Paco Nadal >> El Viajero

29 mar 2011

¿Debería haber zonas separadas para niños en los aviones?

Por: Paco Nadal

Niños en el avión

Foto © Photaki

Diez horas oyendo llorar a un niño son demasiadas horas. Si encima el niño no es tuyo y va sentado en el asiento de al lado en un vuelo transoceánico, el gota a gota de la tortura china queda en un mero cosquilleos comparado con esto.

¿Debería de hacer zonas separadas para quienes viajan con niños pequeños en un avión?

Este post lo tenía escrito desde hace meses y guardado en el cajón de borradores. Lo escribí a raíz de una encuesta publicada en el diario The Economist sobre cuáles era las actitudes de los compañeros de vuelo que más incordian a los viajeros de negocios, las que más les tocaban las narices.

Según el estudio, al 68% de los encuestados lo que más le molestaba era que el compañero se apropiara del brazo común del asiento. Para otro 32% eran los que se levantaban de su sitio antes de que se apagara la señal de desabrocharse el cinturón de seguridad. Y un 3% declaraba que lo que más le tocaba las narices era que alguién le leyera el libro o el periódico por encima del hombro.

A mi no me preguntaron, pero de haberlo hecho hubiera añadido: los niños que no paran de llorar en un vuelo transoceánico.

Pero mira por donde en el reciente viaje a Bahamas ocurrieron dos cosas que me animaron a desempolvarlo y publicarlo:

 

La primera fueron las diez horas de un vuelo Madrid-Miami al lado de un bebé de poco más de un año que no paró de llorar y berrear en toda la travesía. Una tortura. De haberse encontrado Herodes entre el pasaje lo hubiera contratado. Los padres trataban de calmarlo (lo peor de estas situaciones es cuando encima los padres se hacen los suecos), pero no hubo manera. Reconozco que diez horas encajado en un asiento es un trago duro para un bebé.  

La segunda fue comprobar que en el ejemplar del USA Today (el periódico de mayor tirada de los EEU) que compré en Nassau el 23 de marzo, la cover story (reportaje de portada) de ese día se titulaba "Separate sections anyone?" y trataba sobre las molestias que causan los niños pequeños en los vuelos.

¡¡BIINGO!! No estaba solo. No soy un ogro comeniños. Ni un misántropo solitario que no aguanta a nadie. Resulta que hay más pasajeros que, como yo, se plantean el debate. En concreto, a un 59% de los usuarios de aviones, según una encuesta realizada por el portal Skyscanner, le gustaría que hubiera zonas separadas para familias. Otra encuesta del Business Travel & Meeting Show del Reino Unido entre 1.000 viajeros de negocios reveló que al 74% le gustaría que en algunos vuelos estuviera prohibido llevar niños pequeños en la clase Businees. Siempre según el reportaje del USA Today.

Existe incluso una página de Facebook dedicada este tema: Airlines should have kid free flights!. La creo Ian Burford y su contenido es abierto:

"Todos tenemos derecho a volar pero creo que debe de haber una cierta capacidad de separar por vuelos o por zonas a la gente que no quiere soportar la perturbación constante y molesta de un niño pequeño. La tecnología existe. Una casilla de verificación mientras se hace la reserva o una advertencia a la hora de reservar el asiento, tal vez. Yo solo quiero ser capaz de volar sin tener mi respaldo lleno de patadas, mi oído dañado o mi salud mental destrozada", dice Ian en la presentación de la página.

¿Sería posible hacerlo? ¿Quienes lo defienden son unos ogros intransigentes y devora-niños?

El debate está abierto.

 

Hay 288 Comentarios

Deberían separar a los niños por chillones, a los gordos por ocupar parte del otro asiento, a los viejos incontinentes por salir veinte veces del asiento, a las mujeres parlanchinas, a los musulmanes barbudos, a los que les huele mal el aliento, a los de otra razas, a los que hablan catalán, a los religiosos, a los que llevan sombrero, y a los que no tienen niños por impotentes.

A Maria Dolores,.

por favor, cuando seas madre graba a tus niños en toda circunstancia y cuelgalo en tu blog. Todos los padres incompetentes tomaremos nota.

En tu descripción pone que desde pequeñito, lo que mas te gustaba era recorrer mundo y contarlo...te agradecería que me dijeras como lo recorrías para ver si puedo usar esos medios de transporte que tú utilizabas. A mis tres hijos también les gusta recorrer mundo...

Yo tambien pensaba igual que tu, pero se me paso, desde que soy padre ya no me molesta viajar con ninos. En mi ultimo viaje coincidi con un piloto que volaba desde Canada, el tambien era padre, y no parecia para nada molesto por tener la compania de mi hija, todo lo contrario. No se si lo de ogro lo preguntas o lo das por hecho, pero no te preocupes, cuando seas padre se te pasara.

A los maestros los pagamos poco. Salud

A mi los niños me ponen bastante nerviosa.. odio ir al cine por ejemplo, y que no dejen de dar la tabarra poniendose de pie en las asientos, gritanto y andando por el pasillo.. pero realmente no es culpa del niño.. es culpa de los padres.
un niño no es un juguete, y tener niños por capricho y aburrimiento, y despues no dedicarle tiempo ni enseñarles educación es una falta gravísima de respeto para el resto de los seres humanos.
Pensadlo antes de tenerlos!! una pastillica o un condon os ahorrarán dolores de cabeza, malos ratos y sobre todo dinero y problemas..

A mi los niños me ponen bastante nerviosa.. odio ir al cine por ejemplo, y que no dejen de dar la tabarra poniendose de pie en las asientos, gritanto y andando por el pasillo.. pero realmente no es culpa del niño.. es culpa de los padres.
un niño no es un juguete, y tener niños por capricho y aburrimiento, y despues no dedicarle tiempo ni enseñarles educación es una falta gravísima de respeto para el resto de los seres humanos.
Pensadlo antes de tenerlos!! una pastillica o un condon os ahorrarán dolores de cabeza, malos ratos y sobre todo dinero y problemas..

A mi los niños me ponen bastante nerviosa.. odio ir al cine por ejemplo, y que no dejen de dar la tabarra poniendose de pie en las asientos, gritanto y andando por el pasillo.. pero realmente no es culpa del niño.. es culpa de los padres.
un niño no es un juguete, y tener niños por capricho y aburrimiento, y despues no dedicarle tiempo ni enseñarles educación es una falta gravísima de respeto para el resto de los seres humanos.
Pensadlo antes de tenerlos!! una pastillica o un condon os ahorrarán dolores de cabeza, malos ratos y sobre todo dinero y problemas..

Bueno querido, lo primero que hago después de un día agotador es volver a pasar por aquí para ver como te va con este experimento o lo que sea, también a leerme más despacito algunos comentarios y felicitarte, majo, tienes un montón de estupendos seguidores.
También vengo a "rematar" un poco, por supuesto.
-"Por un mundo mestizo, siempre que no haya indios en la mezcla" es lo que le dice Cathy a Javier Reverte en una noche negra africana.
Ni indios, dice Cathy, ni negros, dicen otros, ni chinos, dicen los de más allá, ni niños en los aviones, ni mujeres sexagenarias, no hombres con barriga cervecera... También hay quien no gusta de un gitano cerca , ni adolescentes con ataque de risa....cada quien tiene su "ni" y se me juntan las tristezas, se me juntan porque es verdad que todos tenemos nuestro "ni" pero creo que es una cuestión de fondo el pensar que si yo argumento mi "ni" para conseguir llevarlo a puerto, estoy dando por supuesto que los demás también tienen derecho a argumentar el suyo y conseguirlo y ese mundo, lleno de segregaciones, segregados y segregantes, la verdad, no es el mundo que me gustaría.
¡¡Brindo por un mundo mestizo!!

Yo quiero que nos pongan a las familias una zona especial para cuando viajemos en tren, en autobús, en avión y, sí, también quiero una zona especial en los restaurantes. Sobre todo para no tener que aguantar la mirada de todos aquellos maleducados que se piensan que cuando nuestros hijos lloran nosotros "nos hacemos los suecos", o que piensan que nosotros pensamos que a todo el mundo le gustan nuestros hijos. Ah, espero que a ninguno de vosotros se os ocurra pedirle a mi hija, dentro de unos 30 años, que os limpie, os cuide, os lea y demás cuando seáis viejos y no podáis levantaros para ir al baño. Porque, oyes, si tu no me das a mi hoy, yo no te doy a mi hija mañana.

Yo quiero que nos pongan a las familias una zona especial para cuando viajemos en tren, en autobús, en avión y, sí, también quiero una zona especial en los restaurantes. Sobre todo para no tener que aguantar la mirada de todos aquellos maleducados que se piensan que cuando nuestros hijos lloran nosotros "nos hacemos los suecos", o que piensan que nosotros pensamos que a todo el mundo le gustan nuestros hijos. Ah, espero que a ninguno de vosotros se os ocurra pedirle a mi hija, dentro de unos 30 años, que os limpie, os cuide, os lea y demás cuando seáis viejos y no podáis levantaros para ir al baño. Porque, oyes, si tu no me das a mi hoy, yo no te doy a mi hija mañana.

Yo quiero que nos pongan a las familias una zona especial para cuando viajemos en tren, en autobús, en avión y, sí, también quiero una zona especial en los restaurantes. Sobre todo para no tener que aguantar la mirada de todos aquellos maleducados que se piensan que cuando nuestros hijos lloran nosotros "nos hacemos los suecos", o que piensan que nosotros pensamos que a todo el mundo le gustan nuestros hijos. Ah, espero que a ninguno de vosotros se os ocurra pedirle a mi hija, dentro de unos 30 años, que os limpie, os cuide, os lea y demás cuando seáis viejos y no podáis levantaros para ir al baño. Porque, oyes, si tu no me das a mi hoy, yo no te doy a mi hija mañana.

Como madre, me siento dolida con lo que ha publicado, con muchos estoy de acuerdo que hay especimenes mas dificil de tolerar que los niños, para viajar con niños hay muchos trucos que lo dan guias de padres y que ayudan a salvar la situacion para todos y claro esta un buen nivel de plomo en la educacion hace que la situacion sea llevadera...Que pena Paco,con lo que me gustaba este blog!

No estoy sola, creía que esta idea sólo la pensaba yo. En vuelos transoceánicos o muy largos estaría totalmente a favor.
Los comentarios que opinan que a los que huelen mal, adultos maleducados etc también habría que separalos, tienen razón, pero es el personal del avión el que se encarga de ello, y claro que podemos protestar. Sin embargo si te toca un bebé que no para de llorar en un vuelo Madrid-Lima... no se puede hacer nada de nada. ¿Sabéis que se bajó a toda una familia de un avión por mal olor? verídico.

Pues yo creo que el problema no son los niños, el problema son los mal educados, en este caso, los padres mal educados. a) si tienes un bebe, por el bien de todos (del niño, de los padres y del entorno), procuras viajar en un horario en el que el bebe tiene mas probabilidad de dormir b) si viajas con niños con más edad, la culpa es de los padres si los niños son insoportables. Y por tanto, el argumento de que deberían viajar "apartados" lo extiendo a todos los mal educados del planeta ( los que hablan fuerte, los que huelen mal por no ducharse a tiempo, los que huelen a alcohol, los que ocupan tu reposa-abrazosetc.), que se vayan todos juntitos.. ¿No?. Pues hagamos otra peticion mas sensata, que no vendría mal a nuestra sociedad: que la gente piense más en los demás y se comparte con respeto. Y si un niño o un bebé, llora, y no es por dejadez de los padres, pues a aguantarnos todos un poquito, que tampoco es tan grave (para estos casos, yo me llevo un anteojos y unos tapones para los óídos, pero frente al olor del alcoholico, ¿qué hago?)

Como orgulloso padre que soy, digo que sí, que debería haber un espacio separado para niños. En un largo vuelo, ante la indolencia de la madre y un padre dormido, acabé sugiriendo el cianuro como solución cuando la madre me preguntó: ¿Y qué quieres que haga?

En vaya lío te acabas de meter, jajaja. Yo digo que si hay zona separada para niños, la haya también para pasajeros que apestan a alcohol o a sudor...por pornerte un ejemplo frecuente y real.
Lo que está claro es que si cada uno empieza a decir, esto no, esto sí, mal vamos, porque al final no viaja nadie. Mi teoría es aguantate un poquito, llevate unos cascos, recuerda que el vuelo tiene fin aunque parezca interminable y sobrellevalo lo mejor que puedas.
Un abrazo.

Vaya, Maria, tu tambien tienes pinta de haber sido un "angelito" de pequena. Seguro que nadie tuvo que aguantar tus gritos ni tus patadas. Me juego el cuello a que ya naciste vieja.

Y seguro que ninguno de esos ninos que tanto te molestan ahora te cambiara los panales cuando estes en una silla de ruedas.

Egocentrismo al poder, que desaparezcan todos los que me molestan, viejos, ninos, discapacitados, feos, lo que sea... al fin y al cabo yo soy el centro del universo y el mismo desaparecera el dia que me muera.

Si hija, si...

Paco Nada, ojalá herodes te hubiera llevado a tí de pequeño. María, tan atorrantes y molestos que te parecen los niños, tú seguramente naciste adulta o eras una niña seta, verdad?

Pues sabeis lo que a mi me toca las pelotillas en un avion? los chuletas que se te repatingan a todo dar el asiento y tienes que comer con el estomago encogio porque no te cabe la mesa (y eso no que soy gorda!!). Una vez la azafata tuvo que llamarle la atencion al de delante porque no podia comer. Y como dicen por ahi, los que no se han pegado la ducha antes de tomar el vuelo, que me decis? o los que no apagan la luz, o etc.. Si, los ninhos son un conhazo. Yo procuro viajar con el mio en horario nocturno para asi que vaya durmiendo lo mas posible. El descansa, nosotros tambien y todo el mundo contento. Pero puestos a crear zonas para ninhos o para guarros o para egoistas intransigentes, que la de ninhos fuera espaciosa y con juegos y sitio para que se pudieran mover. La demas me da igual!!

Pues sabeis lo que a mi me toca las pelotillas en un avion? los chuletas que se te repatingan a todo dar el asiento y tienes que comer con el estomago encogio porque no te cabe la mesa (y eso no que soy gorda!!). Una vez la azafata tuvo que llamarle la atencion al de delante porque no podia comer. Y como dicen por ahi, los que no se han pegado la ducha antes de tomar el vuelo, que me decis? o los que no apagan la luz, o etc.. Si, los ninhos son un conhazo. Yo procuro viajar con el mio en horario nocturno para asi que vaya durmiendo lo mas posible. El descansa, nosotros tambien y todo el mundo contento. Pero puestos a crear zonas para ninhos o para guarros o para egoistas intransigentes, que la de ninhos fuera espaciosa y con juegos y sitio para que se pudieran mover. La demas me da igual!!

Pues lydia, que quieres que te diga, eso de aguantar los llantos de los niños ajenos es una pesadilla, en restaurantes, trenes, aviones, etc. Y no, señora, no es que mire o no, es que oigo y no lo puedo evitar, no puedo cerrar las orejas.

Y si me quedo sola rodeada de gatos o no es mi problema, el no dar la brasa a los demás con su hijo es el suyo, y no, no me gustan los niños, son molestos y atorrantes y me repelen los padres que piensan que todos tenemos que aguantar a su "angelito".

Los bebés en casita, no pintan nada en aviones, restaurantes, etc.

Considero que de crearse una zona infantil en los aviones, debería estar enfocada al bienestar y relax de los niños y no para separarles del resto de usuarios porque perturban su "calma". Quizá si los aviones o los transportes estuviesen a daptados a los más pequeños no se tirarían horas llorando, porque están incómodos, se aburren, tienen frío, calor.... A mi me también me dan ganas de llorar y gritar y hasta de vomitar cuando quien que va a mi lado no se ha aseado y huele fatal y tengo que viajar durante horas medio tapándome la naríz ¿le creamos un espacio? Me molesta enormemente sentarme al lado de alguien que no para de hablarme y no me deja descansar ¡¡por favor la zona de cacatuas al fondo a la derecha!! ;-), me molesta enormemente que alguien lleve los cascos a toda potencia y comparta conmigo su música estridente¡¡ a la zona de música por favor!!, me molesta que se hurgue los dientes, que haga ruiditos con la boca, que se tire un pedete ¡¡oiga vaya al baño!! en fín....que los niños no me molestan en absoluto, porque son niños y tienen el mismo derecho a viajar cómodos y seguros que los adultos. Y Sí, que creen un espacio orientado para ellos, para que los adultos no les molesten, porque los peques necesitan viajar cómodos y tener una zona tranquila donde jugar, alimentarse y relajarse.

simplemente me parece vergonzoso que se quieran separar a las familias que tienen niños pues nada yo tengo la solución los que quieran disfrutar de un ambiente tranquilo que paguen más y listo.
Yo por ejemplo tengo un hijo de 6 meses y si llora pues un bebé es y al que le moleste que no mire.
Caballero hagase mirar su problema con los niños porque lo veo solo con un montón de gatos

Bueno Paco, he dejado mi comentario ahí más atrás aclarando una serie de conceptos. El principal es que hay que saber distinguir un matiz muy importate: no es lo mismo un bebé que un niñó de 6 años en adelante. Y que aquí más que hablar de niños, había que hablar de EDUCACIÓN de los padres. Pero por mucha educación, por mucho interés que ponga un padre que su bebé no llore, si no lo consigue ¿cuál es la opción? ¿lo ahoga? ¿to ira por la ventanilla del avión?

"No soy un ogro comeniños. Ni un misántropo solitario que no aguanta a nadie" dices en uno de los primeros parrafos de este post. Pero al haber leido antes "De haberse encontrado Herodes entre el pasaje lo hubiera contratado" terminé con una sensación muy desagradable. No me terminaba de creer lo que estaba leyendo. Después de leer los comentarios estoy con Gloria Infinita en decir que ésta vez te has pasado en editar una entrada provocadora en la que iba a proporcionar muchos comentarios como así ha sido.

No estás sólo, te acompaña The Economist y el USA Today, además de muchos de los comentarios que he podido leer , en el que algunos de ellos son más radicales aún: son capaces de ser los propios Herodes a quien tienes ganas de contratar.

No tengo hijos. Una vez que quise tenerlos mi ex-mujer me dijo que "si se quedaba embarazada de mí, abortaria", a lo que yo pensé para mís adentros "y no te abortó tu puta madre y así nunca te hubiera conocido". Por aquel tiempo ví una película en el cine, Mi chica, en la que una niña de 11 años huérfana de madre se sentía culpable de la muerte de la misma cuando ella nació. Como conté en mi comentario anterior, cuando yo era un bebé llorón, mi madre años después lo contaba como anécdota pero mi padre lo contaba en un tono que me hacía sentirme culpable. Suerte que de aquella mis padres no viajaban en avión: hoy me hubiera sentido culpable el haber molestado en el viaje a más de uno. Lo siento. Pido disculpas. No volverá a ocurrir.


Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal