Paco Nadal >> El Viajero

16 jul 2008

Las alturas de Bangkok

Por: EL PAÍS

He cenado en el Nigt Bazar, junto al mercado de artesanía nocturna, un lugar al aire libre donde solo acuden tailandeses y algunos pocos extranjeros en el que hay cientos de mesas y sillas rodeadas por docenas de chiringuitos de comida tailandesa donde tu mismo te compras los que quieras y te lo llevas a la mesa. Vamos, un merendero, pero en versión thai. Presidiendo la gran explanada hay un escenario con actuaciones en directo. Como la globalización ha llegado a todas partes, esta noche toca un conjunto de rock local que canta en inglés mientras tras ellos, una gran pantalla retransmite en diferido el partido ¡Real Madrid-Getafe!, aquel que ganó el Geta 0-1. ¡Decididamente, ya nada es lo que era!
Luego me he ido al hotel a disfrutar de un espectáculo único: Bangkok por la noche y desde las alturas. Me alojo en el Lebua at State Tower, uno de los mejores y más nuevos hoteles de la ciudad. Una pasada de lujo asiático donde en cada esquina aparece un empleado, ya sea para presionar por ti el botón del ascensor, para indicarte dónde está la recepción o para cambiarte el juego de almohadas. Pero lo mejor del Lebua son las vistas. Mi habitación está en el piso 56 y el balcón da directamente al río. Abro la puerta corredera y un olor caliente y especiado a río, a fritura, a humanidad, a selva.. a vida en definitiva.. sube desde la ciudad y choca en mi pituitaria con ese otro aire aséptico del aire acondicionado que sale del dormitorio.
Bangkok vibra allá abajo, entre las calles sudorosas, entre las luces rojas y blancas de los coches y los saamiaw, entre las ventanas iluminadas de los rascacielos, entre los claroscuros de los canales pobres y mal iluminados, entre las guirnaldas de colores de los khlong, los barcos-taxis, que parecen farolillos con vida propia que se movieran sobre la oscura S que forma el río, la única superficie no iluminada en esta noche mágica de Bangkok. Pienso en las miles de vidas que se están viviendo ahora mismo allá abajo en ese teatrillo humano: habrá gente amando, riendo, comiendo, llorando, naciendo, muriendo, matando, durmiendo o trabajando. Pero desde aquí arriba todo eso me resulta lejano, ajeno. Desde aquí arriba, esta noche calurosa y especiada, Bangkok es solo un murmullo de lentejuelas destellantes.

Hay 6 Comentarios

Como se nota que te pagan el hotel...

!!!!!!

Acabo de descubrir tu blog y me parece muy emocionante.Echaba de menos un blog viajero.A mi me encanta viajar y tomaré nota de tus consejos y de tus destinos de viaje.Te seguiré leyendo!!!Un abrazo.

Hola Paco, te leo desde Filipinas, dede una pequeña ciudad de la isla de Mindanao donde me encuentro temporalmente trabajando. Estoy a las puertas de volar a Bangkok para iniciar un viaje deseado desde hace más de 7 años: Myanmar. Ya conoczco Bangkok y es una ciudad que me deslumbró por muchas de las razones que tu nombras. Una ciudad excesiva de neón y paja. Buen viaje.

pues desde ahi arriba debe parecer una ciudad completamente diferente a como lo es en la superficie. yo en este viaje que estoy realizando ahora visite bangkok por tercera vez en mi vida y , aunque en esta ocasion pensaba hacer todo lo posible por reconciliarme con ella tras dos incomodas visitas anteriores, tuve la gran desgracia de contraer una laringitis que me tuvo mudo todo el mes que pase en tailandia. al menos pude comprobar que la espera en los hospitales publicos de bangkok no es mas larga que en espana, pues fui atendido en menos de dos horas (por cierto, el tratamiento no funciono y al final los virus sencillamente se cansaron de atormentarme)... tal vez la proxima vez haga las paces con esta gran ciudadun saludo

Otra forma de ver Bangkok, aunque -seguro- también vas a rastrear las calles y moverte entre la gente.Un abrazo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal