Paco Nadal >> El Viajero

09 jun 2009

Camina o revienta

Por: EL PAÍS

Una vez pasados los primeros días, cuando lo que te agobia es vencer el agotamiento físico (por la noche te duelen músculos que jamás pensaste que existían en tu cuerpo), llega otra nueva etapa en la expedición: la de vencer el agotamiento psicológico.
Día tras día avanzamos por un escenario idéntico: un desierto blanco con la línea del horizonte al fondo, inalcanzable, inasequible. No hay referencias ni metas. Todo es siempre igual. La rutina es siempre la misma: nos levantamos, dedicamos un par de horas a hacer el desayuno y recoger el campamento y nos ponemos a caminar sobre el hielo hacia el rumbo elegido. Y así pasan las horas, ocho cada día, avanzando en línea hacia la nada. El destino nunca varía, nunca llega. Hacia las 6 de la tarde paramos y dedicamos otras 4 horas a derretir nieve y preparar la cena y meternos en el saco. Y así un día detrás de otro.
Es la parte más dura de estas travesías polares: Evitar que la repetición de horas, de días, de escenarios acabe con tu moral. Te pones objetivos cercanos: La galleta chocolate que te vas a tomar en la próxima parada, el próximo trago de agua, la cena caliente de esa noche? Imagino que así debería ser el aprendizaje de la vida, ponerte metas cercanas, sentir la felicidad en los pequeños objetivos conseguidos.
Me viene a la mente aquellas estrofas: ?A mis soledades voy, de mis soledades vengo, porque para estar conmigo me bastan mis pensamientos?. Y de momento lo que me esperan son muchos días para estar a solas con mis pensamientos. Por lo menos otra larga semana.
Sigue nuestros pasos (la clave es:tierraspolares).

Hay 17 Comentarios

Estoy pensando en lo mque dices de la monotonía del paisaje, tiene que ser duro psicológicamente tanto de lo mismo un día sí y al otro también.Un abrazo, Paco.

Sigo vuestros pasos, aunque de una manera cómoda, desde el sillón. Cómoda pero aburrida...Besos.

Joder... ¡Ánimo!... No puedo decir mucho más.

Y la inmensa satisfacción.............................

Jolines Paco..., ya me siento como en una película...siguiendoles el paso y sufriendo las inclemencias deltiempo que tenéis que atravesar. ¡Venga...muchos ánimos, que luego la recompensa lo valdrá!Abrazos

no espero que respondas hasta que vuelvas Paco... pero tengo curiosidad porque nos detalles un poquito mas esa rutina.... cuantos kilometros andais al dia ? en cuanto tiempo ? que comida llevais ? que campamento montais ? Supongo que sera durisimo... pero me parece la leche, algo que sera inolvidable.

desde murcia y a 30 grados os sigo con interes !que envidiiiiia ¡ mucho animo y buena suerte.un abrazo de salva y vicen

¡Jo, me estoy agobiando hasta yo! ¿Y cuánto os queda? ¿Cuándo llegáis a destino? Se que no puedes contestar, pero quizás cuando vuelvas nos lo explicas todo.

¿Dónde estan los límites?. Desde luego no creo que en "evitar que la repetición de horas, de días, de escenarios acabe con tu moral". Es duro (como sé que no me vas a leer hasta la vuelta), pero acuérdate de Chris McCandless (alias "Alex Supertramp").Un abrazo, valiente.

Mucho ánimo ¡..supongo que las cosas proximas y reales son las que ayudan a continuar buscando la montaña perdida...y esa es la gran prueba diaria....continuar ,dentro de esas acciones repetidas, para conseguir ese remoto objetivo que antes o después aparecera en la helada línea del horizonte.Mucha suerte y mucho ánimo....Un abrazo,Antonio.

Disfruta de las pequeñas cosas, porque los pensamientos son libres y dinámicos.

acabo de encontrar tu blog en busca del camino de santiago, me encanta tu vida, desde pequeña desee hacer lo mismo que vos, soy de Nicaragua, un país centroamericano, estoy en un transición en mi vida, aun no se pero un día dejo a mi marido y me largo a viajar aunque sea pidiendo limosnas y comiendo nada, pues el alma es libre y asi debe ser el cuerpo, te deseo la mejor de las suertes en tu viaje y te felicito, estas haciendo exactamente lo que deberias, crear metas para no perder la cabeza, pero igual aprovecha la soledad del ambiente para meditar y de esto tal vez te ayude a darte aun mas fuerzas amigo. Cuidate mucho y suerte.

Si la opción es caminar o reventar, entonces...CAMINA COÑO. Caminá pensando en todo lo que tenés para vencer el agotamiento psíquico y mantener tu moral en alto: la galleta de choco-el prox trago de agua-la cena caliente-todo lo que estás aprendiendo-y lo mejor, no estás solo, así que andá cambiando de estrofa.Aquí te estamos siguiendo por el spot todos tus "amiguitos del alma" que te queremos "un huevo" (Ayer terminaron a las 23:15 y hoy empezaron al al 1, o descansaron solo 2hs o vienen caminando desde ayer ¿Viste como los seguimos?) Eso sí, no esperes que a la vuelta te regalemos trajes, yo puedo aportar un frasco de betadine, hasta ahí llego.Seguro que cuando vuelvas te nombran Niño prodigio de Murcia (¿o era Hijo Pródigo? Bueno, da igual) Total, cuando leas esto, todo este comentario ya no te va a servir...igual para la próx odisea ("De Murcia al centro de la Tierra". Estaría bueno: del frío al calor, como en el sauna)Avanti bersaglieri

Camina, no revientes, por una galleta de chocolate y por una cena caliente y por descubrir que hay más músculos en el cuerpo de los que pensabas, camina , aprende y vuelve. Abrazos.

Y también llevas nuestro cariño, además porque no pesa... Lia desde México

Esto es como la llegada del hombre a la luna; que no sabés que te emociona más si que hayan pisado la luna o que lo hayan televisado (suponiendo que el hombre sí llego a la luna bla bla bla) Por un lado me agarró un "orgullo de MADRE" por lo que estas haciendo, pro por el otro flipo con el Spot: (p. ej. se que el último mensaje enviado fué a las 22:17.) voy de una pag a otra, paso del mapa al híbrido (que no se pa que porque no se ve nada) Estoy como un chaval con la nintendo nueva...

Hola Paco, sé que en este momento no nos leerás, pero no importa. Estamos contigo en tu mente y eso es lo importante. Estás en ese estado en el que el dolor no importa. El destino, el fin del viaje está fijado como un post it en vuestras mentes y vuestro espíritu luchador evitará el desfallecimiento.El Aputatuitseq está cada día más cerca. Su cumbre os espera y he leído que el vuelo en helicóptero final es absolutamente espectacular.Vuestra gesta quedará en la historia y todos nosotros estaremos orgullosos de haberos acompañado desde el ciberespacio.Un abrazo, amigo.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

[email protected]

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal