Paco Nadal >> El Viajero

Precios hoteles copia
La Comisión Nacional de la Competencia acaba de incoar un expediente sancionador a Joan Gaspart, vicepresidente de la patronal CEOE y presidente del grupo hotelero HUSA, por unas declaraciones hechas en el marco del último FITUR en las que manifestaba la necesidad de subir los precios de los hoteles en España en 2011.

“A pesar del riesgo que corro de que haya alguien de Competencia en la sala, tengo que decir que hay que subir los precios“, dijo el que también es presidente del consorcio Turisme de Barcelona.

"Con la calidad que damos y con los hoteles que hay en España de todos los niveles y destinos, los precios son muy bajos, un 20% más baratos que en 2007. Hay margen (para la subida)."..."Es muy malo ser una ciudad cara, mucho peor es ser una ciudad barata", son otras de sus "perlas"

Al margen de si sus palabras son merecedoras de sanción (él afirma que las hizo como presidente de un grupo hotelero privado, no como alto cargo de la patronal), el debate me parece interesante:

 ¿Son tan baratos los hoteles en España?

Seguir leyendo »

12 abr 2011

Viajar en silla de ruedas

Por: Paco Nadal

Miguel Nonay 1
Cuando alguien me pone excusas para justificar que no puede viajar, me acuerdo de mi amigo Miguel Nonay. Os he hablado alguna vez ya de él en este blog. Miguel quedó paralítico a los 8 años por culpa de la poliomelitis. Algo que no le impidió llevar una vida normal, ni ir al colegio como los demás niños ni participar de la vida normal en la comunidad.

Miguel es viajero. Igual te lo encuentras en Costa Rica haciendo canopy por una tirolina de acero que en el monte Athos de Grecia o recorriendo la costa croata. Ahora está preparando con gran ilusión un trekking por el desierto de Marruecos. El hecho de que vaya en una silla de ruedas especial no es ningún impedimento para desarrollar su hobby favorito. Si alguien escenifica la máxima "si quieres, puedes", es Miguel Nonay.

Hace unos años descubrió internet, los blogs y las redes sociales. Y ahora es todo un experto en el tema. Da conferencias, asiste a todas los reuniones y congresos de blogueros y desde su blog, A salto de mata, y su web sobre turismo accesible, Viajeros sin límite, da ideas, consejos y datos prácticos para todos aquellos con "movilidad diferente" (que no minusválidos), que como él piensan que "si quieres viajar...puedes viajar". Aunque vayas en silla de ruedas.

Lo traigo hoy de nuevo al blog porque hace poco TV3, la televisión autonómica catalana, emitió un documental sobre su vida y su concepto del mundo viajero, producido y grabado por Pruden Rodríguez, el autor de otro interesante blog, Los apuntes del viajero.

Com-l'aigua
Aquí podéis ver el documental.

Del programa me quedo con dos cosas: La primera es una frase de Miguel: "Ante la pantalla, somos todos iguales", refiriéndose a la "democracia" de internet.

La segunda es comprobar al oírle hablar que la poliomelitis pudo hacer disminuir el tamaño de sus piernas. Pero hizo más grande aún su cabeza y su corazón.

Se calcula que más de 60 millones de personas con capacidades reducidas viajan por turismo anualmente fuera de sus países de residencia. En España, solo el 8 % de los alojamientos turísticos está adaptado para personas con movilidad diferente; porcentaje que sube hasta el 20% si incluimos los que se consideran practicables con la ayuda de un acompañante. Este porcentaje es mayor en las casas rurales, ya que en algunas comunidades para acogerse a las ayudas oficiales era obligatorio tener al menos una habitación accesible.

 

11 abr 2011

Cenando con los Borgia en Gandía

Por: Paco Nadal

Palacio ducal Gandía

El palacio ducal de los Borgia, en Gandía, recién rehabilitado

He tenido un fin de semana movidito que por desgracia no me ha dejado postear con la frecuencia habitual. Por eso he estado unos días desaparecido.

Un fin de semana que empezó el viernes en casa de los Borgia. ¿De los Borgia de toda la vida?, os preguntareis. Sí, de los Borgia, Borgia. De la familia más (presuntamente) perversa del Renacimiento. De aquellos que Mario Puzo dijo que fueron "la primera gran familia criminal de la historia", cuyas traiciones y maquinaciones dejaban en mantillas a las que luego ideó él para sus novelas sobre la mafia en El Padrino. En la casa de los Borgia que dieron al mundo personajes como el Papa Alejandro VI, César Borgia o Lucrecia Borgia.

¿Has estado en Roma?, se preguntará alguno.

Pues no. Aunque muchos lo ignoran, los Borgia no eran los Borgia, sino los Borja y son originarios de Xátiva y Gandía, dos bellas ciudades valencianas. En Xátiva, en 1431, nació Rodrigo de Borja, pater de la dinastía, que más tarde se fue a Roma, italianizó su apellido y tras múltiples maquinaciones palaciegas llegaría a ser el Papa Alejandro VI. Después le compraría a los Reyes Católicos el ducado de Gandía y mandaría allí a su hijo mayor, Pedro Luis. Sus dos hijos más famosos, César Borgia y Lucrecia idem permanecerían con él en Roma como peones de sus intrigas y sus negocios más terrenales en uno de los periodos más fascinantes, convulsos y truculentos del Renacimiento.

El Palacio Ducal de los Borgia se levanta aún en mitad del casco histórico de Gandía. Acaban de terminar una ingente restauración que le ha devuelto el esplendor que tuvo durante más de 300 años, en los que 11 condes de Gandía, todos de la familia Borja, contribuyeron a engrandecer la fama de una de los apellidos más poderosos de la época. Como en una familia tan dilatada todos no podían ser tan perversos como César, también dieron al mundo un santo: Francisco de Borja, cuarto duque de Gandía y bisnieto de Alejandro VI, que llegaría a ser San Francisco de Borja. Queda mucho de él en este palacio ducal de Gandía, en el que vivió hasta que se fue a Roma para hacerse jesuita.  

Vista-aerea-publico Con ese motivo hicimos allí el viernes el programa de radio Hoy por Hoy, de la Cadena Ser. Un lujazo de programa al aire libre en un bellísimo patio renacentista, lleno hasta los topes de oyentes.

Celebramos la rehabilitación de uno de los mejores palacios renacentistas del Mediterráneo. Celebramos la llegada de la primavera. Celebramos que Gandía ya no será conocida como "la playa de los madrileños" sino como la ciudad de los Borja / Borgia.

Y celebramos que según el último EGM (Estudio General de Medios) Hoy por Hoy subía 500.000 oyentes hasta completar 2.992.000. Y que le joda lo que le joda a la Cope y a la caverna mediática de la derechona, seguimos siendo el programa líder (por goleada) de toda la radio española.

 ¿Un buen comienzo de fin de semana primaveral, verdad?

06 abr 2011

Volver a Túnez y a Egipto como turistas

Por: Paco Nadal


Túnez Photaki Esta mañana he estado en un desayuno de trabajo convocado por la Oficina de Turismo de Túnez. Querían contarle a la prensa especializada que Túnez sigue existiendo. Que Túnez sigue siendo el país amable, hospitalario y lleno de soberbios paisaje que era. Y que además.... en Túnez no hay ninguna guerra. Todo lo contrario: están viviendo un proceso pacífico y lleno de esperanza hacia la democracia.

Sí, hay que volver como turistas a Túnez y también a Egipto. Es lo que creo.

Si hemos estado del lado de los jóvenes revolucionarios que derrocaron por vía pacífica a dictadores, si hemos asistido atónitos a una revolución en el Magreb impensable hace solo un año, si queremos ayudar a los pueblos que luchan por mejorar sus condiciones de vida... hay que mojarse y ayudar.
Y a un país como Túnez en el que el turismo representa el 7% del PIB y da trabajo a 400.000 personas no se le ayuda dejando una limosnita en la cuenta de un banco. Se le ayuda volviendo a él como turistas, contribuyendo a su normalidad, ayudando a que se recupere la economía.

"Los jóvenes se rebelaron porque no tenían trabajo, luchando contra el desempleo. Ayúdennos a crear empleo y estarán ayudando a la revolución, a la democratización de Túnez", dicen los responsables del turismo tunecino.

Tras las revueltas que acabaron con el presidente perpetuo Ben Ali, el turismo europeo cayó un 50% en Túnez. Pero curiosamente el español cayó en un 85%. ¿Somos más asustadizos los españoles? ¿huimos antes que los demás?

Seguir leyendo »

05 abr 2011

¿Dejamos propina?

Por: Paco Nadal

Propinas

Una de las cosas que más zozobra me produce cuando estoy de viaje en el extranjero es el de las propinas. Conocer las costumbres locales al respecto, saber si has de dejar mucho o poco, dónde hay que darlas y dónde no y sobre todo, no quedar como un tacaño pero tampoco pasarme de la raya hasta el punto de que los camareros me despidan haciendo la ola por mi magnanimidad de jeque árabe.... pues todo eso, la verdad, me produce zozobra.

En más de una ocasión me han espetado que los españoles somos los turistas más rácanos porque nunca dejamos propina. Impresión confirmada por una reciente encuesta del portal Skyscanner que nos coloca en el número 1 de los tacaños. Puede que sea cierto. En la España de la postguerra y el franquismo la propina era algo común; el personal de hostelería solía estar mal pagado y se aceptaba como norma de uso común dejar, al menos, la calderilla como complemento a su sueldo. O como premio al buen servicio.

Poco a poco la costumbre se ha ido perdiendo. Y con la llegada del euro se agravó. ¿Qué dejas de propina? ¿unos céntimos? parece una miseria. ¿tres o cuatro euros? una fortuna (excepto en cuentas grandes). La propina aquí se entiende como un premio ocasional a un servicio esmerado, no como una obligación.

Personalmente, el país en el que peor llevo lo de las propinas es en EEUU. Como sabéis, allí es obligatorio dejar entre el 15 y el 20% de la factura en restaurantes; en muchos estados incluso viene ya cargado en la cuenta como gratuity y aunque en teoría puedes rechazar pagarlo, no sé de nadie que se haya atrevido a hacerlo. Y así, en todo: un par de dólares en el bar por una cerveza; un 15%, o el cambio, en el taxi; otro par de dólares al mozo del hotel; otros tantos al chófer del autobús turístico, al repartidor de pizzas.... ¡Una ruina, vamos!

 De manera que en cualquier viaje a EEUU o zonas de influencia (me pasó por ejemplo en este último viaje a Bahamas) tienes que contar con un importante partida en tu presupuesto para propinas...¡obligatorias! Por mucho que el diccionario defina propina como "agasajo que sobre el precio convenido se da por un servicio".

Me parece una perversión del capitalismo que encima de pagar por el servicio o bien prestado tengas que pagar también la nómina de los trabajadores de esa empresa con tus propinas.  

En países como Japón no se aceptan propinas y está incluso mal visto dejarlas. En América del Sur es recomendable dejar algo, un 10 %, pero no es obligatorio. En los cruceros te obligan a dejar propina en un sobrecito que está el camarote. En Rusia y zonas de influencia, la propina a los guías, chóferes y demás personal del touroperador es también obligada. En Colombia existía un proyecto para prohibir que las propinas fueran cargadas de manera obligatoria en la factura. 

Y tú, ¿dejas propina?

¿Piensas que la propina es una perversión del sistema que fomenta los sueldos bajos y las malas condiciones de los trabajadores?  

¿O piensas que es un acto de solidaridad con los que tienen trabajos mal pagados y una recompensa merecida al buen servicio?

En esta página encontraréis un buen listado de costumbres respecto a la propina según países.

   Propinas en Colombia

 

¿Puede un blog transformarse en un libro? Por supuesto que si. Y ejemplos existen ya muchos. Maruja Torres elogiaba en El País Semanal el libro de Ovidio Parades, El extraño viaje, que antes de pasar por imprenta fue una secuencia digital en su blog personal.

Frente a la premura y vacuidad de twitter, el blog es algo así como un pacto de no agresión entre lo antiguo y lo nuevo, la herramienta moderna en la que tiene cabida también el clasicismo, escribir largo y pausado contando sentimientos, acariciando las palabras, mimando las metáforas, deleitándose con la reflexión. Al cabo de unos años de escribir un blog el autor se da cuenta de que lo que tiene es una novela, un libro, un material valiosísimo cocinado a fuego lento.

Hace poco me llegaron dos libros de blogueros viajeros que decidieron dar ese salto de formato. Dos ejemplos bien distintos pero muy elocuentes: los vasos comunicantes suman, no anulan uno a otro.

 

La vuelta de los 25 LA VUELTA DE LOS 25

Marc Serena contactó conmigo hace muchos meses. Era periodista, tenía inquietudes y había decidido recorrer el mundo con 25 años para entrevistar a 25 jóvenes de esa edad en otros tantos países. Lo iría contando en un blog y luego...¡ya vería! Intercambiamos información antes de su partida y luego le seguí en su bitácora a través de ese singular periplo.

Escribió un magnífico blog que, creo, incluso fue premiado en algún certamen. Y a su regreso convirtió aquella experiencia en un libro que acaba de ver la luz: La vuelta de los 25 (Ediciones B / La Magrana). La primera agradable sorpresa: es un libro muy bien escrito, con ritmo y tiempos, con oficio. Un largo reportaje en el que no faltan los ingredientes del género, pero donde también hay reflexión personal y  opinión. Trazado con un lenguaje sencillo, preciso, de frases cortas que cuentan lo que tienen que contar. Pero no es exactamente igual a lo que escribió en el blog.

"He pasado un año recopilando material por el mundo y, otro año encerrado en casa, trabajándolo. Una vez terminado, he buscado una editorial. Los posts era únicamente un dejar constancia de la aventura, un certificar que el proyecto avanzaba, un obligarme a mi mismo que no debía dejarlo a medias...", me cuenta Marc. 

Lo cierto es que traza un valiosisimo estudio antropológico de la juventud a lo largo del mundo. Un informático en Maputo, un agente turístico homosexual en la India (uno de los capítulos más logrados), una pandillera chilena en prisión o un monje budita japonés. En unos personajes profundiza más; otros quedan más desdibujados. Pero entre todos componen un mapa sociológico que te atrapa de principio a fin. Y un fascinante libro de viajes.    

 

Curveando CURVEANDO, QUE ES GERUNDIO

He aquí un proceso parecido, pero completamente diferente. Rafa Gassó, periodista y fotógrafo de vieja escuela, se cansó de estar en una redacción y se lanzó a recorrer Asia. Descubrí de casualidad su blog, Curveando que es gerundio, mientras estaba, creo, que por la India y me enganchó su forma amena, divertida y original de contar las cosas; era un bloguero que razonaba, que ponía chispa, que se mojaba en cada post, y no se limitaba a narrar en formato guía práctica lo que tenía delante, como hacen otros. Nos escribimos comentarios en nuestras respectivas bitácoras y acabamos siendo amigos virtuales (aún no le conozco en persona). Y mira por donde ahora Curveando, que es gerundio, aparece como libro, pero eléctrónico, editado en el portal Lulú y a un precio de 11,95 €.

Rafa ha conservado íntegro el formato blog, apenas ha editado algún dato o pequeñas imperfecciones de estilo. El resultado: un libro diferente y muy entretenido, escrito en pequeños bloques que te permiten tomarlo y retomarlo donde te de la gana. Un relato políticamente incorrecto de una vuelta por el mundo (que no "al mundo"), escrito en tono personal, distendido y descreído.  "De hecho la idea del libro siempre fue la de mantener el formato blog -textos independientes y no muy largos- que conformasen ese puzzle de pequeñas piezas / ventanas que se abren a ese fascinante mundo que son los viajes. Tal cual como fue concebido, vaya", me confiesa.     

 

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal