Paco Nadal >> El Viajero

28 mar 2011

Niemeyer pone a Avilés en el mapa

Por: Paco Nadal

Avilés 1

Plaza de España, centro del casco histórico de Avilés


El sábado se inauguró el nuevo Centro Cultural Internacional Óscar Niemeyer, el soberbio complejo multiusos que el arquitecto brasileño proyectó para la ciudad asturiana de Avilés. Unas 14.000 personas asistieron al concierto que Wody Allen y su New Orleans Jazz Band dieron como acto inaugural del centro.

Aquí tenéis fotos del nuevo centro cultural

Todavía no he podido verlo (iré en breve; prometo crónica), pero sin duda “el Niemeyer” colocará a Avilés en la onda de las ciudades de vanguardia con arquitecto de postín. Los arquitectos de renombre son los nuevos emblemas del poderío urbano, como antes lo fueron las catedrales.

Pero en el caso de Avilés, no era necesario esperar a la inauguración de un edificio-icono para montar en torno a él la reconversión urbana que alejara los fantamas grises del sambenito industrial y la transformara en ciudad turística. Avilés ya lo era, aunque muchos la tengan por una ciudad industrial y con poco encanto.

Era la imagen que yo también tenía de ella, lo reconozco. De hecho la rodean las mayores empresas siderúrgicas de Asturias. Pero una tarde de verano de hace ya varios años llegué andando a Avilés por la senda del Camino de Santiago del Norte (que pasa por la ciudad) y lo que descubrí con sorpresa fue uno de los cascos históricos más interesantes de Asturias. Los clichés por desgracia son manchas difíciles de limpiar.

Recuerdo que entré por la calle Rivero, toda llena de soportales, y cuando desemboqué en la plaza de España, el centro neurálgico del viejo Avilés, lo que vi fue el escenario más alejado posible de una ciudad gris y siderúrgica. La plaza es un recinto barroco casi perfecto, un túnel del tiempo al que se asoman el Ayuntamiento y otros edificios palaciegos.

Avilés 2

Palacio de Camposagrado

Hacía calor aquella tarde, aunque un calor luminoso y poco hiriente, un calor del norte. Y medio Avilés parecía estar en aquella plaza porticada, celebrando el regalo de aquel estío. Una ciudad monumental y llena de vida.

Desde la plaza salían calles peatonales llenas de bares y ambiente, como la famosa calle de La Galiana o la misma calle Rivero. Y más allá había otras plazas igual de festivas: la plaza del Mercado, con su planta rectangular, totalmente rodeada de balcones y galerías de madera; la plaza del Carbayu, centro del antiguo barrio marinero de Sabugo, uno de los mejores espacios urbanos para disfrutar del buen tiempo en la terraza de un bar.

Y había muchas fachadas nobiliarias, palacios por doquier: la casa García Pumarino, el palacio del marqués de Ferrera, la casa Valdecarzana y, sobre todo, el palacio de Camposagrado, con la mejor portada barroca de Asturias.

¿Quién dijo que Avilés era una fría y anodina ciudad industrial?

Avilés 3

Calle de La Galiana. Todas las fotos © paco nadal

Hay 24 Comentarios

No dejéis de visitar "el jardín francés" dentro del parque Ferrera. Es como sumergirse en belle epoque, ha sido escenario de varias películas.

No dejéis de visitar "el jardín francés" dentro del parque Ferrera. Es como sumergirse en belle epoque, ha sido escenario de varias películas.

Preciosa ciudad y gran desconocida

A todos nos pasa lo mismo. Yo soy de Oviedo y tardé casi 25 años en descubrir el casco histórico de Avilés y sus fachadas barrocas, sus casas antiguas, sus calles peatonales y toda la gente paseando.

Efectivamente tiene industria, pero en el exterior de la ciudad. El interior es otro cantar. Y el dinamismo que parece ser que va a traer "el Niemeyer" aportará más a la ciudad.
El fin de semana pasado fue un trasiego constante de gente a pesar de la llovizna.

VER ESTE SITIO WEB DE ESPAÑA SHOCKING
http://machahir123.blogspot.com/

Gracias Paco.

Gracias Paco.

Mil gracias, Paco.

Soy de Oviedo y estoy encantado con que este gran centro esté en Avilés. Creo q la ciudad se lo merece y será muy bueno para Asturies. Enhorabuena!

Hay que felicitar a lo residentes de Avilés. En una ciudad del Atlántico, cuyo nombre me excuso de nombrar, intentamos hacerle comprender tanto al Alcalde como a cierto poderoso empresario, la necesidad de que un Niemeyer nos diseñe algo que NOS PONGA EN EL MAPA. Por ahora van ciegos, sordos y mudos. Como los tres monitos. Un saludo.

Pues yo también tenía el concepto de ciudad industrial, ahora lo cambiaré. De cualquier forma, de esta entrada lo que más me ha gustado es la frase: "Hacía calor aquella tarde, aunque un calor luminoso y poco hiriente, un calor del norte." ¡Estas hecho todo un poeta!
Un abrazo.

Si señor, uno de los cascos históricos más interesantes de Asturias (con perdón de carbayones y culusmoyaos). Ya lo dice el refrán "que no hay mal que por bien no venga" y la transformación de Avilés desde la "reconversión" ha sido tremendo.
Muchas horas de mi vida en una casa de la calle Galiana, amigo, muchas así que ¿qué quieres? Me ha emocionado tu post de hoy.
Besos.

Se han recogido mas de 6.700 firmas para traer el cuadro “Guernica” de Picasso a Gernika.

Pedimos tu adhesión a la que creemos legítima reclamación de trasladar definitivamente el cuadro, “Guernica-Gernikara”.


http://www.guernicagernikara.net/home/?page_id=80


Haceros fan de la pagina de facebook http://on.fb.me/gZdkvz

Hace unos 10 años más o menos una pareja de turistas se acercó a mi delante del Palacio de Camposagrado (el que sale en la foto del artículo). El Palacio entonces estaba vallado y prácticamente en ruinas, con la fachada totalmente ennegrecida. Los señores que iban leyendo una guía me preguntaron si realmente aquel era el Palacio que buscaban, y yo avergonzado les contesté que sí. Entonces muy extrañados me preguntaron: "¿Y no tenéis pensado hacer una manifestación para que lo arreglen?". La verdad que se me cayó el alma a los pies, ¡qué razón tenían! Me di cuenta que estábamos instalados totalmente en el pesimismo, resignados a nuestra suerte.
Gracias a dios al poco tiempo de eso se llevó a cabo una excelente rehabilitación del Palacio de Camposagrado y pudimos redescubrirlo. Y creo que ese fue el primer punto de inflexión de Avilés, un punto de inflexión "local". Nos dimos cuenta de que lo que teníamos era mucho y que había que recuperarlo y promocionarlo, y así poco a poco se fueron rehabilitando palacios, edificios, fachadas y calles.
Hoy, 10 años después asistimos a la inauguración del Niemeyer. Creo que es el punto de inflexión definitivo, el punto de inflexión hacia el exterior, para toda esa gente que tiene la imagen del Avilés negro y contaminado, esa imagen que los avilesinos ya desterramos definitivamente.
Claro que sigue habiendo fábricas (y que duren!), claro que queda mucho por hacer en el casco histórico, pero creo que ya estamos en una fase en la que no hay vuelta atrás, Avilés está definitivamente en el mapa y los avilesinos estamos cada vez más orgullosos de nuestra ciudad.
Me encantaría que aquellos dos turistas volvieran hoy a Avilés y se dieran un paseo por el casco histórico y por el Niemeyer. Les iba a encantar, seguro.

Pienso lo mismo de muchas ciudades, que tienen muchos encantos. Solo hace falta callejearlas.
Es bueno saber que hay gente que sabe valorar la belleza de lo cotidiano, a diario.
Besos

A mi manera de ver, Avilés es, después de Santiago, sin duda la ciudad más bonita del norte y creo que de toda España. Tiene además una vida cultural y una propuesta social que la hacen adelantada en la anodina Europa. ¿Saben que se la llamó la Atenas del norte?. Pues asi sigue siendo. El Niemeyer creo que está en la mejor ciudad posible. Aclaro: es mi estricta opinión y no soy de Avilés, sino de Oviedo. Pero amo las cosas bonitas y las ciudades con alma, como Avilés.

Runaway, tienes que cambiar el chip. Avilés ya no es lo que era, cambio mucho....

Llevo 5 años viviendo en Asturias y aún no conozco Avilés. Leí y me dijeron que, salvo el centro del casco histórico, lo demás era muy feo: una ciudad anodina como cualquier ciudad industrial y una ría muy contaminada. Así pues por la información que tengo, poca predisposición deconocerla. Por eso cuando he tenido que pasar varias veces por allí, y por la circunvalación viendo aquellas chimeneas echando humo me quitaron definitivamente en adentrame en la ciudad.
Me dijeron que en los últimos años, la zona de la ría la habían saneado y habilitado como espacio de paseo, similar a como hicieron con la ría de Bilbao. Además de ciertas fiestas y tradiciones como las procesiones de Semana Santa, cada vez más están haciendo más actividades lúdicas y culturales. Así que, voy a tener que cambiar el "chip" y alguna vez dejarme ir por allí.

Estuve hace años en Avilés y me llevé la misma sorpresa que tu. No espera encontrar una ciudad tan bonita. La rivalidad entre las tres ciudades asturianas es buena,e n mi opinión.

Si. Lo conocí hace años, cuando Niemeyer 'regaló' a Avilés su proyecto arquitectónico. He ido leyendo, casi siempre que ha habido algo sobre el tema. Tengo una amiga de Avilés y aprovecho para bromear con ella sobre 'este igloo', que no tiene todas las críticas favorables pero que -sin duda- será un emblema para los asturianos, aunque creo que más en concreto para Avilés, pues no sé si Gijón se solidarizará con él.
¡Pues no son chovinistas/terruñeros los de Gijón!.
Habrá que ir.
Un abrazo.

Si, creo que hay que ir para verlo todo en persona, no solo la Niemeyer sino también para indagar en esa ciudad llena de encantos y de posibilidades.
Eso si, mejor esperamos a que rematen todo bien pus como bien dices la inauguración ha sido un poco precipitada por las elecciones (ha ocurrido lo mismo en media España). Sin duda Avils proemte y hay que ir a verlo para contárselo a todo el mundo. ;)
Besos.

Has hecho bien en no venir todavía a ver el Niemeyer. Aunque es un conjunto arquitectónico precioso, los edificios aún vacíos relajan la sobresaliente impresión exterior. Lo han inaugurado pq tenían que darse prisa antes de las elecciones, ya sabes como va esto. Espera a que la cúpula albergue una exposición, el restaurante del mirador funcione y quiten los horribles baño de plástico del exterior. En cualquier caso, un placer leer sobre mi ciudad.

Gracias por este precioso post a mi ciudad natal :-) Qué sorpresa esta mañana al abrir tu blog. La verdad es que mucha gente pasa de largo y no entra en Avilés, pero los que entran normalmente vuelven.

Quizá me pierda la pasión por mi ciudad natal, pero creo que Avilés es una de las pequeñas ciudades más bonitas de España. Hay que quitarle el sambenito de Ensidesa de una vez por todas. Sobre Niemeyer hay que hablar largo y tendido...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal