Paco Nadal >> El Viajero

16 sep 2010

Círculos de piedra que conectan con Dios

Por: EL PAÍS

O con los dioses. O con nada. Vaya usted a saber. Porque en realidad nadie sabe quién levantó ni con qué finalidad este gigantesco Anillo de Brodgar sobre los prados desnudos de las islas Orkney.
Es uno de los círculos de piedra más impresionantes de las islas británicas. Lo construyeron gentes desconocidas hace más de 4.000 años. Tuvo 60 piedras de hasta 4 metros de altura en una circunferencia perfecta de 103 metros de diámetro. Hoy quedan solo 36 de ellas en pie.
¿Un centro ceremonial? ¿una antena para comunicar con el más allá? Nunca lo sabremos.


Los dioses (o el hombre del tiempo) me regalan un atardecer apoteósico. Cuando acabo de tomar fotos me siento extasiado sobre la hierba mullida. Apoyo la espalda en una de las piedras. No hay nadie más en el monumento. Solo la Prehistoria y yo. Me acomodo en mi megalítico asiento dispuesto a disfrutar de uno de esos momentos mágicos con los que soñamos todos los viajeros.
De repente aparece un millón de mosquitos. Es la hora de la cena (de la suya, me refiero). Me marcho al trote antes de que me devoren.
Decididamente, nada es perfecto.

Hay 19 Comentarios

Me fascinan los círculos de piedra. Yo estuve en el de Callanish, en la isla de Lewis, al norte de las Highlands.
http://lacosmopolilla.com/2014/12/02/living-las-highlands-en-escocia/
Un abrazo de la cosmopolilla

Genial Paco.Me alegro que hayas disfrutado de las Orkney, y en especial de sus circulos y Skara Brae. Es un lugar impresionante, donde conectas con algo que no sabes lo que es, pero sabes que esta ahi. Que nos hace pensar que tenemos mucho en comun con los tipos que pusieron de pie esas piedras (en una isla sin arboles). Es uno de mis lugares favoritos, y que visite un par de veces el año que vivi en Escocia. Un abrazo.

Me llama mucho la atención que no estén protegidas, parecería que cualqueira pudiera hacer una pintada o arrancarlas como el dueño de la finca. Sí, debe ser una experiencia mística que daría para varios "cuartos milenios", especialmente porque no se sabe quién las puso allí (Es que, cuando los extraterrestres se ponen a hacer obras, se ponen sin asco). La luz que captaste en la última foto y la última foto en sí es pal libro.PD: los mosquitos deberían estar prohibidos

¡¡¡Por tutatis!!! ¡¡Qué fotos, que color, que momento te regalaron los diositos, y gracias por compartirlo con los terrícolas;))!!!Los mosquitos también son criaturas de.......¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Hijos de............!!!!!!! ...Diostos y diositas;;;))))!!!! Un abrazo!!!!

Bonitas fotos Paco

Lugar Magico. Seguramente será un monumento funerario o de culto a los dioses. Excelente fotos. Enhorabuena y disfruta

¡Qué hermosa esa foto en la que capta el efecto de la luz solar sobre las piedras!

Y que piensas cuando te encuentras en estos extraordinarios estados mentales? Te imagino no solo preguntandote quien levanto esto sino haciendo ejercicios de introspeccion personal ante esta maravilla de paisajes..

Dicen que las piedras que faltan fueron en su mayoría derribadas por rayos... No sé...Para mí también fue un lugar mágico, entre otras cosas porque fue el único momento en las Orcadas en que la lluvia cesó un poco y dio paso a un tímido sol. Además, también pudimos disfrutar solos, bueno, con un par de pájaros despistados...

Fantástico lugar, tiene toda la magia !

Seni: algunas las debió de partir un rayo, porque los trozos caídos están aún en el suelo. Otras se las llevo el hombre para reutilizaralas. En el vecino anillo de Stennes solo quedan tres: el resto las arancó el dueño de la finca para usarlas en otros menesteres. Ya lo dijo Hobbes: El hombre es un lobo para el hombre.

Esos antiquísimos monumentos, como los dólmenes, algún significado deben tener. Pero agradece a los mosquitos, Paco, que te traen al hoy, porque vivir miles de años atrás, me parece como misterioso, depresivo o algo así. Las fotos, preciosas.

Bueno Paco, yo para conectar con Dios, si es que existe,no necesito ningún intermediario. O como dice Sabina en Los Cuentos que yo Cuento:"y si de verdad me amasno habrá casorio ¿para qué?con dos en una camasobran testigos, cura, y juez"En cualquier caso las rocas son hermosas en esas composiciones y con esos juegos de luz.Of topic: las letras de la comprobación antiespam son siempre difíciles de descisfrar, y algunos tan torpes como, la cabeza no nos dá para comprender los jeroglíficos egipcios.

¡Vaya, vaya!, 'my leader', o sea que ahí (tan al norte) pican también los mosquitos. ¿No habrías sacado ya el bocadillo?.Bueno, fuera de coña, unas bellas fotos, y no te molestes en entender que pretendieron hacer los prehistóricos con esas piedras levantadas. Tú sabes mejor que nadie que en todos los sitios hay ciertas cosas/hazañas/comportamientos inexplicables.Un abrazo, y disfruta del vicio.

Menuda luz ¡Que suerte Paco, y por esas latitudes! Pero la has sabido aprovechar a la perfección.Un abrazo

¡Vaya fotazas! El cielo de la primera y el sol en las piedras de la segunda me han tenido un buen rato ensimismada. Cosas de la magia, amigo, ahora lo llamamos tecnología, digo yo, supongo. Un buen sitio para bailar la danza del fuego.Besos.

La segunda foto es estupenda, Paco. Lástima de mosquitos, no respetan ni los momentos místicos de los viajeros...

¿que haces en Escocia sin mosiguard Paco? jejejeje.. me ha gustado la parte final del relato. Deben ser espectaculares esos piedrolos con esa luz del norte tan tan especial. Un abrazo

Realmente momento magico que has plasmado para compartir.Los mosquitos aparecen en los mejores momentos quizas para que no nos quedemos en el extasis.Un abrazo .Gracias.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal