Paco Nadal >> El Viajero

31 ago 2010

Se acaba el verano, ¿vuelve el buen gusto?

Por: EL PAÍS

Hooooola. Ya estoy por aquí de nuevo. Como siempre, con "mono" de blog. Reconozco que esto de contar a diario tus pocas glorias y tus muchas miserias llega a ser adictivo. Os he echado de menos.
El verano se acaba. Llega septiembre. Para muchos es momento de hacer planes y promesas que luego nunca cumplirán (dejar de fumar, ir al gimnasio...). A mi en cambio, después de unos días en la costa mediterránea, me da por hacerme preguntas:
- En verano ¿es obligatorio ir a los centros comerciales en chanclas, bermudas y camiseta de tirantes?
- ¿Alguna ley de la Física explica por qué un hombre cuanto más barrigón y peludo sea irá por la vía pública con la camisa más abierta o incluso sin ella?
- ¿Hacer la compra en el Mercadona empujando los carritos en biquini o en bañador y sin camiseta es lo más cool de la moda playera?
- ¿Obligan las ordenanzas municipales a chiringuitos y restaurantes playeros a utilizar siempre vulgares mesas y sillas de plástico blanco y manteles de papel aunque luego te peguen la misma (o mayor) clavada que un restaurante de diseño?

Lo dicho. Se acaba el verano. Y con él (supongo) el mal gusto.
Llega septiembre. Y con él, nuevos viajes. Espero que podamos compartirlos. Bienvenidos. El gusto es mío. Gracias por seguir aquí.
(la foto es "cortesía" de Google pictures)

Hay 65 Comentarios

Porque de mal gusto?, a mi en lo particular me alegra la vista los hombres barrigones con las camisas abiertas que se dejan ver el vello del pecho, los pezones, que rico!. Más si tienen un buen dote...

Si no te gusta ver los hombres gordos con panza mira para otro lado (igual ves a uno con tabletita al que no pones ningún pero a ir sin camiseta).

Aquí en Perú al mal gusto se le denomina huachafada y al que lo hace, disfruta o vive con mal gusto se le denomina huachafo.

Mi pregunta es:¿Te estarás haciendo pijo? :p

Me alegro de volver a leerte Paco. Para mi la combinación "playa-verano-mediterráneo" es siempre sinónimo de mal gusto. Date una vuelta por Benalmádena, Torremolinos o Fuengirola, lo vas a flipar. Lo del mercadona en bañador no lo entiendo, porque es el único sitio donde se puede pasar frío en verano sin irte a las Svalvard! Y lo de la camisa abierta... es que quizás la panza impida abrochársela! Ya estoy deseando saber a donde te vas en breve. Un abrazo

Estimado 134 kilos en chancla: a mi me encanta la gente en chanclas y me encanta la gente que opina, incluso en contra mía. Lo que no se admite ni en este blog ni en ningún otro son los insultos. Opina sin insultos y serás bienvenido, aquí y en cualquier sitio, con o sin chanclas. Si no, tus comentarios serán borrados. Es así de sencillo. Se llama educación.

¡¡DIOS!! ¿De donde salió toda esta gente? Se nota que te echabamos de menos, sí señor.También se nota tu manía por los gordos descamisados, las tías en biquini (incluso las buenorras?), pero decime ¿Cuál es el problema? ¿Acaso los pobres turístas se pasean por la ciudad escupiendo en el suelo o tragándose los mocos? Esos son verdaderos dramas y lo demás...chorraes

Se acaba el caluroso verano y tu has vuelto con planes para seguir viajando .Creo que vamos a seguir siendo felices.Cuando estamos enamorados nos da igual que el gordo este muy gordo y que el plastico sea vulgar Un abrazo muy fuerte ,gracias por volver.

Creo que las leyes de la termodinámica son las que explican por que el hombre cuando más peludo y barrigón lleva la camisa más desabrochada. Ya se sabe que la energía no se crea i se destruye, y tanta grasa da mucha energía, y por algún lado tiene que escapar el calor jajajajaSiempre me he preguntado de donde sacan los chiringuitos esas mesas.

¡Bienvenido compañero!El "mono" era recíproco.Un abrazo

¡Hola Paco, bienvenido!. Ésto es como todo, la mediocridad sale a pasear constántemente. Un saludo.

Lo que sí vuelve es la buena crónica de viajes. Había ganas.Viendo la foto, me pregunto si habrá nacido ya la criatura.

- En verano ¿es obligatorio ir a los centros comerciales en chanclas, bermudas y camiseta de tirantes?No, el que quiera puede ir en abrigo y bufanda, ya se sabe que a los centros comerciales hay que ir bien elegante por el qué dirán....- ¿Alguna ley de la Física explica por qué un hombre cuanto más barrigón y peludo sea irá por la vía pública con la camisa más abierta o incluso sin ella?Deberían obligar a los gordos a taparse o si me apuras a no salir de casa- ¿Hacer la compra en el Mercadona empujando los carritos en biquini o en bañador y sin camiseta es lo más cool de la moda playera?Escandalo público a todas luces- ¿Obligan las ordenanzas municipales a chiringuitos y restaurantes playeros a utilizar siempre vulgares mesas y sillas de plástico blanco y manteles de papel aunque luego te peguen la misma (o mayor) clavada que un restaurante de diseño?Si lo medimos en cantidad de comida, los de diseño son la clavada...

Yo tengo otra: en vacaciones ¿Son necesarias las RESPUESTAS AUTOMÁTI CAS?PD1: welcome, Eh? De todas formas, muchas welcomes

Bienvenido de vuelta, Paco. Encantado de seguir leyendo tus aventuras.

Bienvenido, Paco! Que nos tenias huerfanos!No nos vas a contar alguna aventurilla de tu Mediterraneo?Lo del mal gusto veraniego... es la pereza, por lo que me dicen los turistas por aqui. No tienen ganas de seguir "arreglandose" como en invierno, para cambiar! Cambiar, cambiar, cambiar! La palabra magica!Y por cierto, querido Paco, aqui me tienes "desblogueada" esperando tu materializacion como agua de mayo. Algun GNOMO punetero me ha saboteado el blog: DESDE LA INDIA2.Cuando quiero loguearme, me manda a VERIFICAR. Cuando verifico, no me deja entrar. A veces me dice que no existo!!!!!!!!Que puedo hacer?Un besoYa mande un mensaje a ATENCION AL CLIENTE, con y sin formulario... Nada.

Bienvenido Paco, me alegro que vuelvas con tu blog.Se me ocurre una ley física que explicaría lo del barrigudo sin camisa. Tal vez sea la que dice que el volumen crece como el cubo de la distancia mientras la superficie lo hace solo como el cuadrado. Tanto volumen de panza tiene poca superficie para enfriarse en contacto con la atmósfera. En resumen las grandes panzas se sobrecalientan! :-) Aún más si son peludas.

Hola Paco, qué bueno que estés ya de vuelta, aunque revisando tus post este verano me da la sensación de que nunca te has tomado este lapsus vacacional.Espero poder difrutar como siempre de esta tercera temporada de andanzas viajeras por el mundo de tu mano y y de tu letra.¿Adónde nos vamos?Un abrazo.Postdata: las fotos autobiográficas no quedan bien en tu blog. ¡Menudo pájaro, por no decir otra cosa, has colgado de foto!

Bienvenido!!!Totalmente de acuerdo con lo que has puesto. En ocasiones parece que la gente une el término verano con mal gusto. Espero que Newton, no fuera capaz de encontrar ninguna ecuación que una ambos términos.En breve toca el Camino de Santiago, por segunda vez. Así que toca leer tus enlaces y seguir caminando para estar en forma, que hay que conseguir llegar sin dejar por el camino una pierna. Un saludo.

El problema no es solo de mal gusto. El problema es que, a base de cutrerío y clavadas, nos vamos a cargar el turismo. Porque para hacer el indio, los guiris descubrirán que, en otros países, lo pueden hacer más barato.

Pues yo estoy siempre esperando el verano para ver hombres barrigudos y peludos sin camiseta...para gustos los colores me imagino

Me encanta tu blog, soy muy viajera y me encantaron tus entradas sobre la extraordinaria Bretaña. Vengo este año de Normandía y me gustó más el finisterre francés.Sobre tu comentario, imagínate yo que trabajo en un centro de salud. Cuando son lo que entendemos por urgencias de verdad, por mí como si vienen en bolas, evidentemente. Lo que no comprendo es que los que vienen a mirarse un grano que le ha salido hace seis días, venga aún peor que como tú cuentas. Se desparramen en las sillas que tú, pasmado por su aspecto, aún no has tenido tiempo de ofrecer. Y que tres acompañantes de semejantes pintas, se sienten a contemplar la escena en la camilla de urgencias, con lo que puedes hacer un vomitivo repaso de pies sucios, uñas negras, mal pintadas, pelazos y tatuajes tobilleros inverosímiles. Mal los de 20, pero cúantos de cuarenta para arriba. El invierno disimula un poco la pinta, pero nada la vulgaridad y la pésima educación.Hay cosas que se curan viajando, pero Benidorm, con todos los respetos, tampoco me vale. Un saludo.

Me parece que los de interior no tenéis ni idea estas cuestiones. Se puede ser glamouroso e incluso elegante en chanclas y bermudas. Lo importante es ir a gusto, bien combinado y bien LIMPITO, que es lo que hace daño a la vista (y al olfato). Por cierto, en Mercadona está prohibido entrar sin camiseta o en bikini, por si no lo sabías.

Te extrañábamos, amigo. Espero que hayas descansado como corresponde. ¡Un abrazo grande!

Pues lo de ir a los centros comerciales con abrigo y bufanda en verano no es tan mala idea. Muchas veces tienen el aire acondicionado tan fuerte, que no te van a sobrar. Sobre todo si te acercas a la sección de congelados.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal