Paco Nadal >> El Viajero

15 mar 2010

Un barco por los canales patagónicos

Por: EL PAÍS

Escribo por fin a bordo del Vía Australis, la razón de este viaje que me ha traído a la Patagonia chilena. El Vía Australis es uno de los dos únicos buques de pasajeros (el otro es su hermano gemelo, el Mare Australis) que recorren los canales patagónicos entre Punta Arenas (Chile) y Ushuaia (Argentina). Ambos pertenecen a la compañía Cruceros Australis.

Pero el Vía Australis tiene poco de crucero convencional. Es un barco pequeño, en el que cabe un máximo de 120 pasajeros (en este viaje vamos 89), no tiene karaoke, ni piscina, ni sala de masajes ni se baila la conga ni hay discoteca. Ellos lo llaman crucero-expedición y es la única manera de llegar a rincones salvajes de la Tierra de Fuego a los que no se puede llegar de otra manera , a no ser que trabajes en uno de los pesqueros que capturan centollas y calamar en estas gélidas aguas del fin del mundo.
Anoche zarpamos de Punta Arenas , la población chilena en la ribera norte del estrecho de Magallanes. Una localidad de 130.000 habitantes que tiene algo de puesto de colonización, de ciudad de frontera en la que la luz y el aire presagian ya las soledades australes. Punta Arenas recuerda un punto a Valparaíso, con esos cerros alomados tapizados de casitas bajas de vivos colores que se descuelgan hasta la orilla del Estrecho de Magallanes. El periódico local se llama ?El pingüino? , razón más que sobrada en mi opinión para venir a conocer una localidad tan singular como ésta.
Hemos navegado toda la noche por el Estrecho de Magallanes y el amanecer nos ha sorprendido en el Seno Almirantazgo, uno de los muchos fiordos sin salida de este laberinto de canales, islotes y estrechos que es la Tierra del Fuego. Hoy conocemos como la palma de la mano esta complicada orografía y los modernos sistemas de navegación permiten al Vía Australis avanzar incluso en noche cerrada. Pero me acuerdo de Fitz-Roy y de Darwin, de Martial, de Magallanes, de Bouganville y de tantos otros marinos ilustres que surcaron estas agua con pesados galeones, carabelas y bergantines a vela difíciles de gobernar y sin mapa ni GPS. A veces entraban en un seno o fiordo de este tipo avanzaban durante días hasta comprobar que no tenía salida y debía volver por donde habían entrado.
Hemos descendido a tierra para dar un paseo acompañados por los biólogos del barco, que van explicando al pasaje, la flora y la fauna patagónicas. Teníamos de fondo el glaciar Marinelli y como envoltorio, un excepcional día soleado, algo raro en estas latitudes australes. Un regalo que la Patagonia ha tenido a bien hacernos.

El espectáculo de colores es soberbio: el blanco del glaciar y de los picos de la cordillera Darwin; el azul impoluto del cielo; el verde turquesa de las aguas de deshielo del fiordo; los mil tonos ocres, verdes y amarillos del bosque de ñires y lengas; las bayas rojas que crecen en el sotobosque; la turba negra que almohadilla el suelo, empapada por siglos de lluvia continua; el violeta eléctrico de las conchas de moluscos muertos en las playas de cantos rodados; los árboles secos por la acción de los castores, con su grisácea palidez de muerto viviente.
Navegamos por tierra hostil. Pero esta mañana radiante, esto podía haber sido el paraíso terrenal.

Hay 26 Comentarios

Siento quitarte esa emocion aventurera. Ese viaje se hace en
cruceros convencionales. Estoy
de acuerdo en los paisajes maravillosos de los canales, pero he visto hacer punto mientras veian el cabo de hornos. Asi que realizando esto en cualquier crucero convencional sale mas barato y mas comodo, de esta forma no hay nacesidad de sufrir,
solo un poco de oleaje hasta cabo de hornos.Si quieres sufrir
te haces una valsa de madera y navega. Lo de la bandera pirata te queda muy bien en el video.
Cuando llegaron los españoles
a la patagonia vieron hogeras desde el barco por eso la llamaron la tierra del fuego no porque esta quemara ni nada parecido. De acuerdo con los barcos de aquellas epocas de aventureros necesitados en las que navegar era poco mas que un suicidio (el hambre empuja)
Bueno Paco te quedan muy bien tus "milongas" te leere alguna mas y te comentere.
Chao

La Patagonia resulta espectacular, un viaje totalmente recomendable.

Te leo con nostalgia, Paco. Es como si reviviera todas esas experiencias.
Gracias!
Besos

Puerto Natales y las Torres del Paine los lugares mas maravillosos de la Patagonia chilena .
El crucero Australis de lo mas recomendable ,paisajes espectaculares y habilidades didácticas de sus guías.

Sin duda alguna los paisajes de la patagonia son preciosos y enamoran a todo el mundo. ¿Para cuándo un viaje a la Antártida? :)

Ufff, esto sí que me parece una pasada con los Andes al fondo. Qué guapo!
Todos los secretos para seducir mujeres haciendo click sobre mi nombre.

Existe un crucero rompehielos que va a la Antártida, de turismo. Antarpply Expeditions es el nombre de la compañía, también es de los denominados "crucero-expedición".

Ela ño pasado estuve en Torres del paine, Punta Arenas, Puerto varas, Puerto montt, Peulla etc.. y quedé tan enamorado que este año reito por Argentina y hago el crucero australis.
realmente Torres del Paine es lo mas hermoso que he visto en mi vida.

No hay paisajes en el mundo que me hayan impactado tanto como los de la patagonia chilena...la carretera austral, las torres del paine; son lugares indescriptibles, las palabras palidecen ante tanta belleza.

He tenido la oportunidad de realizar este viaje un par de veces, es increible, lamentablemente no dan los tiempos para que un fotografo pueda aprovechar estas maravillosas vistas, el año pasado conoci el Forrest, un barco, mucho más pequeño, solo para 20 pasajeros pero esta buenisimo y hace una ruta especial para amantes de la naturaleza y fotografos.
Saludos

www.patagoniaphotosafaris.com

Llevo 26 años viviendo en la Patagonia Chilena y aun no pierdo la capacidad de asombro Que bien que llegaste a estos lugares, no muchos vienen

La compañía Cruceros Australis me cobraría entre 3.100 y 3.500 dólares por la navegación entre Ushuaia y Puerto Arenas ¡un dineral! Me parece muy caro y no todas las personas que viajamos a Patagonia disponemos de esta cantidad. Yo viajo sola y esto me sale muy caro, me cobran más caro en los hoteles, las habitaciones, los cruceros .... Soy senderista y voy por primera vez desde el 13 de diciembre de 2010 al 8 de enero de 2011. Estoy deseando que llegue el día !!!!

Desde este otro extremo del mapa suena raro que en el fin del mundo haya una población de 130 mil habitantes (muchísimos para lo que son nuestros pueblines), además de por esa razón, y como decís, también porque editan un periódico llamado "El pinguino" vale la pena conocer y valió la pena leer un periódico con semejante nombre. Entré y me encontré con un titular encantador: "Basquetbol local promete ser atractivo pero algo disparejo" (si además de atractivo, el "basquetbol" es "disparejo", no cabe duda de que hay que ir, aunque sea para ver el partido, pero hay que ir).Te juro que no sabía que el estrecho de Magallanes se hallaba integramente dentro de la jurisdicción chilena (lo que es mi "innorancia" y la sabiduría de la Wiki)PD1: La última foto: un regalo que has tenido a bien hacernosPD2: descansá un poco, nene, en el Australis o donde quieras, pero es que, aunque me entreno casi todas las noches , no te puedo seguir el ritmo ¡lo que es la juventú'!

Angel, sí, los libros de Sepúlveda están editados en Tusquets. Además, vive en Gijón. Tengo otro libro, pero me lo compré en Argentina, Viaje a la Patagonia Austral, sobre los indios tehuelches, d eun antropólogo, Ramón Lista. Este ya no sé si lo podrás localizar en España, está editado por una ed argentina. Espero que te gusten!

Muchas gracias por compartir el paraiso terrenal a los que todavia estamos en camino hacia el ,quizas algun dia lo alcancemos ,por lo de pronto lo vemos a traves de tus ojos y corazon.Un abrazo.

Paco:Felicitaciones, hermosa descripción de la Patagonia Chilena. Para aquellos que deseen leer algunas novelas relacionadas a estas tierras, recomiendo a Francisco Coloane (http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Coloane). Escritor chileno que vivió en estos parajes y describe muy bien la vida de los colonos que desafían esta agreste, pero bellísima naturaleza. Aquellos que puedan visitarla, no olvidarán sus paisajes ni la amabilidad de sus gentes.

Magnífica experiencia, Paco. Yo tengo pendiente el que va a Puerto Williams. Espero regresar a estas tierras el año próximo. ¡Qué ganas...!

Hola Paco. También disfruté de ese espectáculo de colores que describes. Nosotros fuimos en el barco Evangelistas de la Naviera Navimag, que también transportaba ganado...La tripulación fue muy maja, nos dieron varias charlas-conferencias y nos dejaron curiosear por el puente de mando...disfrutamos mucho. Me has hecho recordar Punta Arenas, Puerto Edén, el Estrecho de Magallanes y todos aquellos paisajes...¿Qué tal el paso por el Golfo de las Penas, había olas altas? Besos acatarrados.

Hermosas palabras, hermosas fotografías, hermoso lugar.

El más bello rincón del mundo, Patagonia y Tierra de Fuego; cuando estés entrando en el puerto de Ushuaia, admira la bahía, las casas retrepadas en la colina y, al fondo, el Glaciar Martial. Si alguna vez me pierdo, buscadme en Ushuaia.

Cuando crucé de Argentina a Chile, lo hice desde Porvenir,en ferry, hasta Punta Arenas. En el mismo barco ibanunos biológos. Yo, encaramada en la cubierta, cuarteada la cara por la brisa marina, no quise perderme el espectáculo del mar "hostil", el estrecho de Magallanes que habían cruzado en mil peores condiciones Fitz Roy y Darwin (gracias por aquella recomendación, "Hacia los confines del mundo", lectura que devoré). Por siaca, los prismáticos bien a mano. Yo, con mi natural -a veces inoportuna- espontaneiada, me lié a gritos cuando vi un animal negro y blanco surcar las olas, no lejos del ferry. "Ballena! ballenas!" grité, poseída por la ingenuidad y el deseo de verlas...al que atrajé a la velocidad del rayo a todos los pasajeros que me oyeron y que se itraron hasta la cubierta donde yo me hallaba, intentando vislumbrar la ballena que decidió ser un delfin. Los biólogos me sacaron de mi error, que no supuso motivo de tristeza. Un delfin negro y blanco. Y yo, feliz. Prismáticos a mano, y yo, mirando al delfin que parecía querer saludarnos y darnos la bienvenida en aquel territorio hostil, pero hermoso. :-)La luz patagónica, un espectáculo. El cielo, más azul. Todo, más.Además, en un día se viven las cuatro estaciones.La luz venía directa, no tenía que atravesar ninguna capa de polución. No hay industria en esa zona. Eso hace que los colores sean como son, y no lo que parecen. Como la gente. :-)

Si pudieras, no dejes de visitar la estancia Harberton, en Tierra del fuego. Esa sí es la casa más alejada, al sur del sur; Aunque no sé si en invierno se quedan todos allí. El dueño sí. Es un hombre muy curioso. Yo tuve la suerte de ir sola, con el rubio, ni un turista más, y un biólogo que estaba de practicas allí nos hizo una visita que normalmente es de una hora,en casi tres. Felices, los tres, cebando y tomando mate, hablando de lengas, de los yamanas, los alacalufes, en fin... del hombre blanco, de la turba, del daño que han hecho los castores al paisaje (ya comiste castor??) qué placer la conversación en aquellas latitudes! Por cierto, ya sabes por qué los patagones se llamaban patagones? y los onas? y qué es el pan de indio? hace mucho frío? ya te abrigas bien? :)

Se me olvidaba, lecturas patagónicas: Coloante, pero también uno más cercano y vivo: Sepúlveda. Mundo al fin del mundo y Patagonia Expréss, artículos en forma de relato, pero sobre hechos reales. Muy recomendables ambos.

Gracias Paco por estas noticias del fin del mundo. Gracias Carmen-Frei por las tuyas. Preciosa fotografía la del paisaje, Por cierto, mirándola fijamente se ve a la izquierda que asoma algo de las azules aguas. ¿Será una cabeza? me pregunto. ¿Será que la luz del Sur te impulsó, Paco, a darte un bañito en estas aguas gélidas? Estoy en un sinvivir...Carmen: se consiguen estos libros de lecturas de la Patagonia aquí en España?

Bueno, bueno. Es que cuando te pones (poético), te pones.No me extraña nada visitando esos parajes tan "paraiso terrenal".Un abrazo, joven (reitero mis saludos a los 'fueguinos', que decían en el 'Beagle').

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal