros casos sí que interesa, y mucho- y, sobre todo, eliminar de las primeras noticias el nombre de Bárcenas, tal cual ha hecho el mismísimo presidente del Gobierno, que se tiene prohibido mencionar al innombrable. ¿Que el ex tesorero ha estado cobrando del PP hasta ayer mismo, que incluso le pagaba la Seguridad Social? Pues que salga Carlos Floriano a dar la cara, que lo mismo da si dice una cosa que otra, que ni en su partido le hacen el menor caso. Y así, si hace falta decir lo contrario, pues sale Dolores de Cospedal, dice justo todo lo contrario que Floriano y aquí paz y después gloria.

Y entre medias, así al desgaire, alguna patada en la tibia al primer socialista que pase por delante. O aunque no pase.

Seguir leyendo »

13 feb 2013

Más Papa. Y lo que nos queda

Por: José María Izquierdo

Hoy tenemos el corazón dividido, que no acabamos de saber a qué hincarle el diente, si seguir de panegíricos con el Papa hasta que el almíbar nos salga por las orejas, o, así de voluble es el corazón humano, volver a nuestras habituales charcas donde chapotean quienes ustedes saben. Conste, además, que no nos hemos olvidado de Bárcenas. En absoluto. Pero entre medias de la fina espiritualidad y la grosera corrupción, y para usarlo de puente, tenemos unas discusiones sobre los desahucios –promovidas por la izquierda, más bien extraparlamentaria- y unos cuantos olés por la declaración de los toros como bien de interés cultural, jaleados, estos sí, por la derecha cañí, sombrero cordobés arrojado al centro del hemiciclo.

¿Creen que con esto de Ratzinger es difícil atacar a la izquierda? Ustedes no conocen a la fiel infantería cuando además se transmuta en la santa inquisición. Se van a enterar de lo que vale un pontífice. Y no se me pongan nerviosos, que así vamos a estar hasta que haya nuevo Papa, allá a fines de marzo. Y luego, los cánticos al recién llegado.

Es que no quiero ni pensarlo… 

Seguir leyendo »

12 feb 2013

Si se queda, santo; si se va, santo

Por: José María Izquierdo

Fíjense que debería ser obligatorio esto de que dimitiera un Papa de vez en cuando. Oigan, mano de santo, que espero hayan advertido con qué propiedad habla el catavenenos: qué menos que hablar de miembros de santos cuando lo hacemos de sumos pontífices. Porque así no hay que leer que Bárcenas no existe, que Rajoy es inocente o que Rubalcaba es el culpable. Todo Papa. Todo. De arriba a abajo. Bueno, menos algún huequito.

Pero reconozco que tengo una gran duda con el Ojo de hoy. ¿Tiene algún sentido que les traiga aquí los mil y un artículos de todos los papistas que pueblan –que digo pueblan, atestan- los periódicos de nuestros amigos, donde un panegírico vergonzante de Benedicto XVI hace todavía más ridículo al panegírico vergonzante del anterior en la lista? ¿Recuerdan ustedes aquellos ditirambos hiperbólicos sobre el Papa anterior, que cómo sería Juan Pablo II que pronto se hizo, como su mismo nombre sobrevenido indica, santo súbito? La mayoría de aquellos comentarios, seguramente los recuerdan, se referían al suplicio por el que estaba pasando el bueno de Wojtyla, con aquellos mil y un achaques que le aquejaban, terrible dolor que ofrecía al altísimo para salvar nuestras almas.

Pues si con Juan Pablo II era sublime el aguante, con Benedicto XVI lo sublime es la renuncia a aguantar, pero los ditirambos son igual de ampulosos. Aunque en esta ocasión, miren ustedes que buena cosa es ésta de tener una religión relativista que tiene una herida para cada ungüento, son por lo contrario: se retira, y por hacerlo sufre, otra vez el suplicio, y sirve también como ofrecimiento al altísimo para salvar nuestras almas, etcétera, etcétera. ¿Quieren decir entonces quienes afirman que la renuncia del Papa es una saludable demostración de que Ratzinger no tenía un malsano apego al poder, que Juan Pablo II sí lo tuvo por permanecer? Seguramente estoy confundido. El caso es el panegírico sin medida ni rubor para el Papa que toque y haga lo que haga, se quede sentado o se tire desde el trampolín. Santos, santos, santos todos y cada uno de ellos. Es de sencillo…

Seguir leyendo »

11 feb 2013

Bárcenas y el papel de estraza

Por: José María Izquierdo

La verdad es que nuestra escuadra rajoyana es tan previsible que aburre a las ovejas. Y sus efectivos se piensan, criaturas, que alguien les hace caso cuando se ponen estupendos. Desde que estalló el caso Bárcenas, a ver, recordemos, ese tesorero del PP nombrado por Mariano Rajoy que escondía al menos 22 millones de euros en cuentas en Suiza, porque ahora resulta que va a parecer que hay una campaña persecutoria contra este prócer inmaculado, los periódicos del alegre mariachi genovés, todos a coro, sombrero y guitarrón, entonaron la conocidísima ranchera cuya letra consiste en atacar a El País y a Rubalcaba. La maniobra, de puro soez, es impúdicamente ridícula.

Y luego está Ussía, que mezcla el golf con los toros y con el cámping. Todos los campistas unos asquerosos, por cierto.

Seguir leyendo »

08 feb 2013

¿Pero hay o no contabilidad B?

Por: José María Izquierdo

Seguimos con los papeles, pero la cosa empieza a decaer, que no hay mal que cien años dure, película que se mantenga más de quince días en cartelera, ni tema que en España aguante más de una semana. Hoy siguen nuestros amigos, más fiel infantería que nunca, empeñados en tirar basurillas variadas sobre los papeles y, en general, sobre las acusaciones de corrupción contra el PP. Labor vana, porque ellos mismos se enredan como le pasaba una y otra vez a Peter Sellers en “El guateque”. Se baten como pueden, que tampoco pueden gran cosa, no les demos más valor del que tienen, para demostrar que el PP no maneja dinero negro. Bueno. Está bien. Es su labor. Lo que pasa es que a continuación, para devaluar los papeles de Bárcenas, se hacen un lío y afirman, en primera página, que no tienen ninguna credibilidad  esos apuntes porque mezclan la contabilidad A con la B. Pero, cómo, ¿ha dicho usted contabilidad B? Pero si no había tal cosa… Y es que están como ayer mismo reconoció la directora de la Agencia Tributaria: “No sé lo que he dicho”.

Lo que algunos –o algunas, para más exactitud- quieren es que Esperanza Aguirre cree un nuevo partido. Al catavenenos no le insulten, hagan el favor, que se limita a transcribirlo…

Seguir leyendo »

07 feb 2013

Bárcenas, letra y música

Por: José María Izquierdo

Aguirre
                             Esperanza Aguirre habla este miércoles. / ULY MARTÍN

¡Cómo nos gusta ver a Esperanza Aguirre ayudar a la dirección de su partido! Es que es un primor, la verdad. ¿Que en Génova andan un poquillo agobiados? No hay problema: Esperanza rápidamente dirá algo para que estén aún más agobiados. Agudizar las contradicciones, decíamos hace varios siglos, cuando éramos jóvenes y leíamos lo que no había que leer. Mientras, Luis Bárcenas pasea su elegante abrigo -¿o son varios iguales? por todo Madrid, y ayer lo hizo preferentemente por los alrededores, primero, y en el interior, después, de la Fiscalía Anticorrupción. Lo niega todo. La música y hasta la letra.

Luego está lo del CIS. El PP se desploma y el PSOE avanza unas cuantas micras. Lo que para nuestros chicos viene a ser, ya lo verán, el hundimiento de Rubalcaba.

Y hoy tenemos hasta zoofilia. Un despliegue.

Seguir leyendo »

06 feb 2013

El aguerrido escuadrón 'rajoyista'

Por: José María Izquierdo

Les decía de los rajoyistas y los antirajoyistas. Los primeros están hoy desatados, intentado convencer al respetable de que todo es mentira, un burdo montaje contra el pobre Rajoy y el PP, tan inocente cual paloma de la paz. Porque Bárcenas puede ser un canalla, cierto, dicen, pero hay que creerle cuando afirma que él no tiene nada que ver con los papeles, añaden. Vamos, que no saben cómo salir del atolladero. Es que usted los reúne en un cine principal de su ciudad o pueblecito, les pone una película con Luis Bárcenas entregando los sobres en mano a varios dirigentes del PP, sean ellos quienes fueran, y todavía les mostrarían a ustedes sus múltiples reparos. Porque, ¿y si la cinta está manipulada, que hay mucho manitas por ahí? Y además: ¿alguien sabe qué contenía el sobre? Porque lo mismo eran invitaciones a las alegres fiestas de cumpleaños de Ana Mato, que siempre ha recibido muy bien. Verbigracia.

Hoy, ya lo verán, es como si hubieran regado maría por los alrededores de las sedes de nuestros amigos. Que ya saben que hay días que sienta fatal. Pues eso. Y el respetable, a todas éstas, prefiere “a Luis Bárcenas en el ministerio de Hacienda antes que a Rubalcaba dueño y señor de la Moncloa”. Ustedes lleguen al final.

Seguir leyendo »

05 feb 2013

Bueno, pero solo alguna cosilla...

Por: José María Izquierdo

Seguimos en lo mismo: Bárcenas. O casi lo mismo, porque tengan ustedes en cuenta que Angela Merkel ha dado un gran respaldo a Mariano Rajoy. Para que ustedes digan que si tal y que si cual. Y el PP, además, sigue diciendo que se va a querellar contra todo lo que se mueve. ¿También contra Bárcenas? Bueno, verán, lo estamos pensando, a ver qué dicen nuestros abogados, que estamos indignados, sí, pero ya ha dicho Rajoy que todo es falso… “salvo alguna cosa”, concepto más bien etéreo refrendado por la secretaria general, Dolores de Cospedal con un maravilloso “En los papeles de Bárcenas aparecen medias verdades”. Como ven, seriedad. Ante todo seriedad y rigor: alguna cosilla, verdades a medias…

Menos mal que Eurovegas, ese emporio de modernidad, llegará pronto a Madrid. ¡Qué suerte tenemos los de Macao y los del foro, con las cornucopias de ese patricio todo bondad que es míster Sheldon Adelson chorreando millones de límpidos dólares!

Seguir leyendo »

04 feb 2013

Tapar a Bárcenas con Rubalcaba

Por: José María Izquierdo

¡Cómo estarán las cosas que hasta ha reaparecido Esteban González Pons! ¡Esto es la guerra! Una vez instalado el PP en el gobierno, el afamado comando quéesesodelavergüenza, que encabezaba con su amplísima sonrisa el exconsejero de Francisco Camps, fue convenientemente conservado y guardado mediante avanzadas técnicas criogénicas. Ahora parece que ha llegado el momento de resucitarle. Ya lo saben: González Pons anda suelto. Cuidado con las tibias.

Pons

Por cierto que nuestros chicos andan divididos, entre los rajoyistas y los antirajoyistas. Estos últimos coinciden milimétricamente con los más partidarios de Esperanza Aguirre. Para los segundos, el discurso del sábado, un horror. Para los primeros, inconmensurable, inmenso, grandioso… Lágrimas como puños  derramaron, embargados por la emoción de ver el desalmado acoso que sufre un hombre tan honesto y sincero como Mariano Rajoy, que tanto quiere a los  niños y socorre a varias oenegés. Por no hablar de Ana Mato, la probidad personificada, honra y prez de la clase política. Muy alegre, además, porque hay que ver cuánto confeti gastaba en esas fiestas…

Más cosas. Una, ustedes no se hagan viejos nunca, que la salud, llegados a ese momento, deriva a lamentable; les conviene seguir siempre tan jóvenes y rozagantes como les veo ahora. Y dos, estoy encantado por el mimo con el que han cuidado el chiringuito en mi ausencia. Ni una plantita se nos ha muerto. Los trolls escatológicos, por favor, absténgase de sentirse felicitados.

Y antes de meternos en harina -grumosa, sí- quiero dar las gracias a todos por su interés y sus palabras de ánimo. Ya saben que estamos juntos en la salud y en la enfermedad. Así sea.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal