Paco Nadal >> El Viajero

09 feb 2010

El río más dramático

Por: EL PAÍS

He vuelto a leer "El río Congo", de Peter Forbath , una fantástica recopilación histórica sobre la conquista de lo que el mismo autor califica "el río más dramático de la tierra". Fue un libro que me marcó cuando lo leí por primera vez y que sigue sorprendiéndome cuando releo alguno de sus capítulos. Está todo: los primeros portugueses, los maniKongos, el rey Alfonso, el doctor Livisngstone, los negreros, Stanley, Conrad, las matanzas de Leopoldo II... Un libro de aventuras en estado puro, solo que narra hechos reales, no ficción.
Como le pasó a Forbath, la primera vez que vi el Congo fue en Kisangani (la antigua Stanleyville). Y entonces el país no se llamaba República del Congo sino Zaire y un dictador bufón y patético (pero tan cruel como el resto de citadores africanos) llamado Mobutu Sese Seko regía aún los destinos de la nación más grande del África ecuatorial. Fue allí, en las cascadas Stanley donde tomé esta foto de los pescadores wagenia. Fue allí donde caí rendido a la fuerza telúrica del "río más dramático".
El Congo me pareció misterioso, el resumen de todos los mitos que envuelven a África. Peter Forbath lo resumió a la perfección en las tres primeras líneas del libro: "Congo. Dos sílabas cortas que golpean la imaginación como un tambor de la selva, evocando pesadillas de oscuridad primigenia, misterios insondables y espantoso salvajismo.

08 feb 2010

Up in the air

Por: EL PAÍS

El sábado fue al cine a ver Up in the air , la última de George Clooney, nominada a seis óscar. La peli, para que engañarnos, es un bodrio, aunque intenta desarrollar una buena idea (mal llevada a la pantalla): la soledad del viajero profesional.
Ryan Bingham (George Clooney) es un alto ejecutivo de una curiosa empresa de Omaha que se dedica a despedir gente. Su trabajo le obliga a estar permanentemente "en el aire", volando de un aeropuerto a otro, de hotel en hotel, de conexión en conexión. Tanto, que ha hecho del movimiento perpetuo un estilo de vida: vuela más de 250 días al año, usa una pequeña maleta que le permite ahorrarse la facturación, adora la vida anónima y repetitiva de los Hilton, colecciona tarjeta de fidelidad y puntos, es un experto en no hacer colas y su máxima meta es llegar a la mítica cifra de 10 millones de millas acumuladas en su tarjeta VIP de American Airlines. Su apartamento en Omaha es un monumento a la vulgaridad: un sitio anodino y frío al que solo vuelve para cambiar de ropa. El extremo opuesto a un hogar. Él vive (y es feliz) en el aire.
Hay dos máximas en su filosofía de vida y así las expone en las conferencias de autoayuda que suele impartir: "moverse es vivir". La otra: ir por el mundo con la mochila lo más vacía posible.
¿Llevar la mochila vacía nos acerca a la felicidad? Todos los actos del ser humano medio se dirigen en sentido opuesto: nos echamos novio o novia pronto, nos casamos, nos ahorcamos con una o con dos hipotecas, viene los niños, un trabajo fijo de 8 a 3, el préstamo del coche... ¿es eso la felicidad?
Añoramos andar cortos de equipaje, pero nos esforzamos en cargarlo cada día más.
¿Moverse es vivir? Yo no vuelo tanto como Ryan Bingham, pero calculo que paso unos 170 días al año fuera de mi casa. Todos los conocidos me dicen los mismo. "qué envidia me das". ¿De verdad? El perpetuo movimiento exige sus peajes. Yo no puedo tener rutina alguna, no puedo quedar para salir en bici los domingos con mis colegas del club ciclista, no puedo ir al gimnasio todos los martes y los jueves, no puedo quedar los miércoles para ir al cine con los amigos ni ir los fines de semana a comer con nadie... porque no se donde voy a estar el lunes, o el martes o el miércoles o el fin de semana. Se de amigos que han de dejado de llamarme simplemente porque nunca estoy.
A mi me hace feliz esa incertidumbre. Pero comprendo que a otros le aterraría.
Up in the air no es El turista accidental , aquel entrañable film de William Hurt y Geena Davis que hablaba de viajes, de sentimientos y soledades. Es una peli que se queda a medias. Hay fallos clamorosos de guión que disuelven la historia en aras de hacerla más ligera, una comedia convencional que guste al público medio. Pero tiene tramos soberbios (los cinco primeros minutos y los diez últimos), con una ácida y reflexiva crítica sobre la condición humana, la dicotomía entre la añoranza de una mochila ligera y la realidad de nuestro actos, que van encaminado a llenarla un poco más cada día.
¿Somos en el fondo mamíferos gregarios y sedentarios?
¿Seríamos más felices si tuvieramos menos ataduras?

Añoramos una mochila vacía, pero antes o después necesitamos llenarla de cosas. Sobre todo, de amor. Aunque seas George Clooney.

05 feb 2010

Colgado de un telesilla

Por: EL PAÍS

¿Qué pasa si se rompe un telesilla y me quedo atrapado arriba? ¿y si me rompo una pierna esquiando? Desde luego, mejor que no te pase. Pero por si ocurre (y estas cosas...¡ocurren!) la estación de esquí de Cerler (Aragón) ha organizado la I Semana de la Seguridad, para mostrar a los usuarios y a los profesionales cómo se organiza por dentro una estación, cómo se afrontan estas situaciones comprometidas y cómo trabajan los equipos de rescate.
He estado con ellos un par de días y me ha encantado la experiencia. Como periodista especializado y como usuario de esquí. Estaban programadas demostraciones de rescate en camilla, prevención de aludes, charlas sobre medicina preventiva.... Lo normal es que cuando vas a esquiar solo pienses en eso... en esquiar. Y ninguno nos damos cuenta de la organización tan compleja que hay detrás de este tipo de instalaciones, con varios centenares de personas trabajando de manera oculta para que todo funcione, para que los remontes pasen las medidas de control y seguridad y, sobre todo, para rescatar en condiciones complejas a un accidentado o a alguien en problemas.
He sacado varias conclusiones:
A. No pasan más cosas porque Dios no quiere, porque cada vez hay más gente en las pistas, más pirados que bajan como locos y sin control, y más irresponsables que se meten por fuera de pistas aunque haya nivel 5 de aludes ese día.
B. Los pisters y los equipos de seguridad que tienen las estaciones son unos profesionales de tomo y lomo y se juegan la vida en muchos rescates.
C. Un telesilla lleva más inspecciones y más controles de calidad que el Apollo 11, así que es muuuuy difícil que se caiga (lo que no quita para que te de cierto acojono cada vez que te subes a uno)

Me llamó mucho la atención el simulacro que hicieron de cómo se libera a los usuarios en caso de que un telesilla se quede bloqueado. Los rescatadores se deslizan por el cable como por una tirolina y mediante cuerdas y descendedores van bajando uno por uno a los clientes atrapados. Es curioso, pero este tipo de rescate está regulado por ley y tiene una duración máxima: en tres horas debe de estar evacuada toda la línea. Claro, que tres horas sentado al pairo en medio de una ventisca de nieve no se las deseo ni a mi peor enemigo.
Le pregunté a uno de los miembros del equipo de rescate si nunca se habían encontrado con casos de pánico, de miedo a la altura, de alguien que no se atreviera a bajar de allí colgado de uan cuerda.
"Nunca", me respondieron. "La mente humana es muy sabia y siempre decide entre el mal menor. Entre pasar un mal rato colgado de una cuerda y quedarte a vivir allí arriba... todo eligen colgarse de la cuerda. Por muy grande que sea el vacío que tienen debajo".
Es decir, como elegir entre Guatemala y Guatepeor.
(más información y vídeos en www.aramon.tv )
.

03 feb 2010

El documental de Sudáfrica

Por: EL PAÍS

Os presento el documental de la serie Aventura x 2 que rodé en Sudáfrica para la televisión autonómica de Murcia. El episodio se emitió solo cuatro días después de nuestro regreso. No se suele trabajar con esas prisas en este mundo de los documentales y programas de viajes, lo normal es que tengas al menos un mes entre la grabación y la emisión del programa. Pero esta vez las fechas del viaje y las de emisión eran inamovibles... y hubo que ponerse las pilas para ir haciendo el guión a la vez que rodábamos y luego editar y montar todo en cuatro jornadas. Aún así, creo que quedó muy bien. Espero que os guste.
.

.
Para verlo, pincha en la foto. Si además pinchas en el cuadradito que hay debajo del televisor se pone en pantalla grande y se ve mejor.
Hace tiempo colgué un post sobre el museo etnográfico de Grandas de Salime (Asturias) y su director-fundador, José Naveiras, un personaje único al que todos conocen como Pepe el Ferreiro.
Estos días Asturias anda revuelta porque se ha conocido la destitución sin más explicaciones de Pepe como director del museo por parte de la Consejería de Cultura y Turismo del Principado, que es de quien depende el museo.
No sé las circunstancias de la decisión, no sé por qué la gestión de Pepe es considerada como "irregular" por la consejera de Cultura ni se qué guerras internas se libran tras esta decisión. Ni he hablado con los protagonistas. Por eso me abstengo de pontificar o de dar palos a diestro y siniestro de forma gratuita aún sin tener ni idea del asunto (para eso están los tertulianos).
Lo que si quiero decir es que entrevisté dos veces a Pepe, el ferreiro "ilustrado" de Grandas para diferentes reportajes y me pareció el tipo más íntegro y honesto que he visto en mi vida. El museo de Grandas existe gracias a él. Él fue quien, gastando su tiempo y su dinero, reunió esa soberbia colección de piezas que de otra manera se hubieran perdido. Él fue el ideólogo del museo. Él es quien ha luchado sin ninguna ayuda oficial por conservar la cultura y la tradición del Occidente asturiano. Y se merece otro trato. Ayer hubo una manifestaión de 400 vecinos del pueblo en su apoyo. Y habrá muchas más.
Desde aquí mi apoyo, Pepe. Y como tu dices siempre a modo de despedida: "haxa, salú" (que haya salud.. y tu que lo veas)
Podéis seguir la noticia en el blog personal de Pepe

01 feb 2010

"Pedro Páramo..." ya está aquí

Por: EL PAÍS

¡¡Por fin!! Ha sido una larga espera, pero por fin el próximo jueves, 4 de febrero, se pone a la venta en todas las librerías (en las de tradicionales y en las virtuales de internet), Pedro Páramo ya no vive aquí, la obra con la que gané el premio Eurostars Hotels-RBA de literatura de viajes.
Como algunos ya sabéis, se trata de un relato sobre México que reúne varios de mis viajes por ese fascinante país. Es un libro de viajes, es un ensayo y es un relato histórico, pero sobre todo es un texto muy personal y muy sentido sobre el país de lo superlativo, el país donde todo (la comida picante, el amor, el odio, la vida, la muerte) se consume con una intensa que yo no he visto en ningún otro lugar del mundo. Lo publica RBA y lo prologa la escritora mexicana Ángeles Mastretta, a la que nunca podré agradecerle su generosidad.
México es un país que se odia y se ama a partes iguales. Puede ser violento y peligroso, sí (hoy mismo hemos conocido la matanza de trece adolescentes en una fiesta de cumpleaños en Ciudad Juárez); pero también es dulce, culto, vibrante, divertido, inmenso... A mi me cautivó. Y de ese flechazo salió este relato. Espero que os guste.
El 17 de febrero habrá una fiesta de presentación en Madrid. Estáis todos/as invitados/as. Ya colgaré datos acerca del dónde y el cómo. Me encantaría conoceros allí.
El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal