Cembrero

Por qué no podré hablar en la Escuela de Gobernanza de Rabat

Por: | 17 de febrero de 2012

Version française / Version française / Version française

Desde hace siete u ocho años he sido invitado con regularidad a dar conferencias o a participar en debates en Marruecos por asociaciones marroquíes, españoles, escuelas de comercio e incluso por la televisión pública Medi 1 Sat. Desde hace mucho más tiempo he escrito artículos o he contestado a preguntas de la prensa escrita y audiovisual marroquí.  AmadeusTanger

Confieso que me encanta hablar ante jóvenes marroquíes, escuchar sus preguntas y, a veces, beber un café o compartir con ellos una comida tras mi “actuación”. No sé si aprenden algo de mí, pero yo si aprendo mucho de ellos. Me encuentro con una juventud mucho más motivada e inquieta que la de los países europeos. He pensando con frecuencia que esos jóvenes se merecían algo mejor que ese Marruecos que los adultos, el majzén y la vieja clase política, han construido desde la independencia.

Me disponía a dar de nuevo una charla el 29 de febrer, a las 17h.30, en la Escuela de Gobernanza y de Economía (EGE) de Rabat para hablar de las relaciones entre Marruecos y España, un tema sobre el que escribí un libro (Vecinos alejados), publicado en 2006, con la inestimable ayuda de colaboradores del Rey Mohamed VI. Es uno de mis temas predilectos que me permite dar estopa a todas las partes empezando por las autoridades españoles y marroquíes que han cometido y siguen cometiendo errores. Me indigna especialmente, y lo resalto cada vez que puedo, el lamentable estado de las fronteras de Ceuta y Melilla. Cruzarlas es un auténtico calvario para miles de mujeres porteadoras que llevan mercancías de contrabando de un lado a otro. ¿Saben que a veces hay heridas e incluso muertas por asfixia? ¡Qué vergüenza!

La charla en la EGE no iba a ser remunerada, pero la Escuela se hacia cargo del viaje y de la estancia. Las reservas de los vuelos habían sido efectuadas junto con una pequeña biografía de presentación del conferenciante.

El miércoles por la tarde recibí un correo que me fastidió. Uno de los directores de la EGE me explicaba que la Escuela hizo esfuerzos para evitar “eso” pero que no lo había logrado. ¿Qué es “eso”? No lo aclaraba. Me presentaba, eso sí, disculpas. Comprendí que había un veto a mi presencia en la EGE.

Soy periodista, cuento con algunos amigos bien colocados en Marruecos, conozco a personas que colaboran con la EGE en la elaboración de su programa. Les hice preguntas. Primero se me dijo que las presiones habían venido de “arriba” sin más detalles. Soy cabezota; quise saber más; insistí. Me precisaron que las presiones emanaban de “los servicios”.

Soy un periodista veterano que puede comprender muchas cosas. Haciendo un esfuerzo, un enorme esfuerzo, podría comprender que las empresas públicas que subvencionan a la EGE se sientan incómodas si aparezco por su Escuela. Pero lo que no puedo en absoluto comprender es que sean los “servicios” los que imponen tales decisiones. Desde noviembre de 2011 no cejo de escribir que por fin ha llegado el momento, que Marruecos empieza a cambiar en serio. ¿Debo pensar que me he equivocado?

Hay 71 Comentarios

Si el Sáhara forma parte de Marruecos, entonces porqué la dividió con Mauritania en 1975.
http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Guillaume_Delisle_North_West_Africa_1707.jpg

Tanto saharauis, esos marroquíes engañados por una república en el espejismo del Sahara, como los castrenses argelinos que subvencionan inútilmente una apuesta que nunca tendrá lugar por los fondos de los contribuyentes, así como parte de los españoles, por cierto engañados y manipulados, nunca podrán, unidos todavía, provocar a los marroquíes, porque somos vacunados y inmunes contra cualquier virus, y además acostumbrados de las conspiraciones que se maquinan en las tinieblas, y por cierto, en condiciones de abortar las viles confabulaciones. El Sahara, no es cuestión de la Realeza, para que no te equivoques, sino cuestión de pueblo. De hecho, los marroquíes, nunca permitirán a cualquier atentar contra la territorialidad del reino, cualquiera que sea, porque era, es y será marroquí, velis nolis. ¡Arriba MARRUECOS! ¡Abajo Polisario! ¡Viva MARRUECOS! ¡Muera Polisario!

El Corán dice textualmente: "Si los reyes entran en una aldea la corrompen y humillan a sus mejores gentes"
Y en cuanto a los campamentos de refugiados saharauis, no tienes más que remitirte a las Naciones Unidas para asegurarte si son refugiados o secuestrados como les dicta el Dahir del Makhzén.

Para Matamajeinzu: Nosotros, los marroquíes, orgullosos de esta nacionalidad, patria y monarquía, somos una sociedad que mantiene con el Rey, una relación de respeto, y veneración. Y el beso de la mano, lo hacemos por cortesía y no por sumisión, prueba de ello es que el propio rey, no dice a nadie que se le bese la mano, y los que lo hacen, lo hacen por amor a su rey. Pero, puedes tú ahora contestar a ¿En qué versículo del Corán se prohíbe besar las manos? En contestación a la compatibilidad y/o la incompatibilidad de besar la mano con el Islam, diría que es un aspecto litúrgico puramente marroquí, por tanto, nada tiene que ver con la religión.

Y respecto al cargo de Comendador de los Creyentes, pues para salvaguardar la religión de cualquier infiltración disidente y parasitaria. Y por último, nosotros no somos sumisos, al revés somos libres, autónomos e independientes. Creo que los sumisos por excelencia, son los que viven en los campamentos de horror en el suroeste argelino, la mayor cárcel al aire libro en el mundo y el siglo XXI. En Marruecos, somos dueños de nuestros mismos, y no dueños de un puño de castrenses argelinos que hacen de los sufrimientos de unos secuestrados una moneda de cambio para chantajear a la Comunidad Internacional, por cierto engañada.

Enhorabuena por el Marruecos democrático y próspero. Echale una ojeada a este vídeo para que veas la "Evolución" del Marruecos de "los derechos y libertades" que pregonas.
http://www.youtube.com/watch?v=TiA3gMGzeF4&feature=share

Para farah y los clones: Pienso que usar un vocablo sin saber sus connotaciones, es igual que decir todo, sin decir nada. Primero, decir que la realidad de Marruecos seguirá siendo lo mismo y seguirá obedeciendo al "Majzén", eso es, anticipar por no decir juicio de valor. El vocablo "Majzén" es un arabismo proveniente de "Almacén" con sentido de la voz árabe "المخزن". Ese vocablo, durante el colonialismo, se ha instrumentalizado, para luego referirse al poder palaciego con miras a atentar y debilitar a Marruecos y su Realeza que siempre han sido sueno de las potencias colonizadoras.

Respecto a los islamistas, pues no se trata de comicios "fraudulentos" como alegaste. Al revés, el advenimiento del islamismo político a las riendas del poder, ha sido posible y efectico a través de comicios legislativos muy transparentes, por reconocimiento y testimonio de renombres Instancias Internacionales que tuvieron observadores en los colegios electorales, por tanto, el adjetivo "fraudulentos" es una mera imputación gratuita a un Marruecos que cambia a diario en circunstancias difíciles.

Ahora "veremos lo que pasara", como dijiste. Pues, por cierto, veremos un Marruecos mucho potente que antes. Un Marruecos pluralista, democrático, próspero y modelo en la región. Un Marruecos que avanza a velocidad de crucero. Partiendo de la democratización del país, liberalizando su economía, avalando los derechos y libertades, y por cierto, estableciendo una monarquía modélica dentro de un mundo hecho patas arriba y una región hecha un barril de pólvora. Un vuelco sin precedentes.

Una pregunta a los marroquíes: Porqué os agachais frente a vuestro rey con el culo en pompa y le beseis la mano sabiendo que lo prohíbe expresamente el Coran?
Entra o no el uso de estas prácticas anacrónicas del medievo con el Islam? Porqué "El comendador de los creyentes" somete a sus súbditos a tan viles prácticas sabiendo que es pecado en el Islam? Porqué aceptais tan vil sometimiento?

Ahmed Bensalh me ha devuelto la felicidad. Me alegra el corazón que un ciudadano marroquí hable así. Lo demás es más de lo mismo, corresponsal o no, la realidad marroquí seguirá la deriva de la Sociedad Civil, poco dispuesta a seguir obedeciendo a un Majzén tirano, debilitado que ha colocado en el gobierno de manera fraudulenta a un partido supuestamente islamista fundado y financiado por Hassán II y ahora por su hijo.
Personas ajenas a Marruecos y su realidad cotidiana, en despachos con aire acondicionado como usted bien dice, poco peso tienen en la opinión de nadie. Se hablan a si mismos en un ejercicio de narcisismo que me recuerda al del propio rey Mohammed VI. Veremos lo que será Magreb Al-Aksa en el futuro y eso lo decidirán los ciudadanos.

El autoproclamado veterano, Ignacio Cembrero, es sólo uno más de los periodistas que escriben sobre Marruecos. Su caso es curioso, corresponsal en Marruecos y el Magreb. Pero corresponsalía, supone estar presente en país que se cubre, lo que no es el caso de Cembrero, lo que pone en cuestionamiento ese cargo, dado que cubre a Marruecos desde su oficina, sentado sobre su despacho y desfrutando del aire acondicionado o la calefacción. Es posible que sea enviado especial, o incluso más otro cargo.

Ignacio es conocido en Marruecos mucho más que en España, su propio país, y incógnita entre el gremio mediático español. Pero sí, conocido entre ciertos marroquíes, considerados falsos-peritos de la bilateralidad hispano-marroquí. Esas señorías son omnipresentes en las cadenas de televisión mintiendo al público, y cuando se suscitan fricciones entre las dos orillas, se callan, convirtiéndose en quijotes de las tesis de sus propios países, en vez de peritos ¿Son esas señorías analistas u oportunistas?

Para Ignacio Cembrero: No te das por aludido, porque "El país" no ha sido vetado por tu articulito, sino por la representación caricaturista que atenta contra la persona del Rey, por tanto, no hace falta instrumentalizar la opinión pública. ¡Ya no eres un espantapájaros que asusta a Marruecos! Tus fuentes, como son Fouad Ali Himma y Hamidou Laanigri, ya son de sobra ¡Basta ya de engañar al lectorado! Ya somos conscientes, sensatos, juiciosos, meditabundos, atinados y consecuentes.

Soy un periodista veterano que puede comprender muchas cosas (palabras de cembrero)
El término veterano alude en algunos casos a ser viejo, antiguo, anciano. Sr. Cembrero no creo que el término veterano que utilizas en tu texto aludirá a que eres experto, ya que para mí y para muchos marroquíes eres un don nadie, que se cree veteranito en la relaciones hispano marroquíes.

Marruecos, no es un país aficionado, sino profesional, responsable y un país de leyes. Haber vetado "El país", no es una medida extralegal, ni abusiva, ni mucho menos arbitraria. En el reino, hay un código de prensa que enmarca y normaliza la práctica periodística en el país, es el exclusivo árbitro en estos casos de veto. La cláusula 29 del código de prensa, vigente, dice a pie de letra lo que sigue: “El Ministro de comunicación tiene la atribución de vetar periódicos hecho públicos fuera de Marruecos si atentan contra el Islam, la Realeza, la Territorialidad del Reino, o cuando incluyen consideraciones que atenten contra el orden público".
Partiendo de la disposición, el ejemplar de "El país" incluye una caricatura que atenta contra la dignidad del Rey, y desde luego, vetar su acceso a Marruecos, es una medida ortodoxa, por no decir legítima y una actuación responsable y legal. Y además, ídem pasaría en España, si hubiera sido el rey, objeto de caricatura o similar. Ahora bien, las alegaciones de que los servicios están detrás del veto, según pretendiste. Pues, en Marruecos, las decisiones se toman de modo soberano. Nadie, aquí por cierto, está por encima de la ley. Por cierto, es muy fácil poner a unos en el banquillo de los acusados, pero es muy difícil argumentar y sobre todo convencer.
Ahora bien, para los saharauis que renunciaron a Marruecos a cambio de una república de paja, como las repúblicas de banana y que nunca tendrá lugar, conviene decir que Marruecos es un país soberano, y nunca cederá ni un grano de arena. Marruecos está sobre sus territorios y quién no le apetece, pues que haga lo que quiera. En Marruecos, la mayor concesión que poder dar es una autonomía que se generalizara sobre el resto del país, algo como autodeterminación, nunca. Aquí, vivimos mucho mejor que en los campamentos argelinos de secuestrados. ¡A ver! Retomar las armas, soléis decir en vuestra propaganda, pues a las armas. Pero ¡ojo! La Armada invencible del Reino de Marruecos, por no decir la Armada de destrucción masiva, está en condiciones de convertir en trizas a quien atente contra la dignidad y territorialidad del Reino de Marruecos, en solo un santiamén, y quien está detrás, también.

buenas tardes
entienda usted que Marruecos seguirá vetando a toda persona digna y los mas temibles son lo periodistas, pero no se que esconde este monarca porque ya hace tiempo fue desenmascarado, en marruecos se veta también la palabra (libertad )

Lo siento mucho de verdad, pero te lo mereces, es la justa contrapartida con la que te paga el Makhzén, por hacerle la pelota apoyando su seudoplan de autonomía para el Sáhara Occidental tú y Bernabé Lopez. Y en cuanto a " Desde noviembre de 2011 no cejo de escribir que por fin ha llegado el momento, que Marruecos empieza a cambiar en serio" Sabes perfectamente que es una auténtica falacia pero formaba parte de tu constante peloteo al Makhzén. Espero que despiertes.

¿Será que su Majestad vive secuestrado por los Servicios de "arriba", comandados por su hermano el "mafioso"?

Hola Ignacio, Marruecos no va a cambiar mientras siga recibiendo un trato privilegiado a cambio de seguir violando los derechos humanos, siga vendiendo el humo de una reformas democráticas que están muy alejadas de una verdadera democracia. Necesitamos ser justos a la hora de dar una opinión sobre el vecino del sur, un vecino que sigue al estilo de la guerra fría con espías disfrazados de corresponsales como la expulsión reciente de un periodista marroquí de Nuagchut, Mauritania.

Siento decirte que el veto no viene de los servicios...."tus servicios" te han informado mal... y siento decirte que tu amenaza subliminal en este blog, dejando caer que vas a atacar a Marruecos con tu pluma si te vetan, no solo no surte efecto, ya que un estado como Marruecos es mucho más grande que una persona como tú, sino que deja muy mal parada a tu, "ahora cuestionada", objetividad, ya que con tu última pregunta (¿debo pensar que me equivoqué sobre la veracidad de los cambios en Marruecos?) condicionas el tono de tus artículos y tu pensamiento propio al trato que recibes, y eso es muy subjetivo, lejos de lo que se espera de un "gran" periodista. y por ello reafirmas, si cabe más, la decisión de anular tu charla en la EGE...Pero en verdad, te tienen que invitar en contrapartida a una mesa redonda de debate en el que puedas exponer tus teorías y ser contrarrestado in situ...Te he prometido en privado que no volveré a comentar tus posts en Facebook, no solo porque son un patio de encuentro entre separatistas y nacionalistas vacíos de argumentos, sino porque el trato que me has reservado tras un comentario objetivo y argumentado que te había escrito, ha sido un trato prepotente y si me atrevo, algo chulesco...pero como esto no es Facebook te pongo este comentario, que espero te sirva de inicio de auto-critica, y una primera reflexión debe ser: que nunca subestimes a las personas, y trátelas con el debido respeto con independencia del rango que estimas hayas adquirido en la vida o en tu profesión.

nuestros paises , hablo del magreb o de los paises arabes , aunque no soy arabe , mas bien soy berber , donde hay verdad intentan de evitarla en un buen sentido de la palabra , sacando cualquier excusa para decirte lo sentimos la orden viene de arriba , como si fuera DIOS el que esta dando ordenes . animo estimado ignacio a largo plazo la verdad prevalece , y luchar por honor a la verdad , vale la pena .

hasta cuando continuaran de esta forma nuestros `paises con mentiras , robos , chantajes , la lista es larga , tenemos de todo menos la credibilidad

said

Lo que tienes que entender Sr. Cembrero es que hoy en Marruecos hay un veto a tu presencia por los propios jóvenes marroquíes. Si en algún momento te apoyan tus amigos bien colocados en Marruecos, diles que te ayuden a dar la charla en la EGE. Llevas muchos años intentando colocar tus ideas superficiales - las de un internauta enfermo -contra Marruecos y quieres que te recibamos siempre con flores. Sr. Cembrero tu participación en la charla de EGE no aportará nada para las buenas relaciones que existen entre Marruecos y España. Debe Usted saber que no hay país más interesado que España en contar con un Marruecos democrático, próspero y estable, pero lejos de tus malas y agobiantes noticias que no cesan y que no aportan nada de nada. Te preguntabas si debes pensar que te has equivocado? Por fin te llega el momento del auto crítica.
Estamos hartos de tus injusticias equivocadas en relación con MI PAIS

Si,debe pensar que se equivocó.

Nuestro más sincero reconocimiento a su labor y larga trayectoria profesional.
Sin embargo, parece que no ha aprendido nada de la política desleal del májzen. Los que lo hemos sufrido sabemos de lo que hablamos. Aceptamos igual que ellos el referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui y ya puedes ver las consecuencias. Cuando Ud. enarbolaba a los cuatro vientos el refrito constitucional de M VI, le pedimos en forma de comentario a sus artículos que analizara la "reforma" en profundidad para ver que no ha cambiado nada (Si no que se lo cuenten al joven que acaba de ser condenado a 3 años de cárcel por hacer uso de su libertad de expresión...), pero Ud. ni caso, seguía aplicando doble rasero y maquillando los hechos (Véase su tratamiento de los cambios en Argelia y en Marruecos). Esperemos que de ésta haya sacado sus conclusiones. Objetividad para todos, nada más.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es un veterano periodista español cuya carrera oscila entre Europa y sus vecinos norteafricanos, pero que decepcionado y aburrido por el inmovilismo del Viejo Continente, mira cada vez más hacia el sur

Un vétéran journaliste espagnol dont la trajectoire oscille entre l’Europe et ses voisins d’Afrique du Nord, mais qui, déçu et ennuyé par l’immobilisme du Vieux Continent, regarde chaque jour un peu plus vers le sud.

A veteran Spanish journalist whose career swings from Europe to its North African neighbors, but who is disappointed and bored by the immobility of the Old Continent and increasingly looks to the south.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal