Paco Nadal >> El Viajero

26 mar 2009

Crónicas desde el Cabo Norte: Trømso

Por: EL PAÍS

Hola a todos. Acabo de llegar a Trømso, la capital del norte de Noruega. La verdad es que esta vez era fácil adivinar el destino, ¿eh? Apenas me ha dado tiempo de ver nada porque he aterrizado ya con noche cerrada: lo justo para hacerme una foto en el puerto y cenar un bacalao de muerte en el XII, un restaurante cuyo chef es valenciano y se apiada de quienes tienen la ocurrencia de cenar a las 11 de la noche, horario a todas luces latino pero no escandinavo.
Trømso es una gran ciudad de 60.000 habitantes, 10.000 de ellos universitarios. A principios de los 70 el gobierno noruego decidió crear en este lejano norte una gran Universidad que frenara la sangría de gente joven que, ante la falta de posibilidades para seguir sus estudios, emigraba al sur, a Oslo por lo general, y ya no volvía, contribuyendo a despoblar aún más unas tierras ya de por si escasas del género humana. La iniciativa fue un éxito y hoy Trømso es una ciudad llena de gente joven y de ambiente nocturno. Dicen que en sus pubs y discotecas caben a la vez unas 20.000 personas, es decir un tercio de la población total. Porque está claro que en un sitio en el que durante medio año solo hay unas horas de luz al día y la temperatura rara vez sube de cero grados tomarse las copas por la calle es una idea suicida.
La calidad de vida noruega se nota nada más llegar: la ciudad está construida sobre varias islas. Y todas están interconectadas por una increíble red de túneles bajo el mar, con sus rotondas, sus cruces, sus semáforos, sus dobles carriles... Una obra que los habitantes de la ciudad financian pagando un suplemento de 10 centimos extras en el litro de gasolina.
Me caigo de sueño. Mañana me dedicaré a explorar la ciudad. Y tendré más cosas que contar. Aunque estoy aquí solo de paso. La aventura espera mucho más al norte.


Hay 26 Comentarios

Hola Paco, aquí el chef valenciano que tuvo el placer de charlar contigo y tus compañeros en el XII te envía un cálido saludo desde las tierras del frío. Aquí en Tromso, tan sólo un par de semanas desde que partisteis hacia kirkenes, ya no hay noche(por cierto, saludos también de mis padres, que tuvieron el gusto de conoceros en el hurtigruten), y dentro de un mes el sol ya no se esconderá tras el horizonte en absoluto. A ver si te animas y vienes también a experimentar el sol de medianoche. Ya sabes que en el XII tienes las puertas abiertas!

Hola Paco. Por aquí ando siguiéndote, lo gusto porque tu narración de lo que ves me hace imaginar los lugares de maravilla; así que yo viajo gratis, de polizón. Me llama la atención tanto universitario, así como la red de túneles con que cuenta la ciudad. Todo me indica que el dinero del contribuyente es bien administrado.Un abrazo desde este norte más al sur.

Buenos días Paco. Has pasado del trópico al frío. Lo de los túneles es muy práctico, con el frío y la nieve...Hoy me tomaría ese bacalao...Un beso cálido.

Noruega conocido por su nivel de vida y hombres hermosos... wow! un Tequila a la salud de todos los hombres de Noruega... y el mundo! Fritania de las dos Cejas

Hola Ana: gracias por seguir leyendo este blog. Lo mismo te digo, Luis Ernesto, aunque esto es muy diferente a tu/mi Colombia.Sabes una cosa?: mola tener lectores/as como tuNebur: me alegro de que te gustara Oporto, pero es que fuera de Ribeira no se si hay mucho más ambente (lo de las noches españolas solo pasa... en España). Gracias por seguir aquí. RM, Pepe: no hace tanto frío, seguro que te gustaria. Si no, siempre se puede venir en verano; un abrazo.

Seguimos leyendote, aunque yo prefiero el calorcito.Buen viaje.

Conozco Noruega, su frío, su gente y sus paisajes.Espero hayas disfrutado mucho, que es de lo que se trata.Ya seguirás explicando! Buen fin de semana.

Mola leerte, Paco.

Hace unos años hice un viaje por toda Europa en tren y subí a Narvik. No ví la Aurora Boreal pero tengo fotos echas de madrugada. Guardo unas cuantas anécdotas, algunas increibles como cuando me detuvo la policia yugoslava, toda una historía..............pero sobre Noruega recuerdo la pasión que tienen por la naturaleza y por la cerveza.......................en fin cosas de los viajes............Ah¡ ya puesta¡ también he recorrida Europa montada en una BMW..................buena estancia con los lapones.Besos

Hola Paco. No eres el único que sufre el frio. Tranquilo, yo estoy en Vilnius (Lituania) y ayer de noche estuvimos a seis grados bajo cero... al menos no hay nieve. ¿Se estaba mejor en Colombia no?. ¡bendito calorcito!. Buen viaje.

TE ADJUNTO LAS ESCENAS DE LA ARANTXA BONETE EN TETAS JUGANDO CON EL TRENECITO EN EL SUPERVIVIENTES DE ANOCHEYA VERÁS QUE CALORCITOhttp://comielotrodia.wordpress.com

Guau, Paco, creo que me va a gustar esta viaje. El mundo de la nieve es una gran desconocida para mí, así que,en esta ocasión, toca aprender.Un abrazo.

Aunque un poco encogido por el frío, te ves bien guapo en ese puerto congelado...Y qué suerte de encontrarun paisano en el restaurante para no quedarte sin cena!Muy interesante tu crónica respecto a toda la historia de estas islas...y buena idea tuvo el gobierno de poblarlo de jóvenes para que no queden despoblados...Veremos qué más nos cuentas..., aunque ya veo que pararás hasta el punto más norteño donde es de díalas 24 horas...[:)] Un abrazo primaveral.

Esta vez no me da envidia tu "bacalao de muerte" porque acbao de estar en Portugal y creo que el bacalao de allí se puede medir de igual a igual con el noruego.Parece muy apetecible esta aventura norteña.Gracias y un abrazo.

Qué bueno Paco!Sé de un chico q hizo su tesis doctoral en Tromso, aunque según cuentas me parece q estuvo más tiempo en los bares q frente al ordenador ;)Por cierto, gracias de nuevo por tus consejos "Oportiles", me encantó! Y tal y como dice elefanteblanco, después de haberme puesto hasta las cejas de bacalhau, me parece q no envidio tu bacalao noruego.Eso sí, tengo q decir q mi única pega a Oporto fueron precisamente los bares...dónde estaban? Porque por más q busqué y busqué ná de ná...Vamos, q no esperaba yo encontrarme en medio de Malasaña, pero sí alguna zonita con algo más de ambiente nocturno q la Ribeira o Vila Nova de Gaia!

Repito para mis adentros: "No soy un envidioso,no soy un envidioso,no soy un envidioso..." ¡Aggggg que envidia madre mía, que envidia joder!

Se nota que hace frííoo! Hablas de la vida nocturna del lugar, pues con tan pocas horas de luz y las bajas temperaturas, supongo que el alcohol tiene una parte muy importante en la vida de los jóvenes... [;)]

La foto me ha dejado helada, por el frío, por tu sonrisa en medio del frío y sobre todo por la velocidad con que te mueves, te seguiré por el norte, hasta aquí no llega el frío, y sí todas tus vivencias en tierras y mares que prometen mucho, mucho.Un placer leerte Paco. Disfruta y cuenta, cuenta...

Pues para no tener cosas que contar, te ha salido un post completito. Me ha dado hasta frio y eso que ahora mismo aqui debe hacer 30 grados y es de noche.Un abrazo (eres un 'hacha').

pero bueno, si yo todavía andaba por Colombia, vaya cambio!! Eso es un cuerpo y lo demás... qué aguante tienes!! eres lo más. Es una gozada seguir tus huellas. Oye, que ayer me terminaba un relato de Conrad que me hizo pensar en tí, por lo de tener vocación de marino (El Copartícipe secreto). Ya me gustaría a mí ser tu copartícipe, secreto o no. De todas formas, seguimos participando de tus aventuras. Que duermas bien. :-)Más al norte????????? a Svalbard? Groenlandia? ay, qué frío me estás dando, locooooooooooo

Como te fue con el taxista noruego??, vas atener que comer como un loco para juntar energias para lo que imaginamos te espera!!

No quiero parecer una amarga', pero en lo primero que pensé al leer esta entrada es en la cantidad de suicidios que debe haber por la ausencia de luz. ..¡Te dije que te me abrigaras! Mirá como me estás sin la gorra puesta ni la bufanda que te tejí...

Qué bien has descripto el 'ambiente universitario', creo que de alguna manera se repite en varias ciudades del Norte europeo, tengo una teoría: que ésta gente se les escapa algún rasgo de 'emoción' o 'risa' luego de muchísimo alcohol encima, si no, son como pinguinos a la deriva :-) ... Tengo entendido que los fiordos noruegos son espectaculares inclusive en invierno (un amigo estuvo por alli hace tres semanas) ... tengo mucha curiosidad por ir, sobre todo para 'comparar' los paisajes con los de mi lejana Patagonia ... Buena continuación del Viaje !

Esta vez... Tampoco adiviné!! Yo te hacía en Suecia. Trømso queda cerca de Trøndheim? Tengo una amiga ahí!!

El de arriba soy yo. Me olvidé de firmar. Jajaja!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal