Paco Nadal >> El Viajero

14 sep 2011

Viajes de película: Real de Catorce y "The mexican"

Por: Paco Nadal

Real de Catorce 5
Hacía tiempo que no traía al blog la sección de viajes a lugares de película. Y hoy es un buen momento para retomarla. ¿Recordáis una película infumable, mala hasta decir basta, que protagonizaban Julia Roberts y Brad Pitt con el título original de The mexican, y estrenada en España como El Mexicano

No me extrañaría que la respuesta fuera no, porque la peli era para olvidar. El típico subproducto sin guión ni cerebro que trataba de explotar el tirón de las dos megaestrellas de Hollywood juntas. Lo mejor eran lo exteriores en un pequeño y típico pueblo mexicano. Tan típico que muchos creyeron que se trataba de un decorado. Pues no. Ese pueblo existe tal cual se ve en la película y se llama Real de Catorce. Uno de mis lugares favoritos en México y que recomiendo vivamente a todo aquel que quiera conocer otro México más allá de los folletos.

Real de Catorce 7

Real de Minas de Nuestra Señora de la Concepción de Guadalupe de los Álamos de los Catorce, más conocido como Real de Catorce, fue uno de los grandes centros mineros de San Luis de Potosí y de toda la Nueva España. Su fundación puede situarse entre 1772 y 1778, cuando se descubrieron en estas abruptas y despobladas montañas del estado de San Luis de Potosí unas importantes vetas de plata. El mineral atrajo enseguida a todo tipo de personajes y en poco más de un siglo y gracias a la abundancia de mineral Real llegó a ser uno de los pueblos más ricos y prósperos de todo México.

Pero la plata se acabó y Real de Catorce cayó en el olvido. Tanto  que no hay ni una sola nueva construcción que haya alterado el espíritu y el urbanismo original del pueblo minero del siglo XVIII. Aquí no es que el tiempo se detuviera, es que no ha existido durante los últimos 150 años

Los vecinos de Real de Catorce se acuerdan muy bien del rodaje. A Brad Pitt le llamaban Brad "Trip", porque siempre estaba "de viaje" fumando mota (maría). Y de la Roberts recuerdan la mala leche que tenía, lo diva e inaccesible que era y que exigió que instalaran un jacuzzi (hubo que usar un helicóptero) en el único hotel de un pueblo en donde el agua es ya tan escasa como la plata.

Real de Catorce es un sitio que impacta. Insisto, si váis a México no dejéis de visitarlo. Para empezar, el autobús que lo une con Matehuala accede al pueblo a través del túnel de una vieja mina. Cuando apareces al otro lado te crees que has cambiado de siglo en vez de de ladera.

Pero por lo que suele ir la gente a Real no es solo por el decorado de The mexican. Es por el peyote. Los desiertos que rodean esta montaña son abundantes en este cactus alucinógenos, que los indios huicholes utilizan en sus ceremonias religiosas. La narración del colocón a peyote que pillé cuando estuve allí es imposible de meter en este exiguo post. Pero lo cuento en mi último libro, Pedro Páramo ya no vive aquí (RBA), por si alguién está interesado en reírse con las desventuras de este pobre viajero que se marea con un Ducados (perdón por la autopromo).

Si no podéis ir a Real de Catorce, al menos recreaos la vista con los escenarios "reales" de El mexicano. Aunque puestos a elegir películas rodadas en este pueblo mágico, me quedo con El tesoro de Sierra Madre, con Humphrey Bogart delante de la cámara y John Huston detrás de ella, que también se rodó aquí. 

Real de Catorce 4

Y aquí va le trailer de la película, que en realidad se debía de haber traducido como La mexicana, porque se refiere a la pistola antigua que Pitt tiene que recuperar por encargo de un jefe mafioso. Pero ya se sabe, en España perpetramos los títulos de los filmes extranjeros hasta cuando no hay necesidad de hacerlo

 

Más datos y localización de Real de catorce, aquí

Hay 19 Comentarios

ESTUPENDO TU BLOG.

pero que bueno que en mi viaje a españa decidi traerme de recuerdo tu nuevo libro!!! jajaja paco nadal bajo los efectos del peyote, que joyita jaja... leiste las enseñanzas de don juan?

pero que bueno que en mi viaje a españa decidi traerme de recuerdo tu nuevo libro!!! jajaja paco nadal bajo los efectos del peyote, que joyita jaja... leiste las enseñanzas de don juan?

pero que bueno que en mi viaje a españa decidi traerme de recuerdo tu nuevo libro!!! jajaja paco nadal bajo los efectos del peyote, que joyita jaja... leiste las enseñanzas de don juan?

pero que bueno que en mi viaje a españa decidi traerme de recuerdo tu nuevo libro!!! jajaja paco nadal bajo los efectos del peyote, que joyita jaja... leiste las enseñanzas de don juan?

pero que bueno que en mi viaje a españa decidi traerme de recuerdo tu nuevo libro!!! jajaja paco nadal bajo los efectos del peyote, que joyita jaja... leiste las enseñanzas de don juan?

pero que bueno que en mi viaje a españa decidi traerme de recuerdo tu nuevo libro!!! jajaja paco nadal bajo los efectos del peyote, que joyita jaja... leiste las enseñanzas de don juan?

Real de Catorce me recuerda tu libro “Pedro Páramo ya no vive aquí”. Una delicia como guía para ver un Méjico único. Te felicito por él y aprovecho para decirte que me gusto tanto y me intrigo tanto que luego me pase días viendo imágenes de los lugares descritos porque me moría de curiosidad por conocerlos bueno quiero decir por verlos no solo con la imaginación leyendo tú relato sino gracias a Internet pude acercarme un poco más a la realidad visual porque la otra ya la describes tú muy bien.
Un abrazo. Abuela Cris

Sí, sí, me acuerdo de la peli...Me encantan esas fotos sepias del pueblo, que se acceda a él a través del tunel de una mina y que el tiempo esté detenido en el s. XVIII.
Gracioso lo de Brad Trip (por cierto, hoy lo he visto en "El árbol de la vida"...) Besos con coronita.

Yo por lo pronto comparto el enlace y tomo nota de tu libro. Ahora la película la recuerdo porque nunca la he podido ver entera de una vez pero por lo que hablas mejor nos quedamos con el pueblo con ese nombre y esa sensación de atravesar el túnel del tiempo.

Todo lo que cuentas aquí, maravillosamente descrito y ampliado en tu libro "Pedro Páramo ya no vive aquí".

Los que hemos leído tu libro, nos acordamos de Real de Cartorce y (también, ¡yuuuuhju!) de tu colocón.
¡Ay, peyote, peyote!.
[Por cierto, aquí lo tengo para que me lo dediques, majo].

El fenómeno del Peyote en la zona de Real de Catorce es para mi uno de los más claros ejemplos del pervertimiento de la cultura local a puro golpe de dolar extranjero. Venden el humo que el visitante demanda y con cada billete apoyamos la destrucción de la identidad local. Aun así es un lugar maravilloso, como otros tantos de ese país.

Hacía tiempo que no pasaba por aquí y mucho más que no voy tan lejos, de viaje. Me quedo con la recomendación del pueblo, no de la película. Y lo del peyote? Bueno, después de leer 'las enseñanzas de Don Juan' me costaría probarlo, la verdad.
Un saludo!

pACO, como me he reído con las turistadas, bueno y ahora me alegra saber que traes otro tema interesante como es lo de pelis y sus escenarios.. Real de CAtorce suena muy bien, espero poder llegar por allí cuando vaya a Mexico, por ahora estaré pendiente a los post que pongas para ver que películas debo ir a pedir a la biblioteca y verlas. Me he quedado con la imagen de un helicoptero que trae un jacuzzi que una diva se manda a pedir en un pueblo viejo y polvoriento... dios, es que esta gente que hace pelis cree que las camaras los convierte en inmortales? qué fácil es olvidar que solo somos polvo en el viento, no? Un abrazo viajero!

Lo mejor de la película, Gandolfini. Me impresionó el lugar en el que se desarrollaba, gracias por contarnos dónde está

Muy divertido, Paco. Es cierto que de aquella película lo que más se recuerdo es el pueblo. Tenía demasiado encanto como para ser un decorado.

Mi recuerdo de la misma, de todas formas, es algo más generoso. Una cinta sin mucho sentido, pero consciente de ello; entretenida, nada engañosa. Me hizo pasar un rato agradable (o eso recuerdo ahora).

Y sale Gandolfini ^^

Muy divertido, Paco. Es cierto que de aquella película lo que más se recuerdo es el pueblo. Tenía demasiado encanto como para ser un decorado.

Mi recuerdo de la misma, de todas formas, es algo más generoso. Una cinta sin mucho sentido, pero consciente de ello; entretenida, nada engañosa. Me hizo pasar un rato agradable (o eso recuerdo ahora).

Y sale Gandolfini ^^

Si, recuerdo la película, y la recuerdo tan mala como dices... los exteriores son muy auténticos, ahora que gracias al blog conozco el pueblo donde se rodó, mucho mejor. Un saludo

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal