Paco Nadal >> El Viajero

30 may 2011

¿Estás preparado para escuchar que tu pueblo es feo?

Por: Paco Nadal

Foto pueblos feos
Los asiduos de este blog sabéis que desde hace años colecciono autorretratos delante de los carteles de pueblos con nombre raro o curioso. Fotos que de vez en cuando cuelgo en este blog. Suelen ser posts con muchas visitas y muy participativos. Muchos lectores escriben comentarios para indicarme dónde hay más topónimos raros o cuentan su propia experiencia.

Pero invariablemente son también los posts con mayor número de insultos (todos anónimos, por supuesto). La peña lleva muy mal lo del terruño y la más mínima alusión a la patria chica (aunque en realidad tu no hayas aludido a nada, solo te has fotografiado delante del cartel de "La Colilla" o "Alcantarilla", por ejemplo), les lleva a enviarme todo tipo de improperios y recuerdos a mis antepasados. Si encima se me ocurre decir que su pueblo no es muy bonito... las calderas del Averno son un sitio fresco comparado con ése al que quisieran enviarme.

Sé que con esto no voy a hacer muchos amigos, pero alguna vez alguien tendrá que decirlo:

El problema es que España está llena de pueblos vulgares y anodinos, tirando a feos.

Uno de nuestros pecados capitales es la falta de respeto por lo público. Y respeto por lo público es no tirar papeles al suelo o no romper el mobiliario urbano pero también es cuidar la imagen y la estética de nuestras calles y plazas. Del entorno en el que vivimos.

Pero en este país cada uno ha construido como ha querido y le ha venido en gana. La estética de nuestras ciudades está en manos de los promotores y constructores... y así nos va. La inmensa mayoría de nuestros pueblos (no todos, obviamente) son un batiburrillo de viviendas de todo tipo y condición sin armonía, sin gusto y sin respeto alguno por la tipología constructiva de la comarca ni por los materiales autóctonos. 

¿Cómo es posible que un país cuya primera industria es el turismo (11% del PIB) y que es el segundo destino turístico más visitado del mundo no haya cuidado más la fachada urbana, la imagen que vende a esos 60 millones de turistas que nos visitan cada año?

Desde que me dedico a esto del turismo he oído centenares de veces que hay que cambiar el modelo de sol y playa, que hay que apostar por la calidad. He visto como se gastaban ingentes cantidades de dinero y esfuerzos en planes de excelencia, pero no sé de nadie que haya exigido a los ayuntamientos (al menos, a los de zonas turísticas) que dictaran leyes de urbanismo obligando a respetar el estilo constructivo de la región, a una cierta unidad de estilo, al uso de materiales autóctonos en las fachadas, situación que por ahora solo ocurre en algunas honrosas excepciones (como ciertos valles pirenaicos).

Sí, en España hay pueblos con encanto y muy bellos. Por supuesto. Pero porque se salvó de milagro la parte antigua, porque no nos dio tiempo a tirarlo todo para llenarlo de ladrillo visto. Desde el Modernismo para acá no hemos dado una con tino. Todos sabemos de casos concretos en los que aún hoy se siguen derribando viviendas o barrios históricos y con sabor para construir colonias de adosados.

Luego dices que un pueblo es feo y te tiran al pilón. Pero, ¿alguien se ha dado una vuelta con espíritu crítico por la costa mediterránea, por las rías gallegas, por la sierra de Madrid ... o por tantos y tantos sitios?

Indignémonos con promotores, constructores, alcaldes, concejales de urbanismo y arquitectos municipales que han llenado nuestras ciudades y pueblos de edificios feos y vulgares.

Pero sobre todo, indignémonos con nosotros mismos por haberlo permitido.

A veces paso por sitios y me pregunto ¿qué vendrán a ver aquí los turistas?  

P.D.: para que nadie se sienta aludido, la foto es de mi pueblo, que es tan feo como el que más.

Hay 112 Comentarios

Totalmente de acuerdo. Yo soy asturiana y me da mucha pena ver lo que se hace, y no sólo con los edificios, sino también con los entornos. En Asturias, casi toda la costa esta devorada por los eucaliptos, por lo que los pueblos han perdido sus espacios naturales autóctonos, que hubiesen sido preciosos sino fuera por lo horrorosos y dañinos que son esos árboles.

Menos mal que alguien lo dice: La España habitada, construida, es muy, muy, muy fea! Pero yo creo que todo nace de la poca sensibilidad estética de nuestra cultura (en relación a la franesas, mencionada) porque si los promotores no vendiesen un piso porque la fachada es muy fea, porque la vista es desagradable o por la baja calidad de los espacios y su luz, entonces se esforzarían en mejorar. Como reflejo de ellos los intereses de las administraciones municipales versan sobre otras cuestiones, ¿No sería bueno concienciar del valor estético a preservar ( no hace falta congelar) de nuestros paisajes urbanos y rurales a nuestos 8.000 alcaldes? o mejor: ¡a la sociedad en conjunto!

Uf, ni siquiera hay que viajar mucho para comprobar lo que dice el articulista. Sólo hay que ver el Tour de Francia y la Vuelta a España para comprobar los paisajes urbanos que nos muestra una ronda y los que nos muestra la otra. ¡Es increible lo feos que son los pueblos y ciudades de España!

Totalmente de acuerdo con su artículo. Es una pena pero es así. Y tiene mucho, mucho que ver con la falta de civismo, el olvido de nuestra identidad social y la exacerbación de nuestra identidad privada, la discapacidad de ver que cuidar lo común nos hace mas grandes.

No teneis ni puñetera idea, abajo el patrimonio, fuera los cascos históricos, los palacios y catedrales; viva el hormigón y el acero, arriba el bloque de hormigón, vivan las autovías y las plazas de pavimento duro. Era broma, pero la calidad en el urbanismo y la arquitectura no reside en la imitación artificial, de falso decorado postizo o trampantojo de lo histórico. llenar todo de pastiche y arquitecturas falsamente antiguas es inadecuado y torpe, un colegio necesita otra tipología distinta de un palacio renacentista. El respeto a la historia depende de otras cosas más significativas: la escala, la relación huecos-muros, la textura. Conoced arquitectura moderna y respetuosa, conoced a Alvar Aalto o Siza. La arquitectura de calidad es más que el manierismo para políticos de Calatrava. Todos conoceis a artistas modernos(del sigloXX) conoced la arquitectura y el urbanismo que pasará a la historia por ser propia de su tiempo.

Qué razón tienes!! Por cierto, el otro día me acordé de tu blog relacionado con los nombres curiosos de los pueblos. Es un pueblecito que se encuentra cerca de Burgos... y como no podía ser de otra manera... su nombre es PESADAS DE BURGOS. No es coña. Buscadlo en Google maps. Saludos!

Un secreto a voces: la mayor parte de los pueblos de españa son horrorosos. Para considerar un pueblo bonito, casi siempre hay que hacer "la prueba de las manos": enfocar un edifico concreto y tapar con las manos el restod el pueblo, q da verguenza ajena. Solo hay q comparar el país vasco francés y los rascacielos playeros de la parte española, es para llorar, y eso q esa zona es de las mejorcitas. De mi pobre Castilla, mejor ni hablar. Y lo Levante es ya de traca, una zona a la que hace años q no voy para no deprimirme. Pensar en lo q fue y ver la basura q es ahora dice mucho y malo de nosotros.

totalmente de acuerdo en lo que respecta a la fealdad puebluna española, aunque hay que reconocer que se han recuperado un poco algunos pueblos (p.e. de burgos y de navarra). En cuanto a francia, de acuerdo con que los pueblos se han mantenido mejor, pero y las ciudades medianas? Todas iguales: periferias interminables de miles m2 comercial-industrial-residencial y qué edificios de los 60 horrorosos. En europa no todo el monte es oregano, ni siquiera en italia.

Soy de un pueblo cercano a la costa mediterránea y he visto en mis escasos 31 años de vida la degradación y el malgusto por doquier. Yo más bien diría que se ha "afeado" a los pueblos por intereses claramente urbanísticos.
Aprovechando la coyuntura: Hay una pedanía cercana a Gata de Gorgos (provincia de Alicante) llamada "Jesús Pobre".

Hace 12 anyos que vivo en el extranjero y cada vez que vuelvo se me cae el alma. Para ser sincero se me quitan las ganas de volver. Cuando comento a los conocidos que todo me parece cada vez mas feo me miran como a un bicho raro.

Tienes más razón que un santo. Por cada pueblo mínimamente bien cuidado y orgulloso de su urbanismo, de su arquitectura o de su enclave, hay diez que se han autodestruido, embrutecido a ladrillazos y aluminio barato, visto a sí mismos con un desprecio difícil de explicar. Porque lo peor es que esto ocurre en zonas turísticas, donde el atractivo de la trama urbana debería ser algo mimado por los políticos y habitantes. Pero somos así. Nos quejamos de no tener algo solo cuando lo hemos roto.

Veo que en todas partes parece triunfar la arquitectura que desprecia el pasado y concidera que solo el ladrillo y el vidrio moderrnos pueden prevalecer. En América hemos destruido mucho de nuestro patrimonio arquitectónico pensando como en España.Mal de muchos...

Sí que hay gente que pide a los gobiernos locales leyes protectoras, normativas y demás "demases". Si me pongo a contarte la de veces que me he pasado meses currando para hacer alegaciones a los planes de "ordenación urbana" no termino y no estaba sola. Pero el lugar al que llegan todas esas reclamaciones es el mismo que al que llegan las otras.
Tiempo ha que estoy muy, pero que muy indignada con ese asunto. ¿Viste lo que dijo la Rita Barberá en cuanto supo el resultado de las elecciones? ¡A por el Cabañal!
Además, el juego de la especulación tiene muchos adeptos, grandes y chicos, poca gente se resiste ante una oferta para derribar.
Aparte de este rollo y para cambiar de tono: tu pueblo es mucho más feo que el mío.
Besos.

Totalmente de acuerdo. Como gallega se me cae el alma a los pies cuando veo lo que se ha hecho en pueblos y ciudades, sobre todo las provincias de Pontevedra y Orense. Luego vas a pueblos de Lugo y ves que realmente se ha podido hacer de otra manera y no se ha querido. Y OJO: no toda la culpa es de los constructores y promotores. En el caso gallego, los ayuntamientos (y la xunta) han permitido que cada particular se monte su casa, y así han surgido engendros como fachadas con azulejos de colores, casas sin rematar (cemento visto) indefinidamente (y habitadas), etc etc. El feismo no sé si es algo típicamente gallego pero aqui ha alcanzado sus máximas cotas. Paisajes idílicos salipicados de construcciones horrendas, vertederos ilegales... qué tristeza y qué rabia. Qué poco amor por lo propio.

Yo también debo de ser un bicho raro, cuando una chica rusa me dijo que Málaga, mi ciudad, era la ciudad más fea que ella había visto en su vida. ¿por qué razón me iba a sentir ofendido, porque era mi ciudad? A mí me gusta pero sé que tien cosas muy feas. Mi pueblo, en el interior de la provincia, tiene cosas muy bonitas, pero en su conjunto es feo. Málaga tiene muchos pueblos hermosos: Ronda y su entorno natural y con muchos pueblos blancos pequeños a su alrededor; Antequera, Casares, Mijas, Yunquera, Casarabonela...

Toda la franja norte, desde Galicia hasta País Vasco y Navarra, pasando por Asturias y Cantabria son numerosos los pueblos con una enorme belleza. También en Aragón, las dos Castillas y León. Pero el pueblo más feo y anodino que yo ví por allí fue Ponferrada. Pero donde más cantidad de pueblos feos que he visto, ha sido en el Levante, sobre todo en Alicante y en Murcia. (Sin ánimo de ofender a nadie ni que tú, Paco te sientas ofendido por ello)

Estoy totalmente de acuerdo sobre su opinion de los pueblos de España, yo he viajado por casi toda Europa Occidental, y norrmalmente en estos paises se han conservado mucho mejor la estetica de sus pueblos. Desgraciadamente en España, teniendo en el pasado muchos pueblos con gran valor, se han extropeado, demoliendolos o transformandolos en pueblos feos, insusos perdiendo su estetica e idosencracia y pienso que las causas de este deterior han sido el mal gusto de muchos arquitectos, la ignarancia y especulación de las administraciones y promotores.

Completamente de acuerdo con el post. A mí me da mucha pena y envidia cuando todos los julios veo las imágenes del Tour de Francia, que pasan por pueblitos que no conoce ni Dios, pero son de una armonía y de un buen gusto que dan ganas de vivir allí. Y en España, los pueblos "con encanto" o con, al menos, una uniformidad urbanística que cree un conjunto, son claramente la excepción.

No podría estar más de acuerdo Paco. Es algo que comentaba con José Luis Sarralde y Rubén Marcos entre otros en el TBMBCN. En general, los pueblos de España son feos. Cada vez que hago el trayecto Valencia-Madrid y viceversa en coche pienso en visitar algún pueblo de camino, aprovechar la parada de rigor en algún lugar que no sea una estación de servicio, y el resultado es siempre horrible. No consigo encontrar algo de encanto.

Muy buen post, Paco. Castellon, aunque no es un pueblo, siempre ha sido considerada una ciudad poco agraciada por asi decirlio...ademas circula el rumor popular de que han venido estudiantes de arquitectura a ver como no se deben hacer las cosas

Yo también me siento un bicho raro por defender la estética de lo que nos rodea. Lo único que nos queda es salir al campo donde la mano del hombre apenas se aprecia para disfrutar del paisaje. Como ejemplo de desaguisados que conozco bien, los pueblos del levante almeriense: Vera, Garrucha, Mojácar… un catálogo de urbanizaciones y obras públicas infames; un parque temático de la mediocridad estética. Con lo fácil que hubiera sido seguir el ejemplo de lo que dejaron construido las generaciones anteriores. En fin una pena. Afortunadamente, ni siquiera estos atropellos al paisaje son irreversibles, aunque tendrá que pasar mucho tiempo para corregirlo y es necesario empezar hoy mismo.

"Todos sabemos de casos concretos en los que aún hoy se siguen derribando viviendas o barrios históricos y con sabor para construir colonias de adosados."

Si cambiamos "colonias de adosados" por "edificios de pisos de 5 o 6 alturas", eso es precisamente lo que pretende hacer Rita Barberá con el histórico barrio de pescadores de El Cabanyal, una de las zonas con más sabor y encanto de la ciudad de València.

Que alivio, pensé que los únicos que vivíamos en la prehistoria éramos los latinoamericanos.

Estoy de acuerdo. No ya sólo por el turismo, que parece que sólo lo tenemos que hacer todo por los de fuera, sino por nosotros mismos. Tanto sentimiento de aprecio por nuestra propia tierra, tanto sentimiento regional, o español, o de tal pueblo o tal otro, pero a la hora de la verdad no dudamos en cebarnos con el territorio, dentro y fuera de las ciudades y pueblos. Grave contradicción. Es como vaciar un cenicero o una papelera en el suelo. Mi coche o mi casa limpios pero de puertas afuera que sea lo que Dios quiera. Mal vamos si nos ofende el artículo.
Saludos

La sensibilidad estética y los españoles son dos conceptos que nunca veremos juntos.
Al margen de las verdades como puños del artículo, una vez propuse en una reunión de vecinos adecentar nuestras zonas comunes para que fuesen más bonitas y agradables a la vista y la mayoría me miró como si hablase en arameo. Yo creo que ni llegaron a entender lo que proponía...

Estoy al 100% de acuerdo con todo lo que se dice en el artículo ! !! ! ! ! !!
Desde que vivo en Barcelona, he tenido el gustazo de conocer esta zona de España un poco mejor y tengo que decir que por aquí sí que hay alguna excepción y hay pueblecitos que da gusto conocer (estoy pensando en pueblecitos de Gerona concretamente) porque sí se vigilan las nuevas construcciones y se cuida de las viejas. Ojala se pudiera decir lo mismo de otraszonas de España.
De Torrevieja mejor no hablo, uffff........

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal