Walter Oppenheimer

Anticapitalista de día, burgués de noche

Por: | 26 de octubre de 2011

Saint paul

ACTUALIZADO EL JUEVES 27 DE OCTUBRE CON LA DIMISIÓN DEL RECTOR DE SAN PABLO, GILES FRASER

La acampada anticapitalista frente a la catedral de San Pablo está empezando a desvelar sus contradicciones. Mientras la Iglesia ha decidido cerrar el acceso del público a la catedral por primera vez desde la II Guerra Mundial alegando razones de seguridad que nadie entiende muy bien, los acampados empiezan a ser objeto no ya de crítica, sino de mofa, porque parece que solo unos pocos pernoctan en las incómodas tiendas de campaña.

La decisión de los responsables de la catedral de pedir a la policía que permitiera la acampada está empezando a levantar ampollas en la institución eclesiástica, atrapada entre las ganas de quedar bien con los manifestantes y el deseo de que se vayan cuanto antes. Al decir de los medios británicos, las divisiones entre la jerarquía de San Pablo son tan pronunciadas que el rector de la catedral, el canon Giles Fraser, ha amenazado con dimitir si se pide a la policía que desaloje a los campistas.

(Fraser ha dimitido en la mañana del jueves 27 de octubre, según ha anunciado él mismo en Twitter. Según el diario The Guardian, se marcha en protesta por los planes de forzar la expulsión de los acampados, que implicarían que la Iglesia apoya el uso de la violencia contra los campistas. Un colega eclesiástico, el reverendo Richard Coles, ya ha lanzado en Twitter la candidatura de Fraser para alcalde de Londres. Fraser es el hombre que autorizó en principio la acampada frente a la catedral.)

Fraser giles

Esa decisión, que tomó por su cuenta, sin consultar con jerarquías más altas, ahora le está costando a la Iglesia más de 18.000 euros diarios de ingresos que se van al limbo porque los turistas no pueden acceder al recinto. Pero como dice el refrán, no se puede estar en misa y repicando. Es decir, no se puede tener la mantequilla y el dinero de la mantrequilla: o la vendes, o te la comes, pero no las dos cosas...

Cuando el rector Fraser pidió a la policía que permitiera acampar a los manifestantes, las fuerzas del orden impusieron una condición: que la acampada no desbordara ciertos límites de forma que no se impidiera la circulación del público por la zona. Y los campistas no solo han cumplido escrupulosamente esa condición, sino que han tenido también mucho cuidado en no acumular basuras y no hacer sus necesidades fisiológicas en campo abierto para no dar a la policía una excusa para desalojarles apelando a la legislación sobre seguridad e higiene.

Thermal

Tal es la higiene de los acampados que filmaciones realizadas por varios medios con cámaras térmicas están poniendo al descubierto que en realidad no hay apenas nadie en el campamento más allá de media noche. Los manifestantes anticapitalistas parecen agradecer los efectos reparadores de una buena cena, una ducha caliente y un colchón confortable. Algo que nadie puede reprochar y que no tendría por qué disminuir el vigor de su lucha ni debilitar sus argumentos. A fin de cuentas, no reclaman un reparto de la pobreza, sino un reparto de la riqueza. Y eso incluye el confort. Pero esa es la teoría. En la práctica, el hecho de que de noche se vayan a casita no ha beneficiadfo la imagen de los acampados.

La Iglesia ha alegado razones de seguridad para justificar el cierre de San Pablo, pero la inseguridad no se ve por ningún sitio: la circulación por la zona no es ahora más difícil que el día que empezó la acampada, hace algo más de dos semanas. El problema no es tanto la seguridad como el efecto disuasorio de la presencia de los manifestantes: los turistas prefieren no acercarse a la catedral, por si las moscas.

 La Iglesia dice que los manifestantes ya han expresado su punto de vista y es hora de que se vayan. Pero algunos de estos argumentan que no es de buena educación invitar a alguien a casa y luego echarle. Tampoco es de buena educación quedarse hasta las tantas contra el deseo de los anfitriones, pero ese es seguramente un precio que vale la pena pagar cuando se tienen objetivos tan ambiciosos como abolir el capitalismo. Y esa es la verdadera cuestión de todo este lío: si los acampados van a estar frente a San Pablo hasta la abolición del capitalismo, la espera puede hacerse un poco larga. Y en Londres no faltan ejemplos de acampadas de larga duración.

Dese hace más de 10 años siempre hay al menos una persona frente a la embajada de la República Popular China en la elegante avenida de Portland Place protestanto por la persecución del grupo Falun Gong. Pero esa protesta no es la que preocupa a la Iglesia: nunca hay más de dos o tres personas, que se dedican silenciosamente a realizar ejercicios de taichí.

Brian Haw

La protesta que preocupa en San Pablo es la que realizó durante 10 años un hombre llamado Brian Haw desde 2001 hasta su muerte por cáncer de pulmón en junio pasado. Haws, un pacifista de profundas convicciones cristianas y padre de siete hijos, además de fumador compulsivo, acampó en junio de 2001 frente al parlamento en protesta por las sanciones a Irak y se pasó allí el resto de su vida a pesar de los repetidos intentos de la policía y del ayuntamiento por acabar la protesta. Haws empezó acampando en solitario, pero la invasión de Irak en 2004 le convirtió en un icono del movimiento pacifista y su tienda de campaña se transformó en un campamento pacifista de armas tomar.

Los jerarcas de la Iglesia Anglicana se ven ante el dilema de pedir a la policía que intervenga o aguantar la protesta. Salvo que una intervención divina solucione el problema. Quizás lo único que haga falta es encontrar algún recinto propiedad de la Iglesia en el que los acampados puedan esperar la caída del capitalismo sin que eso merme los ingresos eclesiásticos. Dios proveerá.

Hay 22 Comentarios

Me parece triste/ausente la imparcialidad con la que tratas el tema. La filmación térmica es una farsa, se demostró que las cámaras son incapaces de detectar el calor del interior de las tiendas... y voy a más,.. no es necesario demostración alguna, es simplemente evidente. Solo tienes que ver las imagenes.

Flaco favor hacen blogs con entradas como esta, a la gente que no contrasta las informaciones. Sigamos contribuyendo al borreguismo colectivo.

Soy una persona que ha estado pernoctando en St Pauls, teniendo que ir a trabajar a la mañana siguiente. Al menos yo se perfectamente de lo que hablo.

Me parece que muchos de los comentaristas no han pasado del título... y luego se han despachado bien. El título capta al lector por la contradicción, vende y tal, y yo tampoco lo entiendo por más que eso. Pero la nota va por otro lado. No sé si también a los jeques del periodismo o sean intocables, pero es muy habitual que el editor cambie el título a una nota.

Periodistas de día, desinformadores de día y noche
Una vez captado el tono, tufillo y fondo, me ha sido imposible terminar de leer este injusto e intencionado articulo. Está claro su sueldo y amo, lo demás lo carga de intenciones y pobres juicios de valor, reclamando purismo q nadie tiene en dónde no se tiene:Vivimos en Capitalismo con contradicciones D.. eso no quiere decir q no podamos criticar y hasta querer cambiarlo por obsoleto y tramposo. Le decía la sartén a la alcuza: Aparta, que me ensucias.
Salut para la prensa "libre" y los periodistas atados.
!!Ah¡¡ ves paja en ojo ajeno y no viga en propio.

Creo que el autor de este artículo "anticapitalista de día y burgués de noche" , el Sr. W. Oppenheimer, se diplomó en Desinformación Intencionada. Es una astuta manera de jugar al gato y al ratón confundiendo los churros con las meninas. La lucha no es contra el capitalismo, la lucha es contra el bandidaje financiero que ha llevado al mundo al borde del colapso económico. Estimado "periodista" sería conveniente que repasase la asignatura de Ética Profesional. No sé si formaba parte de sus estudios de Política y Sociedad.

Obviamente un titular se diseña con la principal vocación, hoy, en esta prensa nuestra de cada día, de llamar la atención, atención que una vez cobrada ha de ser, nobleza obliga, correspondida a la misma altura en forma y contenidos.
Obviamente, el cinismo es el lenguaje que con esa misma voluntad mejor se ha impuesto sobre el ruido ensordecedor de esta democracia de ideas que supone internet. Un cinismo que se impone como una forma violenta de ingenio dentro, a su vez, de un entorno hostil que también nos agrede; éste, sin embargo, mediante estímulos más fáciles de asimilar. Pero el cinismo, esa primera forma de 'materialismo dialéctico', que es insolente, por principio, manifiesta también un vocativo ánimo 'existencialista', a pesar de que habitualmente se tome como un mero juego satírico, como episodios a mitad de camino entre la 'diversión' y la 'porquería': que usted, mi querido Walter nos ofrece.
Obviamente usted, Walter, no, no llega, no alcanza las expectativas, obviamente usted, mi querido Walter, no es Larra, ni periodista que se le aproxime.
Y una vez atravesado este páramo yermo que suponen las obviedades podría alguien hacerle llegar al Responsable de contenidos o a quien sea menester en este bendito País Digital, la incompetencia de este cretino para retirarle las dietas (el paupérrimo sueldecillo que pudiese, no creo, llegar a cobrar por semejante ocurrencia, salida, broma, boutade)

Saludirijillos, Sir Walter.

Otro blogero de El Pais por la misma senda que Caño en EEUU. Su post es capcioso hasta decir basta. Seguramente todo el movimiento mundial en esta línea no conseguirá derrocar el capitalismo,pero lo que está garantizado es que con palmeros del sistema como usted éste seguirá su deriva insoportable.

Absolutamente penoso. Cuando hubo acampada en mi ciudad, participé en ella, pero tenía obligaciones que evidentemente no me daba tiempo a pernoctar en la plaza ¿Eso me hacía menos miemnbro de la acampada? ¿Eso restaba fuerza a la protesta? La acampada en sí misma es un símbolo, y aún cuando se han hecho las cosas bien, no ha faltado gente para criticar e intentar machacarles cuando luego estos mismos son los primeros hipócritas. Mismamente sé de algunos que llamaron a los de la acampada sucios y comunistas, cuando luego es de los que no usan las papeleras y pone el grito en el cielo con los abusos de la banca. Walter... sal del hotel.

totalmente de acuerdo con el artículo del blog. pensé lo mismo cuando vi a los del 15M gritando contra el capitalismo, mientras grababan imágenes con el Iphone y escribían en su twitter con el nuevo modelo de Mac. es como si ves que el vegano más extremista se pone hasta el culo de chorizo. PURA HIPOCRESÍA

Tu blog aparece en la portada de El País.
Podías por lo menos echarle un vistazo a la ortografía antes de subirlo (hay MUCHÍSIMAS palabras mal escritas, no una, ni dos). Menuda vergüenza.


En cuanto al contenido de la entrada del blog: penoso.

Victor, vi el video (el programa me lo perdi, yo tambien vivio en Londres). Ian Hislop y Paul Merton son unos genios, y en todo momento mantienen su cerebro bien puesto, al contrario que Louise Mench. el argumento de la parlamentaria es el mismo que se presenta en este blog.

como dice bobby fisher en estos comentarios tambien, es cuestion de principios. yo trabajo, en una de las agencias digitales mas importantes del mundo. en teoria tengo el futuro garantizado, pero eso no quiere decir que el presente, y el futuro mas probable no me disgusten; al contrario, me aterran. tengo techo, trabajo, sueldo, mujer, cama comoda...y tambien tengo ojos para ver y para leer, cerebro para pensar y razonar, y, de momento, tengo voz, asi que trataré de hacerme oir

YA BASTA.

"Una buena cena, una ducha caliente y un colchón comfortable. Algo que nadie puede reprochar y que no tendría por qué disminuir el vigor de su lucha ni debilitar sus argumentos. A fin de cuentas, no reclaman un reparto de la pobreza, sino un reparto de la riqueza."

Entonces, ¿por qué ese títular?

Jaja,

Asqueroso apologista de día, seudo periodista de noche...

Si el objetivo de defecar estas lineas era informar, ha fallado. Si el objetivo era alterar al personal, lo ha conseguido. Ánimo, "periodista" ya le queda menos para acabar en la redacción de Tele 5. Impresentable. El País cada día da más asco...

jaja aqui se ven los rojitos adoloridos porque fueron pillados,si estos acampados estan tan dedicados a esto se deberian quedar toda la noche tambien,escomo si alguien hiciera huelga de hambre pero solo por el dia y en la noche se da festin y pida que la huelga todavia valga,ademas si tienen tantas "comodidades" como casa y trabajo pues no creo que sean la gente pobre "victima" del capital que le permite tener su trabajo y comodidades,porque si en la noche estan en el lugar entonces que no pongan tiendas y lleven sombrillas,asi que sigan disfrutando del "capital" ya que en los paises "socialistas" que seguro admiran no le darian ese derecho a la protesta

Como tantos periodistas, no sabe de casi nada pero escribe de casi todo...

De esta manera se define al tipejo este en el blog de 'el país'. Visto de otra manera, esto es el periodismo hoy día.

Espero que te paguen bien por escribir semejante mierda, tu actitud es un insulto al periodismo y a la inteligencia, ya de por si dañada, de los que leen este panfleto.

Hartos de vuestra manipulación constante.
Abajo los mass-media.

El titular podría ser también " Periodista de risa, bloguero mediocre". La idea de que los manifestantes deben ser unos hippies, vivir del aire y no poseer bienes es muy extendida entre gente de otra ideología y de otros blogs, sobre todo de los del Toro...¿No sabía usted que se puede estar indignado con el sistema actual y tener trabajo, dinero y casa? Es una cuestión de principios, no de pose.

El titular podría ser también " Periodista de risa, bloguero mediocre". La idea de que los manifestantes deben ser unos hippies, vivir del aire y no poseer bienes es muy extendida entre gente de otra ideología y de otros blogs, sobre todo de los del Toro...¿No sabía usted que se puede estar indignado con el sistema actual y tener trabajo, dinero y casa? Es una cuestión de principios, no de pose.

El titular muy desafortunado.

La foto térmica demuestra ser una herramienta poderosa para realizar periodismo de investigación. También sirve para decorar entradas de blogs aleatorios.

Pelin pasada de entrada en el blog. ¿No dice además en el manual de estilo de El País que se deben buscar las dos versiones de la historia? Venga Sr. Oppenheimer que St Paul está bien comunicada y con una parada de metro cercana. Una vueltecita por ahí y unas explicaciones de los acampados hubiese estado genial. Lo han hecho sus colegas de The Guardian, no debe ser tan complicado.

Si, caramba, cuánta demagogia la de este hombre. Esto es El Pais.

Estimado Walter,

¿No le da la impresión de haber utilizado un titular sensacionalista y ridiculizante? Entiendo que se trate de un blog, pero en un medio como El País lo mínimo son unos estándares de veracidad que su artículo no cumple.

Le recomiendo que lea a sus compañeros del Guardian, por ejemplo el siguiente artículo:

http://www.guardian.co.uk/uk/2011/oct/25/occupy-london-tents-night

Como ve, no está muy claro de dónde ha salido lo del 10% de ocupación de las tiendas, pero usted ha decidido tocarla de oído, como dicen por aquí, obviar el rigor en su escrito.

También le recomiendo, humildemente, que se dé un paseo por St Pauls y hable con los manifestantes, que participe de las asambleas incluso.

De cualquier forma, que la gente vaya a dormir a casa o se quede en la tienda es irrelevante. Dentro de los manifestantes hay gente que trabaja de día, de noche, que tiene hijos o familiares a los que atender, que participa en la medida de lo posible. ¿Te convierte en un burgués trabajar para dormir bajo techo, para comer?

El argumento subyacente del titular y su comentario acerca de la protesta siendo objeto de mofa me recuerda a lo que pasó en Have I got news for you esta semana, programa de la BBC. Louise Mench, diputada conservadora, trató de ridiculizar a los estableciendo una contradicción entre tomarse un café en el Starbucks y la protesta. Ian Hislop (editor de Private Eye) y los demás destrozaron a la altiva parlamentaria, preguntándose si tomarse un café te incapacitaba para protestar contra la subordinación de la política al poder financiero, contra la lucha por un reparto más justo de la riqueza (la cola, de todas formas, era para el baño del starbucks, no para el café).

La demagogia es fácil y barata, y no corresponde a la verdad.

Trate de hacerlo mejor la próxima vez.

Un saludo desde el Sureste de Londres.

Víctor

Esto entonces es como lo que hacen muchos periodistas, que informan de oído ó desde el hotel. ¿No?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es corresponsal de EL PAÍS en Londres y antes lo fue en Bruselas. Y antes de eso pasó bastantes años en la redacción de Barcelona, haciendo un poco de todo. Como tantos periodistas, no sabe de casi nada pero escribe de casi todo...

Eskup

Archivo

septiembre 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal