Paco Nadal >> El Viajero

17 jun 2009

Final feliz, pero por poco

Por: EL PAÍS

Hola a todos. Ya estamos de vuelta en Qassiarsuk, el poblado inuik al sur de Groenlandia que nos ha servido de base para nuestra expedición. Eso quiere decir que estamos de vuelta en la civilización. En un sitio donde hay una ducha caliente, una cama que no es de hielo, una cerveza... y una taza de váter (que también se echa de menos, eh). E internet.
Groenlandia nos ha tratado bien, con días buenos y días malos, como debe de ser en un territorio extremo como éste. Solo que al final, cuando menos nos lo esperábamos, casi nos la lía.
Ocurrió el día que hicimos cumbre en el Gusano Grande. Al día siguiente teniamos previsto escalar la otra cima, la que bautizamos como la Pirámide, y al siguiente, vendría el helicoptero a por nosotros. Todo perfecto. Pero cuando descendíamos por la arista empezó a levantarse un fuerte viento. Cuando llegamos a las tiendas, la ventisca nos azotaba sin piedad. Y por la noche, se desató el huracán. Una auténtica tormenta ártica, con vientos de 75 kilómetros por hora y ráfagas que alcanzaban los 90. Las tiendas parecían la casa de los tres cerditos azuzadas por el soplido del lobo. Fue una noche de espanto.
Al amancer una de las tiendas, en la que dormían Huberto y Caracoles, cedió y se llenó de nieve. Nos tuvimos que meter los cuatro en la otra. El viento arrastró durante la noche tanta nieve que el ábside de esa tienda que nos quedaba se llenó de hielo y enterró bajo una capa de metro y medio todos nuestros víveres y los dos hornillos. Era imposible salir afuera para desenterrarlos: el viento te tumbaba. La tienda crujía como un cascarón en medio de una galerna. Pasamos las primeras 24 horas metidos cada uno en su saco, como sardinas en lata en una tienda demasiado pequeña para cuatro. sin poder comer ni beber nada. De repente, casi al final de nuestra aventura, nos dimos cuenta en realidad de la fragilidad que tiene el ser humano en un desierto blanco como el Inlandis. Estábamos a diez días a pie con esquís más otro en barco de cualquier lugar habitado y era impoisble que ningún helicóptero llegase en nuestra ayuda con semejante vendaval. Si la tienda que nos quedaba se rompía, nosotros sí que teníamos un problema y no Houston.
Vale, el manual del perfecto aventurero dice que en esos casos tienes que cavar un hueco en la nieve, tipo iglú, y refugiarte allí. Pero lo que teníamos debajo era una capa de un palmo de nieve y dos kilómetros de hielo duro y dudo que en plena tormenta hubiéramos sido capaces de cavar ni un gua para jugar a las canicas.
En resumen, hemos pasado dos días y medio metidos en la tienda, orinando en una cantimplora, sin poder salir ni movernos y rezando porque ese bendito pedazo de lona aguantara. Menos mal que nos quedaba suficiente Orfidal (no por el susto, es que somos cuatro armarios que no cabiamos en la tienda). Al final, no sin algunas averías, la tienda aguantó (gracias, san Altus). El segundo día pudimos salir y desenterrar la comida y el hornillo para hacer agua. Cuando al tercero oímos a lo lejos el ruido de un helicóptero, nos lanzamos a darle vivas a nuestro paisano Ricardo de la Cierva (inventor del autogiro, por si alguien no lo sabe; los murcianos somos gente muy emprendedora... también inventamos el submarino). Nunca antes nos había sonado tan bien el ruido de un motor. Que le den a tanta naturaleza virgen. ¡Viva la gasolina y los derivados del petróleo!
No habíamos leído hasta ahora los comentarios que habéis hecho a lo largo de estos días. Los cuatro queremos agradeceros todo vuestro apoyo y vuestros ánimos. Aunque a posteriori, pero nos hemos alegrado mucho al leerlos.
.
.
Huberto Guinea, el tractor abrehuella incansable como una pila de Duracell
"Una travesia exigente en una inmensidad blanca y blanca, estéticamente bella, a merced de una naturaleza en estado puro que nos ha permitido,con algunas trabas y arrastrando de nuestras malditas pulkas, alcanzar nuestros soñados Nunataqs. Lo mejor, el intimismo y sobre todo el cariño de mis compañeros, Paco, Jose Luis y Caracoles y el buen humor que ha reinado en estos dias.
Gracias a todos los que nos habeis apoyado desde el blog y desde vuestros pensamientos, en especial a Rosagal"
.
.
.
.
.
José Luis Montero, el líder capaz de reparar cualquier cosa con su Letherman
"Blanco, blanco, blanco. Llano, llano, llano. Pulka, pulka, pulka. Resuenan en mi cabeza durante días. Levanto la vista y veo una huella que me lleva a un lugar que no sé si existe.
Que fascinación me producen los espacios abiertos y este me ha atrapado desde el primer día, que extraño es para un montañero que un lugar tan infinito te produzca tal cúmulo de sensaciones, emociones que incluso te hagan echar una lágrima. Es precioso poder seguir emocionándote por un lugar, un paisaje, unos amigos, un viaje, una luz......... Gracias, no se a quién pero gracias".
.
.
.
.
José Javier Sanchéz Blanco (lo de Caracoles se justifica si os fijáis en el pelo), el que nunca pierde el sentido del humor.
"Después de vivir la experiencia de un viaje polar te quedan muchos momentos de ilusión y sueños realizados a costa de sacrificio físico y mental que te envuelven en tus pensamientos y en la belleza de la naturaleza extrema, inimaginable y caprichosa. Donde la convivencia con tus compañeros acompañado con el triunfo de la meta se convierte en el éxito y en la satisfacción realizada.
Una vez más quiero agradecer a mi familia y seres queridos el apoyo recibido pues son ellos los que realmente viven la incertidumbre de la aventura".
.
.
Como sabéis, hasta ahora no he podido colgar fotos de la expedición. Las que salían en los post eran de archivo. Éste es uno de los paisajes por los que hemos andado perdidos diez maravillosos días. A partir de mañana iré colgando el resto de fotos del viaje.

Hay 27 Comentarios

Eso es! Trabajo en equipo! Así viajar es un placer! Adelante! Abrazos!

Muchas gracias a todos por vuestras felicitaciones y vuestros apoyos. De parte de los cuatro.Para TOTI: esas líneas son estelas de humo de aviones. Parece como si todas las rutas aéreas del ártico pasaran sobre Groenlandia porque continuamente veíamos aviones a reacción que surcaban el cielo impoluto y dejaban su rastro de humo blanco.

que son esas lineas que se ven en el cielo? es normal?

Ya ver esa foto, en esa inmensidad blanca, es todo un deleite anticipado de las que nos vas a mostrar, supongo...Me estoy imaginando la tormenta por la que habéis pasado, mejor dicho la tormenta no, pues no creo que pudiera llegar ni a imaginarla, si no el estado de ánimo vuestro, a un paso de la vuelta a la civilización y se me pone el pelo de punta solo de pensarlo. Tuvo que ser terrible para vosotros...Menos mal que ya todo pasó, y en vuestra mente solo quedará la belleza de lo que habéis visto y la satisfacción por haber cumplido un sueño.Felicidades a los cuatro. Ha sido también emocionante seguiros día a día. Ahora a relajarse...Besos.Estrella

¿Qué te puedo decir más allá de daros mi enhorabuena a todos? Una fantástica aventura vivida, y transmitida por ti, de una forma extraordinaria.Gracias y un abrazo.

Después de la tempestad se dice que viene la calma, y la alegría, digo yo, de haber cumplido con vuestro objetivo. Misión cumplida.Saludos y abrazos para todos los del equipo.

Muchas felicidades para los cuatro...y muchos sueños cumplidos¡¡¡¡¡ Amigo Paco, no pongas las fotos de golpe...porque vamos a necesitar pastillas para la envidia...y como hace un calor de muerte, al verlas poco a poco, podremos refrescar la mente..durante un tiempo. Enhorabuena y muchos recuerdos,Antonio.

jip jip urra jip jip urra (asi fuertte y con saltitos!) Estas completamente loco jajja otro jiiiiiiiip jiiiiiiiiiip UUUrrraaaaaaapor ello! Me uno al pedido de fotos, y a un relato mas extenso de dicha travesia, un libro quiza? venga hombre que pisar tierra nueva no pasa muy seguido!viento, frio, hambre, molestia, nieve, carpa, montaña (como dicen ustedes) Joder!!!!!! eso quiero leerlo!!!!!!

Querido tocayo,Lo primero de todo felicitarte a ti y a tus compañeros por el éxito de la expedición. Segundo dejar escapar un profundo suspiro de alivio porque sabía de los grandes riesgos del viaje, tu último relato es un ejemplo.Vas a tener una miríada de comentarios sobre la expedición en sí, pero yo quería hacer hincapié en otro aspecto del que hemos hablado varias veces. En estos tiempos de profunda crisis del periodismo de papel, creo que lo que acabáis de hacer quedará como un referente en el inicio del cambio hacia el periodismo digital. En estos momentos no existe, y tú lo has demostrado, ningún medio tan eficaz para narrar, casi en directo y en comunicación constante con todos tus seguidores (Lo de las cartas de los lectores en un diario parece ya ridículo al lado de los comentarios en tiempo real) vuestra hazaña como Internet y los blogs.Un fuerte abrazo y FELICIDADES por partida doble.

Felicidades por la expedición!! Y espero que nos cuelgues muchas fotos... por cierto, espero que la National Geographic os concenceda el derecho de decidir los nombres de vuestras montañitas...

¡Hola Paco!No me puedo creer lo que pasaron... menos mal que éstán ya a salvo... tiene que haber sido una experiencia límite... ¿De qué hablaban durante 12 horas? o ¿estarían durmiendo? Ya nos irás contando...Un abrazo

no words ! (si acaso... bravo)

Mil felicitaciones a todos los componentes de la expedición por vuestro logro. Como murciano estoy muy orgulloso de vuestra aventura. Ahora solamente queda esperaros aquí en Murcia y que nos pongais los dientes muuuuuyy largos con vuestros relatos.Un fuerte abrazo a todos..

Bueno, Paco, pues ahora a relajarse. Creo que ya lo han puesto por ahí, pero falta tu ficha (Paco Nadal; culo de mal asiento).Enhorabuena por lo que habéis logrado.

Las caras lo dicen todo.............sois hombres felices....Mi enorme enhorabuena. Un abrazo colectivo y para el narrador uno es pecial.................tiene plus

Al ver las fotos: Cuatro caras (la tuya ya la conozco) con el mismo corazón y misma ilusión.¡¡¡Me 'caguen' la hostia!!. ¡Qué suerte!.- Guinea, un abrazo. Te pareces a un sobrino mío cuando sea mayor.- Montero, eres un crack. Pero tienes cara de haberte tragado 'los marrones'.- 'Caracoles', se te ve un niño cargado de saberes-y-sabores.- "Paco Nadal", un rebelde 'con causa'. Como te pille por la calle de espaldas (de frente, no, que me puedes) te pego de hostias.Un abrazo a todos, campeones.

Enhorabuena de nuevo. Has conseguido que estuviésemos todos mordiéndonos las uñas esperando la siguiente crónica; todo un reto nada fácil de alcanzar (a veces, incluso, aún más difícil del que acabáis de coronar). De verdad, qué aventura, qué emocionante, y qué lugares, cabronazos, allá donde nadie ha pisado. ¿Se puede pedir más? ¡Sí, unas birras para los expedicionarios!;)Abrazos y felicidades.

Que emocionante leerlos a todos a salvo, gracias por hacerme sentir esa pasión, por el juguetito del spot (eso fue realmente espectacular), por ser lo que sois unos seres humanos increíbles. Cariños desde esta patria grande: Lia (MX)

(comentario sin tildes)Me acojono lo de la tormenta. Me alegro saberlos a salvo. Quien es Rosagal?Firmado: MAMA

pd: Hoy no hizo 42 grados. El lagrimon de hoy todavia no se me seco

Enhorabuena, felicidades a los cuatro. VIVA MURCIA.

Pues qué alegría saberlos ya fuera de peligro...Ya me extrañaba a mi no ver continuación, también los hacía ya celebrando en algún sitio...y resulta que pasó la sorpresa imprevista..., esa que después de para mucho contar...¡y por suerte!...lo podréis hacer.Hurrás infinitas a todos los intregrantes...y toda la birra del mundo, que os las merecéis!P.d.: espero que los calzoncillos los habréis tirado al llegar a la ducha...jejje.Abrazos a todos y un beso para ti Paco.

¿Y dónde está tu foto? Me hubiera gustado ver como ha quedado tu cara después de la expedición. ¿La colgaras algún día? Seguro que algunos quieren ver en tu cara las huellas de este viaje. Un "Felicidades por conseguirlo" para los cuatro. Sois unos fenómenos.

Joe.......vale, menos mal, ya me estaba yo preguntando que era lo que pasaba estos dos días pero me decía... los ha recogido el helicóptero y lo están celebrando. Salud y gracias por compartir la experiencia como lo habeis hecho.

Bueh... ¡Ya pasó! (¡¡y yo que hoy me quejaba de los 10ºC que están haciendo en mi ciudad todas las mañanas!!)¡Qué suerte que todavía te tenemos entre los mortales, mi amigo Paco! Sin dudas, el susto valió la pena!!Mando mis saludos y mi admiración a estos cuatro jovatos que se la re bancan!!!!!!Salutes!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

[email protected]

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal