Paco Nadal >> El Viajero

27 mar 2009

Crónicas desde el Cabo Norte: el Hurtigruten

Por: EL PAÍS

He venido hasta Tromso para tomar aquí el Hurtigruten, el famoso barco correo que recorre a diario, 365 días al año, la costa noruega desde Bergen hasta Kirkenes, en la frontera con Rusia? llueva, truene o relampaguee. Una reliquia de las comunicaciones mar´timas y un orgullo para los noruegos, que lleva funcionando interrumpidamente desde 1893.
Obviamente, en un mundo de comunicaciones superavanzadas, un servicio así, que implica mantener una flota de 13 barcos en continuo movimiento a lo largo de 4.800 kilómetros (ida y vuelta), es deficitario y funciona más por nostalgia que por necesidad. Pero hasta hace poco el barco-correo del Hurtigruten (que en noruego significa la vía rápida) era la única manera de llegar a pueblos remotos de la laponia noruega en pleno invierno. Y aún hoy se detiene, aunque sea 15 minutos, en aldeas perdidas y más pequeñas que el propio barco solo para dejar unos paquetes o una saca de correo.
Hemos salido de Tromso al atardecer y los primeros kilómetros de travesía nos han regalado un espectáculo sensacional. Las luces de la ciudad, extendidas lo largo de la costa como una guirnalda de fósforos, ponían una nota de lejana calidez en el manto gris azulado que empezaba a cubrir todo el escenario. El cielo, las montañas nevadas y el frío mar se confundían en una sopa densa en la que, de vez en cuando, parpadeaba una luz lejana. Un atisbo de vida perdido en la inmensidad de un mundo de nieve, hielo y aguas gélidas.
---------------------------------------------------------------
Si quieres ver un mapa interactivo de toda la ruta del Hurtigruten y de la posición en tiempo real de cada uno de los barcos, pincha aquí

Hay 15 Comentarios

ese tio ai estas tu ers un fiera jajaj oleeeeeee q arte tienss lerele

Para una "ET en Euskadi" se llama el sindrome de Sthendal, cuando la belleza es tan brutal que te produce un vahido y un aturdimiento.salud

[8D] Un hola!! desde parajes màs càlidos. He descubierto tu blog solo ahora y me interesa mucho, voy a continuar leyendo en estos dias. Saludos Paco.

Qué maravilla de fotos nos dejas. Cada vez que te leo me dejas una sensación de envidia, sana, pero envidia al fin. El paisaje que divisas constantemente tiene que ser fascinante, lástima que quede lejos y que no me pueda acercar en moto. Sigue disfrutando.Un abrazo, Paco.

Que maravilla de lugar...Estoy super interesada en tu viaje por Cabo Norte.Animo con el frio y a disfrutar!!!

Una descripción y imágenes bonitas, como ya nos tienes acostumbradas relatan tus actuales días por esos lares del norte...Muy evocadoras por cierto, pues de veras que nos traen recuerdos de películas, lecturas e historias pasadas que en su tiempo nos cautivaron y ahora despiertan nostalgia.Tal parece como si hasta nos hubieras enviado un poco de frío y nieve para España para ambientarnos más al medio de donde nos escribes ;)...brrr......después de esos días casi veraniegas ya!Seguiremos tu ruta...yo aún espero fotos de la aurora boreal...:), espero que la veáis.¡Buen viaje...y a cuidarse!

Que maravilla................................tienes la virtud de casi hacer protagonista del viaje a quien te lee............tus crónicas se viven......................continúo

Aunque en diferente medio de transporte, me ha hecho recordar tu experiencia hace un tiempo en el 'Oriental Express' (Singapur). Tambien, mi experiencia en el tren 'La nariz del diablo' (Ecuador).La nostalgia y el viaje siempre han ido unidos y parejos, creo yo.(Esperando coger el vuelo de regreso).Un abrazo.

Estas "vejeces" dan sentido a los viajes y a parte de nuestras vidas, responden un poco a eso de "¿de dónde venimos?"Gracias y un abrazo.

En el mes de marzo del 2006 tuve la oportunidad de realizaar este viaje y descubrir la belleza de un país como Noruega, desde entonces que espero la oportunidad de volver para observar espacios que no tpude ver. Recuerdo los maravillosos colores de la noche cuando llegue a Tromssom para subir al Polaris y viajar por los fiordos hasta llegar al cabo de 5 dias a Berger. Me ha emocionado leer tus experiencias y sentir un respeto enorme de la naturaleza del ciclo polar ártico....

Pues me alegro de que la nostalgia venza a la necesidad y de que se mantenga ese barco-correo. Me gustaría contemplar esa "sopa densa en la que, de vez en cuando, parpadeaba una luz lejana".Un beso cálido, Paco.

Pensaba, viendo el paisaje de la anterior entrada y estas visatas desde el Hurtigruten, lo dificil que debe ser contemplar tanto belleza junta. Los médicos, que ultimamente le ponen nombre a cualquier sensación, dando la "sensación" justamente de que siempre estamos enfermos, hablan de un estado de agobio, de angustia, que aparece ante paisajes de extrema belleza (Por supuesto le pusieron nombre a ese estado y, "por supuesto" yo no me lo acuerdo)Estuve revisando el mapa interactivo, interesante (la verdad es que yo pensaba que iba a ver a los barquitos navegando, pero ya se sabe que cuando a mi se me da por fantasear...)Hoy en Radio Nacional hablaba un tío desde Tromso (¿Qué está pasando ahí? ¿Hay convención de gallegos o que?), me enteré de que Noruega significa "camino del norte" (es que había que echarle un poco de imaginación y salía solo) y escuche a uno miembro de los Samis saludando en su idioma interesante, todo muy interesante. Habrá que ir ,cuando vaya a Romanievi, de paso me doy una vuelta por noruega...Saludos seguiremos interesándonos por todo lo que nos cuentes

¡Hola Paco!Por Alicante muy bien. Visitamos a mi mejor amiga de Argentina que vive ahí desde hace un tiempo. Estuvimos tomando Sol en la playa un día y de excursión al Castillo y al pueblo de Altea otro día. La verdad que volví contenta a pesar que luego empecé la semana de trabajo a tope. Y ahora queda una más para irme a casa a ver a la familia. Sorprendida estoy con tu nuevo destino... esos cambios de temperatura no se cómo te sentarán. ¡Disfruta de tu viaje!Yo sigo leyendo...Besos.

De dónde sale el azul añil de la foto? no me digas que es REAL!! aunque hay tantas realidades...he visitado la web del barco. Qué curioso. Supongo que ahora serán las avionetas las encargadas de hacer llegar el correo, como en la pelí de Menem? ("Los amantes del círculo polar")?? La experiencia de ir en trineo, una gozada, seguro. Está en mi lista de tareas pendientes. Un besote

Una vez mas una excelente descripcion de esos paisajes y caminos Paco! te leo y me siento muy identificado, creo que compartimos el mismo sabor 'a la ancienne' de la aventura y creo que hemos leido algunos de los grandes relatos de los viajeros del siglo XIX ... Pensaba en los pueblos originarios, en los perros tiradores de trineo, en los renos, en los lobos que debe haber en esos bosques y en nuestro amigo Jack London, que relato paisajes lejanos a lo que tu estas ahora, pero no por ello muy distintos ...Todos los dias paso por un local de anticuario frente al Louvre, que se especializa en todo tipo de objetos y utiles de navegacion 'antiguos', esos confeccionados de madera y bronce. Me fascina observarlos e imaginar en que mares anduvieron y a que tipo de tripulacion sirvieron ... me imagino entonces que en este barco-correo deben tener algunos de estos objetos originales ...

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal