Paco Nadal >> El Viajero

29 jun 2009

Las fotos (y algún vídeo) de Groenlandia (... y VI)

Por: EL PAÍS

Esta es la última entrega. Lo prometo. Dejo ya de dar la lata con las fotos de Groenlandia. Pero quedaba el desenlace, como en las buenas series. Y aquí lo teneis. Un par de vídeos de los días de la tormenta....
.

Así estuvo 70 horas seguidas. Casi tres días. Soplando como se alguien hubiera abierto de la caja de Pandora.
.
.

Reir por no lllorar. En algo había que matar el tiempo tres días encerrados en una caja de cerillas.
.
.
Y unas fotos que lo dicen todo:
Estos somos los cuatro dentro de la tienda un día normal.
.
.
Y estos... los mismos, pero el primer día de la tormenta. Se masca la preocupación, ¿eh?
.
.
Pero todo tiene un final. Tres días después la tormenta amainó y el helicóptero pudo venir por fin en nuestra búsqueda. Lo recibimos como si fuera el Gordo de la lotería caído del cielo. ¡Nunca el sonido de un motor me pareció tan bello!
.
.
El piloto estaba más loco aún que nosotros. Y quizá para compensarnos por los días de espera (o simplemente porque le ponía la adrenalina) nos regaló un vuelo rasante de media hora por encima de los glaciares hasta nuestro destino. Estaría bueno haber sobrevivido a los osos polares, a las grietas, a las tormentas, a la sobredosis de barritas energéticas y sopinstan... y palmarla ahora en un helicóptero que volaba demasiado bajo.
.
.
Era el final del viaje. El final de la aventura. Y Groenlandia, la isla que no es verde sino blanca, no podía haber elegido mejor punto de vista para despedirse de nosotros. Desde aquí arriba, desde la cabina del helicóptero del piloto loco, esta enorme isla-continente perdida en los confines del Ártico, nos regaló la mejor postal de un territorio aún virginal y puro que el hombre no ha conseguido ni domesticar ni alterar. Esperemos que siga siendo así por otros muchos años.

Hay 22 Comentarios

en Groenlandia que la chupen... que la sigan chupando... hace frio sigan mamando

En tiempo de crisis es una buena y económica manera de viajar.A través de tu blog.Enhorabuena

Fantástico Paco, y seguro que inolvidable, me encanta como nos transmites tus sensaciones.Si quieres descargar adrenalina, te propongo una aventura viajera fantástica, elige el sitio, yo pongo el tesón (unido al tuyo), mis bastones y mi silla de ruedas.pásate por el blog y verás como accedí a una cascada en León prácticamente inaccesible para mí.www.miguel-asaltodemata.blogspot.comSaludos.

¡Qué bien se escribe sentadita, tranquilamente, con algo de brisa que entra por la ventana...!Aquí nada de tormentas árticas Paco, aunque casi, casi, leyéndote, escuchándote y viendo los vídeos y las fotos es como viajar contigo. ¡Qué frío! Maravillosa vuestra andadura y vuestra voladura. Felicidades y besos para todos.P.D. Como siempre voy con retraso, ya no sé donde andas...

Paco, ha sido impresionante seguir tu aventura día a día. Nos trasmitías tu emoción día a día, cuando estabas allí y ahora, aquí ya, nos deleitas con las fotos comentadas de la aventura. ¡Una maravilla! y como guinda los vídeos que nos muestran la preocupación y al mismo tiempo la fortaleza de los cuatro para aguantar esas horas que, supongo, se os harían insoportables. Gracias, Paco, por esa aventura vivida a través de vuestra experiencia.Un beso.

Excelente reportaje gráfico Paco, con unas palabras y deseos finales de todo punto entusiastas. Esperemos seguir disfrutando de esos parajes indómitos. Por cierto, que leyendo estos apuntes me he acordado de un excelente documental visto el año pasado sobre la odisea del capitán Shackelton: "Atrapados en el hielo", que seguro conocerás, me pareció modélico por el perfecto ensamblaje entre fotografías de época (soberbias") y el rodaje en el desolado continente antártico.Un abrazo y felices rutas viajeras. [;)][8D]

BRRRRRRRRRRRR!!!!!

Que gusto una vez metidos en el helicóptero¡¡¡¡ Ya me he puesto al día de mi ausencia.....las fotos son espléndidas. Y ahora la pregunta ¿A donde te vas de vacaciones???? je,je,je,jeMuchos besos

Estupenda aventura. Pero también un magnífico trabajo: textos, fotos, videos, sonido, interrelación con los lectores.¡Estoy impresionado!

Paco...solo me queda dejarte nuevamente mis felicitaciones y mi admiración...a mi me hubiera matado la claustrofóbia y la incertidumbre...., y tú, nos lo cuentas con una amplia sonrisa..., todo un profesional! Nada, ya te mereces una medalla de explorador!!¿Hacia a dónde ahora...??? [8D]Besos

Excelente relato que llega a su fin ... por ahora! Muy buenas tus fotografías Paco, supongo que habrá modificado tú mirada del mundo un sitio de éstas características. Festejo como tú que todavia queden sitios tan vírgenes en este bello Planeta AzulA Bientôt mon ami!

He tenido que bajar el volumen con la tormenta, y encima la despensa cubierta de nieve...Un vuelo rasante por encima del glaciar! Pura adrenalina y pura belleza. Buenas fotos.Deseo como tú que el Ártico siga siendo así muchos años, sin domesticar ni alterar, y que sigas haciendo muchos viajes así. Felicidades a todos.

Querido Paco: ¿Cómo no llamarte querido si cada paso que das te hace querible? Son ustedes unos valientes y unos locos. Tú, además, eres un gran periodista y un comprometido incansable. Yo siempre anhelo tus viajes, no sólo me asombran sino que me fascinan. Éste sí que no me dió envidia. A mí me da frío el aire acondicionado en un teatro. El frío es lo que más temo. Y mira que a veces he sido valiente. Tranquiliza y alegra saberte de regreso. Mi imagino cómo estará de dichosa tu madre. Las fotos y los videos son buenísimos. Yo creo que no debes ir de vacaciones a ningún lugar que no sea España. Estáte quieto, niño. Quieto. Besos, Angeles Mastretta

Una maravilla de experiencia, de viaje, de fotos y videos! Un abrazo.Sebastián A.

JODER QUE CALORCITO.... YO ESTOY EN GAMBIA VIENDO TIAS EN TETAS... TE DEJO LAS FOTOShttp://comielotrodia.wordpress.com

¿La lata, dices? Lo que nos han regalado no tiene precio, Paco...

Increible...y ahora hacia donde sales de viaje??

Yo también quiero que vengan a rescatarme en helicóptero y contemplar esas vistas, pero me parece que no va a poder ser porque yo lo quiero sin haber sufrido antes. En fin, la realidad manda.Gracias y un abrazo.

Lo dicho Paco. La próxima llévate un kilito de gofio y unos plátanos de Canarias. Verás que bien lo pasas en una caseta los días que hagan faltan en unión de los colegas.Gracias por el blog y por las fotos.

Ha sido un auténtico placer y estaba esperando las fotos de esos días con ganas pero el tener los vídeos aún es mejor. Y todo ha salido bien, incluso lo del piloto loco. Supongo que será todo lo más que me pueda aproximar a semejante aventura. Gracias y un abrazo.

Si ayer me 'arrodillaba-postrado' ante tu hazaña, hoy no puedo más que felicitarte. 70 horas son muchas horas para pasarlas en la situación que nos muestras.¡Y hasta estaba simpático 'el niño'!. ¡Anda!.Un abrazo,

una vez mas... tre-men-do. Siento que se acabe la "serie groenlandesa"... a ver como te superas, porque me ha encantado seguir tu aventura. Enhorabuena Paco.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

[email protected]

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal