Paco Nadal >> El Viajero

29 mar 2011

¿Debería haber zonas separadas para niños en los aviones?

Por: Paco Nadal

Niños en el avión

Foto © Photaki

Diez horas oyendo llorar a un niño son demasiadas horas. Si encima el niño no es tuyo y va sentado en el asiento de al lado en un vuelo transoceánico, el gota a gota de la tortura china queda en un mero cosquilleos comparado con esto.

¿Debería de hacer zonas separadas para quienes viajan con niños pequeños en un avión?

Este post lo tenía escrito desde hace meses y guardado en el cajón de borradores. Lo escribí a raíz de una encuesta publicada en el diario The Economist sobre cuáles era las actitudes de los compañeros de vuelo que más incordian a los viajeros de negocios, las que más les tocaban las narices.

Según el estudio, al 68% de los encuestados lo que más le molestaba era que el compañero se apropiara del brazo común del asiento. Para otro 32% eran los que se levantaban de su sitio antes de que se apagara la señal de desabrocharse el cinturón de seguridad. Y un 3% declaraba que lo que más le tocaba las narices era que alguién le leyera el libro o el periódico por encima del hombro.

A mi no me preguntaron, pero de haberlo hecho hubiera añadido: los niños que no paran de llorar en un vuelo transoceánico.

Pero mira por donde en el reciente viaje a Bahamas ocurrieron dos cosas que me animaron a desempolvarlo y publicarlo:

 

La primera fueron las diez horas de un vuelo Madrid-Miami al lado de un bebé de poco más de un año que no paró de llorar y berrear en toda la travesía. Una tortura. De haberse encontrado Herodes entre el pasaje lo hubiera contratado. Los padres trataban de calmarlo (lo peor de estas situaciones es cuando encima los padres se hacen los suecos), pero no hubo manera. Reconozco que diez horas encajado en un asiento es un trago duro para un bebé.  

La segunda fue comprobar que en el ejemplar del USA Today (el periódico de mayor tirada de los EEU) que compré en Nassau el 23 de marzo, la cover story (reportaje de portada) de ese día se titulaba "Separate sections anyone?" y trataba sobre las molestias que causan los niños pequeños en los vuelos.

¡¡BIINGO!! No estaba solo. No soy un ogro comeniños. Ni un misántropo solitario que no aguanta a nadie. Resulta que hay más pasajeros que, como yo, se plantean el debate. En concreto, a un 59% de los usuarios de aviones, según una encuesta realizada por el portal Skyscanner, le gustaría que hubiera zonas separadas para familias. Otra encuesta del Business Travel & Meeting Show del Reino Unido entre 1.000 viajeros de negocios reveló que al 74% le gustaría que en algunos vuelos estuviera prohibido llevar niños pequeños en la clase Businees. Siempre según el reportaje del USA Today.

Existe incluso una página de Facebook dedicada este tema: Airlines should have kid free flights!. La creo Ian Burford y su contenido es abierto:

"Todos tenemos derecho a volar pero creo que debe de haber una cierta capacidad de separar por vuelos o por zonas a la gente que no quiere soportar la perturbación constante y molesta de un niño pequeño. La tecnología existe. Una casilla de verificación mientras se hace la reserva o una advertencia a la hora de reservar el asiento, tal vez. Yo solo quiero ser capaz de volar sin tener mi respaldo lleno de patadas, mi oído dañado o mi salud mental destrozada", dice Ian en la presentación de la página.

¿Sería posible hacerlo? ¿Quienes lo defienden son unos ogros intransigentes y devora-niños?

El debate está abierto.

 

Hay 288 Comentarios

Estimado Emilio, estoy con usted, aunque esto suene a impopular.En un viaje trasnoceanico nos tocó una familia numerosa, que se instaló en toda una fila.El padre se hizo cargo de los tres más pequeños.Al más pequeño , casi un bebé ,tal vez de 10-12 meses, el padre lo cargó gran parte del viaje en brazos,dándole la espalda a mi marido.En el momento del almuerzo le dió un trozo de plátano al bebé.El plátano no tardó ni un minuto en caerse sobre la falda de mi marido. el cual optó por darle de comer el plátano ante el riesgo que se le siguiera cayendo sobre él repetidas veces.El padre se enteró al final cuando otro de los niños le señaló.Por suerte solo lloró un ratito, luego se quedó dormido...Pero no siempre es así .....

El problema no son los niños ya sean llorones o no, el problema son los adultos mal educados y aquellos que no saben educar correctamente a sus hijos. El problema son los adultos que no recuerdan lo que es ser niño y tener que estarse quieto durante 10 horas. El problema son los adultos egoistas y egocentricos que solo saben mirar a su ombligo.

existe alguna compañía aérea que deja que los padres con niños pequeños embarquemos antes que los demás, de modo que escogemos primero asiento. Como todos tenemos tendencia a ponernos en la parte de delante pues ya sabéis los demás, os váis a la cola del avión y es casi seguro que no tendréis niños pequeños cerca :-)

Ayyyy me imaginaba que la cosa venía por el lado de Zona especial para nños refiriendose a "zona con juegos" según la edad ( puzzles, marionetas, juegos de ingenios) JAJJJAJ Que ilusa....

hola,soy el niño ese que iba en el avión.propongo que pongan zonas separadas para los adultos que nos miran con asco. Asi no tendremos que aguantar sus gilipolleces de adultos..

Gran parte de los comentarios que leo aquí son de mamás que sólo escriben para decirnos lo bien que se comportan sus hijos o de gente que equipara a los niños coñazos con todo tipo de colectivos a los que, según ellos, también habría que aislar, agrupar o directamente prohibirles viajar. En nuestra pasión por generalizar nos olvidamos de ver las diferencias entre un bebé de seis meses o un año y un niño cabrón de ocho que se pasa todo el viaje dando patadas al asiento de delante mientras su papá le ríe la gracia. No es lo mismo un niño con otitis en un avión que tres hermanitos que se pasan todo el vuelo dándose collejas. Hay papás que creen tener bula papal por el simple hecho de serlo y otros que se desviven por que sus hijos no molesten al vecino. Dicho esto, insisto en que lo más racional es intentar asignar determinados asientos (algunas compañías lo hacen) a las familias con niños porque ello les facilita el viaje a ellas y se lo hace más agradable al resto de los viajeros.

Emilio, ten cuidado y no des ideas, no sea que quiten la business class y tengas que pagar tú algo más por viajar con tu hijo. Ahí sí que te ven a sodomizar a ti.

El problema es la clase obrera que pretende acomodarse en el estado del bienestar y hasta tener vacaciones transoceánicas... Pues nada, dejemos a la élite que viaje tranquila y al currito lo mandamos al pueblo con la baca del coche cargada. Que país.
Ahora bien, la base del problema es que todos hemos sido niños, por lo que antes de quejarse (lo recuerdo, de algo que todos hemos sido) pénsemoslo un poco.
Y para "echar más leña al fuego"... se dan cuenta del sacrificio que hacíamos los padres esperando al veranito para poder tomarnos una simple cerveza en un bar, se entiende que en una terraza, por no meter a tus hijos en un bar saturado de humo...
Lógicamente me darán caña por esto último... que si tu has decidido tener hijos, que si habértelo pensado antes...
Simplemente recordad que todos hemos sido niños, y que, por desgracia, no podemos volver a serlo.

¿Y porqué no hacer mejor una sección para los prepotentes que cuando llegan a su asiento lo tumban, y así lo dejan todo el viaje, aunque se levanten, aunque se esté despegando o aterrizando, o estén charlando a gritos durante la noche y sin apoyar la espalda?

Y les da igual hacerlo mientras tienen detrás una madre con un bebé sentado en su regazo.

Se puede decir mucho de las molestias en los aviones. Mis hijos son de los que se portan muy bien, han viajado desde muy pequeños y no dan la lata. Pero cuando una pareja de vejetes llegan y te tumban el asiento encima, y lo dejan todo el viaje, sin enderezarlo ni cuando se van de paseo, entiendo que reciban patadas y empujones por parte del niño encajonado atrás y de la madre que no tiene espacio mínimo para moverse.

Yo he querido proponerlo miles de veces, pero no he sabido dónde, así que lo apoyo totalmente.

Tengo un hijo y aún así estoy totalmente de acuerdo en que no tenemos por que aguantar a los niños maleducados y llorones de los demás (ni vosotros al mio, aunque no sea maleducado... de momento). Me parece una idea estupenda que haya zonas separadas en los aviones para familias con niños. Y también debería haberlas en los restaurantes, bares, etc... Y que conste que adoro a mi hijo, pero cuando hago un plan sin niño no quiero tener que aguantar a los niños de los demás.

Es espantoso un viaje en esas condiciones en espacio reducido, da igual el medio que sea. En el tren pasa exactamente lo mismo aunque sean menos horas...

Completamente de acuerdo, aunque la tortura puede ser mayor si te toca un infante en el asiento posterior al tuyo pataleando el respaldo de tu asiento y abriendo y cerrando la bandeja, mas de una vez he tenido que llamarle la atención al progenitor (El verdadero culpable).

Ah!, yo soy padre y me preocupo en que mis hijos sean educados y por nada del mundo permito que molesten a nadie.

Una vez volé con Ryanair a Cerdeña y hubo momentos en los que deseé que explotase el avión. Era plena verano, un destino familiar... El avión estaba lleno de familias con niños. A mí me parece muy bien que la gente viaje con sus hijos, no tengo nada en contra, pero aquello fue infernal. Había tantos gritos, lloros y carreras que en las dos horas de vuelvo no pude ni leer un libro ni escuchar música, porque el ruido ambiental era insoportable. Quizás por ser Ryanair la cosa era peor de lo que podría haber sido en otra compañía, porque la verdad es que las azafatas pasaban del tema cosa fina. Pero fue un infierno. Llegué a destino con los nervios de punta y con ganas de castigar a padres e hijos contra la pared. Me parece bien que uno pueda escoger tener o no niños cerca en el avión. De hecho creo que hasta sería más cómodo para los padres porque hay gente que sufre cuando su niño no para de llorar, y de esta forma, al estar con más niños y más padres, creo que uno sentirá que molesta menos.

10 horas?? Estás seguro?? Eso no lo he visto ni en un hospital, y hemos tenido ingresadita a mi niña unas cuantas veces...(y eso que a los niños se les puteaba con agujas y pruebas)
No sé porque siempre existe esta tendencia a exagerar cuando de niños llorones se habla. Y cómo explicas que una cena familiar en un restaurante se convierta en un infierno porque los catetos (de unos 40 años) de la mesa de al lado no paran de hablar a voces y no puedo tener una conversación con mi hija de tres añitos (que habla en un tono normal)... De todas formas se te ve el plumero Paco, que intransigente nos has salido.

10 horas?? Estás seguro?? Eso no lo he visto ni en un hospital, y hemos tenido ingresadita a mi niña unas cuantas veces...(y eso que a los niños se les puteaba con agujas y pruebas)
No sé porque siempre existe esta tendencia a exagerar cuando de niños llorones se habla. Y cómo explicas que una cena familiar en un restaurante se convierta en un infierno porque los catetos (de unos 40 años) de la mesa de al lado no paran de hablar a voces y no puedo tener una conversación con mi hija de tres añitos (que habla en un tono normal)... De todas formas se te ve el plumero Paco, que intransigente nos has salido.

Los que decís que hay que ser comprensivo no habéis hecho un vuelo de mas de 8 horas en un avión con niños. Yo he visto a padres que no aguantaban a sus hijos: "id a darle por saco a la azafata." Estoy de acuerdo con Paco y soy mas radical que él. Yo puedo querer mucho a mi perro pero por el miedo de que no se sepa comportar, le drogan y la meten en la bodega. Señores hagamos lo mismo con los niños y veréis que cortos se nos hacen algunos viajes.

Los que decís que hay que ser comprensivo no habéis hecho un vuelo de mas de 8 horas en un avión con niños. Yo he visto a padres que no aguantaban a sus hijos: "id a darle por saco a la azafata." Estoy de acuerdo con Paco y soy mas radical que él. Yo puedo querer mucho a mi perro pero por el miedo de que no se sepa comportar, le drogan y la meten en la bodega. Señores hagamos lo mismo con los niños y veréis que cortos se nos hacen algunos viajes.

siii, pero sólo si también hacemos un área para businessmen arrogantes que no apagan sus blackberries en los aviones, otra para teens gritones que se ríen de la demostración de seguridad de las azafatas, otra para mayores que roncan, otra para los que viajan con maletas que ocupan más que todo el compartimento y por supuesto otra para los que les molesta cualquier cosa, para que puedan viajar a gusto. Lo podrían preguntar cuando compras el billete: Indique si usted encaja con este perfil... (tiene niños, ronca, huele mal, ocupa mucho espacio...)
y por otro lado:
¿Le molesta alguna de estas cosas? Elija y por solo 20€ más podrá ser colocado en un área de no-molestias. Vuele feliz. :)

¡Tengo la solución!
Comprate un avión y listo.

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Una zona con niños pequeños, y los asientos de alrededor mas baratos.

Tengo que tomar 5 o 6 vuelos al año de mas de 10 horas cada uno, sería maravilloso para todos que los padres con los niños esten en un lugar especial para ellos.

Buenos días,
Me parece increíble que alguien que pueda permitirse viajar y otros a los que les PAGAN por viajar, se quejen encima de si un niño llora, si unos padres no dicen nada, que por qué no vamos separados las familias,....
NO TENEÍS DERECHO A QUEJAROS OTROS PAGARIAMOS POR TENER UNA DOCENA DE NIÑOS ALREDEDOR DURANTE 10 HORAS A CAMBIO DE PODER VIAJAR, Y MAS SI ENCIMA NOS PAGAN POR ELLO.
Aún estoy esperando que te mojes un poco Paco.
Esta vez te has pasado.

la que has montado Paco! jajajaja. Yo estoy contigo, no hay nada mas coñazo que un niño coñazo y porculero... los metería a todos en la bodega y asunto resuelto. Un abrazo

Mas que zonas separadas por la molestia que ocasionan los niños, lo que haria serian zonas separadas para que los niños puedan comportarse como tal. Viajo mucho y tengo una hija, y en 15 mese ha tenido que subirse 6 veces a un avion, ella no entiende que tenga que estar sentada, ni quieta, ni que no haya espacio para ella. Los aviones no estan preparados para los crios. Uno tiene que llevar a su hijo encima con un cinturon especial cuando ni siquiera tiene espacio para sus piernas.
Somos ridiculos, pateticos y sobretodo egoistas. Cuando veamos a un niño llorar en el avion, ayudemos a los padres a calmarlo. Los niños solo quieren jugar.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal