Paco Nadal >> El Viajero

29 mar 2011

¿Debería haber zonas separadas para niños en los aviones?

Por: Paco Nadal

Niños en el avión

Foto © Photaki

Diez horas oyendo llorar a un niño son demasiadas horas. Si encima el niño no es tuyo y va sentado en el asiento de al lado en un vuelo transoceánico, el gota a gota de la tortura china queda en un mero cosquilleos comparado con esto.

¿Debería de hacer zonas separadas para quienes viajan con niños pequeños en un avión?

Este post lo tenía escrito desde hace meses y guardado en el cajón de borradores. Lo escribí a raíz de una encuesta publicada en el diario The Economist sobre cuáles era las actitudes de los compañeros de vuelo que más incordian a los viajeros de negocios, las que más les tocaban las narices.

Según el estudio, al 68% de los encuestados lo que más le molestaba era que el compañero se apropiara del brazo común del asiento. Para otro 32% eran los que se levantaban de su sitio antes de que se apagara la señal de desabrocharse el cinturón de seguridad. Y un 3% declaraba que lo que más le tocaba las narices era que alguién le leyera el libro o el periódico por encima del hombro.

A mi no me preguntaron, pero de haberlo hecho hubiera añadido: los niños que no paran de llorar en un vuelo transoceánico.

Pero mira por donde en el reciente viaje a Bahamas ocurrieron dos cosas que me animaron a desempolvarlo y publicarlo:

 

La primera fueron las diez horas de un vuelo Madrid-Miami al lado de un bebé de poco más de un año que no paró de llorar y berrear en toda la travesía. Una tortura. De haberse encontrado Herodes entre el pasaje lo hubiera contratado. Los padres trataban de calmarlo (lo peor de estas situaciones es cuando encima los padres se hacen los suecos), pero no hubo manera. Reconozco que diez horas encajado en un asiento es un trago duro para un bebé.  

La segunda fue comprobar que en el ejemplar del USA Today (el periódico de mayor tirada de los EEU) que compré en Nassau el 23 de marzo, la cover story (reportaje de portada) de ese día se titulaba "Separate sections anyone?" y trataba sobre las molestias que causan los niños pequeños en los vuelos.

¡¡BIINGO!! No estaba solo. No soy un ogro comeniños. Ni un misántropo solitario que no aguanta a nadie. Resulta que hay más pasajeros que, como yo, se plantean el debate. En concreto, a un 59% de los usuarios de aviones, según una encuesta realizada por el portal Skyscanner, le gustaría que hubiera zonas separadas para familias. Otra encuesta del Business Travel & Meeting Show del Reino Unido entre 1.000 viajeros de negocios reveló que al 74% le gustaría que en algunos vuelos estuviera prohibido llevar niños pequeños en la clase Businees. Siempre según el reportaje del USA Today.

Existe incluso una página de Facebook dedicada este tema: Airlines should have kid free flights!. La creo Ian Burford y su contenido es abierto:

"Todos tenemos derecho a volar pero creo que debe de haber una cierta capacidad de separar por vuelos o por zonas a la gente que no quiere soportar la perturbación constante y molesta de un niño pequeño. La tecnología existe. Una casilla de verificación mientras se hace la reserva o una advertencia a la hora de reservar el asiento, tal vez. Yo solo quiero ser capaz de volar sin tener mi respaldo lleno de patadas, mi oído dañado o mi salud mental destrozada", dice Ian en la presentación de la página.

¿Sería posible hacerlo? ¿Quienes lo defienden son unos ogros intransigentes y devora-niños?

El debate está abierto.

 

Hay 288 Comentarios

Es cierto que un niño llorando en un avión puede ser algo tremendo. Me ocurrió eso en un vuelo Amsterdam Nueva York y en varios viajes en AVE. Es muy molesto pero, en esos casos no puedo dejar de identificarme con los padres, que están nerviosos por los niños y encima por los pasajeros. Yo creo que debemos ser tolerantes. Bastante mal lo pasan ellos. En el viaje a Nueva York, una niña muy pequeña se descontroló, no paraba de llorar. Quizás por el dolor de oídos. Fue molesto pero me dio mucha pena la criatura. Creo que no hay que exagerar. Un poco de humanidad!!!

... la de feisbuk mira al dedo.

Menos Face y mas Books, que así nos luce el pelo.

Los grupitos de Feisbuk no sirven más que para darte cuenta que hay otros cuantos que piensan como tu, con tanto tiempo libre como tu y con las mismas ganas de tocar lo que suena, como tú. Nada más. Agarra un libro de vez en cuando para variar. Y cuando seas madre, ya veremos de qué lado se vuelve la tortilla.

A ver para cuando un grupo en Feisbuk para los que detestamos a los idiotas, los intolerantes, los exquisitos, los insolidarios y los moñas que se quejan del llanto de un niño pero le suben el Euribor, le dejan en paro, le venden un gallinero a precio de castillo medieval y en todos los casos ponen el culo sin protestar.

Un besito, guapa, que eres mu guapa tú.

Por Dios! Que alegría leer esto! Me sentía culpable de haber creado un grupo en facebook para reclamar ZONAS INFANTILES INSONORIZADAS! http://www.facebook.com/group.php?gid=67231074569
Si iniciáis una campaña y se necesitan firmas, contad conmigo!!! ;-)

...los gañanes miráis el dedo.

GILYGIL: Con ese nick ya no debería tomarme la molestia de responderte siquiera. Pero te lo has ganao, suave, que eres un suave.

Yo no sé dónde ves la espontaneidad. Ya me contarás si es que asomas el hocico por aquí otra vez.

Hay 1000 Kms desde Barcelona a Badajoz, para que te hagas una idea. Así que 4800 no son tantos, yo no tengo la culpa de que lo más lejos que has viajado es a tu capital de provincia para "arreglar papeles".

No es ingenio, rey, es sencillamente que ahora soy padre y antes no, y por lo tanto puedo opinar desde los DOS puntos de vista.

Algún día encontrarás a una cretina que dejará que le pongas la semillita. Siempre hay un roto para un descosido, tu no te preocupes. Ya veremos si entonces piensas igual, campeón.

Un besito, espontáneo, que eres muy flamenco tú.

ajajajjajaja!!!tema muy interesante, un dia que me despisto y mi madre cuantos comentarios!!!

ajajajjajaja!!!tema muy interesante, un dia que me despisto y mi madre cuantos comentarios!!!

Tengo una niña de 30 meses que se ha pegado 10 viajes trasatlanticos y se porta como una reina y mucho mejor que muchos adultos... y los 5 minutos que ha llorado en cada viaje me han agobiado y he hecho lo posible por minimizarlos (80% por aliviarle la molestia a ella y el 20% por uds.), pero saben qué? que bastante he tenido que aguantar de otros niños así que ahora es mi turno de que me aguanten a la mía por lo que si le molestan los oidos o le cuesta conciliar el sueño con la luz y el ruido los demás respiren hondo como he hecho yo miles de veces. Hay que tener tolerancia porque hay muchas formas de molestar en un avión: el que tiene halitosis, el que está nervioso y requiere de conversación cuando uno solo quiere leerse su libro en paz, el que ronca, el que no lava su ropa y huele rancio, el que destila alcohol por los poros, etc. El que tiene educación la tiene para ocuparse de las molestias que pueden causar sus hijos y para todo lo demás... y el que no la tiene no la tiene y punto! (y este es un pais de maleducados) Y sería bonito que crearan espacios especiales para familias en los aviones, pero al menos que Disney cree una aerolinea lo veo muy complicado

Que haya tambien zonas especiales para gordos entonces, a mi me fastidia sobremanera hacer vuelos de larga distancia con un gordo comiendose la mitad de mi espacio, rebosando el reposabrazos comun y jadeando constantemente para respirar.

Hace poco viaje a Argentina con mi beba de 4 meses, 12 hs en la que se durmio todo. Apenas subi la persona que estaba a mi lado solicito cambio de asiento. Se lo concedieron, fue a parar detras mio...si supieran como roncaba me jodio todo el viaje. En primera clase se puede solicitar que no te pongan bebes cerca y ademas en aviones privados tambien, para quien viaja en turista ya sabe, niños, horas casi sentado (xq nadie se puede acostar), comida regular, y los baños casi siempre llenos. Hay que como todo..no irse a los extremos y ser un poco pacientes con todos. Yo viaje en turista y me banque todo lo que eso conlleva.

Pues cuando yo era pequeño, mis padres nos "sedaban" a mis hermanos y a mi para que no diéramos la lata. Nos daban un antihistamínico (Atarax si no recuerdo mal) que nos atontaba bastante y así pasábamos mejor las horas Madrid - cualquier parte del mundo donde trabajaba mi padre y vivíamos todos durante períodos de 3 o 4 años.

Sí, por favor. Buena idea.

Viajo MUCHO en viajes largos y el tema niños realmente es TODO un tema.
Recientemente una niña no paraba de berrear y los padres no se daban muy por enterados, me cabree y se los hice saber, sin ningun resultado. Cuando no daba mas y a punto de estallar me salio un payaso loco y desesperado de adentro y le empece a hacer morisquetas a la niña q se callo inmediatamente, despues si no le hacia morisquetas lloraba, incluso los padres (eran Chinos de modo q era todo lenguage corporal) me miraban como diciendo, he! hacele morisquetas, no ves q llora! Bizarro... zonas de niños ya!!!
Con colorines, juguets, cunas y paneles antiruido bien gruesos!!!
Y que vuelvan los rios de alcohol q asi dormimos bien y nada nos molesta!!!

Eso, eso, cada vez más trabas para que haya niños. Las pensiones las va a pagar su p*** madre.

Excelente noticia !! Thx x la informacion facilitada, aunq este tipo de noticias no suelen ser del todo objetiva y aconsejo buscar mas info para hacerse una idea global.
pd: Salu2,y no te olvides de visitar --> Lineas ADSL Vodafone

TOLERANCIA

TOLERANCIA

la verdad es que no he leido todos los comentarios pero comparto los ultimos... La libertad de los unos acaba donde empieza la de los otros... Los niños pueden llegar a ser molestos pero no son los unicos y seria increible que se reserve un espacio especial para ellos y sus acompañantes si dicho espacio no estuveria especificamente preparado para ellos, zona de juegos... dibujitos, camitas.

Por otro lado queria compartir la experiencia de un vuelo Madrid montevideo con Iberia... con una banda de joven adolescentes...que se iban de viaje de fin de curso... pues estos + las teles prendidas para todo el mundo en mitad de los pasillos han hecho que mi hija no se durmiera en toda la noche (ella no es un angel pero en los vuelos de noche se duerme) asi que...

Tampoco pienso que el mundo a de ser por y para los hombre de negocios que hagan negocios en sus despachos; y finalmente si no puedes leer ni escuchar musica durante 2 horas tampoco te va a matar...

ah, y otro para mi suegro que no hay dios que le aguante, jooooder. ya

Sí claro, y otro para los que les huele los pies, y otro para los que tienen halitosis, y otro para los gordos, ¿estáis de coña¡. Hay demasiada gente intransigente con los niños, a mi me llegaron a decir en una playa, que atara al niño y yo le dije a esa desalmada malencarada que si quería tranquilidad que se comprara una playa para ella sóla. ay que ver, a dónde llegamos, ah¡¡¡eso sí, por favor un sitio para los fumadores, please, también, ¿¿vaaaaaaaaaaale?

Bueno veo que es inutil hacer razonar a los que no tienen razón. Se ve que bueno sus viajes y su comodidad está por encima de cualquier cosa y PERSONA tenga la edad que tenga, pues genial.
YO me sentí completamente realizada como mujer el día que la enfermera me confirmó mi sospecha de que estaba embarazada. Mi día comienza cuando mi hijo abre los ojos y con su sonrisa y acaba cuando los cierra no hay mejor música ni mejores palabras que los balbuceos de mi niño y su pena es para mi la mayor pena que existe.
Me desvivo por él y es el centro de mi vida si eso me incapacita para viajar en avión, para ir al cine o para tomarme un café en una terraza pues nada QUEDENSE con sus aviones estupendos, sus viajes y sus vidas perfectas que yo me quedo con mi hijo y con la maravillosa sensación de ser madre. Nunca había entrado en este blog y me pareció buena idea expresar mi opinión pero como el respeto por las opiniones ajenas brilla por su ausencia quedense con sus post y con sus comentarios que yo prefiero seguir mi vida de madre sin criterio gracias

Tengo un niño de veinte meses y este verano viajamos por primera vez en avión con él. Fue una experiencia horrible, no sólo para él, que no paró de berrerar porque debido a la luz y al ruido del avión no podía dormir, si no sobre todo para mi que me agobiaba cada vez más por no poder calmarlo. La decisión que hemos tomado es viajar siempre que podamos en nuestro propio coche, así el viaje es mas relajado para todos, pero eso no siempre es posible. No me parece mal que se nos asigne una zona específica del avión, así más comodidad para el resto y también para nosotros.

Acabamos de volver de un viaje este fin de semana, en avión, con niños incluidos. En este caso (la verdad es que no podemos quejarnos), tanto los nuestros como el resto, se comportaron más que razonablemente. Vamos, que no se oyeron gritos ni lloros. Pero entiendo que un viaje largo junto a un niño que llora o grita no es lo más agradable. Igual que no es agradable ni para los padres ni para los niños que tienen que ir en brazos meterse en un asiento diminuto a dos, cuando un adulto solo ya va incómodo. ¿Por qué no esas zonas separadas? Pero en ellas podrían tener en cuenta dejar algo más de espacio entre las filas de asientos, para que los niños tengan algo más de movilidad y evitar así el lloro seguro ...

Creo que también se debería poner una sección separada en el avión para los señores que han comido cebolla, ajo o similiar algo así también es una tortura, también propongo un aparte para los que roncan o se tiran cuescos en los vuelos transoceánicos, o los que llevan un i-pod pero a pesar de los auriculares desean compartir su contenido con el resto de pasajeros...
Me temo Paco Nadal que es cuestión de suerte, un adulto molesto puede ser mucho peor que un niño.

Yo acabo de vivir mi peor experiencia en un viaje, 10 horas a miami con dos niños detras, se que es duro para un niño estar quiero durante tanto tiempo, pero fueron 10 horas de patadas, gritos, empujones, en fin.... mejor olvidar, aqui los culpables eran los padres, unos marginales que no paraban de hablar en voz alta y despues de un par de reclamaciones donde le pedia que le dijese a su ñiño que no diese patadas a la silla, solo se limitaba a decirme que yo no reclinase el asiento porque el niño tenia poco espacio y que era un ñiño, que no admitia reclamaciones porque era un vuelo muy largo y debia yo tener paciencia. que tal? he viajado mucho y normalmente los padres calman a sus hijos, otra cosa es que el pobre tenga otitis u otra cosa que la haga pasar un mal viaje a el y los ques estamos a su lado,pero es entendible. lo de los padres no. salu2

Estimado Emilio, estoy con usted, aunque esto suene a impopular.En un viaje trasnoceanico nos tocó una familia numerosa, que se instaló en toda una fila.El padre se hizo cargo de los tres más pequeños.Al más pequeño , casi un bebé ,tal vez de 10-12 meses, el padre lo cargó gran parte del viaje en brazos,dándole la espalda a mi marido.En el momento del almuerzo le dió un trozo de plátano al bebé.El plátano no tardó ni un minuto en caerse sobre la falda de mi marido. el cual optó por darle de comer el plátano ante el riesgo que se le siguiera cayendo sobre él repetidas veces.El padre se enteró al final cuando otro de los niños le señaló.Por suerte solo lloró un ratito, luego se quedó dormido...Pero no siempre es así .....

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal