Paco Nadal >> El Viajero

05 ago 2010

Castro celebra las bodas homosexuales

Por: EL PAÍS

Hoy he ido a cenar a casa de unos amigos en Castro, el barrio gay de San Francisco. Cuando iba hacia allí me he tropezado con la manifestación que celebraba por las calles del barrio la decisión de un juez federal en favor del derecho de los homosexuales a contraer matrimonio.

Mis amigos y amigas anfitriones son miembros de la comunidad gay de San Francisco, una de la más grandes y organizadas de los EEUU, por lo que en la cena inevitablemente ha salido el tema. Había ganas de festejarlo (en las calles y en los escaparates de lo comercios podía verse carteles con un "Thank you, judge Walker" muy esclarecedor), pero también había alegría contenida porque saben que la lucha legal no ha acabado y que va para largo.
California es uno de los estados más abiertos y tolerantes de los EEUU, y en concreto, la ciudad de San Francisco. Las minorías, los inmigrantes, los homeless, los desfavorecidos tienen aquí un nivel de protección y ayudas sociales muy superior al resto del país, lo que provoca no pocos odios y rechazos por parte de la derecha rancia y conservadora, que aquí es muy rancia y muy conservadora.
La historia de la legalización del matrimonio homosexual empezó en 2006 en esta ciudad de San Francisco, cuando el alcalde, Gavin Newsom, por su cuenta y riesgo, dijo que no había ni una letra en la Constitución de California que impidiera casar a los homosexuales; y empezó a hacerlo en su Ayuntamiento. 18.000 parejas se acogieron a la iniciativa.
Pero la derecha conservadora, los mormones y la iglesia católica se aliaron para combatir semejante ultraje. Las razones: las mismas que la derecha rancia y conservadora española ayudada por la iglesia católica ha utilizado en España. Que se destruía a la familia y que el matrimonio era algo divino (y, al parecer, de su propiedad). En 2008, mediante un referéndum consiguieron anular esa prerrogativa en la Constitución californiana.
Lo que el juez federal Walker ha dicho hoy es que ese referéndum iba contra la Constitución federal y que lo anulaba. Pero quedan muchas apelaciones aún. La cosa acabará en el Tribunal Supremo y llevará aún varios años de juicios.
Harvey Milk (ver la magnífica película de Sean Penn ) murió asesinado en 1978 por defender los derechos de los homosexuales. Vivía en el 575 de la calle Castro, la que da nombre al barrio. El mismo que esta noche festejaba en bares y pubs la decisión del juez Walker.
En algunas luchas por los derechos de las minorías, parece como que el tiempo nunca pasara.

PD: hace ya 5 años que se aprobó el matrimonio entre homosexuales en España y todavía no he visto que ninguna familia tradicional cayera fulminada por su causa.

Hay 19 Comentarios

Ya... hasta aquí llego, amigo, ya seguiré después, o mañana.... y es que me ha dado un susto de muerte el título... me imaginaba a Fidel Castro en una boda de gays y, ya de paso a Chávez llevando las arras, así que todo tu texto se me ha quedado en las brumas a causa del shock.Creo que son muy brutos, Paco, muy brutos, recuerdo la peli con el Seann Pen (que si un día me levantara el castigo autoimpuesto de no enamorarme nunca jamás, sería el elegido) y me voy a hacer la siesta con la misma pregunta con la que empecé... ¿qué diablos le pasa a esa gente cuando se convierte en masa? porque algún especimen digno de mención ya sé que lo hay, pero en su conjunto, repito... son más brutos que los de los tambores de Mula en semana-santa.Besines

Muchos días sin visitarte, venga a desocupar, mover muebles y a pintar. Hoy he bajado hasta aquí durante el café y me ha gustado mucho el viaje y lo feliz y estiloso que se te ve en el tranvía. Buen descanso .*)

Casese y descasese el que guste! Todo eso solo tiene un fin: "legalizar" la union ( en mi opinion), con el fin de poder recabar los mismos derechos (SS, pensiones, herencias...) que las parejas heterosexuales.En cuanto a la adopcion de ninos por parejas homosexuales... solo he conocido a dos o tres de mujeres y los resultados no me han parecido satisfactorios PARA LOS NINOS.Debo reconocer que mi experiencia es limitada!Un beso, Paco.

Me encantaría viajar algún día a San Francisco, y hacerme una foto con esa inmensa bandera arco iris al fondo. Por cierto, esto lo dice un Heterosexual amante de....... LA LIBERTAD. Y sí, es muy cierto como dice Runaway que la ultraderecha americana y la española son campeonas en la intolerancia. Trabajo en el Ministerio del Interior, y el simple comentario de apoyo al derecho a la vida de los homosexuales, provoca miradas con ojos llenos de sangre y exabruptos copiados de la COPE y compañía. Afortunadamente, también existen compañeros/as que viven en el mundo real y no ven señales del fin del mundo por todos lados.

"Lo que provoca no pocos odios y rechazos por parte de la derecha rancia y conservadora, que aquí [San Francisco] es muy rancia y muy conservadora", dices. "¿Más que la de Madrid?", digo.Un abrazo, joven.

Sería mejor la abolición del matrimonio, pero como falta mucho para alcanzar tal nivel de evolución me alegro por TODOS/AS!!!

Me gustó mucho esta entrada, me está empezando a gustar este viaje (No como Colombia o Groenlandia !Faltaba más!, pero tiene su punto) A la semana de llegar a España, en el 2003, se legalizaron las parejas de hecho entre homosexuales, estaba visitando Llanes y salio un grupito de gays (digo yo que hay que tener huevos para salir del armario en llanes) con pancartas que decian "De echo somos pareja" Sentí que estaba en un país desarrollado ( probina la ilusa)

totalmente de acuerdo con sofía :)

Paco, si la derecha extremista fuera un monopolio de este pais, estupendo. Pero me horroriza ver, cada vez que voy a casa, que Intereconomia y la COPE y la madre que las pario cada vez tienen mas audiencia

Me alegro mucho. Creo que todo el mundo tiene derecho a elegir, independientemente de sus "preferencias sexuales" (más bien sentimentales). Muchas parejas heterosexuales optan por no casarse, pero al menos tienen la posibilidad de elegir. Ya va siendo hora de que la tenga todo el mundo. Y parece que vamos camino de ello, hace apenas unas semanas andábamos festejando la aprobación de matrimonios homosexuales en Argentina.Ojalá pronto todo esto sea normal y cada uno sea dueño de su vida.

Me alegro muchísimo por todas esas personas homosexuales que también tienen derecho a contraer matrimonioa con la perosna que quieren.

Por suerte es una institución en plena decadencia como la iglesia la que se hace principal valedora de los argumentos en contra, por lo que espero que sea cuestión de una o dos generaciones, lo que tarde la iglesia en quedarse sin 'ministros de Dios' (ojo a los que cuestionan su autoridad jaja), que prime la libertad individual dentro del respeto por encima de los argumentos vacíos de quienes, es verdad, han gozado de una ingente autoridad en el pasado.

Un paso más dado. Aún nos quedan muchos más, pero poco a poco la razón y el sentido común se impondrán ante la intolerancia y la marginación social de minorías...

Es que lo que le pasó a esta gente en 2008 no tiene nombre. Yo andaba alucinada. Pues me alegro mucho también, y a ver si la cosa prospera y se termina de una vez esta locura de no reconocer que cada uno se pueda enamorar de quién le dé la gana y poder vivir ese amor sin estigmas.Sobre todo ¡en San Francisco!, ciudad pionera en la lucha por los derechos de los homosexuales.En julio de 1989 (figúrate si ha llovido) pasé un mes en la universidad de Columbia en NY, y me tocó alojarme en la residencia Barnard College, alojamiento para mujeres estudiantes de artes liberales. Había un porcentaje muy alto de mujeres lesbianas que vivían su condición sexual con enorme naturalidad; y en el tablón constantemente encontrabas anuncios y flyers sobre multitud de actividades organizadas por (y no sólo para) la comunidad gay.21 años después tampoco es posible celebrar allí -te hablo de NY porque es lo que me toca más de cerca- matrimonios gays (aunque sí reconocen los celebrados en otros estados donde es legal. Es una paradoja que no termino de comprender. Me resulta un tanto -bastante- hipócrita. "Casaros, sí, pero no aquí").En fin. Efectivamente San Francisco se merece, desde hace ya demasiado tiempo, que se termine esta especie de apartheid. ¡Suerte a tus amigos! :)

Día a día la lucha de muchos da sus frutos y por suerte el número de mentalidades retrógradas va menguando. Nunca he entendido ni entenderé el afán de algunos por no dejar vivir a los demás con la misma libertad de la que ellos gozan.La iglesia católica se derrumbará desde dentro (ya lo está haciendo) por no adaptarse a los tiempos. La luterana sueca tiene como ovispo a una mujer lesbiana recién casada por la misma iglesia, que ha aceptado este tipo de unión. Ojalá algún día no exista un sólo pensamiento de diferencia en la sociedad cuando se hable de las diferentes orientaciones sexuales.

Citas:"...lo que provoca no pocos odios y rechazos por parte de la derecha rancia y conservadora, que aquí es muy rancia y muy conservadora." (...) "Las razones: las mismas que la derecha rancia y conservadora española ayudada por la iglesia católica ha utilizado en España. Que se destruía a la familia y que el matrimonio era algo divino (y, al parecer, de su propiedad)."La derecha rancia y muy conservadora norteamericana está cortada por el mismo patrón que la derecha española: se parecen mucho y tienen mucho en común. Nada que ver con las derechas moderadas, modernas y civilizadas francesa y alemana. La derechas rancia española y americana son de lo peor. Creo que lo he comentado en más de un foro. No recuerdo si en éste también lo hice. En cualquier caso, nunca está de más recordarlo.

VIVA ! . Todos somos iguales, por lo tanto todos tenemos los mismos derechos y los mismos sentimientos, ojala pudieramos abrir mas cabezas al respecto, los defendere siempre!

1°: oye, tú tienes amigos en todos los rincones del mundo, a ver si va a ser que eres un tío simpático!! - ;-) 2°: Soy partidaria de la libertad de elegir, pero sé que España como país (sociedad que debido a una dictaudra tiene unos 20 años de retraso en comparación a nuestros vecinos en muchas cosas) tiene todavía mucho que trabajar respecto a ciertos temas, como es la normalización de algo tan sencillo como elegir tu orientación sexual. Tiempo, educación y tolerancia.3°: oyeeeeeeeeeeeeeeeeee, pá cuándo y dónde el reportaje? porque no será que te estás tirando tanto tiempo sin darle al bolí, no???????????? que vuelvo enseguida a la tierra patria y voy a poder acceder a tu trabajo más comodamente. O más bien, voy a poder acceder. Y punto. (el punto y coma va a ser la nostalgia que me va a entrar de mi actual tierra de acogida)4°: ayer vi una pelí de un director que suele incluir personajes no solo heteros: Ferzan Ozpetek, "La ventana de enfrente". Está teneindo mucho éxito por aquí su último trabajo, "Männer al dente", en original: " Mine vaganti".

Pienso que los derechos de las personas van abriendo caminos naturales. Mi querido sobrino ha adoptado un niño del Brasil. El y su compañero son unos excelentes padres para este hijo de 8 años que, ahora y aquí, tiene una familia que lo quiere y........somos tantos .

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal