Paco Nadal >> El Viajero

29 mar 2011

¿Debería haber zonas separadas para niños en los aviones?

Por: Paco Nadal

Niños en el avión

Foto © Photaki

Diez horas oyendo llorar a un niño son demasiadas horas. Si encima el niño no es tuyo y va sentado en el asiento de al lado en un vuelo transoceánico, el gota a gota de la tortura china queda en un mero cosquilleos comparado con esto.

¿Debería de hacer zonas separadas para quienes viajan con niños pequeños en un avión?

Este post lo tenía escrito desde hace meses y guardado en el cajón de borradores. Lo escribí a raíz de una encuesta publicada en el diario The Economist sobre cuáles era las actitudes de los compañeros de vuelo que más incordian a los viajeros de negocios, las que más les tocaban las narices.

Según el estudio, al 68% de los encuestados lo que más le molestaba era que el compañero se apropiara del brazo común del asiento. Para otro 32% eran los que se levantaban de su sitio antes de que se apagara la señal de desabrocharse el cinturón de seguridad. Y un 3% declaraba que lo que más le tocaba las narices era que alguién le leyera el libro o el periódico por encima del hombro.

A mi no me preguntaron, pero de haberlo hecho hubiera añadido: los niños que no paran de llorar en un vuelo transoceánico.

Pero mira por donde en el reciente viaje a Bahamas ocurrieron dos cosas que me animaron a desempolvarlo y publicarlo:

 

La primera fueron las diez horas de un vuelo Madrid-Miami al lado de un bebé de poco más de un año que no paró de llorar y berrear en toda la travesía. Una tortura. De haberse encontrado Herodes entre el pasaje lo hubiera contratado. Los padres trataban de calmarlo (lo peor de estas situaciones es cuando encima los padres se hacen los suecos), pero no hubo manera. Reconozco que diez horas encajado en un asiento es un trago duro para un bebé.  

La segunda fue comprobar que en el ejemplar del USA Today (el periódico de mayor tirada de los EEU) que compré en Nassau el 23 de marzo, la cover story (reportaje de portada) de ese día se titulaba "Separate sections anyone?" y trataba sobre las molestias que causan los niños pequeños en los vuelos.

¡¡BIINGO!! No estaba solo. No soy un ogro comeniños. Ni un misántropo solitario que no aguanta a nadie. Resulta que hay más pasajeros que, como yo, se plantean el debate. En concreto, a un 59% de los usuarios de aviones, según una encuesta realizada por el portal Skyscanner, le gustaría que hubiera zonas separadas para familias. Otra encuesta del Business Travel & Meeting Show del Reino Unido entre 1.000 viajeros de negocios reveló que al 74% le gustaría que en algunos vuelos estuviera prohibido llevar niños pequeños en la clase Businees. Siempre según el reportaje del USA Today.

Existe incluso una página de Facebook dedicada este tema: Airlines should have kid free flights!. La creo Ian Burford y su contenido es abierto:

"Todos tenemos derecho a volar pero creo que debe de haber una cierta capacidad de separar por vuelos o por zonas a la gente que no quiere soportar la perturbación constante y molesta de un niño pequeño. La tecnología existe. Una casilla de verificación mientras se hace la reserva o una advertencia a la hora de reservar el asiento, tal vez. Yo solo quiero ser capaz de volar sin tener mi respaldo lleno de patadas, mi oído dañado o mi salud mental destrozada", dice Ian en la presentación de la página.

¿Sería posible hacerlo? ¿Quienes lo defienden son unos ogros intransigentes y devora-niños?

El debate está abierto.

 

Hay 288 Comentarios

yo siempre viajo con unos tapones para los oídos... así no me planteo estupideces como prohibir volar a niños, o poner espacios separados para familias...

¡Sí por favor! Zonas separadas en los aviones y también en los trenes. No hace falta irse a Miami para pasarse 10 horas metido en una cabina. En este país hay muchos trayectos en tren que superan esa duración. Yo llevo años clamando por vagones separados para los niños. Mis amigos me llaman Herodes pero únicamente hace falta ser realista. Sin entrar en consideraciones sobre la actitud de los padres un niño es un niño, y se aburre, llora, grita, corre por los pasillos y nos hace partícipes a todo el vagón de lo insoportable que se le hace pasarse siquiera sea una hora quieto en un asiento. Así que, por favor Renfe, vagones especiales para padres con niños. Y ya de paso también pediría vagones sin móviles. Hace años que existen en Holanda, según lei en The Economist.

Me asombra la cantidad de gente que considera que un crío debe "comportarse bien", es decir, no llorar, estar callado, etc.

Los críos se aburren, se asustan, acumulan estrés y se irritan como cualquier persona. Como son pequenos, aún no están afectados por nuestra "actitud políticamente correcta", y lloran, se ríen y salen a correr por el pasillo del avión cuando les place.

Al que le parezca mal, al que crea que un chiquillo de 5 años puede aguantar un vuelo de tres horas (con el acelerón inicial de despegue incluido), el que piense que un infante debe ir leyendo el "Financial Times" con cara muy seria, que se acuerde de su propia infancia, o que vaya a un especialista.

Totalmente de acuerdo. Y también deberían poseer un espacio separado en los restaurants y cafés.
Una persona tiene el derecho de comer y tomarse un café tranquilo.

saludos

Totalmente de acuerdo. Y también deberían poseer un espacio separado en los restaurants y cafés.
Una persona tiene el derecho de comer y tomarse un café tranquilo.

saludos

Una de las veces que viajé con mis hijos, la "señorita "de delante le molestaba que mi hijo hablara con su padre y que de vez en cuando llamara a su hermano que estaba conmigo en el asiento de al lado, todo ello si subier el tono de voz ... la tuvimos que poner en su sito ... molestaba más la cara de rancia que tenía que mis hijos ... por cierto era pilota o comandante ...

...el tonto mira el dedo.

A ver, majos:

Yo soy orgulloso padre de una bestia parda de algo menos de 2 años. Antes de eso, he sido indignado vecino, compañero de butaca y obligado adulto hastiado con amigos/padres de más de un mocoso berreante que no sabía qué era la noche, qué el día y qué la furia homicida.

Yo viajo con mi hijo cada dos por tres en avión porque no me da la gana de meterme 4800 Kms en coche con una criatura solo porque los señores "quieren vuelos agradables". Y al que le moleste, pues que le den porculo o que se compre un Jet. Ah, que no hay dinero... pues nada, opción uno, que visto el panorama ya deberíais estar acostumbraditos.

Al que dice que por tener hijos ya somos poco menos que adalides de la verdad y que vamos pisando cogotes, yo podría decirte (por ejemplo) que eres un egoísta y un inmaduro por no querer tenerlos y quedarte en tus eternos "taitantos" de follador/vividor -cuando follas menos que nunca-, un intolerante y un hipócrita porque habiendo problemas SUSTANCIALMENTE más importantes, os ponéis a mirar a la luna. O al dedo, ya sabes el dicho.

El problema de este país no son los niños, ni los inmigrantes ni la madre que nos parió a todos. El problema es que hay algunos que tienen demasiado tiempo libre y muy poco ingenio para emplearlo.

Vaya tela...


Alicia, yo aclaro que estoy de acuerdo para los padres que saben que sus hijos se sienten mal o se comportan inadecuadamente en un vuelo, porque los padres también se estresan cuando ven que comienzan a molestar a los demás pasajeros, pero sí hay gente también muy mal educada en los vuelos y nadie les dice nada por roncar u oler mal, pero sí te encuentro razón también.
Saludos.

Tengo un niño de un año, no me atrevo a coger un vuelo de 10h y ganas no me faltan! Estaría bien estar separado de los demás para no molestar.
Por cierto, a los del Imserso (perdón, no se como se escribe) no los pueden separar también. Esos si que ponen nervioso a cualquiera, vivo en Menorca y en temporada baja cuando ves tu avión lleno de ellos ya sabes que tendrás retraso.

a los que no tienen niños y tan mal les parece la postura de los que si tenemos,les diria que lo que realmente nos molesta es que a MIS HIJAS las denominen como he podido leer en muchos de los mensajes como "maquinas de berrear y llorar" "maleducados"....¿un niño es maleducado por expresar con los medios que puede su incomodidad ante un vuelo que hasta para los adultos es insufrible?desde luego todo depende de los ojos con que se miren las cosas,pero yo estoy con Ana que pide una zona amplia,con juegos y televisores con dibujos y donde mis hijas puedan pasar las largas horas de vuelo,donde sus llantos y peleas y sus simples movimientos y hasta su respiracion no molesten a nadie.
No todos los padres estamos igual de pendientes de nuestros hijos,y es cierto que en ocasiones no somos conscientes de que lo que a mi me puede parecer lo mas normal del mundo a otra persona le puede llegar a molestar,pero tambien todo depende de la educacion que se tenga al decir las cosas que yo en un vuelo transoceanico he tenido que aguantar verdaderas barbaridades por parte de otros pasajeros,que por supuesto no le permito a nadie.
Comparar a los niños con los perros merece mencion a parte,claro,por supuesto ¡¡aunemos derechos con los canes!!sin palabras.
En resumen yo SI estoy a favor de zonas separadas para mi propia tranquilidad y la de mis hijas.

A ver, si el problema no es la sugerencia, que creo que todos estamos de acuerdo en que los crios todos ellos juntitos en el mismo sitio, se divierten mas y molestan menos, sino la manera en que esta hecha. Que simplemente en estos mismos comentarios se puede ver que ser padre no es una tarea facil y nunca llueve a gusto de todos: Estela nos dice que hay que tener mano dura con ellos y en la pagina anterior, otro comentarista se queja porque no paseaban al bebe en brazos para callarle (la de veces que me habran dicho a mi por eso que era demasiado blanda con los niños)... Como siempre, el que no es padre tiene todas las soluciones y todas las respuestas. Que salvo pasotas integrales cuando el crio se porta mal, los primeros que lo pasamos mal somos los padres, señores...
Un supersaludo

A ver, si el problema no es la sugerencia, que creo que todos estamos de acuerdo en que los crios todos ellos juntitos en el mismo sitio, se divierten mas y molestan menos, sino la manera en que esta hecha. Que simplemente en estos mismos comentarios se puede ver que ser padre no es una tarea facil y nunca llueve a gusto de todos: Estela nos dice que hay que tener mano dura con ellos y en la pagina anterior, otro comentarista se queja porque no paseaban al bebe en brazos para callarle (la de veces que me habran dicho a mi por eso que era demasiado blanda con los niños)... Como siempre, el que no es padre tiene todas las soluciones y todas las respuestas. Que salvo pasotas integrales cuando el crio se porta mal, los primeros que lo pasamos mal somos los padres, señores...
Un supersaludo

a mí me molesta todo: los niños míos (tengo 3), los de los demás (mucho más), los que huelen mal, los gordos, los que sudan, los que se ponen nerviosos, los que roncan, los que se levantan, los que hablan... ya digo, todo.
pero como no puedo viajar en jet privado, pues me tengo que aguantar.
¡que me segreguen a mí del resto del pasaje!

Mojoncio: personas como tu si que tendrían que ir en la bodega, hablamos de niños, o es que tu nunca has sido niño???, que poca vergüenza, que intolerantes

mi hijo tiene dos años, y se comporta perfectamente en los aviones, no llora, y mira por la ventanilla todo el rato porque le encanta volar. A ratos se queda dormido, a ratos juega (le llevo cuentos de pegatinas, que le entretienen un buen rato) y ni llora ni está que no para.
Así que no entiendo por qué tendría que volar con mi hijo en una zona separada del resto, del resto de esos pasajeros que inclinan sus asientos hacia detrás sin avisar y te dejan las rodillas molidas. Del resto que esparcen todo su equipaje por la zona de equipajes, delante de su asiento, detrás de su asiento, roncan, huelen mal...

La verdad que sí estoy de acuerdo cuando los niños son pequeños y no sabemos cómo van a reaccionar en un vuelo, pero les digo yo viajé ida y vuelta con los tres hijos de mi esposo a México y la verdad que se portaron muy bien, es que son muy educados, todo va ahí, en cómo han sido educados y cómo es la persona que va con ellos, si es que no son sus padres. Pero sí estoy de acuerdo que se cree una sección para familias con niños pequeños.

A donde vamos a llegar, zonas separadas para niños!! si empezamos así, a separar, no acabamos, hay gente que molesta más que un niño, el que ronca, el que se mueve mucho, el que protests por las turbulencias .... ¿los separamos a ellos también?, al final ponemos vuelos privados ... ¡¡qué finos que sois!!

Soy madre de dos niñas de 5 y 3 años y vuelo al menos 6 veces al año con ellas en un vuelo que dura casi cuatro horas, y vuelo en business (entre otras cosas para que tengan más espacio y no se sientan tan agobiadas). Por regla general, cuando entramos con ellas el resto de los pasajeros nos miran con horror, y, por regla general, cuando llegamos a destino nos felicitan por lo bien que se portan. Yo, como otra madre ha comentado por ahí, me niego a que me segreguen, a no ser que el "espacio para familias", sea el doble de espacioso que los otros y que esté pertrechado con teles con dibujitos y con un montón de juguetes disponibles, que es cuando los niños se distraen y no molestan. Yo me ocupo de mis niñas, y si algún día lloran o están enfermas, pues a joderse, empezando por mí, de la misma manera que yo tengo que aguantar a gente que no huele bien, que habla con el compañero demasiado alto, que deja el váter con un olor horroroso, o que se pasa el viaje sorbiéndose los mocos o tosiendo como un tuberculoso.

Que yo sepa, nadie prohíbe que los niños viajen en avión, pero quizás sí sería conveniente (incluso para los padres, como ha recordado un comentario anterior) reunirlos a todos, junto con sus papás, en una misma parte del avión. De hecho, hay algunas compañías como Finnair que en vuelos largos intentan asignar a las familias con niños los asientos traseros y, por eso, les dejan embarcar primero. No creo que sea un delito, pero es que en este mundo igualitario-solidario-políticamentecorrecto que nos ha tocado vivir no se puede argumentar nada sin que te tachen de fascista, racista y yo que sé cuántas cosas más...

Y, para el tal Andy, lo que es de "jilipollas" es escribir lo mismo tres veces y con más faltas de ortografía que palabras tiene el mensaje.

Sí, en la bodega.

Es impresionante. ¿Cómo se puede tan sólo dudar de la respuesta? SI, SI, SI y 1000 veces SI. Me da lo mismo, de verdad, lo que opinen los orgullosos padres. Yo también lo soy, y aunque solo sea por no pasar el mal rato que te hacen pasar cuando berrean, tendrían que separar a los niños. Tomo unos 40 - 60 vuelos anuales desde hace 9 años, y opino que cada año va a peor; cada vez, padres e hijos parecen menos educados y con menos empatía. Llegan a ser odiosos, si no todos, un 90 por ciento. Hay gente que necesitamos dormir en vuelo para llegar a nuestro destino adecuados al horario, para trabajar y rendir. Hay gente que, simplemente, no tiene que soportar las carencias educativas del resto. ¿Fumo yo en el avión? NO, pues tu niño (o el mío) que tampoco fastidie.

a gente que escribe este tipo de cosas se le deberia prohibir respirar...

Toda la razón,
la culpa es de los padres que no saben educar a sus hijos, porque estos niños que no paran quietos se merecen un buen rapapolvo!
He tenido de aguantar en el barco ibiza-barcelona (trayecto de 10 horas!) con una panda de niños maleducados en que los padres les dieron colores porque pintaran la pared de la sala de butacas...insoportables, chillando, y sin ningun padre poniendo orden...
Además un vuelo con un niño de 1 año de 10 horas en avión tiene un poco de delito...
Un poco más de mano dura con los niños que estamos creando generaciones de maleducados, narcicistas y que no conocen la frustración.

Hola!
Recién hemos llegado a Santiago (de Chile), vuelo Valencia-Madrid-Santiago (unas 16 h en total), con un niño de dos años y un bebé de 6 meses. En el Valencia-Madrid, los niños lloraron y todos lo pasamos mal: niños, padres y resto de pasajeros. En ese orden. Hicimos lo que podimos, pero no hubo forma de calmarlos. Lo siento por el resto de pasajeros.
En el Madrid-Santiago, otros pasajeros y algún azafato nos felicitó por lo bien que se habían portado los niños. Ni un llanto ni un grito.
Aunque, mientras mis hijos dormían, yo no pegué ojo, por un personaje que roncaba como ogro. Me pregunto si el "ogro" hizo algo por evitar molestias al resto, o si simplemente lo sintió por los demás.
La solución, si la hay, es educación de padres, ubicación lógica de familias con niños, tapones de oidos... y aguantar lo que te toque.
Por cierto, antes de viajar con mis niños tampoco me hacía gracia ver otros niños en la cola de embarque (recuerdo un vuelo Londres- Miami junto a una mamá inglesa con su pequeño inglesito, todos en dos asientos!), pero de ahí a querer zonas separadas, hay una diferencia.
Saludos!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal