David Alandete

Una deuda sin saldar

Por: | 11 de diciembre de 2013

F4f1133c113b4e18be6ce85b8800a9f7-d3b476db9047c228440f6a7067009603
Netanyahu en Italia / AP

Parecía no faltar nadie en Sudáfrica en la despedida de Nelson Mandela, un líder al que han llorado las ovejas y los lobos. Obama, Castro, Roussef, Karzai, Cameron. Estaban todos. O casi. Israel no envió ni al presidente ni al primer ministro. En su lugar acudió Yuri Edelstein, el presidente del parlamento. A otros les dejaré analizar qué supone enviar a un colono, que vive en Neve Daniel, un asentamiento en Cisjordania, al funeral de Estado de un hombre que en vida fue enormemente crítico con lo ocupación israelí de los territorios palestinos. Lo importante son las ausencias. Simón Peres quiso acudir pero a su formidable fuerza de voluntad le pudo una gripe. Caso aparte es Benjamín Netanyahu, que tenía la responsabilidad de acudir pero que decidió quedarse en casa por los costes que supondría el viaje, más de un millón de euros.

En un momento en que todo se puso entre paréntesis para despedir a Mandela, cuando incluso fue posible que los presidentes de Estados Unidos y Cuba se dieran la mano, Israel quedó arrinconado en su propia confusión. Netanyahu gastó grandes energías en intentar boicotear un acuerdo de las grandes potencias mundiales con Irán. Esta semana le ha puesto la zancadilla al jefe de la diplomacia norteamericana, John Kerry, respondiendo a unas declaraciones esperanzadoras de este sobre el proceso de paz con una sucinta negación: “Los israelíes y los palestinos no estamos cerca de alcanzar un acuerdo”. Y ahora esta ausencia diplomática, puesta de relieve por el error del maestro de ceremonias, que en el estadio de Johanesburgo donde se honraba a Mandela leyó los nombres de Peres y Netanyahu como si estuvieran allí presentes.

Contrasta la decisión de Netanyahu con la gran deferencia que mostró hacia Margaret Thatcher, acudiendo este año a Londres para su funeral, fletando un avión para un vuelo que le costó al contribuyente  235.000 euros. La excusa son los gastos. La semana pasada se supo que en 2012 Netanyahu invirtió 690.000 euros en el mantenimiento y cuidado de sus tres residencias, incluida la compra de 19.800 euros en centros de flores. Se impone ahora la sobriedad. Pero tras esa cortina, como escribía hoy Haaretz en su editorial, lo cierto es que “la doctrina y el legado de Mandela, en contraste con los de Thatcher, no son el pilar de fuego que guía a Netanyahu”. Madela dijo, en una famosa frase, que su revolución no habría acabado “hasta que los palestinos sean libres”. 

Ni siquiera para honrar a alguien como Mandela ha podido dejar de lado sus arrebatos de celo Netanyahu. Es cierto que Madiba fue un activista a favor de los palestinos, pero también del derecho de Israel a existir en paz. En sus años de lucha contra el apartheid estudió el libro de Menachem Begin ‘La revuelta’, en el que este narraba la campaña de la Irgun contra el mandato británico. Y Netanyahu tenían una deuda que saldar con Mandela y Sudáfrica. En los años 70 Israel se convirtió en un aliado del régimen del apartheid. Cuando llegó 1982 era el único país aliado occidental que no imponía sanciones en el régimen blanco opresor de los negros. Pretoria no podía comprar armas en ningún lugar excepto Israel, que ingresaba así un dinero muy necesitado. Finalmente, impuso también sanciones en 1987. 

Son ya ocho años, intermitentes, de primer ministro. Y Netanyahu, astuto político, ha dado muestras de gran flexibilidad en la política interna. Ha pactado con laboristas, moderados, ultraortodoxos y colonos. Se ha moderado y ha admitido la necesidad de lograr la paz a través del apoyo a un Estado palestino. Ha desbancado a posibles competidores, creíbles o no. Lo que aún no ha logrado es dar la imagen en el extranjero de que le importa algo más, aunque sea levemente, que los intereses inmediatos de su coalición y de su país.

Hay 9 Comentarios

Es lógico qu e un pais que apoyó activamente el apartheid no esté presente en el entierro de Mandela. Cada cual en su sitio: Mandela es un lider mundial de cualidades universalmente reconocidas, Israel una colonia de unos europeos racistas y crueles que al dia de hoy sigue aplicando su particular apartheid y apropiandose de territorios que no le pertenecen.
.
Sudafrica fue uno de los 33 paises que aprobó la particicion en 1947, esa disparatada decisión de una ONU prácticamente inexistente que en el proceso de descolonización de Palestina olvidó expulsar a los colonos sionistas, tan extranjeros como los ingleses. 7 dias después de que los sionistas proclamaran unilateralmente el estado de Israel, sin apoyo legal de ningún tipo, reconoció al pais. Sudafrica apoyó activamente al gobierno racista y criminal y participó en el desarrollo de las bombas nucleares de Israel, haciendo ensayos conjuntos y procurandole las piezas y los materiales.Un buen resumen de esos años de complicidad criminal:
http://www.guerraeterna.com/israel-y-la-surafrica-del-apartheid-la-historia-de-una-larga-amistad/
Una historia reveladora: Ronnie Kasrils fue uno de los judíos surafricanos que se opuso con decisión al apartheid, cuando los miembros más destacados de su comunidad homenajeaban por ejemplo a otro judío, Percy Yutar, el fiscal del juicio que condenó a Mandela a cadena perpetua. Yutar terminó siendo presidente de la sinagoga ortodoxa de Johanesburgo.

Kasrils visitó los territorios palestinos en 2004. No se puede decir que lo que vio le recordara lo que había ocurrido en su país. Había importantes diferencias: “Esto es mucho peor que el apartheid. Las medidas israelíes, la brutalidad, hacían que el apartheid pareciera un picnic. Nunca atacamos con aviones de guerra las ciudades. Nunca tuvimos poblaciones sitiadas durante meses y meses. Nunca hicimos que los tanques destruyeran casas. Teníamos vehículos blindados y a la policía que usaba armas ligeras para disparar a la gente, pero no a esta escala”.
Israel es inmensamente mas inaceptable que la Sudafrica del apartheid.

No soy admirador de Netanyahu, pero no conozco la "deuda por saldar" de èste a Mandela, ni de Israel a Mandela. En ùltimo caso, los gastos de seguridad de que se habla permiten catalogar a quienes apoyaba èste ùltimo.

No soy admirador de Netanyahu, pero no conozco la "deuda por saldar" de èste a Mandela, ni de Israel a Mandela. En ùltimo caso, los gastos de seguridad de que se habla permiten catalogar a quienes apoyaba èste ùltimo.

ES ASQUEROSAMENTE MENTIRA DECIR QUE LOS JUDIOS QUIEREN LA PAZ . HAN INTENTADO BOICOTEAR LA PAZ ENTRE USA Y IRAN + LA COMUNIDAD INTERNACIONAL. SIEMPRE ESTAN AMENAZANDO CON ATACAR A IRAN ADEMAS YA SABEMOS QUE TIENEN MUCHAS BOMBAS ATOMICAS. PORQUE ELLOS SI PUEDEN TENERLA CON EL APOYO DE LAS GRANDES POTENCIAS OCCIDENTALES+ ALEMANIA Y LOS DEMAS NO?

¿Deuda?

¿Pero como puede haber idiotas que critiquen a netanyahu?

¿SABIAN QUE LOS judios ERAN LOS PRINCIPALES ALIADOS DE mandela Y QUE QUERIAN QUE EL APARTHEID CALLERA PARA QUE FAVORECIERA A LOS NEGROS Y ASI PUDIERAN ANIQUILAR A LOS BLANCOS?

El que Natanyahu no haya acudido al entierro del sr. Nelson Mandela, de lo que no estoy de acuerdo, es potestad del mismo, otros igualmente no acudieron, pero abre la puerta para denigrar del primer ministro y desde luego de Israel. No se podía desperdiciar la ocacion. Veamos -"Natanyahu gasto grandes energías en intentar boicotear el acuerdo.........con Iran", estar en desacuerdo es un delito para el autor del articulo, y porque no se puede estar en desacuerdo?, si para Israel la amenaza nuclear iraní es un asunto existencial, donde no se puede cometer equivocaciones, y el acuerdo actual, tal y como se negocio es muy riesgoso, pero.....se tiene que estar de acuerdo.......ojala que funcione, seria lo mejor para todos, pero......todavía falta, y mucho, pregúntenle a los mismos iraníes cuanto ha cambiado el régimen. Sigue: ".......le ha puesto zancadilla a.....John Kerry.........", de manera que por manifestar la realidad, la verdad de como va la negociación con los palestinos, al decir que no están cerca de alcanzar un acuerdo, bueno, si eso es poner zancadilla....es cuestión de interpretación. Y las inexactitudes, ignorancia? despistado?, el libro de Menahem Beguin no se llama "La revuelta", sino "Rebelión en Tierra Santa". Ahora disque Natanyahu tenia una deuda que saldar con el sr. Nelson Mandela y Sudáfrica porque Israel supuestamente se convirtió en aliado del apartheid, pues mentira, ignorancia o malicia, Israel nunca fuealiado o consintió, como muchos otros, el régimen del apartheid, cosa diferente es que no rompió relaciones con un gobierno que no se sumo al boicot de los países árabes en contra de Israel, y se tenia una necesidad, o es que el sr. Nelson Mandela es un mounstro, porque en su momento fue a visitar y agradecer el apoyo de dictadores y represores de sus propios pueblos, pero si a Israel lo dejan sin muchas alternativas y se ve obligado a tener relaciones con regímenes non santos....que crimen, otros por interés, Israel por necesidad, que manera de medir.
Si se juzga duro, independientemente de la intención, a una persona o a un país, seguramente es porque se tiene un gran concepto de ellos y no se espera menos, sino mucho mas, de Israel siempre se espera mucho mas, y eso esta bien.

Maravillosa oportunidad perdida, pero reacción lógica si se mira desde un punto de vista sesgado. Una vez más queda demostrado que ser político es pertenecer al grupo de los descastados y descerebrados (o al menos de los profundamente inmorales). Sin Ghandi y Mandiba, el mundo sería una defecación gigantezca; sus luchas y sus logros al menos sirven de salvavidas que evitan que nos ahoguemos en nuestras propias heces de animales salvajes. Para mi es dificil entender que un pueblo tan culto (y no precisamente sin recursos) tenga unos líderes de tan baja categoría, y hayan asesinado al mejor de sus líderes. Antes dije que lamentaba que no se hubiese aprovechado la oportunidad diamantina que se le presentó a BIbi, la de emerger como un verdadero lider, un coloso de la paz, y honrando la memoria del más grande ser humano del siglo, hubiese seguido sus pasos, ofreciendoles a los palestinos un país, y restituyéndoles su dignidad arrebatada. El mundo entero le habría aclamado, habría hecho historia, habría hecho algo justo, algo sublime...Pero no, la industria armamentística y la bolsa de valores son más importantes, la vida humana no.

Cuantas palabras!!
La presencia de Netaniahu en Sudafrica hubiera provocado grandes problemas de seguridad, tanto para el como para los sudafricanos encargados de su defensa.
El estado actual de las relaciones entre Israel y RSA, asi como las relaciones que hubo entre Mandela y los distintos gobiernos Israelies, no justifica hacer tanto "lio" (acompaniado de "cinismo") para hacerse presente en su entierro.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

(Valencia, 1978) es corresponsal de El País en Oriente Próximo desde 2013. Previamente, durante seis años, trabajó en la delegación del diario en Washington. Fue corresponsal en el Departamento de Estado y en el Pentágono, y cubrió la guerra de Afganistán, los juicios en Guantánamo y las campañas presidenciales republicanas de 2008 y 2012. En 2006 recibió una beca Fulbright para periodistas, y se especializó en Relaciones Internacionales y el Conflicto Árabe-Israelí. En este blog atenderá también a las consultas, dudas y quejas de los lectores. Pueden contactar con el autor a través de Twitter o Eskup.

Eskup

Archivo

febrero 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal