Paco Nadal >> El Viajero

04 ago 2010

Cayucos y santos en California

Por: EL PAÍS

Visitaba hace tiempo Machu Picchu, en Perú, cuando la guía me dijo:
-"¿Sabe por qué tenemos la certeza de que los españoles nunca descubrieron esta ciudad sagrada de los incas?" "No, ¿por qué?", le respondí.
- "Porque no hay ninguna iglesia".

Si hay algo que define la colonización española es el reguero de evidencias religiosas que dejó. Por desgracia (en mi opinión) los conquistadores españoles llegaban con la cruz por delante (y la espada por detrás) con un ímpetu fundacional de iglesias, conventos, monasterios y todo tipo de recintos religiosos, arrasando la cultura local, que más bien parecían una multinacional de la franquicia que unos evangelizadores de la paz.
La costa de California fue hasta 1821 una colonia española. Y quedó tal cantidad de evidencias de las misiones que los franciscanos (los monjes a los que la corona encargó la avanzadilla) fundaron aquí que solo en los letreros de las carreteras y autopista puedes coleccionar todo el santoral católico: San Rafael, San Bruno, San Antonio, San Miguel, San Francisco, San Diego, Los Ángeles, San Mateo, San Leandro, Santa Bárbara, Santa Mónica... Hay que agradecer a los locales que además no le cambiaran el nombre. Todos siguen así, en español.
Pero en medio de la Highway 1 me encontré con otra sorpresa toponímica: Cayucos. Un encantador pueblo costero. Los vecinos saben que es el nombre de un bote pequeño y alargado. Y que el pueblo lo fundó un portugués. Y poco más.
Yo solo sabía que acababa de salir el sol. Que hacía un atardecer de ensueño. Que la larguísima playa de Cayucos estaba iluminada por un reflector dorado. Y me quedé allí, paseando por el arenal, extasiándome con el horizonte infinito, hasta que el sol se acostó sobre el Pacífico. Los Ángeles pueden esperar.

PD 1: cayuco es el nombre de una barca alargada que se usa para pescar en la costa occidental africana y que es ahora utilizada por las mafias para llevar inmigrantes africanos hasta las costas españolas. La palabra cayuco está un día sí y otro también en los medios de comunicacón españoles, de ahí la sorpresa.
PD 2: tampoco tiremos todas las piedras sobre el mismo tejado. Lo nuestro fue lamentable, pero lo que hicieron éstos tampoco tiene nombre, aunque vinieran sin la cruz. Pregúntesele si no a los aborígenes norteamericanos (a los que pocos que quedaron)

Hay 17 Comentarios

Ya sé que lo he preguntado antes (el riojilla pica pero no escuece) ¿razones de ese viaje? Y es que el tener encima el comentario de "El tigre de León... que no es tan fiero como lo pintan" y es que aún tratándose de un territorio peculiar, singular, yo opino que les pones más que les quitas y eso me mosquea. Supongo que el paisaje consigue borrar los peros que uno lleve al llegar y ese atardecer, esa playa, esos cayucos pueden conseguir hacer olvidar lo que este rioja no consigue... leñe... que ya está la botella medio vacía y aún me repiquetean mis ideas y no has conseguido convencerme de la maravilla de visitar California...Besos, anda, porque esas fotos llaman a una siesta más fresca que la posible.

'Endeluego' que los (norte)americanos tienen que estar encantados contigo: Promoción, promoción, promoción....... Tu otra mirada.Tienes ese estilo 'paconadalino' (¡¡joer!!, que bien me ha 'quedao') que les das y les quitas en su justa medida. ¡¡Nunca llegaré a ser como tú!!.Un abrazo, canalla.

En California hay peaje cada vez que cruzas un puente. El Golden Gate es $6, los demas $5. En otros estados si que hay peaje en las carreteras (recuerdo los de Florida, poco dinero pero cada dos por tres)

Hola Paco,Estupendo tu cuaderno de viaje sobre California, sigue asi porque lo disfrutamos mucho! Y en base a esto podemos planear mejor ese deseado viaje que algun dia haremos a esa zona.Sigo tus peripecias con google maps, que ofrece una cantidad ingente de fotos y vistas urbanas, y mirando Cayucos he por fin entendido por que un amigo Californiano que vive en españa dice que Almeria, en particual el parque natural de cabo de gata, le recuerda mucho a su tierra!Por cierto, tambien entiendo ahora porque hay una serie de guitarras Fender llamada "Highway 1", porque eso es pura California!(perdon por escribir sin tildes, yo tambien estoy fuera de españa y no lo consigo...)Un saludo

Pues no me parece una mala reflexión la de la guía de Perú. Desde luego es un punto de reflexión...

Me gustó eso de "la multinacional de las franquicias". Tantos siglos igual. Mirá a Don Benedicto que se pasó años haciendo lobby para ser el gerente general, y lo logró el chaval, "con la espada por detrrás" por supuestoLas fotos una pasada, qué te voy a decir que no sepasBesos

me ha encantado lo de "con la cruz delante y la espada detrás". Pues si Paco, un destrozo en nombre de la iglesia es lo que hicieron, aunque lo de los yankis tiene delito también. Tiene una pinta estupenda esa Highway1. Un abrazo!

TE sigo de cerca...sí, justo ahí estoy, mira, mira. :-)Ya has votado a Nuria? no dejes de hacerlo!! Además, en mi blog postée una canción que te iría al pelo, recuerdas el "Andar" de Cecilia? pues pa tí también, salaó. ME interesa también saber si hay peajes en las autopistas norteamericanos y a cuánto clavan. Preciosa la útlima foto. Se percibe el éxtasis. (palabra hermosa maltraída por otras acepciones actuales).

Pues yo creo q el mejor ejemplo de esa fiebre de las iglesias debe haber sido Cholula, al lado de Puebla. La leyenda dice q hay una por cada día del año (no tantas), o q se construyó una encima de cada templo cholulteca (me lo creo más, si hay hasta encima de la Gran Pirámide!). En realidad debe haber como una cuarentena, y en hora de misa, todas llenas! Increíble la devoción de los mexicanos...Así q los conquistadores sí q dejaron su huella en esa zona,. Hay un libro muy muy interesante, "Visión de los vencidos", q cuenta esa llegada desde el punto de vista de los aztecas...absolutamente recomendable!

No, en las autopistas de California no hay peajes que yo recuerde, en las de Illinois si los hay, pero son irrisorios, 1$ todo lo mas.Sobre la colonizacion, en general siempre considero peligroso formar opiniones sobre hechos pasados basados en criterios morales actuales. Recuerden que ellos (los colonizadores) y nosotros probablemente seamos algo asi como los mismos perros con diferentes collares.

Hola Paco...como bien debes saber, Las Venas de América Latina de Eduardo Galeano explica muy bien el génesis de todo ese genocidio que hubo en América con la llegada de los conquistadores y con los economistas y políticos de turno que posteriormente siguieron con ese "apostolado" criminal. Lamentablemente esto sigue ocurriendo con las mafias de los cayucos...pero los americanos tendrían que poner un pueblo con algún nombre que recuerde al muro que construyeron en la frontera en México no?

A mi lo que me gusta de esa costa del Pacífico, ya sea en California o en Chile (los lugares que he podido visitar aunque muy brevemente) es la tremenda extensión de costa absolutamente virgen. Es un descanso enorme para mis pobres ojos acostumbrados al mediterraneo en España. Incluso en San Francisco me sorprendió lo soliraria que es la playa detrás del Golden Gate (Baker Beach ?) y lo cerca que está ese parque (John Muir Woods ?) con las secuoias, una maravilla. Se nota que su economía no está basada en el ladrillo. Aquí se ha pasado de fundar conventos a apartamentos y parques temáticos.

Sólo una matización, Paco.Cayuco es cualquier barco que se hace ahuecando el tronco cortado de un árbol, y se utilizan en América, Asia, Oceanía y Africa.Precisamente los que utilizan las mafias en Africa Occidental no son cayucos, lo que pasa es que algún periodista les dio ese nombre y así hasta ahora, cada vez que sale una noticia relacionada con el tema aparece la palabra cayuco, pero no lo son.Disfruta y sigu contando.

hola Paco.Tengo una pregunta que puede resultar un poco tonta, pero bueno. Ahora que escribes sobre las Highway estadounidenses, digo yo... ¿ahí hay peajes? O son como las Carreteras Nacionales en España??Un saludo.

La colonización española de las californias fue de todo menos sangrienta y desnaturalizadora contra los que alli habitaban. Los colonos apenas se adentraron tierra adentro salvo en casos cotadisimos, y defendieron la costa desde monterey hasta bodega bay (mas al norte de SF ) con un numero de tropas que muchas que veces no llegaban a los 200 hombres en unos cuantos puestos fortificados en la linea de costa. Y aunque yo no simpatice lo mas minimo con la iglesia, la labor que hiciero en esa tierra un puñado de misioneros, repartidos en unas cuantas misiones apartadas unas de otras no desnaturalizó en absoluto a los aborigenes. Tremendamente distinto el caso de California a los del Perú o Méjico. Sirva esto no como critica a tu blog, que me parece fenomenal y lo leo con muchisimo interes cada dia, pero lo que es justo es justo.

Que les puede decir una peruana enamorada de su pais. Fue Francisco Pizarro, quien no solo la fundo sino que hizo de Lima la mejor vidriera del arte colonial, bueno el y dos siglos de obras ininterrumpidas a lo largo de los Andes, tenemos a la mejor Catedral de Sudamerica y quiza las iglesias mas lindas del mundo !!!!, lo siento por ustedes pero ese es mi pais.

Sue Grafton sitúa a su famosa detective, Kinsey Millhone, en la ciudad ficticia de "Santa Teresa" en recuerdo a Santa Bárbara, donde vivió. Sí, bueno, un nombre español por otro, pero no deja de ser curioso, no? ;)

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal