Paco Nadal >> El Viajero

28 mar 2009

Crónicas desde el Cabo Norte: un día a bordo del Hurtigruten

Por: EL PAÍS

Escribo a bordo del Finnmarken, uno de los barcos del servicio Hurtigruten. Navegamos por la costa noruega en dirección al Cabo Norte. Uno puede pensar que en esta época del año y por estos mares cercanos al Ártico, la navegación es de todo menos placentera: olas, iceberg, tormentas... Pues nada más lejos de la realidad. Como la costa de Noruega está salpicada por miles de islas e islotes el barco navega por canales de aguas tranquilas, sin apenas sobresaltos (si exceptuamos el de ver a veces demasiado cerca de la borda las paredes de los acantilados y de los fiordos) y casi nunca sale a mar abierto.
Ese fue precisamente el acierto de August Kriegsman Gran, un asesor de buques a vapor, que en 1891 aseguró que conocía una ruta para navegar por estas aguas en invierno, con oscuridad total, pese a que solo existían dos cartas náuticas y 28 faros al norte de Trondheim. Lo tomaron por loco. Pero dos años después el gobierno le concedió una licencia para establecer un servico de barcos-correo que fue todo un éxito y facilitó el contacto con el mundo exterior a todos los pueblos costeros del norte del país. El correo que antes tardaba cinco meses en llegar lo hacía ahora en solo unos días.
Ya dije ayer que en el mundo de internet el Hurtigruten ha perdido su sentido de barco-correo, pero el turismo le está dando nuevas posibilidades de existencia. No funciona como un crucero clásico (hay gente que sube y baja en cada una de las paradas, como si fuera un autobús), pero la mayoría del pasaje lo forma grupos de turistas que hacen una parte del recorrido para disfrutar desde la cubierta de los paisajes nevados más fascinantes y soberbio que os podais imaginar. Lugares vírgenes que solo se pueden ver desde esta posición privilegiada. Hay excursiones diarias a tierra, pianista en el bar y clases de baile para los interesados. Pero aquí acaban las similitudes con un crucero convencional. Esto es...digamos... un poco más tranquilo y... selecto.
Sin embargo, en esta época del año lo mejor llega por la noche. Y no me refiero a la marcha en la discoteca: la media de edad de mis compañeros de pasaje roza la de Matusalén y lo más cañero que tocan en el music-bar es un pasodobe; el Hurtigruten es un barco para disfrutar de la naturaleza más salvaje. Si buscas hacer pandilla y pasar la noche bailando, este no es tu barco.
Mañana os cuento qué se hace a bordo por la noche.
-----------------------------------------
La programación de Hurtigruten es español la teneis pinchando aquí

Más sobre la costa de Noruega, aquí

Hay 20 Comentarios

muy valeroso!

Publicado por: lamp | 31/03/2009 1:00:00

SERA QUE LAS PIEDRAS HABLAN?

el problema, PELUCHE, es que te encandilaste con el PLATI n
VITE?!! y COMO!!! ademas sos tan pero taaaaaaaan ALto... vos (CRAZO ERROR!) te digiste:
PA QUE LA QUIERO Y..
aquí estamos...

Hice el viaje en el Hurtigruten hace varios años, en la última semana de junio, época en la que no se pone el sol. Es uno de los viajes más maravillosos que he realizado...Recuerdo las paradas en los pequeños pueblos, los paisajes, la tranquilidad, el viento en Cabo Norte, las noches en cubierta, algo inolvidable. Es uno de los viajes que recomiendo a todo el mundo. Y no había japoneses.... sólo jubilados/as alemanes y nórdicos.

Hay una web (www.ayuntamientogis.es) en la que se puden geolocalizar rutas y puntos de interés, de forma pública o privada, mediante dispositivos móviles o a través de la Web. Es interesante como cuaderno o diario de viajes para tener localizadas las rutas realizadas! Además es posbile crear zonas y servicios.Posiblemente te sea de utilidad.un saludo!

Indudablemente no queda más que resaltar la "angustiosa" belleza de los paisajes y las fotos. Esta bueno saber de la existencia de "locos" como August.....Gran.Habrás estado en la París del Norte (no hay nada que parezca mas extraño que relacionar a París con cualquier ciudad noruega) o el centro espiritual del país (ahí ya no me meto); como ves algunas hacemos los deberes y leemos también los linksPD: la chica que está en la cubierta del barco en la foto anterior...¿También es matusalénica?

Ayyyyyyyyyyy...qué belleza, la segunda foto especialmente. Quiero subir a bordo de ese barco! Me da igual lo que hagan por la noche, soñaré con lo que voy a disfrutar de día...Me ha recordado a la ruta de cuatro días por los canales chilenos desde Puerto Natales hasta Puerto Montt en un barco carguero......¿No necesitas una cronista ayudante?

Paco, por temas de trabajo, no te he podido seguir los últimos días y me quedo maravillado ante los paisajes que nos cuentas. Yo tenía entendido que la costa de Noruega era abrupta y peligrosa y veo que no es así.Son muy útiles los enlaces que nos estás aportando, con los mapas es más fácil seguirte que con un gps.Un abrazo.

Un poquito de curiosidad sanota... De que nacionalidad son la mayoria de turistas que te encuentras por ahi Paco ??

Me ha parecido fascinante tanto el recorrido del barco como esa luz disfusa de las imágenes.Gracias y un abrazo.

Santo niño de Atole! No vengo en unos días y los lugares inigualables que me he perdido! Bueno, tendré que ponerme al corriente porque me he perdido... y de mucho. Aquí estoy otra vez, siguiendo tus pasos hasta en el el frío y nieve... Sabes atrapar a la gente! el lugar es muy poético y ya hasta se me antoja visitarlo. Lástima que no puedes pasarte al país vecino, ya estábamos preparando cámara y grabadora en mano para que compartieras con nuestros tequileros tus experiencias viajeras! y por supuesto varias cervezas... pero será en otra ocasión que los vientos permitan cruzarnos en algún punto del planeta. Te mandamos de corazón un saludo afectuosoLas tequileras

No vale. Me has dejado con la miel en los labios...no vale ese final. La noche, ay la noche. Ya me imagino de qué va...deja, deja que imagine. Te diré que en el parque de los glaciares en Argentina hice trampa...me escondí bajo las pasarelas y destrepé hasta llegar a mirar al Perito desde abajo...sé que es peligroso, pero fueron solo unos minutos donde la belleza de semejante visión vertical de unos 60m de hielo azul por encima de mi cabeza se quedó para siempre en mi memoria. Oyessssssssssssssssss, fotos de los acantilados helados de cerca, para cuándo???? y habla más de esos fiordos de ensueño...ainsssssssssssss esto del blog es un rollo, ya quisera yo que esa cervecita que nos jugamos estuviera fresquita entre nuestras manos, pero de momento no puede ser en Madrid...ahora, la invitación sigue pendiente en Freiburg. :-)

...a ver, entendámonos, lo del blog no es un rollo, todo lo contrario, es una gozada llegar hasta donde nos llevas con las fotos y tus relatos mediante un tipo de texto más cercano y , digamos, íntimo. Pero el corto espacio al que obliga el post me deja queriendo saber más, y más, y más. Por eso lo de charlar a gusto y sin reloj, que de momento es inviable, pero quién sabe las vueltas que da la brújula.Besos de otra brújula sin mucho norte

Disfruto mucho leer tu blog Paco, tomarme unos minutos para viajar un poco, alejándome de mi oficina en Caracas :P saludos desde Venezuela

Qué recuerdos!! Estuve por allí, haciendo la misma ruta, este verano...mi paisaje era un poco diferente pero igual de espectacular ver acantalidos y bosques abismales de un verde que te deja con la boca abierta.

Preciosas fotografías Paco!Transmiten una calma infinita...sigue dándonos envidia!

Que maravilla, es la primera palabra que me sale...................tus fotos son espléndidas y reflejan y atrapan el fascinante paisaje.............Uff¡¡ aquí me pierdo con los adjetivos.Un abrazo

Que envidia tan sana te tengo.VIAJAS DEL CALOR AL FRIO QQue envidia tan sana .Viajas del calor al frio en tan poco tiempo.A TRAVES DE LO quQue envidia te desplazas del Caribe a Noruega con una rapidez .....Te agradezco tus cronicas. Esuna forma de viajar los que no podemos.Aunque no lo creas es una forma de disfrutar como si lo hicieras.

Con estas fotografías sí que nos estrujas el corazón de no poder estar ahí también :)Preciosas, Paco. Debe ser un viaje calmado y bonito...y a ver......a ver........qué hacen a bordo por las noches???¿A ver si será lo que llevo esperando desde que supe que ibas para allá...;) ? Ya sabes que estoy ansiosapor verlas... Como siempre decia...no me puedo morir sin verlas...pues estoy aplazando siempre ese viaje..jejjje.En fin.......acá esteremos espectantes.Un abrazo

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal