Paco Nadal >> El Viajero

19 oct 2008

Las murallas de Lugo

Por: EL PAÍS

El Camino del Norte entra en Galicia por el puerto de El Acebo, pasa por A Fonsagrada, Cádavo Baleira y Castroverde y, después de una larga etapa por aldeas minúsculas y lugares tan solitarios que no hay ni dónde comprar una barra de pan, llega a Lugo, una de mis ciudades favoritas.



Lugo es una gran desconocida. Y sin embargo tiene un casco histórico soberbio, rodeado por una muralla romana que no sólo es única en el mundo sino que representa uno de los mayores deleites visuales que el peregrino puede experimentar en las ciudades que atraviesa. Dos kilómetros largos de muro de lajas de pizarra y granito unidas con opus caementicum, de hasta siete metros de grosor y entre ocho y doce metros de altura que se han conservado de forma milagrosa a lo largo de 2000 años y que envuelven aún esta ciudad, eje de caminos desde la antigüedad entre el noroeste peninsular, Asturias y la meseta.
La muralla, declarada hace poco Patrimonio de la Humanidad, fue siempre el emblema de Lugo, la Lucus Augusti de los romanos, y ya en 1549 una ordenanza municipal decía ?que ninguna persona de cualquier condición no sea osada de sacar, ni llevar, ni robar piedra ni hierro ni madera de las puertas y murallas de esta ciudad (..) bajo pena de 600 maravedís y 30 días de cárcel...?. El hooliganismo se ve que viene de largo.

Si venís por aquí, entrar al casco histórico por la puerta de San Pedro, que es por la que accede el Camino de Santiago, bajar luego por la rúa de San Pedro (donde se vive y se palpa el ritmo tranquilo, sosegado y delicioso de una pequeña capital de provincia), haced un alto en la catedral y enseguida subir al camino de ronda de las murallas, un paseo peatonal que circunvala toda la ciudad por lo alto de la cerca de piedra. Es la manera más intimista de descubrir Lugo, la gran olvidada de las capitales gallegas.
Luego siempre puedes dejarte llevar por placeres más mundanos y darte una vuelta por la calle de los vinos, una popular arteria del casco viejo llena de marisquerías y restaurantes. No son baratos, pero el marisco salta de puro vivo. ¡No todo va a ser mortificación en este viaje a Compostela!

Hay 15 Comentarios

Enhorabuena por tu articulo, Paco. Me ha encantado, tu paso, tu deleite y tu sencillez. Muchas gracias por este gran articulo, esperamos que vuelvas pronto a Lugo. Un saludo.

Me encantó Lugo, Es lo que dices y cómo lo dices. Pero entré por la puerta de Fernando Esquio... el trovador. Ese de aquellos versos de qué me quieres amor de Rivas... Creo que es la Puerta del Carmen. Cerca, en el exterior de las murallas, hay una iglesia que me llamo la atención. Estaba cerrada a ''cal y canto''. Pero al introducirme por las callejuelas disfruté de algo no esperado: grafittis urbanos. ¡Hombre! No eran Basquiat pero decían... ¿Sabes? Cuando Alfonso II el Casto estuvo en Lugo quiso una catedral igual. Pero no como la que vemos ahora (creo) sino como la que existía entonces. Bueno a mí me fascina su personaje... un día me gustaría encontrármelo en espíritu para ver si así me saca de dudas... si fue tanta su perspicacia como llegué a pensar o sólo fue ésta la perspicacia de Beato de Liebana :)Y otra cosa que me encontré en Lugo fue una fente muy amable. Además está Fernandomaría que es de allí y molaGracias ;)

Muchas gracias por hablar tan bien de mí! Cuando vuelvas por Lugo te recibiré con las puertas abiertas!

Gracias por tomar en consideración mi comentario, pero no me vale tu respuesta. Creo que profundizas muy poco. No he encontrado nada en tu blog que no pueda extraer de cientos y cientos de páginas anteriormente escritas. Tópicos. Perdona: topicazos.

Hola Angustias. No es una contradicción. Si viajas por esta Galicia profunda te darás cuenta de que hay miles de casas, aldeas, parroquias, prados, hórreos, vaquerías .... todo parece haber sido colonizado por el hombre. Pero hay tan baja densidad de población ( y sobre todo, los que quedan por aquí son tan mayores) que no hay apenas servicios. Es difícil encontrar un bar para comer en esas aldeas y más aún un supermercado. Por eso decía que Galicia "is diferfent",

¿No hay una pequeña contradicción entre esa Galicia en la que todo está ocupado, habitado, utilizado, y esa otra en la que todo es tan solitario que ni siquiera encuentras donde comprar una barra de pan?

Mortificación nunca, please... [8|]

Felicidades por el blog, soy lector de El Viajero desde hace tiempo pero nunca había visitado este blog. Nunca me ha llamado la atención el tema del camino, aunque todo el mundo que conozco que lo ha realizado esta encantado. Mi cuñado mismamente lo acaba de finalizar y esta todavía en un globo. Mis felicitaciones a todos los caminantes. Me queda pendiente una visita a Galicia que aún no conozco, pero no será en etapas, me acercaré con mi furgoneta y me dejaré ver por las playas. No quiero terminar este comentario sin invitar a todos los lectores de El Viajero a que visiten Euskadi. Recientemente elegido por la prestigiosa publicación Lonely Planet como el segundo mejor destino turístico del mundo, solo precedido por Tasmania. Aquí la noticia ha sido una rebolución, hasta en los mñas diversos blogs ha aparecido la noticia, incluso en los blogs personales de algún político. http://urkullu.wordpress.com/2008/10/20/lonely-planets-best-in-travel-20 Un saludo y ánimo en el camino.

TonyP: prometo sacarle partido a la visita (y compartirlo). saludosBag: nada más lejos de mi inteción que sacar el cilicio.... Lo del valle de lágrimas se lo dejo para los muy creyentes, jejeje.Iker: Anímate a visitar Galicia, a pie, en bici o con tu furgoneta. No te defraudará; es un lugar sorprendente. Mariaprie: es verdad, hay dos variantes para llegar a Galicia por el Camino del Norte; el camino Primitivo por Oviedo (que es el que yo estoy contando) y la variante por la Costa, que pasa por Ribadeo y Mondoñedo, dos ciudades maravillosamente gallegas. Besos

Se nota que redactaste "la entrada" después de una suculenta cata-de-mariscos. Así, todo se ve de otra manera, y en especial Lugo, que -como dices- es la gran olvidada.Un abrazo.

Hola Blas.Pues me pasa como a la guardia civil.... ¡que no bebo si estoy de servicios! Pero no te quepa duda de que después de tomar mis notas y mis fotos me relajé con una buena botella de ribeiro.... Saludos compañero.

El Camino Norte sin pasar por Ribadeo?? No dejes escapar uno de los mayores tesoros de la provincia de Lugo... ;)

No veo yo que te mortifiques mucho en este viaje...La muralla de Lugo es espléndida, como reflejas en la foto, y además pillaste un día de cielo azul. Los dioses te sonrien. Saludos.

Magnifica puerta de entrada a Galicia. Lugo: antigua, romana, historica, amurallada y buen Yantar. Sácale provecho a la visita. Saludos.

Me alegro por ti por haber vencido esa etapa de paso por montes y pueblos pequeños..., si ahí no encontrabas ni panaderías, pues ahora, en Lugo te puedese restituir de los manjares.;) ¡Bien te lo mereces!Los lucenses son gente muy maja, te lo pasarás bien, de eso estoy segura... Acá en la Comunidad tennemos un lucense ejemplar, todo un Embejador de su tierra! Ha tiempo que nos viene contando sus paseos en su "burro" , visitando y haciendo paseos por su tierra. Así conocí Lugo también, y me alegra verque tus impresiones coinciden totalmente con lo que nos relataba él..., se trata de "fernandomaría"...Debe ser fantástico recorrer esas murallas y divisar desde allí la ciudad viviente del interior.Te deseo una buena estancia y buena recuperación...!Ya va quedando menos...;)Besos

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal