Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

10 jun 2013

Ganó España, que no Nadal

Por: José María Izquierdo

Nadal
Nadal este domingo tras ganar en París. / N.T. (AFP)

Nunca me ha gustado la utilización chovinista del deporte. Me parece bobamente ridícula. Ayer, ya saben, ganó Rafael Nadal su octavo Roland Garros. Para cualquiera que guste del tenis, una gozada, aunque el partido clave fuera el del viernes contra Djokovic. Un triunfo extraordinario, etcétera, etcétera. ¿Se lo apuntamos a España, como quieren nuestros amigos del alma? También ayer en fórmula 1 ganó el alemán Sebastian Vettel. ¿Ganó Alemania entonces la carrera? Nadal triunfa porque tiene un talento extraordinario como tenista, porque se entrena como un forzado y se deja la piel en cada partido. ¿Qué pinta ahí España? Mérito suyo. Absoluto. Ni español ni tailandés. Y como nos hemos vuelto tarumbas, hay que aguantar que el máximo responsable de esa cosa que llaman marca España diga, además, que “todo lo que beneficia a la reputación de un país se traduce en consecuencias económicas”. Las consecuencias económicas de verdad no dependen de los aciertos y los errores de un tenista o un corredor de coches, sino de los gobernantes y las élites del poder, banqueros incluidos. ¿Les digo como anda la marca España en esas categorías?

¿Hay acaso otra civilización que merezca tal nombre que no sea la occidental y cristiana? De ninguna manera. Y menos todo lo que viene de Oriente, que es horroroso. Y malo, muy malo.

Se titula el editorial de La Razón “La fuerza de España”. Hermosura de bazofia, la verdad, porque Marhuenda pretende apuntar la victoria del tenista a esa mamarrachada de la marca España, ridícula reminiscencia que les ha quedado a los chicos de la derecha de cuando se admiraban de las campañas de Manuel Fraga en pleno franquismo para lavar la cara al régimen. Lean desvergüenza: “Rafa Nadal forma parte de esa excepcional vanguardia que nos sitúa en posiciones de privilegio en tiempos en los que necesitamos motores e incentivos para salir del bache. Ellos son la mejor marca España. Nos dan notoriedad y reputación como país cuando más lo necesitamos. Como con acierto apunta el alto comisionado para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, en La Razón, ‘todo lo que beneficia a la reputación de un país se traduce en consecuencias económicas’. Así es. Desde los poderes públicos toca aprovechar este capital único, preservarlo y potenciarlo más si cabe para que esta edad de oro no escriba un punto final, sino un punto y seguido tras los Nadal, Gasol, Casillas, Alonso y tantos otros”. ¿David Ferrer no representa lo mejor porque perdió?

Pues si me permiten, un auténtico asco. Porque digo yo que el triunfo de ayer será hijo del esfuerzo de Rafael Nadal Parera, nacido en Manacor, Mallorca, el 3 de junio de 1986, hijo de Ana María Parera y Sebastián Nadal, etcétera, etcétera. ¿Qué tendrá que ver España o esa tontería de la ‘marca’ con tal cosa? ¿Qué espurio aprovechamiento quieren hacer estos chicos que nos han caído en suerte –mejor en desgracia- del talento, el trabajo y el esfuerzo de un deportista? Sólo aceptaría a Carlos Espinosa de los Monteros, e incluso a Francisco Marhuenda que intentaran adueñarse de la actuación de Rafael Nadal si también meten en la marca España a Juan Carlos Aguilar, el presunto asesino de las dos prostitutas de Bilbao. Tan español es uno como el otro. Tan marca España parece el falsario y enloquecido practicante de artes marciales como el aguerrido tenista que ayer, una vez más, maravilló al mundo del tenis con su juego. Y he logrado escribir todo este párrafo sin citar las etiquetas reconocibles de España, famosas en el mundo entero, desde las Cajas de Ahorro a los desahucios, etcétera, etcétera. Un mérito, no me digan. ¿Marca España, insisten?

Martín Prieto: “El secesionismo y el federalismo no son otras cosas que la expresión del más cazurro, cejijunto y paleto españolismo celtibérico y carpetovetónico de pandereta”. Bizarro en su desfilar, como acostumbran en el tercio, se presenta ante todos ustedes, ¡Alfonso Merlos!: “La red clientelar y la tela de araña hedienta que han tejido los socialistas en el sur de la Península durante tres décadas está en el foco de todas las desgracias que padecen en esa hermosa región de España: el paro, la pobreza, la precariedad, el hambre”. Ánimo Merlos, no se quede corto, dele ahí, sí señor…

Pongo en conocimiento de todos ustedes que César Vidal pone fin a su serie sobre Jerusalén con el capítulo IV. Pronto volverá a amenizarnos con su agudeza y enciclopedismo habitual sobre la actualidad que nos anega. Já. Alfonso Ussía, por su parte, hace su artículo sobre los chinos. Pero sobre el juego de los chinos, ese de hasta tres moneditas en la mano cerrada, no vayan ustedes a pensar en cuestiones geoestratégicas o similares. ¿Qué extrañas bondades ocultará tal bobería que este catavenenos ha sido incapaz de desentrañarlas? Y digo que serán extraordinarias porque ha merecido los honores de estar anunciado ¡en la primera página!

Al señor o señora que escribe los artículos que firma Esperanza Aguirre en Abc todos los lunes le ha parecido muy mal que el Parlamento Europeo haya concedido el premio ‘Ciudadano Europeo 2013’ a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. Llega tarde Aguirre, pero llega con energía: “Borrachos de un sentimiento de superioridad moral que da miedo, convencidos de que son los representantes de la Bondad en la tierra, los que acuden a las acciones de acoso violento (sí, sí, violento, porque violencia es chillar en la puerta de la casa de cualquier ciudadano para insultarle en presencia de sus hijos pequeños) y su líder han protagonizado unos episodios de desprecio al Estado de Derecho y a la democracia que son repudiables”. Hay más, claro, pero suficiente como cata.

Félix Madero reclama un sitio, aunque sea por un día, en el olimpo cornetero: “Y como se trata de reformar, Rubalcaba, un líder en permanente lío y rodeado de funcionarios del partido, se da un baño de aplausos instalándose en la tontería, reflejo siempre de lo imposible. Ahora quiere blindar con moderación la igualdad de sexos en la Constitución. Pero ya se sabe que la estulticia es cualquier cosa menos moderada; la estupidez tiene siempre algo de radical y urgente”. Lástima que un auténtico corneta pata negra haya tenido la ocurrencia de escribir sobre el mismo tema. Juan Manuel de Prada: “Lo que Rubalcaba reclama es, ni más ni menos, la igualdad que siempre han pretendido los resentidos; es decir, la igualdad que hace tabla rasa de los merecimientos, dando al sufrido lo mismo que al flojo, al diligente lo mismo que al perezoso, al sabio lo mismo que al necio. Y todo ello envuelto en el papel de celofán de la llamada “ideología de género”, que es una de las envolturas predilectas del resentimiento, en esta fase funesta de la historia”. Ya ven: ni color.

El  Mundo no se resigna a la misma tontuna con Nadal: “El mejor deportista español en el peor momento de España” es el título. Y dice así: “Tantas cosas están mal hoy en nuestro país que los triunfos de Nadal y del deporte español son una inyección de optimismo que se antoja imprescindible para alimentar la esperanza de que hay luz al final del túnel. Un triunfo como el de ayer en París hace más por la Marca España que todas las jornadas que los políticos puedan organizar a base de flamenco y jabugo”.

Conviene, de vez en cuando, traer a Jiménez Losantos, no vaya a ser que ustedes crean que se ha cambiado de chaqueta y se ha hecho socialdemócrata o, peor aún, que ha vuelto a beber en las fuentes de la extrema izquierda, donde tantos años militó. Pues no, en absoluto, que sigue con lo suyo en su columna de El Mundo: atizar a Rajoy y a Prisa, editora de este diario. Y en su razonable tono habitual, por supuesto: “Es verdad que sobre los hombros casposillos de Camps y Arenas, Rajoy levantó un imperio de plastilina, una legislatura de supervivencia personal a cambio de cinco cosas: la sumisión al PRISOE, la liquidación del programa electoral aznarista del PP, su destrucción en el País Vasco, su anulación en Cataluña y la aniquilación -en grado de intento ilicitano- de Esperanza Aguirre, bicha de Polanco y del neodelfín Gallardón”. Vamos, que está como siempre: simpático. Al menos hace reír.

Vámonos ahora a las privatizaciones, tema éste que ha sido recurrente el fin de semana. Se ve que después de hacerse con todos los resortes judiciales la semana pasada, en la derecha más derecha se notan crecidos y han optado por asaltar al respetable a pecho descubierto: queremos privatizarlo todo, sí, ¿pasa algo?  Por ejemplo, El Mundo del domingo. Título de primera página: “La Sanidad atiende 77 millones de consultas de pacientes sanos”. Sumarios: “El 28% de las visitas son innecesarias, según los médicos de atención primaria / Cada año se realizan 11 millones de radiografías injustificadas”. Careta: “La Sanidad española se tambalea. La caída de los ingresos tributarios es incapaz de contener el constante aumento del gasto sanitario de una sociedad que envejece a un ritmo imparable. A ello se une la politización de su gestión y las enormes bolsas de ineficiencia”. Y, por lo tanto, los argumentos del editorial están más que justificados: hay que solucionarlo con medidas que van desde “fórmulas de copago a conciertos privados pasando por una mejora en la gestión de los centros”.

Coincidencia con la portada de La Gaceta, que titulaba “Una sanidad pública insostenible”. Editorial: “Los ciudadanos queremos buenos servicios, no que nos salgan más caros para beneficiar a intermediarios ineficientes y a agentes políticos. Si una operación quirúrgica que debe sufragar el sistema de salud sale casi un 30% más barata en clínicas de gestión privada que en hospitales públicos, ¿por qué habríamos de preferir una gestión de lo que queremos que sea más gravosa para nuestros bolsillos? A partir de la ocultación nada inocente de los datos se monta una operación de propaganda destinada al disimulo, a la imputación de perversas intenciones a quienes defienden la gestión privada de los servicios públicos porque es más eficiente, más rápida y menos gravosa”. ¿De verdad que son esos los costes? ¿Están seguros en La Gaceta?

Y, por acercarnos aún más a la actualidad, Libertad Digital y las pensiones:
“El verdadero debate de fondo que se debería plantear no es el de reformar el sistema para, de una u otra forma, empeorar la situación de los jubilados presentes y futuros sino, muy al contrario, el de cambiar por completo el modelo vigente para elevar la calidad de vida de los pensionistas, tal y como ya ha acontecido en otros muchos países mediante la adopción de sistemas mixtos o incluso la capitalización directa de las pensiones”.

LAS FACHADAS

Fachadas10

Dice La Razón lo siguiente: “Nadal, el esfuerzo de España”. Ya les he dicho que anunciaban en portada el artículo de Ussía. Inexplicable. Hay título también sobre la custodia compartida. Más o menos lo de Nadal lo repite Abc: “La emoción de la mejor España”. No hay más temas. El Mundo: “El gerente del PSOE adjudicó un millón al socio de su hijo”. Y “El Banco de España hará test de estrés por sorpresa a los bancos”. A lo mejor así averigua si Bankia, por ejemplo, ha seguido el consejo de su gobernador de eliminar el salario mínimo a sus empleados. Como están tan mal… Titula también que “Correa, Panero y Pedro Pérez sí tienen cuenta en el HSBC”. Y mucho Nadal. La Gaceta también adjudica, casi en exclusiva, la primera página al campeón, por octava vez, de Roland Garros.

EL AFAMADO MUSEO EL OJO IZQUIERDO
(Documentos y testimonios de la vida en las cavernas)

“De oriente no nos han llegado más que espantosas tiranías y estupefacientes intelectuales. Oriental es la obediencia ciega, oriental es el suicidio ritual, oriental es la disciplina absurda y autolesiva, orientales son los gurús caraduras que viven a costa del cuento del yoga, el tantra y la interminable retahíla de idioteces que, supuestamente, te dejan mejor de lo que estabas antes de hacerlas y de pagarlas. Por estas y por mil razones más siempre he desconfiado de todo lo oriental, un mundillo cutrongo, hortera y servil que, curiosamente, por estas longitudes deja a todos los tontos con la boca abierta. La Civilización, así, en mayúsculas, es la nuestra, la occidental, la que bebe de la filosofía griega, el derecho romano y la religión cristiana. El resto son, a lo más, civilizacioncillas, culturillas o, simplemente, barbarie sin más.

“De ahí que no me extrañe lo más mínimo que el enajenado de Bilbao, el tal Juan Carlos Aguilar, más conocido en la calle como el shaolín ese que hacía cucamonas con unos nunchakus, fuese un flipado de lo oriental. Lo oriental atonta y envilece. Si fuese, como dicen por ahí, una civilización superior, hubieran prevalecido ellos, pero no, la cultura global es la nuestra a Dios gracias. El alfabeto es latino, la numeración arábiga, la primera religión es la cristiana y el modo de vestir, pensar, producir y hasta soñar es occidental. Esto los japoneses, los coreanos y los chinos lo llevan fatal, les duele en lo más profundo de su orgullo chinesco, pero es lo que es”.

Fernando Díaz Villanueva. La Gaceta, 9 de junio de 2013.

Hay 91 Comentarios

de ORIENTE, vino el monoteísmo; de oriente Grecia y Roma, de allí, el renacimiento, el imperio carolingio, Averroes y Córdoba. De Oriente, Cataluña, el Ebro. Oriental Navarra, Aragón y Valencia. Suele pasar cuándo uno no se sitúa: espana, capital madrí, tiene su mitad oriental y el resto ni se sabe.

Pocas cosas más específicamente humanas que la cobardía.

" Libertad Digital y las pensiones: " y a vuelta de página o de meses la coletilla: ..."los europeos,,, papapa... se aprovechan de nuestra sanidad para realizar el turismo sanitario.... papapa, los adjetivos a gusto del consumidor.
Bueno, ya como Rocinante, eso era antes, como queríamos hacer tragar.

Hay modos y modos de hacer publicidad de la marca España.
.
El de Javier Marías en su artículo "La marca España y las ratas" del pasado 260513:
http://elpais.com/elpais/2013/05/23/eps
1369317629_134598.html
.
me gusta más que el de Martirio p'al rojo

¿Prada habla de hombres y mujeres?
"la igualdad que siempre han pretendido los resentidos; es decir, la igualdad que hace tabla rasa de los merecimientos, dando al sufrido lo mismo que al flojo, al diligente lo mismo que al perezoso, al sabio lo mismo que al necio".
No considero que se proclame flojo, perezoso y necio porque si se refiere a la mujer sería floja, perezosa y zorra, por lo de astuta, ya sabe su señoría.

Al señor o señora que escribe los artículos que firma Esperanza Aguirre

Espero que mañana esté en Valencia, con pons y su conciliación por denuncia al mentir, al inventarse actuaciones ciudadanas.

Precoz salida de la pantalla nacional cuando están empezando a caer todas las declaraciones suficientes sobre el uso, abuso de sus gestiones. Una rata abandona el barco, otrora, un ratón en su madriguera. Y la sombra del queso en la pantalla de plasma.

Al final, con tanta marca España, lo único que hacen es darle la razón a Marx, todo es mercancía.

Pero'x favor como podemos todavia soportar a un Sr. Como Espinosa de los MOnteros?
Uno de los peores presidentes que tuvo Iberia, que colaboro a su hundimiento, puesto que ocupo por enchufe,
Donde están los jóvenes tan bien formados?
El clientelismo al uso no les deja ni asomar la cabeza, ni tienen opción a nada,
Mejor si no pertenecen a "los" que se vayan de España.
Y encima se quieren apuntar el esfuerzo de los demás.
Que verguenza

Si esto es verdad,que lo supongo,ya todo vale.
En El Plural,
El Poder Judicial certifica que el juez que investiga a Blesa no tiene antecedentes disciplinarios
El magistrado Elpidio José Silva está en el centro de la polémica desde que reabrió la instrucción contra el expresidente de Caja Madrid
...................................................................................................
Y ya ni cuento lo de los dobles alquileres,gratis total, o no declarar prestamos por aquello de que así se es mas patriota y se cotiza en ley.
¿Es esta la Marca España? En fin ¡resignación!

Bullying...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal