Paco Nadal >> El Viajero

29 mar 2011

¿Debería haber zonas separadas para niños en los aviones?

Por: Paco Nadal

Niños en el avión

Foto © Photaki

Diez horas oyendo llorar a un niño son demasiadas horas. Si encima el niño no es tuyo y va sentado en el asiento de al lado en un vuelo transoceánico, el gota a gota de la tortura china queda en un mero cosquilleos comparado con esto.

¿Debería de hacer zonas separadas para quienes viajan con niños pequeños en un avión?

Este post lo tenía escrito desde hace meses y guardado en el cajón de borradores. Lo escribí a raíz de una encuesta publicada en el diario The Economist sobre cuáles era las actitudes de los compañeros de vuelo que más incordian a los viajeros de negocios, las que más les tocaban las narices.

Según el estudio, al 68% de los encuestados lo que más le molestaba era que el compañero se apropiara del brazo común del asiento. Para otro 32% eran los que se levantaban de su sitio antes de que se apagara la señal de desabrocharse el cinturón de seguridad. Y un 3% declaraba que lo que más le tocaba las narices era que alguién le leyera el libro o el periódico por encima del hombro.

A mi no me preguntaron, pero de haberlo hecho hubiera añadido: los niños que no paran de llorar en un vuelo transoceánico.

Pero mira por donde en el reciente viaje a Bahamas ocurrieron dos cosas que me animaron a desempolvarlo y publicarlo:

 

La primera fueron las diez horas de un vuelo Madrid-Miami al lado de un bebé de poco más de un año que no paró de llorar y berrear en toda la travesía. Una tortura. De haberse encontrado Herodes entre el pasaje lo hubiera contratado. Los padres trataban de calmarlo (lo peor de estas situaciones es cuando encima los padres se hacen los suecos), pero no hubo manera. Reconozco que diez horas encajado en un asiento es un trago duro para un bebé.  

La segunda fue comprobar que en el ejemplar del USA Today (el periódico de mayor tirada de los EEU) que compré en Nassau el 23 de marzo, la cover story (reportaje de portada) de ese día se titulaba "Separate sections anyone?" y trataba sobre las molestias que causan los niños pequeños en los vuelos.

¡¡BIINGO!! No estaba solo. No soy un ogro comeniños. Ni un misántropo solitario que no aguanta a nadie. Resulta que hay más pasajeros que, como yo, se plantean el debate. En concreto, a un 59% de los usuarios de aviones, según una encuesta realizada por el portal Skyscanner, le gustaría que hubiera zonas separadas para familias. Otra encuesta del Business Travel & Meeting Show del Reino Unido entre 1.000 viajeros de negocios reveló que al 74% le gustaría que en algunos vuelos estuviera prohibido llevar niños pequeños en la clase Businees. Siempre según el reportaje del USA Today.

Existe incluso una página de Facebook dedicada este tema: Airlines should have kid free flights!. La creo Ian Burford y su contenido es abierto:

"Todos tenemos derecho a volar pero creo que debe de haber una cierta capacidad de separar por vuelos o por zonas a la gente que no quiere soportar la perturbación constante y molesta de un niño pequeño. La tecnología existe. Una casilla de verificación mientras se hace la reserva o una advertencia a la hora de reservar el asiento, tal vez. Yo solo quiero ser capaz de volar sin tener mi respaldo lleno de patadas, mi oído dañado o mi salud mental destrozada", dice Ian en la presentación de la página.

¿Sería posible hacerlo? ¿Quienes lo defienden son unos ogros intransigentes y devora-niños?

El debate está abierto.

 

Hay 288 Comentarios

Creo que el debate, y el título del post, están orientados en la dirección de penalizar a los padres con niños y me parece erróneo. La solución buscada por el autor y por los que secundan con entusiasmo su punto de vista sería fácil si se invirtieran los términos. O sea: Debería haber zonas separadas para los que no quieran estar cerca de niños en los aviones? Y con una extensión que haría comprensible el concepto a las compañías aéreas: cuánto estaríamos dispuestos a pagar los que queremos viajar así? Si el autor y los que opinan como él manifiestan algo tan simple como que, por ejemplo, estarían dispuestos a pagar un 20% más del precio del billete por ir en una zona sin niños, aunque esa zona fuera, un suponer, la cola del avión, seguro que la propuesta podría tener eco en compañías tipo Ryanair. Venga, mójense.

los niños juntos a los perros!!! estoy harto de ellos y de sus padres!! los padres en el ala del avión!!! bastardos sucios y maleducados!!

Madre mia vaya gilipollez de articulo.
El problema es que el 90% de la gente que se queja de esto es gilipollas. Que estemos hablando de si a uno le molesta que de vez en cuando te toque viajar con un niño llorando... cuando de lo que hay que hablar es de la seguridad o de si las compañías cumplen su trabajo o de mil cosas mas importantes.

Por cierto hay alguno que dice que su hijo no lo haría... pues bien, si tu hijo tiene un año o poco mas... te aseguro que en un viaje de 10 horas es difícil que no llore...

Sino te gusta siempre puedes comprarte un jet privado.

Los niños en los viajes son lo peor... y la culpa como casi siempre, la tienen sus padres.....
y al que decia lo del billete de primera, se nota que nunca ha comprado uno, por que en primera tambien te tocan padres con ñiños-monstruo...
el tema de lo niños hoy en dia es horrible... molestan y mucho.. y sus padres suelen ser unos pasotas de campeonato.... a esos padres con esos niños los mandaba yo a un campo de concentración, pero para tenerlos aisladitos... si no saben comportarse que se piren pero que no jo*** al personal........

no hay asientos para niños, pero si para repunantes, puedes ir en primera clase y asi no tendras a nadie que te moleste mas que a la azafata de turno ofreciendote tonterias. si no quieres pagar la clase bussiness callate y no molestes

se ve q el bloguero éste se ha levantado con el síndrome del papel en blanco.

- ¿y por qué no un vuelo libre de gilipollas con el ipad/ipod?
- ¿y por qué no libre de los q duermen, roncan?
- ¿y por qué no libre de gente q tome güisquis?
- ¿y por qué no libre de los q hablan a voces?

La culpa de que algunos " no aguantemos a Algunos niños, la tienen los padres de los mismos, que como ocurren el los bares los "sueltan" para que se desahoguen. Lo siento o educan bien a sus niños o zonas separadas

Zonas separadas para niños berreando, para gordos ocupa-mi-espacio, para tipos que no dejan de enceder las pantallitas mientras duermo, para los que canturrean durante todo el viaje, para los que celebran a gritos, para los que se levantan a cada rato, para los que hablan sin parar.... ¿separar? o bien inculcar de nuevo el respeto hacia los demás

Usted parece tener poca tolerencia. Y la gente como Usted ha tenido sus jefes de fila en otros tiempos, no muy lejos... No tiene hijos, verdad? Mejor no! perros, tal vez? Porque los perros tienen una "zona" especial en los aviones. Tal vez se podria poner a los niños junto a ellos, o darles unas pastillitas para hacerles dormir durante 12 horas. O la otra opcion es una zona especial para la gente que no pueden tolerar a sus vecinos de vuelo; se llama la primera clase! porque lo que es cierto es que cada uno tiene derecho a viajar y si Usted no tolera a los niños, puede quedarse en casa. A mi son mas la gente como usted que me molesta en la vida en general no solo en avion.

Paco, cuánto me alegra saber que yo tampoco soy un ogro. A mí me encantan los niños pero hay veces que es difícil no desquiciarse. He de añadir que también hay veces que son peores los adultos que los niños, grupos de amigos que se van de despedida de solteros, gente que intenta ligar, gente que tiene miedo y se pone a gritar o a llorar. Suelo volar mínimo dos veces al mes, por desgracia con compañías low cost y me tengo que mentalizar para aguantar con lo que me va a tocar cada vez. Ahora los tapones de oídos son mis compañeros de viaje inseparables.

si, lo mas lejos posible en cualquier circusntancia, restaurantes, cines, museos y teatros incluidos

nos estamos convirtiendo en seres repugnantes, intolerantes, REMILGADOS también, indignados por minucias.
Lo que esta claro es que si ya hay gente que pide que no haya niños en los restaurantes por ejemplo, en un vuelo de 10 horas deben de morirse.
Pero hay gente que parece que esta buscando sentirse mal por cualquier cosa, buscando en los demás algo para criticar y sentirse atacado.

A mi podría molestarme o no, pero no se me ocurriría plantear esas cosas por educación.

Al autor: Tal vez deberías comprarte un billete de primera para que no te moleste nadie y así puedas escribir cosas más interesantes.
Parece que has viajado mucho, pero no has estado en ningún sitio.

Totalmente de acuerdo con el artículo. Si es un bebé, mala suerte, los padres no pueden hacer nada... lo malo es cuando es un pequeño monstruo que patalea contra el asiento y chilla sin motivo... allí sí que los padres, tan guays, modernos y permisivos, se merecen una buena hostia. Y patética la demagogia barata de los que asimilan lo que expone al autor a segregar mujeres o negros... a esa tontería se recurre cuando faltan argumentos.

Pero qué tipo de comentario es este de:
Publicado por: V(B)iajero Insatisfecho | 29/03/2011 13

"Padres 'tocapelotas' (y luego me lo llamas a mi, que ni tengo hijos ni quiero verlos) que les importa un 'güevo' lo que haga el niño, que para tenerlo tuvieron que ir a China, o a Nigeria, o a Brasil, o a.... a comprarlo, o hacerse una 'infusión in vitro de esas' o..... "

ME PARECE ESPELUZNANTE Y NADIE HA DICHO NADA.
Alguna vez, algún niño me ha dado por saco en algún viaje y la culpa ha sido de los padres: un niño estuvo durante 3 horas tocando una trompeta... pero la culpa no era suya... fue de su madre que no hizo nada e iba tan contenta.
También me han molestado personas más gruesas que ocupaban parte de tu asiento, personas que te han dado la murga durante todo un viaje, personas que se han dormido en tu hombro...
Mira VIAJERO INSATISFECHO, no soy madre, pero soy tolerante. Creo que lo que más le duele a unos padres es ver llorar a su hijo sin saber cómo calmarlo.
Y en cuanto a las ADOPCIONES, me pongo en la piel de padres adoptivos pensando que a un niño que han cambiado de entorno y en cinco días lo montan en un avión con una pareja que no conoce de nada, que a lo peor ni siquiera hablan el mismo idioma, si el niño se pone a llorar por todo este tema, ¿cómo crees que pueden sentirse esos padres?
De verdad, que deberíamos ser más tolerantes..., que un día malo lo tiene cualquiera, incluso nosotros podemos tenerlo.

Esta claro que pasaste mal el viaje en avión, sino no hubieras publicado este articulo.
Por favor publica un articulo por cada acontecimiento incomodo que tengas en tu vida y sobre la segregación por los motivos que sea para que podamos hacernos una idea de lo que te molesta...
Así empezó un tipo bajito y con bigote de charlot, separando a los que le molestaban...

Paco Nadal tiene fijación con los aviones. Hace un par de meses era un reportaje entero dedicado a hundir, difamar y ridiculizar a una azafata con palabras insultantes (vieja, amargada) y generalizando, de paso, a todo un colectivo. Ahora son los niños. Paco Nadal, el intrépido viajero debería comenzar a volar en un jet privado para dejar de encontrar todo criticable y te recuerdo, Nadal, que los medios no están para lo que tú los utilizas. Escribe contenidos de viajes o deja de escribir. Nos harías un favor.

Paco, estoy contigo a muerte. Por alguna razón no hay vuelo largo que coja en el que no tenga algún niño llorón al lado. Creo que debe ser algo del karma, en otra vida debí ser tuno o algo así. Además, no sé si será una cosa cultural, pero he comprobado que determinados niños de determinadas culturas lloran a pleno pulmón incluso cuando son relativamente mayores, y los padres pasan totalmente. Pero sí, que te toque un niño al lado es mortífero. Igual en restaurantes, estás pagando pasta por cenar en un lugar supuestamente tranquilo y te toca un par de niños gritones al lado y te dan la cena. Incluso en hoteles, como te toque un bebé en la habitación de al lado, la has cagado. Es decir, te dejas pasta en un hotel o casa rural y resulta que no puedes ni descansar por la noche. Si te toca con el vecino, pues mala suerte, pero los hoteles deberían buscar la manera de garantizar el descanso de sus clientes. No veo razón para que no se separen las zonas, les pones a todos juntos y ya está, y das algo de paz a los demás, no creo que eso perjudique a nadie.

Yo sí sería partidaria de zonas separadas. En el último vuelo, la compañía llamó primero a las personas acompañadas de menores de no sé qué edad. Creí que por fín se habían dado cuenta y les iban a poner a todos a la cabecera, pero no. LLamaban primero para plegar de una vez todos los carritos de bebé y por una cortesía que se va instalando en colas y transportes: para que los niños no molesten a los demás que entren primero. No me considero una intransigente por pedir que se les acumule en la cabecera de un avión o respaldar que pasan primero a un museo todos los que vayan acompañados de menores de.... El compartir espacios en el mundo no te obliga a tragarte las molestias de todos los demás. en un vuelo trasatlántico olía a pies de modo horrible -alguien con poca higiene se había descalzado- y la azafata de Air France buscó sin cesar a la persona que provocaba ese olor hasta que le dió unos patuccos y ya pudimos viajar mejor.
Lo de separar a los niños es de cajón. También se separa a los enfermos, inválidos y hay medidas especiales para gordos. No veo porqué en un mundo plural, convivir tiene que ser aguantarle a todo el mundo todo: al que le huelen los pies, al que lleva un bebé llorón..
Lo de los vuelos sin niños es una idea. Ya han existido charters que clasificaban por edad: yo fui en varios de ellos cuando iba a Inglaterra a cursos de inglés. la civilización no se inventó antesdeayer y hay soluciones para todo.
Yo llevo tapones a mano en los vuelos. Es que los 14 o 20 niños llorando no lo soporto. Habrá quien piense que lo lógico es que yo vuele con tapones, pero yo creo que hay otras soluciones. particularmente porque ya no solo son los bebés que entiendo son difíciles de calmar, es que todos los niños a bordo aprovechan para pasarse la juerga que no tienen en casa y es cuestionable que las condiciones del billete incluyan fiesta infantil.

¡ Por supuesto que sí !!! yo no tengo por qué aguantar al niño del de al lado. Me parece muy respetable tu decisión de traer un niño a este mundo, pero es TÚ problema ¿por qué pretendes que sea el mío? Nadie les está diciendo que no vuelen, o que paguen más, pero por favor, no los quiero a mi lado.

¿Y no seria también ideal separar los viejos? ¿Y los negros? ¿Y los que se tiran pedos? ¿Y porqué no a los canosos?
Que te separen a ti, que la situación te pasará una sola vez en la vida, y todos tienen derecho a viajar sin compromisos ni cuotas.

El apunte de Uluru es impecable. Así funcionan las pensiones en España. Pero defendía la postura de Kilgore y ahí sí que no me callo. A ese sistema se le llama "solidario" cuando no me dejan elegir otro. La solidaridad, cuando es obligatoria, se llama imposición. Así que no cuela lo de las pensiones para que trage con hijos malcriados. Mi pensión me la pago yo como se la han pagado los pensionistas actuales. Otra cosa es lo que me obligue a hacer el gobierno. Pero no siento que le deba nada a nadie. Al contrario, quienes hemos elegido no tener hijos le tenemos que pagar ginecólogo, parto, pediatra, colegio, casi toda la universidad, etc, etc. a quienes han decidido tenerlos a cambio de que luego le salven la cara al gobierno y mantenga la mentira de un sistema solidario. Con quien sí estoy de acuerdo es con Superwoman, Los niños son niños y cuando molestan, si sus padres hacen todo lo posible porque no lo hagan, y aún así no lo consiguen, pues hay que aguantarse. Como dicen muchos, también hay adultos que molestan, aunque esa es otra discusión.

El problema es que esta sociedad odia a los niños. ¿Se publicaría en el país un artículo en el que se dijera si debería haber vuelos libres de mujeres? ¿o libres de negros?¿o libres de gitanos? ¿o libres de gordos? ¿o libres de malolientes?... Pues no, porque eso no está bien visto, pero quitarse a los niños de en medio es de lo más progre. Es como los artículos que hablan sobre "dar una bofetada a tiempo a los niños" ¿Se publicaría uno sobre cuándo dar una bofetada a tiempo a una mujer?. Pues no. Me parece un artículo intolerante, vergonzoso e intolerable. Por cierto, a mí me molestó mucho más el acompañante de vuelo que tuve que se pasó 9 horas roncando.¡Que aparten también a los roncadores! O mejor¡Que hagan vuelos libres de intolerantes maleducados que se creen con derecho a llamar la atención a un niño por llorar!.. Algunos están como para no salir de casa...

Paco, como dicen los italianos, si no tiene solución, entonces no es un problema. Asi que dejemos de quejarnos gratuitamente.

Sí, Paco, al título le sobraba la preposición.
¿Debería de haber zonas separadas? = ¿Sería probable que hubiera zonas separadas?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal