Paco Nadal >> El Viajero

29 mar 2011

¿Debería haber zonas separadas para niños en los aviones?

Por: Paco Nadal

Niños en el avión

Foto © Photaki

Diez horas oyendo llorar a un niño son demasiadas horas. Si encima el niño no es tuyo y va sentado en el asiento de al lado en un vuelo transoceánico, el gota a gota de la tortura china queda en un mero cosquilleos comparado con esto.

¿Debería de hacer zonas separadas para quienes viajan con niños pequeños en un avión?

Este post lo tenía escrito desde hace meses y guardado en el cajón de borradores. Lo escribí a raíz de una encuesta publicada en el diario The Economist sobre cuáles era las actitudes de los compañeros de vuelo que más incordian a los viajeros de negocios, las que más les tocaban las narices.

Según el estudio, al 68% de los encuestados lo que más le molestaba era que el compañero se apropiara del brazo común del asiento. Para otro 32% eran los que se levantaban de su sitio antes de que se apagara la señal de desabrocharse el cinturón de seguridad. Y un 3% declaraba que lo que más le tocaba las narices era que alguién le leyera el libro o el periódico por encima del hombro.

A mi no me preguntaron, pero de haberlo hecho hubiera añadido: los niños que no paran de llorar en un vuelo transoceánico.

Pero mira por donde en el reciente viaje a Bahamas ocurrieron dos cosas que me animaron a desempolvarlo y publicarlo:

 

La primera fueron las diez horas de un vuelo Madrid-Miami al lado de un bebé de poco más de un año que no paró de llorar y berrear en toda la travesía. Una tortura. De haberse encontrado Herodes entre el pasaje lo hubiera contratado. Los padres trataban de calmarlo (lo peor de estas situaciones es cuando encima los padres se hacen los suecos), pero no hubo manera. Reconozco que diez horas encajado en un asiento es un trago duro para un bebé.  

La segunda fue comprobar que en el ejemplar del USA Today (el periódico de mayor tirada de los EEU) que compré en Nassau el 23 de marzo, la cover story (reportaje de portada) de ese día se titulaba "Separate sections anyone?" y trataba sobre las molestias que causan los niños pequeños en los vuelos.

¡¡BIINGO!! No estaba solo. No soy un ogro comeniños. Ni un misántropo solitario que no aguanta a nadie. Resulta que hay más pasajeros que, como yo, se plantean el debate. En concreto, a un 59% de los usuarios de aviones, según una encuesta realizada por el portal Skyscanner, le gustaría que hubiera zonas separadas para familias. Otra encuesta del Business Travel & Meeting Show del Reino Unido entre 1.000 viajeros de negocios reveló que al 74% le gustaría que en algunos vuelos estuviera prohibido llevar niños pequeños en la clase Businees. Siempre según el reportaje del USA Today.

Existe incluso una página de Facebook dedicada este tema: Airlines should have kid free flights!. La creo Ian Burford y su contenido es abierto:

"Todos tenemos derecho a volar pero creo que debe de haber una cierta capacidad de separar por vuelos o por zonas a la gente que no quiere soportar la perturbación constante y molesta de un niño pequeño. La tecnología existe. Una casilla de verificación mientras se hace la reserva o una advertencia a la hora de reservar el asiento, tal vez. Yo solo quiero ser capaz de volar sin tener mi respaldo lleno de patadas, mi oído dañado o mi salud mental destrozada", dice Ian en la presentación de la página.

¿Sería posible hacerlo? ¿Quienes lo defienden son unos ogros intransigentes y devora-niños?

El debate está abierto.

 

Hay 288 Comentarios

deberia haber espacio separado para niños en todo, restaurantes, tiendas, polideportivos, hasta en el campo

deberia haber espacio separado para niños en todo, restaurantes, tiendas, polideportivos, hasta en el campo

Y la anecdota que cuentas... en fin, entiendo que el llanto de un bebe pueda resultar desagradable, pero es un sintoma de dolor y malestar. Que el llanto y el malestar nos puedan suponer una fuente de irritacion en lugar de provocar la empatia de los demas es una muestra mas de la sociedad en que nos estamos convirtiendo.
Un supersaludo

¿Quienes lo defienden son unos ogros intransigentes y devora-niños?
Devora-niños no, pero lo demás sí.

Un padre que le toca viaja con su hijo.

Estoy con Jordi Busque, casi que el que decide ser padre deberia encerrarse en una urna hasta el fin de sus dias para dejar a los civilizadisimos demas (fin del modo ironico).
Y ahora sin ironia, hay un termino medio. Soy madre, no soy pasota pero los niños son niños: tienen dias malos, tienen momentos puntuales en que abririas la ventanilla y los tirarias tu misma (en el ultimo vuelo a Superboy le dio por darle patadas al asiento de delante. Eran flojitas y no lo hacia aposta, sencillamente se aburria y se le olvidaba que habia una persona delante. De hecho gracias mil a esa persona, que se mostro comprensiva y asomo la cabeza para decirle a mi hijo de muy buen modo que si, que lo que su mama decia era cierto, que ella estaba delante y le molestaba... porque esa fue la manera de concienciar al enano). Pero tambien la gente ha perdido la tolerancia con la infancia por completo, porque me acuerdo de que cuando era pequeña viajaba con mi tia en autobus hasta la playa y eran casi ocho horas metida en un autobus con dimensiones mucho mas reducidas que el avion y no recuerdo esas miradas crispadas segun me veian aparecer, esa intolerancia contra cualquier minimo movimiento, ese mirar a traves de ellos como si fueran algun tipo de obscenidad o de germen contagioso...

Asi que mira, yo al menos me siento mucho mas comoda en una zona de esas "para fieras", no porque mis hijos lo sean, sino porque no tengo que andar controlando todo el vuelo a los dos (no es por dejadez de mis funciones parentales, es porque solo tengo dos ojos y dos manos y a veces no bastan). Prefiero aguantar al grupo de niños (que normalmente no se portan demasiado mal, juegan, si, pero por eso, porque son crios) a aguantar a la gente que los ha juzgado ya de antemano.

Un supersaludo

Ah, lo del jarabe para la tos, no es idea mía, fue consejo del pediatra.

Mi hija hace viajes transoceánicos desde que tenía 1 año y medio. Hasta los 3 años, con una cucharada de jarabe para la tos dormía todo el viaje. Después de esa edad, ya es una cuestión de educación.

Los niños forman parte de la sociedad y pienso que excluirlos no es nunca una solución. Yo he viajado mucho con mi bebé y es normal que cuando son vuelos largos lloren y se quejen Nosotros también lo haríamos si no estuviésemos " socializados". El debate no está en si los padres educan bien a sus hijos o no. Tampoco en saber si excluimos a los niños de viajar en avión. Pienso que deberíamos de encontrar soluciones prácticas para que las familias puedan viajar comodamente y sin estress añadido (pensando que molestan) ¿Tanto constaría por ejemplo tener un espacio reservado para las familias con hijos? ¿Dos filas con un espacio delante de los asientos para poder dejar a los gateadores en el suelo? De acuerdo. Esto iría en cintra de la rentabilidad del vuelo y d ela compañía. Pero mejoraría tanto el sevicio! Que seguro que las familias se atreverían a viajar más.

Eres un verdadero 'genio' para provocar debates, en este caso, interesante.
Creo que vas a recibir de todo.
Mi mensaje es que los verdaderos culpables son los padres: en el avión, en el barco, en el patio de tu casa, en el............ Padres 'tocapelotas' (y luego me lo llamas a mi, que ni tengo hijos ni quiero verlos) que les importa un 'güevo' lo que haga el niño, que para tenerlo tuvieron que ir a China, o a Nigeria, o a Brasil, o a.... a comprarlo, o hacerse una 'infusión in vitro de esas' o.....
El niño, pobrecito, no tiene la culpa de nada.
A los padres había que encerrarlos, pero en su 'puta' casa.
[Bórralo si lo de 'puta' es demasiado fuerte].
Un abrazo, "ogro-comeniños" [de tu compañero "ogro-comepadres"].

Por cierto, al del chollo de los vuelos a Nueva York, a ver si lo encuentras también a 300 gallifantes en jet privado, porque es lo que tiene el transporte público, que es público y puede ir todo el mundo.... Lo dicho, cuánta tontería tienen algunos porque cogen un avión....

De acuerdo en lo de los niños. En lo del "debería de" del título, no tanto: deber de = suposición; deber = deseo. Por lo tanto, lo correcto debería ser: ¿Debería haber zonas separadas? Esto los niños enajenados de hoy en día también deberían saberlo.

Estoy completamente de acuerdo contigo. Yo también soy una ogro!!! Pero es que no lo soporto. Ya me tocará algún día, pero hasta entonces quiero disfrutar de los viajes en avión que ya de por sí son bastante incomodos. Además, creo que esta idea de separar la cabinas no es nada mala. Así también se evita pasar los malos ratos que (a veces) suelen tener los padres cuando los hijos no se comportan. Al menos a mi me harían un gran favor.

Diez horas oyendo los escarceos sexuales de la conversación de los de al lado a voz en grito para que todo el mundo lo oiga, el chumba chumba que sale de los auriculares del moderno de turno, al gordo de 1,9 metros de alto y ciento y pico kilos que invade tu espacio vital, etc son demasiadas horas... Tengo un niño de 6 años que nunca ha dado problemas (con bastantes vuelos "de dormir", de más de 10 horas) porque me he molestado en educarle y en entretenerle con mis propios medios (nada facilitado por parte de las aerolíneas, salvo en las asiáticas), así que veo complicada la "tecnología" para solucionar este tema (y a mí me revientan los padres de niños asilvestraos, porque me parecen unos caraduras): ¿la check box en la reserva que debía decir "marcar si el niño es un salvaje"? Nadie la va a marcar...Porque si sólo por comprar el billete de un niño me van a meter con la marabunta, pues mira, mejor café para todos y nos aguantamos toda la cabina, porque no estoy dispuesta a que me metan en el mismo saco...
Por otro lado, puestos a identificar "injusticias", mejor que los precios de los billetes fueran por peso, porque el billete de mi hijo de 24 kilos vale sólo un 10% menos (y las tasas igualitas) que el del gordo de las narices... y el coste de carburante de mover por el cielo a uno y a otro, no es el mismo. Y no tengo servicios extra.
Además, puestos a hablar de civismo, a ver, ¿qué ha pasado con los embarques preferentes para familias? Porque es vergonzoso ver en la puerta de embarque a los listos que te ven con un niño pequeño que no puede a dar las zancadas y empujones que ellos sí dan para quitarte todo el hueco de equipaje de mano esparciéndose por la mitad de la cabina, aquí la educación falta tanto para los niños asilvestraos y sus padres como para los que no tienen niños y son igual o peor maleducados.

Una autentica imbecilidad. Mi hijo viaja conmigo desde que tenía 2 años y hoy, a sus 13 ha recorrido más mundo que muchos adultos. MI hijo sabe comportarse perfectamente en un avión, un restaurante, o el salón de mi casa.
Ya si nos ponemos así, por qué no poner una zona especial para aquellos pasajeros 'adultos' que hace tiempo no pasan por un ducha y apestan a sudor (en mi ultimo viaje Nápoles-Madrid); o aquellos 'adultos' que se quitan los zapatos con un olor a pie que casi derriba el avión (en mi último viaje Madrid-NY); o esos 'adultos' con poca experiencia que no paran de gritar a la azafata sin saber que llevan un timbre sobre sus cabezas para tal cometido (en mi último viaje Lisboa-Madrid); en fin, podría estar aquí hasta mañana citando casoso de adultos a los que directamente no habría que dejarles subir a un avión, ni comer en un restaurante, ni vivir en una sociedad... así es que lo de los niños, me parece una absoluta idiotez. Creo que otra persona ha comentado el que no hay niños maleducados, sino padres pasotas... pero como digo de todo hay en aviones, comunidades, restaurantes, etc...

A mí que me expliquen qué tiene de maleducado un bebé que llora. Que todos estos lumbreras que se quejan de esos bebés de pocos meses que lloran nos den a los padres la fórmula mágica. Bueno, quizás ahogarlos, visto lo visto...

No sería mala idea la verdad, porque los niños se cansan mucho en los viajes y si estuvieran en una zona comun con alguien a su cuidado y con juegos y entretenimientos el viaje iría mejor para ellos, para los padres y para el resto de paaajeros

Deberían hacer un "carnet de padres". Si no apruebas, si no vas a saber educar a tu hijo, no te esta permitido tener hijos. Aunque pondríamos en serio peligro la existencia de la especie, los especímenes que quedasen serian de mas calidad. Un niño puede ser molesto, pero lo que jode realmente es que sus padres no hagan nada por evitarlo. Esta vez estoy de acuerdo contigo, Paco Nadal.

Viajar con niños es un gran engorro. El equipaje, el agobio que sufren, las molestias para los otros viajeros... Los padres que viajamos con pequeños nos enfrentamos a todas esas dificultades. Veo poco futuro a esa separacion tan ideal. A mí tampoco me gusta viajar con gente que huela mal, que tosa continuamente, que resople o, ya si nos ponemos, no me gusta las personas con narices grandes. ¿Debemos separarlas por eso? Creo que las compañías deben dar facilidades a los padres que viajamos con niños, por aquello de que los pequeños estén entretenidos y viajen más cómodos. Creo que hubo alguna vez una polémica con un restaurante valenciano que prohibió que entraran niños. Todos hemos sido pequeños y hemos llorado casi sin consuelo. Más que rechazo, deberíamos tener consuelo y comprensión.

Estoy de acuerdo con todos aquellos que alguna vez han pensado al ver a unos niños en la cola de embarque: que no me toquen a mi... (quien no lo ha hecho alguna vez)
Pero son niños al fin y al cabo, hasta el más pacifico puede tener un día malo, no es justo cortar a todas las familias por el mismo patrón.
A los que si recluiría yo a veces es a los padres maleducados, que no recriminan a sus hijos que se pasan todo un vuelo transoceánico pateando el asiento del que está delante. A los que si intentas decirles algo, te arriesgas a malas contestaciones o represalias del tipo "hijo, patea, patea a gusto!.
Os aseguro, por propia experiencia, que es más molesto este tipo de actitudes que un bebé llorando.

Te apoyo firmemente: Madrid- Buenos Aires, 13 horas de berrea, de noche. Si se llega a despistar la madre le echo una dormidina en el bibe. En cualquier situación aguantaría lo que me echen , pero volar ya de por sí me parece bastante estresante como para añadirle una dosis de 13 horas de alaridos

Yo sinceramente opino, que si alguien coge tantos vuelos transoceánicos como para plantearse que se separe a los niños llorones y gritones -lo cual significa que ha cogido aún más vuelos de los que imaginábamos, dadas las posibilidades de que te toque ir al lado de un crío y que además, sea gritón y llorón- es porque pertenece a esa clase de personas que existen en el mundo tan privilegiadas, que deberían orinarles encima de vez en cuando para que su suerte se equiparara a la del resto de los mortales.

Pues si deberian ir aparte, es insoportable en un vuelo aguantar a los niños y mas cuando nos hemos vuelto tan permisivos y el niño hace normalmente lo que le da la gana. El que no se queja es que nunca lo ha sufrido.

Cómo me gusta leerte Paco!

En mi último vuelo a Australia teníamos delante dos parejas con dos pequeñines cada uno... os podéis imaginar el viaje no?

El artículo de Skyscanner lo podéis encontrar en www.skyscanner.es/noticias/articulos/2010/08/007782-el-52-de-los-viaje

Saludos,
Benjamín

A mí sólo en caso de niños maleducados y sólo si en ese compartimento entran los señores maleducados que te miran el escote o te roncan en la oreja, los que se empeñan en contarte su vida durante 10 horas, o los que no se lavan, entre otros.... claro que así mejor te compras un avión para tí solo. Pensándolo bien, los bebés que lloran no me molestan en absoluto :)

Claro, y también podemos separar a los negros, a los gordos, a los altos, a los retrasados, a los pobres, a los que huelen mal, a los que se toman una cerveza, a los que escuchan la radio un poco alta, a los que vomita, a los que les duele la cabeza, a los enamorados..... Pues mira, mejor viajamos todos en jet privado. Con gente que piensa como vosotros todavía no se habría superado el problema de la segregación racial en USA. Porque os recuerdo que hasta hace pocos años los negros tenían que viajar separados de los blancos (no fuera a ser que se les pegara algo).

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal