Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

09 abr 2013

¿Hierro sin óxidos?

Por: José María Izquierdo

Van a leer decenas de artículos en honor de Margaret Thatcher. Lo normal. Pero de entre toda la faramalla que se va a oír o a leer en estas veinticuatro horas, convendría no olvidar los grises –e incluso los negros- cuando todo se presume blanco luminoso. Por eso seguro que le van a permitir al catavenenos recordar, por ejemplo, que aquella hermosa leyenda de la hija del tendero hecha a sí misma es, más bien, una pequeña patraña. El papá tendero tenía cuartos para aburrir, y el marido de Margaret, el muy oscuro Denis Thatcher, puso donde había que ponerlos unos cuantos montones de billetes. Pero sobre todo conviene echar un vistazo –por ejemplo- a cómo están los ferrocarriles británicos o la sanidad británica, gracias a los desvelos privatizadores –esa gran labor- de tan insigne dama. Los óxidos férricos producidos por el hierro de la dama ferruginosa. Y sí, es cierto que Thatcher y Reagan, sin olvidar a Juan Pablo II, formaron una tripleta atacante extraordinaria. Justo la fuerza de choque que se necesitaba en aquel momento para acabar con el bloque del Este y arrasar los derechos sociales que tantos años costó conseguir. Ahí comenzó todo lo que hoy tenemos. Hay quienes lo celebran –aquí lo verán- y quienes lo maldicen. Que están en otros sitios, claro.

Thatcher

Así que, lo siento, poco más que Thatcher. Quizá que la derecha-derecha-derecha le tira algún viaje a Rajoy. De lo que se deduce que toda situación espantosa es siempre susceptible de empeorar.

Ni que decir tiene que estos periódicos –o lo que sean- que tanto nos gustan están hoy de riguroso luto, que fue la Thatcher una de sus mayores heroínas. En realidad, y como veremos en varios artículos, esa admiración sin límites se fue para la troika en su totalidad: Thatcher, Reagan y Juan Pablo II. En Abc la Tercera Página la escribe Charles Moore, que según nos cuenta el diario, “fue Premio Luca de Tena 2011 y es el biógrafo oficial de Margaret Thatcher”. A lo mejor nos sirve con el título –“Logró desechar el socialismo”- y el último párrafo: “Fue un personaje intensamente británico. Pero ésa no es su importancia primordial en la historia del mundo. Se necesitó a una mujer para demostrar lo que muchos hombres no habían logrado probar: que, como ella decía, ‘las realidades de la vida son conservadoras”. Por cierto: ¿No les gustaría a ustedes tener un biógrafo oficial?

Los editoriales, en cambio, son poca cosa y un poco a trasmano. “Griñán llega tarde”, es el primero, que podía haberse escrito en un tiempo intermedio entre 2012 y lo que llevamos del 2013, y “Portugal, el rescate que evitó España”, que si es por hacer la pelota al Gobierno ellos se lo agradecerán, pero que se corresponde a duras penas con la realidad. Portugal jamás ha sido España, y algún párrafo, como éste, pertenece más al mundo alegre y confiado de una parte del PP que a la crudeza de los datos: “En España, por el contrario, la prima de riesgo baja, mientras todo apunta a que el crecimiento y la creación de empleo regresarán en 2014. Y ello, sin necesidad de pedir un rescate que en ningún caso es un regalo sino más bien una carga”. ¿De verdad que somos tan felices?

Esperanza Aguirre repite hoy, en homenaje a Margaret Thatcher: “The lady’s not for turning”, que ya saben que la lideresa madrileña habla inglés fluently. “La señora no está por cambiar el rumbo”, lo traduce ella misma. Final: “Hoy la lloraremos todos los que amamos la libertad y todos los que intentamos que nuestra actuación política esté siempre marcada por la fidelidad a unos valores y a unos principios y nunca por el oportunismo”. Ya. Bien. Los principios.

Edurne Uriarte, Hermann Tertsch, Ignacio Camacho y Juan Carlos Girauta, todos ellos, también escriben sobre Thatcher. Quizá un párrafo de Tertsch: “Hay que comprender a la izquierda. Hay que entender que se ponga literalmente enferma cuando oye hablar de Margaret Thatcher. Hay que hacerse cargo de lo mucho que han sufrido con ella todas las diversas tribus de la izquierda mundial. Desde el Kremlin al sindicalismo minero británico, desde los comunistas de todo el mundo hasta los socialistas europeos. Es más, hasta todos los socialdemócratas cómodamente instalados en los partidos de derechas. Todos quedaron en evidencia, muchos en el ridículo más espantoso. Otro día escribiré de Thatcher vista desde la Europa comunista, donde pasé aquella década. Adorada, hay que decir. Hoy hablemos del terrible trauma que la Dama de Hierro fue para la izquierda británica y occidental”. Sírvanse ustedes mismos.

Editorial de La Razón: “Una gran mujer de hierro”. Un ejemplo de cómo perdura su legado: “La Gran Bretaña de hoy, purgada de estatalismo invalidante por sus decisiones económicas, debe mucho a Margaret Thatcher, pero también se lo debe una Europa que sin su valor y falta de complejos, sin su apuesta convencida por la alianza con los Estados Unidos, a los que respaldó sin fisuras, hubiera visto prolongarse el muro de Berlín”. Y si Esperanza Aguirre escribe en Abc, en La Razón lo hace Ana Botella. O, por mejor decir, firma. Que el o la escriba ya podía haber cuidado un poquito más el texto, que hay que ver qué arranque: “En estos momentos tristes, lady Margaret Thatcher ha fallecido”. Fuera. A los leones. Y hay más artículos sobre ella: Mike Freer, César Vidal, Mark Steyn, Carlos Iturgaiz, Maite Pagaza, Alberto Ruiz-Gallardón y José Ramón Pin, entre otras firmas.

¿Algún apunte editorial fuera de la gran señora? El siguiente editorialillo. Título: “Sentido de Estado frente al populismo del PSOE”. Texto: “La diferencia entre un gobernante responsable y unos dirigentes oportunistas quedó reflejada ayer con claridad: mientras Rajoy salió en defensa del Rey y de la institución monárquica frente a quienes cuestionan su viabilidad, el PSOE insistió en su táctica de poner en duda la honorabilidad de Don Juan Carlos. El partido que dirige Rubalcaba, lejos de desautorizar la proclama republicana de las Juventudes Socialistas, se deja llevar por el populismo para debilitar el prestigio del Jefe del Estado en medio de la grave crisis que padece España”. Ya saben: el PSOE quiere que se haga público el patrimonio privado de los Borbón. ¡Somos tantos los populistas!

José María Marco está muy preocupado, que sanguinarios fantasmas se le agolpan en su muy peculiar visión de la realidad: “En estos tiempos estamos viviendo un rebrote de leninismo.Y no sólo del leninismo nunca del todo olvidado por partidos que, corno el socialista obrero español, perpetúan una historia escasamente empática con la democracia liberal. Están también los grupos que despliegan una retórica neomarxista y explícitamente leninista, acerca de la transformación necesaria de la sociedad”. Y todo porque los gobiernos occidentales –se supone que excepción hecha del británico durante el mandato de Thatcher- han sido unos calzonazos. Y así nos luce el pelo: “Lo extraño es que la sociedad siga resistiendo, porque no contentos con poner la enseñanza a disposición de ese proyecto, los gobiernos occidentales le han regalado también la cultura estatal, con importantes recursos destinados no a preservar y difundir la belleza, el conocimiento y la reflexión, sino a destruir la simple posibilidad de todo esto, que es lo que nos hace humanos”. ¡Cómo han sido de rojos los gobiernos occidentales de Chirac, Kohl, Berlusconi o Aznar, por poner algún ejemplo!

Y Alfonso Ussía, porque él lo vale, hoy escribe sobre los toros.

El Mundo ha preferido a Aznar, o Aznar ha preferido El Mundo. Qué más da. Y lo que les decíamos al principio: “Thatcher, junto con Ronald Reagan y el Papa Juan Pablo II, resulta imprescindible para explicar cuanto aconteció en Europa y en el mundo desde finales de los años 70 hasta casi nuestros días. El rechazo a aceptar que el comunismo era un sistema que debía existir para siempre en el Este de Europa, su disconformidad con quienes aspiraban a vivir de la generosidad de un Estado en perpetua expansión, su negativa a que las personas no fueran responsables de sus actos, su firme creencia en los valores de la civilización occidental hicieron del thatcherismo una filosofía política del valor, el esfuerzo, el sacrificio, la responsabilidad y la libertad, un ideario universal. Un ideario para el cambio y un mundo mejor”. Y escribe –o firma, insisto- María Dolores de Cospedal: “Legado de una dama”, además de Henry Kamen o Lorenzo Bernaldo de Quirós, entre otros.

Hay también editorial en El Mundo: “Una mujer que no titubeó en pro de la libertad”. Sin sobresaltos. Lo esperado. Arcadi Espada juega en terreno pantanoso: “Una mujer con dos cojones es lo mejor de ambos mundos. Es lógica la popularidad inmensa de Margaret Thatcher. Los conservadores se postran: no solo se cargó a los sindicatos, sino que además era una mujer de su casa. Y las social demócratas no pueden reprimir, al fin, un postrero gesto de solidaridad. ¡Era una chica!”.  Más adelante, Espada vuela a conceptos superiores: “Bajo su ejemplo primerísimo muchas mujeres, y sobre todo muchas mujeres conservadoras, se dedicaron a la política. Se produjo un cambio radical, cuyas consecuencias estamos lejos de ver en todo su prodigio. La política se hizo sexuada, física y conceptualmente. Y se abrieron paso exitosos femeninos como el presidente Zapatero”. Una curiosa afirmación…

Y ya, para acabar este trabajoso Ojo de hoy, Libertad Digital, que lleva, ni más ni menos, que una docenita de artículos, entre ellos el de Aznar que también publica El Mundo. Bastará con citar al jefe, Federico Jiménez Losantos, en un párrafo un poquito triste, para poner algo de secante en tanto chorrear de mermeladas inglesas: “No hace falta decir que, tres décadas y media después de la llegada al Poder de Thatcher, el Muro ha caído pero se ha vuelto a levantar la cortina de hierro del socialismo edulcorado, el intervencionismo generalizado y, naturalmente, la corrupción universal. Porque la política ha perdido esa dimensión ética sin la que sólo es cauce de ambiciones y desilusiones. Los que a principio de los 80 nos oponíamos al comunismo y al socialismo, y venerábamos a Thatcher, Soljenitsin, Hayek, Reagan, Walesa o Wojtyla, lo hacíamos por una razón esencialmente ética: la defensa de la dignidad humana, que sólo es posible mediante la libertad y la responsabilidad”.

LAS FACHADAS

Fachadas1
Fachadas2

Abc se despide de Margaret Thatcher con algo de exageración: “La mujer que cambió el mundo”. “El último cuplé de Sara Montiel” es la segunda despedida. En La Razón titulan “Muere Thatcher, el orgullo de la derecha". Debajo, una foto –un tanto cursi- de Sara Montiel: “Puro mito”. Y cosas menores: Urdangarin y Qatar, Ponferrada y la jueza Alaya. El Mundo opta por un titular más bien soseras: “Rajoy dice que ‘la Transición prueba quién es el Monarca”. Pero ojo, que el artículo sobre la Thatcher, con arranque en primera página es de… ¡José María Aznar!: “La revolucionaria liberal”, se titula. La Gaceta, también con Thatcher: “Devolvió a la derecha la fe en la política”.

EL AFAMADO MUSEO EL OJO IZQUIERDO
(Documentos y testimonios de la vida en las cavernas)

De la derecha-derecha-derecha contra Rajoy.

“Que Zapatero condujera al PSOE hasta la sima en la que sigue hundiéndose no constituye una sorpresa si se valoran las cualidades intelectuales del personaje. Lo chocante es que los socialistas, una especie con un instinto de conservación tan aguzado, se dejaran dirigir por este flautista de Hamelín hasta el abismo. Ahora, en el PP pasa algo parecido. Todo el prestigio que como partido de gobierno había adquirido está siendo liquidado por Rajoy sin que ningún militante de relieve haga pública la menor protesta (…) Me dirán que Rajoy ha sido elegido para dirigir el país durante cuatro años y que sería antidemocrático privarle de la presidencia del Gobierno. Eso no es verdad. El grupo parlamentario del Partido Popular puede legalmente destituir al presidente cuando lo desee y elegir a quien tenga por conveniente (…) La cuestión es que el país se va al garete y (…) el PP no hace nada por desembarazarse de Rajoy. Se limita a ver petrificado cómo el gallego, además de rematar la faena de Zapatero, destruye al mismo tiempo el partido (…) Cuando los malos hacen el mal en perjuicio propio, sólo cabe una conclusión. No lo hacen porque sean malos, sino por ser tontos".

Emilio Campmany, Libertad Digital, 8 de abril de 2013.

“Muchos esperaban que, con la llegada al poder, con mayoría absoluta, de Mariano Rajoy se iniciara una política capaz de invertir las consecuencias de la ingeniería social de la izquierda, poniendo fin a las leyes que la sustentan y que la impulsan. Hoy más que nunca se hace preciso poner fin a esta situación ya que, como afirma el Papa Francisco, no estamos ante una mera lucha política, sino ante un proyecto que lo que busca es hacer inviable el Plan de Dios. Por ello, hoy es preciso enfrentarse a este proceso de destrucción. El gran inconveniente al que nos enfrentamos no es la perversidad de la izquierda sino la tibieza de un gobierno que no ha sido capaz de derogar ni una sola de las leyes que han dado fuerza a la ‘movida contra Dios’. Algo que deberemos recordar cuando se nos convoque a las urnas”.

Rafael López-Diéguez, La Gaceta, 8 de abril de 2013.

Hay 92 Comentarios

nadie, 09/04/2013, 22:48:04. El hecho de decirme Vd. que voté al PP yo lo considero un insulto...¿Con quééé derecho?
¡so memo! (y faltón)

Que activó estuve hoy, da gusto. Margaret Thatcher? comparada con quien? con la purrela de derecha que tenemos aquí? por lo menos ella daba la cara y no se escondía detrás de Europa o de la hipocresía cobarde para hacer sus animaladas.

Hay mucho mito sobre la eficacia del Thatcherismo. …. El legado de Thatcher fue un déficit público crónico que Tony Blair y su tercera vía no supieron resolver ni combatir, ya que nunca acabaron con la idea maligna de que pagar impuestos es un mal y el estado es el problema de todos los males que nos asolan. Pagar impuestos es un mal necesario para financiar los servicios públicos. El debate debe ser si el gasto público es eficiente y se puede financiar y acabar con el maniqueísmo que Thatcher impuso a la sociedad occidental.
.
El otro Frankestein que creó Thatcher y que es una bomba de relojería se llama la City de Londres. La mitad del sistema bancario británico ha quebrado y ha sido nacionalizado
.
Tampoco fue eficaz en desarrollar una economía competitiva que sustituyera con nuevos sectores la pérdida de la industria pesada que ella se encargó de liquidar
.
Como nos enseñó keynes, “el peligro no son las personas o los intereses creados, sino las ideas”. Ella se ha ido pero sus ideas perdurarán y muchas de ellas son extremadamente nocivas para la sociedad
.
http://blogs.cincodias.com/el_economista_observador/2013/04/margaret-thatcher-dep.html

Pues otro que a saber dónde estuvo, esa década o varias, anteriores o posteriores, Federico Jiménez Losantos; que tengamos que aguantar de dónde vengo, a dónde voy y qué he tenido que tragar, como periodismo de primera fila es...pues eso, ellos mismos (a vender licencias tras el fracaso emprendedor, a emigrar de medio a medio a ver si pillo uno entero). Y son los sacristanes de sus parroquias.

Sigo sin entenderlo. Si se menciona a ellos siendo falso, querella al canto. Cuando los pillan en un renuncio, mezclan con los de la acera de enfrente, para esparcir "despistes". Y no se hace nada. ( Al menos no tengo noticias)
En El Plural.
Ni Zapatero ni su familia fueron nunca al Club de Campo
Los medios que afirman que las hijas acudían al Club no llamaron a la oficina del expresidente para contrastar la noticia.
¿Esto lo publicarán o lo dirán en ciertos medios? Por aquello de la verdad,verdadera.

Pues acabáramos: "escribiré de Thatcher vista desde la Europa comunista, donde pasé aquella década.". Gracias, sr. Tertsch.

De cien metros de margen para construir en la playa estos peperros pasan a ¡¡¡A 20!!! Qué atraco; y nadie dice nada
Publicado por: respondona | 09/04/2013 22:00:40
Como que nadie dice nada si votaste al pp jodete

(Otra vez he mandado el borrador) Perdón..
Respondona, dijeron los verdes y los han llevado a los tribunales, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, es decir que el marido de una política pasaba por allí. Dicen y no se desdicen.Los verdes,digo.
Castropol ¿los de Ferraz tampoco van a apretar en el botón verde? Lo que faltaba, otra decepción mas.
Pues en Andalucía parece que van a tomar medidas distintas.
Esperemos que den resultado, para paliar tanto sufrimiento y sin sentido.

Publicado por: Colirio Pajiento | 09/04/2013 14:01:36
Colirio Pajiento que yo no soy progre ¡JODER! que soy como tú ORGULLOSAMENTE GILIPOLLAS DE DERECHAS, por favor Colirio Pajiento. Y no te preocupes no se me ira la mano, preocúpate tú de que no se te vaya el culo, te queremos Pajiento, ah y la mano se le fue a Inestrilla, Aznar, a Martin Villa, al ultra ese que asesora a la Guardia Civil, si Pajiento ese tal Emilio Hellin o a Fraga, o el inspector Matute, pero a Miguelillo, apostolico britanico romano y de derechas, por favor.

Respondona, dijeron los verdes y los han llevado a los tribunales, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, es decir que el marido de una política pasaba por allí. Dicen y no se desdicen.
Castropol ¿los de Ferraz tampoco van a apretar en el botón verde? Lo que faltaba, otra decepción mas.Los verdes,digo.
Pues en Andalucía parece que van a tomar medidas distintas.
Esperemos que den resultado, para paliar tanto sufrimiento y sin sentido.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal