Paco Nadal >> El Viajero

28 ene 2012

Cabreados pero disciplinados en Barajas

Por: Paco Nadal

Es curiosa la capacidad humana para, cuando se da la posibilidad de hacer las cosas de diferentes maneras, elegir siempre la peor.

Anoche tenía un vuelo con Spanair a A Coruña que debía salir a las 21:45. Ante los rumores de posible cierre llamé a lo largo de la tarde varias veces a Aena en Barajas y siempre recibí la misma contestación: los vuelos siguen programados.

A las 20:15 llegué a la terminal 2 de Barajas y en la cola de Spanair había tranquilidad.

Demasiada tranquilidad.

Span momento

El momento decisivo: "Chicos, esto se ha acabado"


Hacia solo 10 minutos que los empleados habían recibido una orden: detener momentáneamente las operaciones de embarque. Nadie sabía el por qué ni la duración de la orden.

Los pasajeros seguimos en disciplinada y respetuosa cola hasta que media hora después apareció otro empleado con cara de cólico nefrítico. Reunió a sus compañeros tras el mostrador y les cuchicheó algo. No hacía falta saber leer los labios para comprender que la partida había terminado: la cara de rigor mortis de los pobres empleados que pasaban a engordar en ese momento las listas del paro lo decía todo.

El portador de la malas nuevas se dirigió después a la disciplinada cola: “Señoras y señores, Spanair suspenden definitivamente todos sus vuelos”. Mira por donde habíamos asistido en directo y primera fila a una nueva vergüenza del sector turístico.

“Vayan a la ventanilla de reclamaciones o llamen al 902 13 14 15 (¡un teléfono de pago!), y se les intentará recolocar” fue toda la explicación que recibimos.

Span cola

Cola para reclamar. Todavía pensábamos que nos iban a recolocar (¡qué ilusos!)

Disciplinada y respetuosamente movimos la cola y la trasladamos frente al mostrador de la compañía, reconvertido de urgencia en ventanilla de reclamciones. Pero la sorpresa y la indignación llegó al comprobar que en el mostrador no tenían ni idea de qué hacer, no había ninguna instrucción para recolocar a nadie y se limitaban a dar una hoja de reclamaciones con el ruego de que la rellenaramos, “no hace falta que sea esta misma noche, mándenla cuando ustedes quieran” (no te jode, si te parece te la mando en Navidades junto a la de Papa Noel” pensé.)

A la media hora ya no había ni hojas de reclamaciones por lo que otro empleado, armándose de valor, salió del mostrador y fue por la larga cola diciendo que mejor nos fuéramos a casa, y que desde allí tratáramos de buscar otro vuelo porque ellos y en ese instante no podía hacer nada más. Sí señor, ¡con un par!

Esa fue toda la asistencia que los pasajeros recibimos anoche en Barajas por parte de Spanair.

Me sorprendió que no hubiera conatos de motín. En realidad la gente fue de los más correcta y educada. Se nota que a base de palos hemos aceptado ya el fatalismo (además de el pulpo) como animal de compañía.

Y me pregunto yo: si Spanair llevaba meses, años, perdiendo dinero, ¿qué más daba haber continuado las operaciones dos o tres días más, terminar de llevar a los pasajeros de vuelos más inmediatos a sus destinos y en ese intervalo tratar de recolocar a los de vuelos más lejanos? Y acabar así de forma digna y sobre todo, honorable ante sus clientes.

Pero no. Hay empresarios que nunca pierden una oportunidad de perder una oportunidad. Y así el nombre de Spanair y el de Ferrán Soriano pasaran al museo de la ignominia como los de Air Madrid, Air Comet y Díaz Ferrán.

Span hoja
Hoja de reclamaciones: un brindis al sol

Hay 26 Comentarios

En primer lugar, si los dichosos empleados, víctimas a su vez de la payasada llamada Spanair, producto de las mentes calenturientas nacionalistas catalanas, carentes ellas de criterio y de seny, no se van a casa, es por que si así lo hacen, sin comunicación formal de la pseudo empresa, pierden derechos, así de simple. Ni mártires ni profesionales, nada de machos, simplemente, legales. Eso no los convierte en héroes, ni mucho menos. Para nada. Y yo tampoco veo en ningún lado que el Sr. Nadal se burle de nadie, al contrario. Este post es para comentar la sensación de violación virtual del pasajero, de engaño por parte de Spanair, y de conculcación de derechos, el derecho a recibir el servicio por el cual uno ha pagado, y por adelantado, además; no es el blog de un sindicato (gatos gordos e inútiles), ni cosa por el estilo. No se debe loar al que cumple con su deber, no es un héroe, es un trabajador responsable, consigo mismo, que acata las normas legales, y punto. A llorar a la Pilarica...

Dices que Spanair llevaba meses, años perdiendo dinero..
Si han hecho esto así ahora no quiero ni pensar en qué condiciones nos hacían volar. Personalmente Spanair nunca me dio mucha confianza. Tenían un par de aviones del año de la pera en los que daba miedo subirse.

Lo peor es que esos empresarios que citas están tan tranquilos en sus casas, tirados en sus sofás , viendo la tele y fumandose un puro pensando, pobres diablillos... a dónde me puedo ir un mes de retiro espiritual con el dinero que les he cobrado??

En fin siempre pagamos el pato los mismo. Pero es lo que hay y nadie hace nadie.

Saludos y mucho ánimo para todos los que se hayan quedado colgados!!!

Totalmente de acuerdo con tus dos últimos párrafos. Ese museo de la ignominia cada vez está más lleno...
Resulta que soy otra de las afectadas, a ver si recupero mi dinero...Un saludo cabreado.

Aquí hay un malentendido... Conociéndo a Paco Nadal, no creo que en ningún momento él esté menospreciando la situación de los empleados de Spanair, injustamente afectados por el cierre repentino de la compañía. No es tan desconsiderado como para anteponer su interés personal como pasajero que acaba de perder un vuelo a la Coruña al de una persona que acaba de perder su empleo sin previo aviso... Vamos... creo yo.

Y eso me encanta.

Para mí, los murcianos tenéis algo de cristalino.

Me hace muchísima gracia ver cómo hay gente que minimiza el tema de perder un vuelo, diciendo cosas como "oh, pobrecito, no te vas a poder ir de vacaciones. ¿Y la gente que se queda en paro, qué?"

Pues sí, qué pena que 4.000 personas se vayan al paro. Pero a mí también me da pena que, después de trabajar todo el año para pagarme unas vacaciones, tenga que perder 200€ comprándome otros billetes porque Spanair me ha dejado tirado en mi destino mientras disfrutaba de 7 días de vacaciones. Que digo yo que también tengo derecho a quejarme y a sentir lástima de mí mismo, que las he pagado con muchísimo esfuerzo y qué cojones, me las merezco como el que más.

Lo de la recolocación en otros vuelos, una patraña. Y el dinero me han dicho que igual ni lo devuelven, por no hablar de las indemnizaciones. Yo ya he pagado ese dinero, ¿dónde está ahora? Quién lo sabe.

Por si alguno se atreve, si a alguno de los presentes les parece poco 200€ perdidos, gentilmente les daré mi número de cuenta para que me transfieran la pasta.

Señor? Nadal... es sonrojante como su vision delo sucedido se centra mas en unos empleados que sabian tanto o menos que usted y que estan al pie del cañon ,con su futuro jodido que no en una gestion nefasta de una compañia de bandera! Pierdase!, ya le quisiera ver al otro del mostrador....

A ver el tono de risa te metes donde sea..bastante hicieron esos empleados dando la cara cuando les acababan de comunicar que se quedarían sin trabajo porque perfectamente te podían haber mandado a la mierda a ti y a todos los que estabais en la cola..pero no! Como buenos profesionales actuaron lo mejor que pudieron dadas las circunstancias.
Sinceramente que unas personas pierdan la oportunidad de coger un vuelo o disfrutar de unas vacaciones o de su escapada de donde semana me da igual cuando hay casi 4000 familias que no saben si cobraran su nomina este mes y están condenadas a acabar en el paro.

Siento pena y vergüenza. Pena por todo el personal y la mala fe que han tenido con todos ellos. Vergüenza por la permisividad con las compañías aéreas que ningunean al pasajero, le cobran por anticipado por un servicio que ni se parece al ofertado, le niegan sus derechos aún con el dichoso librito de Derechos del pasajero en mano....Yo volé el viernes en el último vuelo, desde Coruña a Madrid y nadie nos dijo nada, sólo el comentario del piloto sobre que era uno de los últimos vuelos de Spanair. Me enteré por la mañana, y tras acudir al aeropuerto en busca de soluciones me he gastado 92 euros gracias a la gentileza de Iberia, eso sí, no puedo ir en el avión de las 7:30 porque los señores pilotos están en huelga. Gracias!

Estimado Rafa MB

Por más veces que leo el texto no logro encontrar el párrafo en el que me mofe, me burle o eche la culpa de los sucedido a los empleados de Spanair. Cuando de verdad me entran ganas de adoptar una postura chulesca y desalmada es cuando leo comentarios absurdos como el suyo. Pero no lo haré.

Los empleados de Spanair anoche en Barajas cumplieron con su labor, no fueron ni héroes ni villanos. Les tocó dar la cara por una empresa que les había dejado tirados, es verdad. Cosa que hemos tenido que hacer muchos trabajadores más de una vez en nuestras vidas. Y punto.

Todos reconocemos su situación y nos solidarizamos con ustedes, de hecho si estaba anoche en Barajas sabrá que varios pasajeros afeamos la conducta a otro que trataba de increpar e insultar a los trabajadores de Spanair. "Déjelos, bastante tienen con haber perdido su trabajo y encima estar aquí dando explicaciones", le dijo todo el mundo.

Pero de ahí a convertir este artículo en un panegírico hacia ustedes va un trecho. Esto es la narración jocosa (por no hacerla desde el verdadero cabreo) de lo que paso anoche desde el punto de vista de un viajero, uno de los muchos que perdieron dinero, vacaciones, trabajo e ilusiones por la nefasta gestión de unos empresarios, otros más, que llevan a la ruina a una compañía aérea. Unos afectados más, igual que ustedes. Pero esto es un blog de viajeros, no un sindicato, como decía alguien más abajo.

No le busque tres pies al gato, por favor. O como decía otro comentario, no mate al mensajero. Y no intente leer entre líneas lo que no está.

¡Por Dios, no maten al mensajero!
Que bien que os tuvimos a ti y a Mikel Iturriaga contandolo en directo, muchas gracias.
Cada vez nos quedan menos aerolineas patrias,veremos como acaban las demás y aunque solo sea por no acabar haciendo todos los vuelos nacionales con la patética Ryanair. Desde luego una penita que termine y más de esta manera.

Dejar de defender a esos 4000 empleados. Esto es un blog de viajeros no es un sindicato. El autor tiene su postura que es mas que correcta. Aqui es el lugar donde los turistas pueden quejarse con razon porque la hay y es obvia. Todos los demas defensores de los pobres empleados que se vayan a defender sus derechos ante los responsables de hacerlo.

Estimado bloguero,

Espero que alguien, cara a cara, tenga la vergüenza de afearte la conducta desalmada y chulesca con la que has tratado el momento en el que 4000 personas se van al paro. Esa manera de ridiculizar a quien, sin saber si va a cobrar su nomina y viendo en ese preciso instante cómo su vida da un vuelco, tiene la amabilidad y profesionalidad de ir pasajero por pasajero advirtiendo de la situación (sin llenarte el hombro de lagrimas).

Espero que no te veas en esa situación nunca, y si te ocurre, de verdad deseo que ningún engreído se burle y mofe de ti en momentos tan duros.

Buena suerte ... "señor"?

¿y como pretendes que te informen los empleados si a ellos no les cuentan nada, ni les dan directrices? ¿quieres que te lleven a caballito? Bastante profesionalidad demuestran no largandose a sus casas, cuando lo mas probable es que ni cobren la nomina de enero. Ellos se quedaron mas tirados que los pasajeros.

Las aerolineas activaron las tarifas especiales, porque Aviación Civil, ya sabía la noticia desde el día anterior. Y desde ese momento activó un dispositivo reuniéndose con aerolineas para que ofrecieran una tarifa "especial". Maldita la gracia que le hace a los competidores, servir de escoba porque dejan de vender las carísimas tarifas de "ultima hora", para vender tarifas a 50, 60 euros.

Yo tengo muchos remordimientos, porque sabía que algo gordo se cocía, pero sin calibrar la magnitud. Si llevo a saberlo, no habría callado. No es que haya malversación de capital simplemente la aviación no es un negocio rentable, y menos en crisis con los costes desbocados. La mejor forma de dilapidar una subvenciones, es tener un modelo empresarial insostenible, despegar con aviones a media ocupación, llena de tarifas "guarras", y con rutas que están en rojo. Asi, el dinero se funde en cada despegue. Lo siento mucho Paco, intenté colaborar en la medida de mis posibilidades. Lástima que no hayas podido venir.

Vaya, vaya...en una cosa estamos de acuerdo en que es curiosa la capacidad humana para hacer las cosas de la peor manera posible...Si, y es que el hombre es un ser egoista por naturaleza. Porque: usted hubiera escrito este artículo de esta manera si no tuviera que ir a La Coruña???y se le estropeó la tarde??? Piense en los 4000 empleados que se van este lunes a la fila interminable del paro!!! Claro a usted le recolocarán con otra compañía y podra hacer su viajecito a tierras gallegas. El problema: que en este pais se echa la lengua a rodar y donde caiga. Piense antes de escribir hombre!!!!!!!!

Si señor, allí estuviste. Te ví en una cola cuándo la sexta emitía la noticia en directo. Eres el mejor notario de los sucedido.

Esperemos que cierren también sus embajadas y veguerias y ya verán que pronto les salen las cuentas. Ademas les llego el AVE justo a tiempo para no tener problemas de transporte la gran pena de Spanair fue que los suecos la dejaran, le da mil vueltas a Iberia y Air Europa en trato a los pasajeros y es una pena que Qatar que promociona al Barça, no haya salido en ayuda de Spanair linea seria y consolidada, ellos se lo pierden. Nosotros a seguir recibiendo turistas. Se echa en falta una tasa o eco-tasa turística como en Alemania o República Dominicana, serian 5€ por turista, ingreso bruto

A mi me pasó lo mismo cuando cerro Air Madrid, me dejaron tirada en el aeropuerto y que me buscase la vida para regresar a mi casa. Indignante también que estuvieran vendiendo billetes hasta última hora cuando ya sabian que terminarian con su actividad.

¡Joer!. ¡En directo!. En directo lo viviste. En el centro de la noticia, si señor.
¡Eres un 'privilegiao'! (jí).
Buena imagen -cojonuda- para este país, porque indudablemente 'Spanair' estaba asociada en cuerpo y alma a España.
Pues, unas cañitas y a descansar.
¡No tienen vergüenza!.

Recodar que es un empresa que pertenece al gobierno catalán con mas del 80% de las acciones. Cuanto dinero publico se habrá perdido.

El pasajero se queda sin viaje...
Pero los empleados que ven que sus sospechas de que se quedan en paro, se hacen realidad.
A estos también les han dicho, andate y búscate la vida.
Si no han tenido la suerte de que los cojan en otra compañía.

Se mascaba la tragedia y, ¡zas! ¿Estas cosas ocurren así, del día a la mañana? ¿No se puede programar la quiebra de una empresa que tiene tantos clientes pendientes de ella? Si Ryanair activó "tarifas" especiales para afectados casi antes de que se supiera lo del cierre, digo yo que desde la propia empresa habrán tenido tiempo para acabar, como dices, de una forma digna. Pero bueno, a quién le importa la dignidad...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal