Cembrero

En defensa de Taysir Alouny

Por: | 29 de febrero de 2012

Version française / Version française / Version française

Taysir Alouny fue condenado, en septiembre de 2005, por la Audiencia Nacional, el más alto tribunal español. Detenido en 2003, le cayeron dos años más tarde nada menos que siete años de cárcel por colaboración con una organización terrorista, es decir con al Qaeda. Alouny permaneció poco tiempo en la cárcel. Por razones de salud fue autorizado, a partir de octubre 2006, a purgar su condena en su casa, en Granada, donde sigue viviendo con su mujer y sus hijos. Taysir Alouny

Alouny, de 56 años, es de origen sirio. Se instaló en España en 1985 y tres años después adquirió la nacionalidad de su país de acogida. Se convirtió rápidamente en uno de los más célebres periodistas árabes. Corresponsal en Kabul, durante algunos años, de la cadena de televisión catarí Al Jazeera, entrevistó a Osama Bin Laden tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos. Cubrió después la intervención militar occidental en Afganistán. La sede de Al Jazeera en Kabul fue destruida por un bombardeo.

Alouny fue condenado en contra de la opinión de uno de los magistrados que le juzgó. Éste argumentó su voto discrepante: “A la sentencia de la Audiencia Nacional le sobran afirmaciones y le faltan acreditaciones”.

La condena de Alouny suscitó una gran emoción en el mundo árabe. Cuando se enteraban de que era español los taxistas de Túnez o los camareros de Casablanca me preguntaban con frecuencia sobre las razones de su encarcelamiento. El emir de Catar, el jeque Hamad Ben Khalifa Al Thami, también se conmovió. Pidió explicaciones a Baltasar Garzón, el juez instructor, con motivo de una visita que hizo al emirato. También se quejó ante el embajador de España en Doha.

Alouny no se dio por vencido. Con su abogado, José Luis Galán, recurrió al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Este emitió su veredicto el 17 de enero en Estrasburgo. “La imparcialidad objetiva del tribunal [que juzgó al periodista] presenta dudas”, afirma. “(…) los temores del demandante a este respecto podrían estar objetivamente justificados”, añade.

   En consecuencia el Tribunal de Estrasburgo condenó al Estado español a indemnizar a Alouny con 10.000 euros a los que se añaden otros 6.000 para el rembolsarle las costas judiciales.

   Tengo ante mí, cuando redacto estas líneas, la versión digital de algunos diarios españoles de aquella época (2003- 2006). Algunos dedicaron hasta dos docenas de artículos al asunto Alouny. A veces el titular menciona al periodista y, en otros casos, solo se le consagra dos o tres párrafos en el interior de la crónica. Es verdad que España era entonces especialmente sensible al terrorismo tras los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid que causaron 191 muertos. Eso explica el abundante espacio que la prensa consagró a Alouny.

   Pero el mes pasado, cuando el tribunal de Estrasburgo dio a conocer su sentencia favorable a Alouny, solo se publicó una noticia de la agencia privada de prensa Europa Press, que casi nadie recogió, y unas líneas en uno de los diarios de Madrid. ¡Qué vergüenza para la profesión!  Desde este blog presento mis disculpas a Taysir.

 

Hay 4 Comentarios

La tarde(en España) del 11/S/2001 en el programa de Rn titulado algo asi como "asi es la vida" ó "sigue la vida"(no recuerdo bien), la presentadora trataba de conectar con ésta persona porque segun decia se encontraba eventualmente en N.York(no se si de vacaciones), para que comentara lo que estaba ocurriendo en las torres gemelas. Esto pudo escucharlo todo aquel, como yo, que sintonizaba el programa, en aquel momento en Huelva.

Coomo siempre el daño hecho ocupa cientos de miles de páginas y la reparación una pequeña nota en una esquina de la última página....

Desde luego la justicia se esta cubriendo de gloria y a veces ¡que dificil lo tienen los periodistas! si investigas y das la información "colaboras".
Solo esperar que las sentencias de la UE sirvan para algo

desgraciadamente en este pais se juzgan a las personas antes de conocer los hechos..y a veces da la sensacion de que la inquiscion nunca ha dejado de funcionar

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es un veterano periodista español cuya carrera oscila entre Europa y sus vecinos norteafricanos, pero que decepcionado y aburrido por el inmovilismo del Viejo Continente, mira cada vez más hacia el sur

Un vétéran journaliste espagnol dont la trajectoire oscille entre l’Europe et ses voisins d’Afrique du Nord, mais qui, déçu et ennuyé par l’immobilisme du Vieux Continent, regarde chaque jour un peu plus vers le sud.

A veteran Spanish journalist whose career swings from Europe to its North African neighbors, but who is disappointed and bored by the immobility of the Old Continent and increasingly looks to the south.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal