Paco Nadal >> El Viajero

19 dic 2011

Zermatt, el pueblo sin coches

Por: Paco Nadal

En tren a Zermat_001
Una tormenta perfecta ha barrido Centroeuropa este fin de semana. Y Suiza se ha vestido por fin de blanco.

Tanto que durante las tres horas y media que tardó el tren en cruzar el país desde Zurich, al norte, hasta Zermatt, en el extremo sur, en la pantalla plana de mi ventanilla solo emitieron la misma programación en blanco. Un manto de suaves copos almidonados que ayer cubría el país entero.

La red de tren suiza es ejemplar. Algo que por suerte ya no es noticia en muchos países de Europa, incluida España, donde la red ferroviaria también ha mejorado considerablemente en calidad y puntualidad. Pero quizá lo que hace diferente a los ferrocarriles de Suiza es que llegan a casi cualquier rincón del país, por intrincado y alto que esté, y eso en un territorio con las mayores cimas de los Alpes es todo un reto.

En tren a Zermat_002

Por ejemplo, se puede llegar en tren a muchas estaciones de esquí, lo que facilita el acceso, reduce los riesgos de conducción invernal y sobre todo, disminuye la contaminación.

Uno de esos pueblos bucólicos y de postal a los que llega el tren es Zermatt, desde donde ahora escribo. Además, a Zermatt no se puede acceder en coche privado; hay que dejarlo en Tasch, la localidad anterior, y luego remontar el valle en un tren cremallera. Por sus calles estrechas y llenas de chalés de madera, maceteros con flores y, en estas fechas, luces cálidas de Navidad, solo circulan pequeños buses eléctricos y coches de caballos.

No es el único pueblo de Suiza con este régimen de accesos (en Saas Fee por ejemplo tampoco dejan subir coches), pero es quizá el más emblemático y el que mejor representan esta conciencia suiza por la protección del entorno y el paisaje.

Si a eso le sumamos que Zermatt está a los pies del Cervino, (una) de las montañas más bellas del planeta (para que nadie se altere por mi elección, el Alpamayo o el Fitz-Roy son también espectaculares) concluiríamos que estamos ante el escenario perfecto de una postal alpina.

¿Dónde está el "pero"? Pues que la belleza tiene un precio. Zermatt es una de las zonas más elitistas de Suiza y no es un destino precisamente barato. El alojamiento es especialmente caro en temporada invernal. Pero hay guest-houses y B&B donde cama y desayuno sale por unos 55 francos suizos (45 euros) por persona. Además existen otros muchos alojamientos valle abajo y cuanto más abajo te vayas, más económico. Luego subes a diario a las pistas en el tren.

Mañana daré algunas direcciones de alojamientos no demasiado caros (aunque sin olvidar que estamos en Zermatt). También hay otras estaciones más económicas en Suiza, como Interlaken, que siguen siendo los Alpes (y esquiar en los Alpes... es otro mundo).

En tren a Zermat_004

Fotos © paco nadal

Hay 37 Comentarios

Hola, soy e Mexico mi esposo y yo queremos ir a Suiza del 22 de Diciembre 2016 al 07 de Enero 2017. Nos gustaría hospedarnos en algún lugar donde podamos movernos a varias partes de este paìs y conocer lo mas que podamos.
Nos gustaría saber donde seria el mejor lugar o reservar en diferentes partes, alguien nos puede dar algún tip?

intencion d ir a vivir a zermatt, que me aconsejais

@Cuchufleto: amigo americano, parece que la acepción "vulgar hispano" ha hecho pupa, no era mi intención, perdona. La pasta de los suizos incluye la educación, la corrección, la probidad, y excluye lo estentóreo, grosero y altisonante. Tanto como a los hispanos nos identifican con ello nos consideran vulgares o no. En tu caso, gracias a tu estrecho contacto con ciudadanos suizos has asimilado sus virtudes, como se desprende de tu texto. Feliz año nuevo.

el año pasado estuve en Zermatt. La verdad que la estación y todo alrededor es una maravilla. Ahora, eso sí, prepara la visa!!

Soy suiza y me alegro que te guste Zermatt, pero hay tantos otros lugares igual de bonitos en Suiza.
La nieve da un aire de paz y de pureza, pero también complica muchas cosas, como hoy en Zurich que el tráfico fue caótico.........aunque no tanto!!!
Muchos suizos están soñando con pasar las fiestas en un lugar soleado y mas caluroso!!!! Sólo los aficionados al deporte de invierno están encantados!
Saludos

Claro los tòpicos tìpicos de vecinos, si les pregunta a los franceses que opinan de los españoles..... Topicos y mas tòpicos. Lo importante es el contacto directo con la gente, en cualquier paìs del mundo la gente es abierta y simpatica si el turista se muestra abierto y respetuoso. Pero yo tambien tengo de esos amigos que a cualquier paìs que vayan le pone pegas a todo, es para pensar no? Un saludo

Alois, seguro que lo que tú entiendes por simpatía no es exactamente SIMPATÍA. No sé, cualquier sucedáneo barato. ¡Hasta los alemanes, sosos donde los haya, hacen chiste con la estupidez, sosería y estatismo suizos!

FhelixtheCat, que tú seas un vulgar hispano que convierte en mierda todo lo que toca y mira no significa la extrapolación a todos. Yo, al contrario, refuljo en todas partes y los decadentes y estreñidos suizos se me pegan como moscas. ¡Hala!, tú sigue leyendo la cosa esa de la Regás mientras yo disfruto de la vida. Por cierto, las almas de los lugares hace mucho, mucho, que han huído y creo recordar que fue la porquería del turismo norteño lo que hizo que salieran en estampida. ¡Recíclate, macho!

Muy buenas Paco,
¡envidia! apenas hace un par de semanas de mi primer (intentaré que haya más) viaje a Zermatt...espectacular! y eso que no había toda la nieve que debería, pero el entorno es increible y el pueblo muy bonito.
Por favor no dejes de ir a tomarte algo al Grand Pis para ver el Show de Marco, un personaje que hace rock en directo con 5 teclados, una trompeta y mucho mucho cachondeo. Suele empezar a eso de las 21.30 casi todas las noches y merece muuucho la pena. Ya me dirás qué te parece.
Un abrazo !

¿45 € en Zermatt? mmm... revisa el año de la edición de tu guía. Menos de 80 difícil. 150 en adelante es lo normal. Pero ese no es el tema, a esos sitios no se va, cuando se va, a escatimar. El tema es encontrar el alma del lugar, porque los turistas nuevos ricos gastan poca alma. Habrá que buscarla en el cementerio de los escaladores, o en la decepción mal disimulada de los últimos dependientes nativos al comprobar la proliferación de vulgares hispanos que degradamos su santuario (exceptuando el momento eurocopa) Para entender Suiza: el libro de Rosa Regás, "Ginebra".

Un pueblo bucólico realmente. Y ya recuerdo tu artículo sobre la montaña más bella del mundo, jaja...te propuse las Torres del Payne, otra de las grandes maravillas.

Es maravilloso que existan tantos lugares así que sea imposible ponerse de acuerdo, viva la subjetividad!

Por cierto he estado trabajando hasta hace un rato para tener otro día más de vacaciones, para que veas...Besos cálidos.

Antes de nada, gracias por tu apoyo a mis neuras/obsesiones (o como se llamen) en el tema de los 'blogs''.
Gracias, canalla.
En este otro tema yo debo apoyarte a tí: 'El Cervino es una maravilla', y no me extraña que te definas. Recuerdo también el primer 'post' en el que hablaste de él, años ha.
Una maravilla, si señor.

Que disfrutes de Zermatt, uno de mis lugares favoritos sin duda. Aunque lo mejor no son ni las pistas, ni la ausencia de tráfico, sino los numerosos y espectaculares restaurantes que hay en las pistas.
Mecere la pena aprender a esquiar solo para llegar a alguno de ellos.
Si te sale un día soleado no te pierdas la terraza del Chez Vrony en la zona de Gornergrat. Si consigues sitio...

David, me alegro un monton de que no necesites el coche. En Madrid??? Que suerte! Lo que me cuentan mis amigos madrileños es mas o menos lo contrario, claro que depende de como y donde vivas, trabajo, etc. Yo en mi ciudad de origen lo he intentado... De hecho, lo intento cada vez que voy de vacaciones, y nada, imposible. Al 3er dia me rindo y tengo que recurrir al taxi, al coche del hermano, o en el peor de los casos alquilarlo (para estas navidades ya tenemos alquiler) no hay una opcion barata, rapida, ni nada que se le parezca, y menos en fiestas. Autobuses urbanos carisimos, que no llegan a su hora ni de casualidad, que cambian el recorrido sin dignarse a avisar a los pasajeros, que tardan en llegar al destino mas o menos lo mismoque si fuésemos a pie... No hablo por otros, pero creeme, cuando me compre el coche era la inversion que menos me apetecía hacer, pero las opciones eran... Dejar el trabajo o la carrera, a todo no llegaba, y posteriormente, no ir a comer a casa (y ver a mi hija media hora al dia despierta)... En fin, que es una cuestion tambien de civismo, tambien es culpa nuestra, pero que quereis que os diga... Adoro mi pais, es el mejor del mundo... Pero aun tenemos mucho que aprender!

Genial poder disfrutar de naturaleza sin coches!!!

Saludos.

Suiza, Suiza, edificada sobre la miseria del planeta y las fortunas de criminales internacionales, eso si, bonita, bonita

Conozco un poco Suiza, es mi pais favorito. Tienes razón, la red de ferrocarril no deja ningún pueblo sin comunicación. Pero no estoy de acuerdo con tu opinión sobre los ferrocarriles españoles; dudo mucho que con la nevada que describes desde Zürich hasta Zermatt en España no hubieras llegado muy lejos.

Fui a Madrid el mes pasado y el metro es simplemente fenomenal. Yo tampoco tendría auto si viviera en la ciudad, irrespectivamente de cuán alto fueran mis ingresos.

Era uno de los destinos estelares de mi antiguo trabajo y me quedé con ganas de conocerlo :(

Sobre el comentario de Elena... Obviamente no quiero restar importancia a los valores civicos y ecologistas que Suiza os ha contagiado. Pero realmente no hace falta irse allá para renunciar al coche. Yo vivo en Madrid, tengo carnet de conducir, pero nunca he tenido un coche ni me planteo comprarme uno. En Madrid también es muy posible vivir sin coche, y no echarlo de menos, el problema es que es que aquí eso es algo que no entra en la mentalidad de la mayoría de la gente, que llegan incluso a considerar que usar el trasporte publico es algo de pobres.

Suiza es taaaan respetuosa que parece Disneyland de la ecología y el civismo. Cuando nos vinimos a vivir aquí decidimos vender los coches, y no los echamos de menos en absoluto. La red de transportes públicos es una maravilla, y no solo por los trenes, la red de tranvías es genial, puntual y ágil. Aunque en la mayor parte del país sí se permiten los coches, el tráfico no es un problema en este país, os lo recomiendo! Eso si, con la cartera llena... Ah! Aquí al norte también nevó, pero poco, ni llegó a cuajar... Snif!

De mi viaje a Suiza quedó El Ogro (Eiger)
http://antonioorbe.blogspot.com/2010/04/el-ogro-eiger.html

Para riccardo: Conozco bastante bien ese país y sus gentes, y te puedo asegurar que son mucho mas simpáticos y abiertos que otros países del sur, ahora...eso si, tienes que tener educación, si no mala suerte. prueba de nuevo y veras :-)

45 euros al día tampoco es tan caro teniendo en cuenta el lugar.

Parece realmente el sitio ideal para pasar una blanca Navidad,muchas gracias por compartirlo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal