Paco Nadal >> El Viajero

25 sep 2009

Los placeres de Gamla Stan

Por: EL PAÍS

Hay un paseo inexcusable cuando se viene a Estocolmo: Gamla Stan , la ciudad vieja. Gamla es el barrio más antiguo de Estocolmo, el poblado de callejuelas estrechas y empinadas a partir del cual fue creciendo la ciudad. Por supuesto, es el sitio más turístico, pero no deja de ser un placer pasear por esas callejuelas medievales, tan opuestas al espíritu racionalista y funcional de la ciudad moderna y del urbanismo sueco.



La plaza principal, Stortoget, la de la foto de arriba, es un espacio pequeño, encantador y coqueto lleno de fachadas de vivos colores y de terrazitas donde comer o tomar un aperitivo. Para mi, uno de los rincones más deliciosos de Estocolmo (aquí va un vídeo con una panorámica de 360 grados de la plaza). En uno de los laterales está el museo de los premios Nobel .





Por la noche el barrio está lleno de restaurantes y terrazas. Y de cientos de forasteros en busca de una mesa. No es el mejor sitio para probar autentica comida sueca (abundan las pizzerías y la cocina internacional), pero si eres turistas en Estocolmo, una noche al menos tiene que ejercer de ello e ir a cenar a Gamla Stan.



Si por el contrario buscáis el mestizaje con la población local, es mejor ir a cenar a la calle Birger Jarls Gatan, cerca del muelle de Nybroviken: cantidad de locales hipermodernos e hiperfashion, llenos de gente joven y no tanto, pero elegante, guapa, culta... En fin, sería percepción personal, pero te sentabas allí y te daban ganas de hacerte sueco (que no es lo mismo que hacerse el sueco).



PD: Por cierto, Gloriainfinita, es verdad: los suecos están de toma pan y moja (creo que incluso mejor que las suecas). Lo que pasa es que una vez creado el mito.... ¡no hay quien lo cambie! Siento no tener foto de ningún aborigen macizo ; la próxima vez prometo fijarme más en ello.


Hay 16 Comentarios

Estimado Paco: estoy poniéndome al día con todos tús relatos desde el crucero y como siempre disfruto del dinamismo que compartes con nosotros. Me ha gustado mucho eso de:"...pero si eres turista en Estocolmo, una noche al menos tienes que ejercer de ello e ir a cenar a Gamla Stan..." Es totalmente cierto, cuando uno decide ir a un sitio así, siempre piensa: "Ok, ahora ejerceré de turista", al menos a mi me pasa, así que doblemente identificado con tus relatos.Y felicitaciones por el premio tan bien merecido! Te faltaría agregar aqui esos premios que se dan entre bloggers como 'el blog del día' o 'el mejor amigo' o 'éste blog vale su peso en oro' JE! (es una broma Paco, es una broma!) y mira, tienes que comenzar a crear tú propia línea de objetos de viajes. Claro, cómo no se te ha ocurrido? como la colección Paco Nadal de bolsos para navegar, para escalar, trajes de buzo, línea de camping, mermeladas, canastos de pic-nic, etc. También muñecos peluches a tu imagen y semejanza, que vengan con diferentes modelos, tipo 'Paco de safari', 'Paco en la jungla', 'Paco de buceo' : serías un éxito y millonario ! ... bueno, podremos trabajar en ello, yo te manejo las oficinas de París !

Hacerte sueco?? que tú tienes mucha más elegancia de castizo español y resultas mucho más autentico, como el terruño. Seguro que, encima, ligas más así. ;-) Precisamente me está acompañando estos días el mítico Mankell, me estoy haciendo adicta al inspector Wallander, ando perdida en la profunda Suecia, en Escania. Oye, me tienes algo olvidada, eh...y ahora sí, no te hagas el sueco. :-)

¿Es tan limpia como parece? la primera foto es encantadora (¿En qué quedo tu libro de fotos?) La panorámica de la plaza que linkeas está muy bien, pero suena artificial (además me marea), la foto está mejor.PD1: Te prometo que si alguna vez voy a Estocolmo, voy a ir a cenar a Gamla Stan (pero solo para hacerte un favor, Eh?, porque donde te echen una buena pizza de mozzarella, que se quite el Ferrán Adriá ese) PD2: Nos acabamos de cruzar, cuando me fuí a loguear vi tu comentario...no, ya no es solo la casera, la cosa esta más chunga de lo esperado como para afrontarla sola, ya no hay sonrisas, tampoco salud. Gracias por preocuparte de todas formas.[

Vuelvo para protestar, si no retiras lo de la Dibildos, te voy a buscar un "asemeyu" con alguien que no te va a gustar nada ¿serás ...? Liv Ullman me va mejor.

Te voy siguiendo los pasos, por si en el camino se te pierde algún sueco, Gloria, que me he quedado con las ganas.Y esa plaza me ha parecido muy bonita, pero de lo que estoy segura es, que pasear entre las callejuelas estrechas que parece ser, hay en esa zona antigua, tiene que ser precioso. Es que no lo puedo evitar, me encantan las zonas viejas de las ciudades, donde casi te puedes dar la mano desde una ventana a la de enfrente.Y pondré en mi agenda de sueños, un viaje estelar por Estocolmo, la ciudad, las islas del contorno y si se tercia por algún sueco también.Hoy las "lozanas y estupendas" estamos un poco bromistas ¿no, Paco? Será el otoño, como la primavera ya se ha pasado... Y retira lo de la Dibildos... ¡anda qué!Un besazo...Estrella

Siento ser jodía, pero a mí me molaba más el blog en directo que este diferido.

Lo siento...esta plataforma de nuevo hace lo suyo...brrrrr.......intento repetir:Un placer leer tus crónicas sobre Suecia...un país que siempre lo tenía servido en plato, sin embargo nuncallegué a visitar..., deudas que le quedan a uno.Se sabe el gran desarrollo de este país, su alto nivel en todos los sectores, destacándose entre ellos su sistema social, sin embargo lo que más me llamó la atención son su gente. Libres de todo prejuicio, sanosy amantes de la naturaleza...Interesantes entradas Paco, y se agradecen los links intercalados...Un abrazo

estocolmo fue mi primer destino como viajero "independiente", y no lo disfrute tanto como lo haria ahora. tu relato me esta dando unas ganas irresistibles de volver !!

Gracias, Paco. Ya he descubierto el truco... como no tenía instalado el Java, por defecto, me sacaba lo que le parecía, creo yo que era éso, es que mi ordenador es un antiguo. Hace ya un eternidad tuve ocasión de pasear mi cuerpecito por ahí (digo lo de cuerpecito pues los pies no me llegaban al suelo cuando me sentaba) y, aparte de suecos y suecas, guapos, si, pulcrísimos, también... recuerdo que me llamó la atención la cantidad de gente, decía yo lapones, que veía a mi alrededor ¿sigue habiendo?.No probé ningún restaurante, iba de pobre, de camping y en moto y con la comida de casa, pero sí que me tomé un vino blanco en esa plaza y disfruté como una... lo que soy... enana. Besos.

Oye, no vale eso de ponernos la miel en los labios y luego decir que no tienes ninguna foto de los suecos macizorros esos... Mala persona!! :P

Hola Paco: Estas haciendo una buena descripción de la ciudad, tan buena que me dan ganas de volver. Es verdad ellos y ellas son unos buenos ejemplares, tal vez una raza más pura aunque yo no creo en eso porque el mestizaje a veces mejora mucha la calidad, véase las mulatas; invento español y por el cual no hemos ganado ni siquiera el premio Nóbel.¿No visitaste el museo del Vasa? es interesante, probablemente el barco que menos tiempo flotó en el mundo una vez botado.Un abrazo.

Ahora ya sé que además de querer una casita en un islote sueco... quiero una cita con un sueco culto, infinitamente maravilloso para invitarlo a cenar cerca del muelle de Nybroviken. No tiene pérdida. Me acordaré de programar las indicaciones en el gps de mis sueños ;)

Paco, Paco,.... Que se te están olvidando las buenas maneras y no estás satisfaciendo al 'gallinero'. ¿Y las fotos de suecas? ¿Dónde?. No te hagas el sueco, ¡anda!.'Gamla Stan' no parece un rincón para empaparte de sueco/a, sueca/o, más bien para ver y pasar de largo. Bueno, con una 'buena-sueca-buenorra' al lado, tal vez cenar un poquito.Un abrazo.

Paco, Paco,... (que dice nuestro Blas...) Pues yo te pongo CERO TRAS CERO, de profesora super-estricta! Jajaja! Nos tienes mania?Dile al amigo Blas que suprima el sufijo -orra. Porfa, suena tan borde!Un beso, finalmente.

Preciosas la construcción de las casas y sus colores. Pues nada, cuando nos acerquemos por esas latitudes pasearemos por la Gamla Stan y sdaborearemos el ambiente que nos describes.Un abrazo desde Lugo, Paco.

Como llego de noche hasta aquí, imagino como estarán esas calles, sus luces, sus restaurantes y su encanto.... Pero por muchos 'bombones' suecos, me quedo con los españoles!Un placer seguirte y con tus posts conocer rincones que nunca he visto...BesosPilar

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal