Paco Nadal >> El Viajero

09 ene 2009

Viaje a Poniente (II)

Por: EL PAÍS

"Oporto es el océano. También, las humedades del Atlántico, los olores y sabores de ultramar, una fachada desconchada, una farola mohosa, un plato de tripas á moda do Porto y los bancales escarpados del Douro donde crecen las viñas que producen su famoso caldo ambarino y oloroso. Porto, Oporto, el Portus Cale de los romanos que dio origen al topónimo del país, es la ciudad más inclasificable de Portugal. Hermosa y decadente. Añeja y cosmopolita. Una urbe de contrastes donde la pobreza de las viviendas casi medievales que orlan la fachada del río convive con la opulencia elitista de la Avenida dos Aliados y la Praça da Liberdade, a la que se asoman bancos, palacios barrocos y entidades financieras.
Por las calles de Oporto no se pasea, se escala, y no solo por la tremenda pendiente de la ladera septentrional del Douro, que hace más útiles que nunca los ascensores callejeros como el elevador de Guindais, sino por la cantidad de obstáculos de todo tipo que siembran sus aceras. En el día a día portuense hay algo de africano en los colores y de marinero en los olores. Y un punto barroco en el abigarramiento de sus tejados, en lo retorcido de sus calles, en la magnificencia de sus monumentos. Una mixtura que se percibe sobre todo en la Ribeira, el paseo marítimo del Douro, antiguo puerto comercial al que llegaban los barcos rabelos cargados de barricas de vinho do Porto. La Ribeira es el escaparate mundano de Porto, el malecón fluvial al que ir a pasear para ver y ser visto, el descanso del viajero en las noches frescas del norte luso. Es un restaurante de pescado; un niño jugando a pelota sobre los pes de moleque. Desde esa Ribeira recien restaurada se siente la omnipresente presencia del puente de Dom Luis I, Eiffel en Oporto, construido en 1886 para salvar el cauce del Douro. Pero mejor que verlo de lejos es utilizarlo para ver; subir a su nivel más alto y desde allí deleitarse en la mejor de las plateas sobre ese océano de tejados rojos que es el batiburrillo urbano de Oporto". © paco nadal
De "El Camino de Santiago portugués", publicado por El País-Aguilar, 2007

(para Nebur, que me preguntaba qué ver en el norte de Portugal. Y además no te pierdas Braga, Ponte de Lima y Valença do Minho, tres dellcias arquitectónicas de un país que ha sabido mantener su identidad)

Hay 23 Comentarios

Para una buena temporada gastronómica en Portugal ay que probar el mejor viño: Albariño ó Loureiro de la region Minho, norte de Portugal.

Saludos a todos,
Quinta Dom José Turismo Rural

SUGESTÃO DE VIAGEM: VIAJAR DE CARRO POR PORTUGAL E CONHECER O MELHOR LOCAL DE FÉRIAS NO MUNDO, A QUINTA DOM JOSÉ, TURISMO RURAL NO CENTRO DO MINHO, A REGIÃO COM MAIS HISTÓRIA NO NORTE DE PORTUGAL. (NO CAMINHO DE SANTIAGO)
Já imaginou uma quinta onde acorda com os pássaros a cantar, onde se vê vales verdes sem fim, onde se respira ar puro, onde a água dos riachos é cristalina, onde se pode praticar ténis, futebol, basquetebol, badminton, natação, paintball, escalada, canoagem, matraquilhos, snooker, entre outras diversões e por fim ainda se pode fazer uma festa com os amigos numa churrasqueira ou na nossa cozinha tradicional com sala para 20 pessoas, já imaginou isto tudo num só local? Isto tudo é possível na Quinta Dom José – Turismo rural no centro do Minho com 7 quartos e 1 apartamento com casa banho privativa. Fica a 5km de Braga (Lage-Vila Verde). Venha sentir-se em casa enquanto está de férias na Quinta Dom José.
www.quintadomjose.com

Si alguna vez vais a visistar Lisboa yo os recomiendo que os alojeis en el hotel en el centro Lisboa Zenit Lisboa http://lisboa.zenithoteles.com/ , yo estuve hace un par de semanas y es un hotel de diseño muy bonito!
Buena noticia, me ha gustado mucho.

Hola Paco, para los visitantes del poniento de nuestra peninsula recomiendo.

http://momenticosgatunos.blogspot.com.es/2014/04/ponta-da-piedade-portugal.html

Ponte de Lima es una de las ciudades más encantadoras de Portugal

Hola Paco:Después de leer tu artículo no podía quedarme calladita, adoro Portugal.Estuve trabajando allí unos años de guía, cuando se construían las autovías, la década de los noventa.Poco puedo decir que tu no sepas, pero si que quiero comentar que los portugueses siempre me trataron fenomenal, son educadísimos y muy amables.Esto lo digo porque algunas veces escuché comentarios groseros en voz alta de algunos españoles, criticando la pobreza del país.Lisboa es preciosa, Nazaret ( donde aún te pones morado de sardinas por cuatro perras ), Beja, Leyria, Obidos, Coimbra,Oporto,Braga, .....

Hola, Paco, ya estoy de vuelta, gracias por tu interés. Veo que te has pasado al blanco y negro, ¿eh? Me gustan las fotos, tienen un aire de clasicismo, de antigüedad, que supongo que es lo que pretendes.Un abrazo

Imposible hoy hacer login para mí!! Oporto fue la ciudad que me dejó grabado el mejor regalo de mi viaje en coche, del norte al sur de la bella Portugal. En femenino porque en femenino la sentí. Será por los fados, por la poderosa y rasgada voz de esas mujeres. MARIZA, una voz que hace evocar toda la belleza de una terra que enamora en cada rincón. Será por su imperfección. Será por Oporto dolorosa y hermosa. Tengo una botella de Porto, regalo de unos alumnos, bebo a vuestra salud! Paquinho, muito obrigada!! beijos!!

Por cierto, noto un cierto toque sepia en las fotos o es un tratamiento especial del blanco y negro? Unas de esas cosas que me hacían infinitamente feliz era, tiempos ha, revelar mis propias fotos, en blanco y negro. Lo hacíamos en un laboratorio colectivo. La magia de la imagen invadiendo el papel y devolviéndome el instante captado es difícil de olvidar...y ahora me limito a la digital. Snif. Mas beijos desde el frío Freiburg.

Hace años recorrí todo Portugal desde el sur, entrando por Huelva y saliendo por Galicia. Es un país especial y tan cerca como lo tenemos y al tiempo tan lejano. Lisboa se ha convertido como mi segunda casa, Un lugar donde me encuentro muy bien en esa atmosfera entre decdadente y moderna.Creo que tus descripciones y fotografias estan estrechamente en consonancia con los lugares descritos. No se puede hacer de otra manera.Un beso, Paco

Buenos días Paco. Buena descripción de esa joyita de ciudad. Supongo que habrás visitado algunas de sus bodegas a orillas del río Duero y degustado algunos de sus vinos, que te habrás tomado un cafetito en el viejo Café Majestic de 1921, y habrás visitado la librería Lello $ Irmao...no en este orden.Nosotros celebramos un cumpleaños en Oporto (cualquier excusa es buena) y aprovechamos para conocer la bonita Guimaraes, que también es Patrimonio de la Humanidad, y está a 50km. en tren.Hoy me tomaría un bacalao con un vinito contigo, y nos explicaríamos batallitas. Lástima que tenga que trabajar...Besos.

Dos últimas entregas con un regusto literario, producto de tu admirarción por ellas, que también es de agradecer.Un abrazo, "sempiterno" viajero (¡anda!, mira a ver si alguién te ha insultado así).

Me alegro de compartir sensaciones lusas contigo, Nuria.... y queda pendiente ese bacalhau con vinho verde... ¿eh?

Blas... tus "insultos" son halagos siempre deseados... jejeje. Otro sempiterno e insatisfecho abrazo,

Eres un poeta. Que toque nostalgico dan las fotos en blanco y negro, tanto las de este como la del anterior post ( no te lo dije pero precioso ).No conozco Oporto pero despues de leerte , creo que si he estado aunque sea ahora cerrando los ojos e imaginandome "ese océano de tejados rojos que es el batiburrillo urbano de Oporto". Sigue haciendonos estos regalos Paco.Muchas gracias.P.D. A mi tambien me gusta " estar en Babia" .

Gracias Concha. Siempre me gustó más la fotografía en B/N, de hecho yo de pequeñito lo que quería es ser fotógrafo de blanco y negro...... ¡en la agencia Magnum!... (como soñar era gratis!!). Por cierto, que yo ahora mismo estoy en Babia.... viendo el pedazo de nevada que está cayendo en estos momentos en Madrid. No recuerdo una cosa igual en los 20 años que llevo aquí... ¡hacen falta cadenas para salir de casa!! Una gozada (para los que estamos calentitos delante del ordenador... no quiero ni pensar estar ahora mismo en un atasaco en la M-40)

Ahora mismo estoy oyendo al " boss" y Madrid esta completamente colapsada. Falta de previsión completa.

Buenas Paco, de nuevo te escribo un comentario, para decirte que estoy totalmente de acuerdo con la descripción que haces de Oporto, Porto para los portugueses, ciudad a la que viaje en compañia de 2 buenos amigos en el verano de 2007 y que siempre llevaré en mis retinas, una ciudad de contrastes, de cambios de colores, olores, visiones...con sus variopintos puentes sobre el Duero, sus bodegas en Vilanova de Gaia... y las playas kilométricas de fresquita agua de Espinho, donde te vendían el pescado recien capturado en esas pintorescas barcazas al estilo tradicional, aun con restos de arena...y donde podimos degustar un fabuloso bacalao a la brasa...Que recuerdosPor ciderto, Braga no me gusto demasiado, me quedo con Guimarares, una ciudad muy coqueta, para estar más tiempoun abrazo

Gracias Paco......Me acordaré de tus descripciones cuando mis ojos lo vean en directo [;)]Cómo sabes despertar las ganas de preparar la maleta!

Hola Bernar. Veo que captastes bien la esencia de Oporto/Porto. Seguro que fue un viaje inolvidable. Tienes razón, sin desmerecer a Braga, Guimaraes también es otra ciudad única y muy recomendable en el norte de Portugal. un abrazo. Ilona: espero que puedas ver pronto con tus ojos las nostalgias de Oporto y de ese Poniente tan lejano/tan cercano.

Evidentemente no hay como las fotos en blanco y negro para motivar a los que, como vos, tienden a dar pinceladas poéticas a sus descripciones...No conozco Portugal a pesar de haber trabajado a pocos km de Braganza a la que me negué a ir porque soy de las que dejan los intestinos en las curvas (Sino preguntale a la Santina de Covadonga) Me provoca mucha curiosidad Portugal porque recuerdo los tiempos no tan lejanos en los que lo portugueses eran los pobres mu' pobres de Europa; y como ultimamente me estoy cuestionando mucho pero mucho ( no sabes cuanto)el concepto de desarrollo y de primer mundo tiendo a preguntarme si en este momento, por algunas cosas que he leído sobre ese país, ellos no tendrán mas claro que nosotros lo que eso significa...ahí te lo dejoPD: ¿Querés que te lo vigile a Blas para que no te siga insultando? Si querés te lo vigilo ¿Eh? Sabés como es esto; hoy por ti, mañana otra vez por mi

Guau Paco, detallazo...muchas gracias!No dudo q Oporto me va a encantar, tus descripciones son mejores q un álbum de fotos! (quién dijo eso de q "una imagen vale más..."? qué haríamos sin palabras!)Me queda algo más de un mes para viajar, pero ya me pueden las ganas!Un saludo

¡Hola Paco! Tengo pendiente Oporto en la lista de viajes para hacer pronto porque desde que estuvimos en Lisboa no dejamos de escuchar con mi novio que deberíamos haber ido a Oporto que es más bonita. La verdad que Lisboa me gustó pero tenía algo extraño por las noches, su ambiente cambiaba totalmente, la gente que diambulaba por algunas calles del centro se acercaba a nosotros ofreciendonos distintas drogas... bueno, eso también pasaba de día, pero por la noche todo parecía más raro jaja. En fin...He estado en Cádiz en el puente y hemos hecho las rutas que nos recomendaste. A la ida tuvimos que parar en Sevilla porque estábamos cansados de conducir. Sevilla nos pareció muy bonita también y aunque llegamos de noche y llovía pudimos recorrer un poco el centro, sus paseos, sus calles peatonales, sus bares y algunas callejuelas muy místicas. Ya escribiré algo sobre el viaje. Fue muy curioso todo. Al volver al hotel, que estaba al lado de la muralla en el barrio La Magdalena, se había cortado la luz de toda la calle y en recepción había un hombre mayor al que le dimos un poco de miedo por llegar en ese momento pero le pedimos una vela y nos dejó una de las dos que tenía. Bueno, al día siguiente recorrimos la plaza españa y otros sitios interesantes de Sevilla antes de salir para Cádiz. Como nos levantamos siempre sobre las 7.30 u 8 nos va cundiendo el tiempo. En Cádiz ni bien llegamos seguimos unas rutas de líneas de colores que tienen dibujadas en el suelo... tienes unos mapitas para saber qué ver turísticamente hablando. Al día siguiente salimos tempranito para Tarifa y en el camino visitamos las increíbles ruinas de Baelo -Claudia que nos recomendaste. Me encantó la experiencia. Recomendable 100%. Pero hay que ir despacio y entendiendo qué es cada cosa porque así vale la pena realmente. También vimos la playa Bolonia y la de Valdevaqueros. No faltaron los paseos de la mano con el viento rozandonos la cara. En Tarifa paseamos por la zona de los bares, por el puerto y algo más. Luego nos fuimos a Palmones a ver a una amiga mía y de ahí a Jimena de la Frontera para arrancar la ruta de los pueblos blancos que ya dejamos para el lunes porque no nos daba tiempo. Bueno la empezamos, tardamos dos horas en llegar a Ubrique pero valió la pena el camino... un paisaje increíble. Ubrique fue el pueblo que más me gustó..luego Grazalema al que fuimos al día siguiente. Acabamos el recorrido en Arcos de la Frontera pasando por El Bosque. Hay muchas curiosidades que contar del viaje... lo pasamos genial... perdón por extenderme tanto... Gracias por tus consejos...fueron nuestra guía!!!Bsos!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

[email protected]

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal