Paco Nadal >> El Viajero

12 mar 2012

¿Es Salamanca una ciudad aburrida?

Por: Paco Nadal

Salamanca

Plaza Mayor de Salamanca

El viernes pasado en la sección de viajes que hago en el programa de radio Hoy por Hoy, en la Cadena Ser, hablábamos de barrios y ciudades de moda; barrios cool por ponerle el palabro inglés que ha hecho fortuna para definir a esas urbes que pese a tener un gran poso histórico han apostado también por la modernidad, ya sea en forma de vanguardia arquitectónica o de una buena oferta de ocio y cultura contemporáneas.

Como siempre, los oyentes podían llamar en directo para dar su opinión. Y llamó un señor de Salamanca para decir que él en vez de un ejemplo de urbe moderna y cool iba a dar uno de todo lo contrario. Su ciudad, Salamanca, en su opinión, se había quedado anclada en el pasado, “en la época en que Torrente Ballester tomaba café en el Novelty”; que sus dirigentes no había hecho nada porque la ciudad evolucionara, que era aburrida y antigua. Opinión por cierto que comparte un salmantino ilustre y buen amigo: Carlos Boyero.

Obviamente, enseguida llamó otra señora de Salamanca para contradecirle y argumentar que Salamanca era una ciudad preciosa y llena de cosas interesantes (en realidad, las consideraciones de esta oyente no rebatían las del anterior: una ciudad puede tener un casco antiguo medieval maravilloso pero haberse quedado anclada en el pasado porque nunca apostó por esa nueva capa de modernidad).

No conozco lo suficiente Salamanca como para decidir si es aburrida o moderna, así que no me voy a posicionar. Pero el rifirrafe me hizo plantearme una duda:

¿Qué hace que una ciudad sea moderna y emergente (cool, si admitimos el palabro) en temas de cultura, de ocio, de habitabilidad y de arquitectura? ¿Qué provoca, en cambio, que sea aburrida y quede anclada en el conservadurismo? ¿Son sus dirigentes? ¿Es el color político de quienes la dirigen? ¿O son sus propios ciudadanos, la sociedad civil, los que deben liderar esos procesos renovadores?

BilbaoParticularmente creo que depende de la personalidad y de la habilidad política de sus dirigentes, no del color político de los mismos. Madrid fue una ciudad pacata, aburrida y conservadora durante el mandato del alcalde Álvarez del Manzano (PP), un señor chapado a la antigua para quien el colmo de la modernidad era inaugurar un monumento a la Violetera. Sin embargo con Gallardón (sí, ese señor que nos tenía engañados con que era moderno y avanzado hasta que lo hicieron ministro de Justicia), que es del mismo partido, la ciudad vivió un proceso de rejuvenecimiento cultural y turístico y ahora, no es que sea Berlín, pero digamos que es un lugar más vanguardista y actual, que no desentona con otras capitales europeas.

¿Otras ciudades que creo han sabido conjugar pasado y modernidad? Gijón, por ejemplo, que tiene una oferta cultural de vanguardia de primer orden. O Santiago de Compostela, que ha sabido mezclar uno de los mejores cascos históricos de España con museos, arquitectura y programación cultural innovadores. O Bilbao, paradigma de ciudad que ha sabido reinventarse.

¿Y tu ciudad? ¿Es vanguardista o una antigualla decimonónica? ¿Qué crees que marca la diferencia para que un lugar sea eje de vanguardias en vez de un decorado del siglo XIX?

Gijón
Playa de San Lorenzo, en Gijón

Hay 55 Comentarios

Soy un bilbaino que estudió en Salamanca y no me aburrí, lo aseguro. Si se usa la característica de dirigente conservadores para dar el atributo de aburrida a una ciudad, en estos momentos bastantes pocas se salvarían. Noche y día no tienen desperdicio, es una ciudad que puede ser vivida las 24 horas. Para mí, una sola piedra de su casco antiguo tiene más vanguardia que cientos de centros comerciales.

El que vea una playa en la foto de Gijon ya sabe lo que le toca..

No se si Salamanca sera cool o no, pero para mi fue un privilegio los 4 años que vivi en ella, Y eso que para mi, bestia de orilla del mar, una ciudad anclada en la rivera del tormes no conseguia mitigar mi nostalgia maritima,, quien no conozca Salamanca deberia hacerlo, por su bien

Casualmente conozco bien Salamanca y puedo decir que en cuestión de juventud universitaria nocturna y de tapeo, no tiene rival.
¿Madrid y Gallardón? nada de nada, ese tío es un triste. Si fuera en tiempos de Tierno Galván....eso si.
¿Entonces para divertida? Benidorm. Lo explico un poco en mi blog.

¿Madrid? ¿Gallardón?. Puro espejismo.
Yo nunca me tuve que definir pero el 'mix' (Madrid/Gallardón) nunca lo hubier escogido como signo de modernidad y emergente.
Lo de Gallardón, sangrante: es como 'La tacones' pero con el pelo rizadito.
Si hubiera elegido (Madrid/TiernoGalván). ¿Recuerdas?.
[Y......... ya he vuelto, niño. Convivo ya con 'la botella' y 'la tacones', por desgracia].

¿Madrid? ¿Gallardón?. Puro espejismo.
Yo nunca me tuve que definir pero el 'mix' (Madrid/Gallardón) nunca lo hubier escogido como signo de modernidad y emergente.
Lo de Gallardón, sangrante: es como 'La tacones' pero con el pelo rizadito.
Si hubiera elegido (Madrid/TiernoGalván). ¿Recuerdas?.
[Y......... ya he vuelto, niño. Convivo ya con 'la botella' y 'la tacones', por desgracia].

He vivido en muchas ciudades de España y BURGOS es muy aburrida. Esta bien para personas mayores o parejas con hijos pero para jóvenes es aburrida no, lo siguiente!!!!
Estoy deseando emigrar!

Salamanca no es cool, es cold, o sea fria y también es añaja en su conservadurismo. Hay una emigración de la gente joven provocada no sólo por la falta de salidas profesionales sino por su vació y vida repetitiva. Los estudiantes dan el toque evolutivo pero como son periódicos, van y vienen y no interfieren con la ciudad. Si cambiara sería perfecta, aunar el entorno artístico de sus calles y plazas, catedrales e iglesias con una avanzadilla de color y alegría que sus dirigentes no dan porque están momificados

Creo que poco a poco se ha ido modernizando, pero, sin duda, a la cola de las ciudades españolas. Esto es la fria castilla, un lugar con pocas oportunidades, en la que sobreviven ancianos, jubilados y gente adinerada. El resto son estudiantes. Afortunadamente estos últimos le dan toda la vida a la ciudad. Pero los dos grupos (locales-estudiantes) no se mezclan mucho.

Quizás podríamos llamar cool al medallón de la plaza....sin entrar en el debate, el que este ahí puesto es un ejemplo de la modernidad de sus gentes; en mi opinión.

En favor de Salamanca, recordar que tenemos un festival de arte contemporaneo en primavera.

La paella del Bambú, los huevos rotos del Cervantes, el ambiente del Clavel 8 o del Birdland, macrobotellones a pie del Tormes y botellones sin darte cuenta en Bretón. Estudiantes, estudiantes y más estudiantes. Todo tópicos, quizá alguno ya ni exista, pero Salamanca es ciudad de tópicos y siempre quiso serlo. Nunca será portadas de vanguardia en forma de Hadid o Calatrava, ni formará parte de la marabunta de museos acabados en C de Contemporáneo, ni necesitará 100 kilómetros de carril bici para poder ir en bici a cualquier sitio. Salamanca es la mejor ciudad en la que puede vivir un estudiante, pero si no te gusta la piedra amarilla no es tu sitio. Como creo intuir que sugiere Pelayo Alonso, todos aquellos que alguna vez besamos entre sus adoquines no queremos que cambie nunca. Aunque nos ciegue la melancolía.

Vivi en Salamanca durante 7 anos y recien me he mudado. Fui demasiado feliz alli.
Moderna...antigua...como quieras ponerla...para mi Salamanca siempre sera la ciudad de mi alegria y de mis mejores suenos.

Salamanca es cuna de provincianos, paletos y abotargados. Salamanca es mi ciudad y me indigno cada día que paso aquí en el que no evolucionamos nada. Es una ciudad con muchas posibilidades en el que politicos vagos, maleables y soplagaitas han hecho lo que le han dicho otros. Pero es innegable que hay pocas ciudades mejor que salamanca para vivir y trabajar. Me da rabia de las posibilidades que tenemos y lo poco que hacemos por mejorar. Yo amo Salamanca

Como Salamanca es el objetivo del artículo y yo vivo y trabajo en esta ciudad desde hace una montonera de años, me voy a permitir el lujo de compartir mi opinión con ustedes. Salamanca tuvo gran esplendor hace siglos como cuna del conocimiento. Efectivamente, Fray Luis de Leon y Miguel de Unamuno, sin ser salmantinos, aportaron su sabiduría para que así fuese. Pero ahora Salamanca intenta vivir de esos réditos y, al igual que la famosa piedra de Villamayor, no aguanta el paso del tiempo. Estimado Sr. Pelayo Alonso: la piedra de Villamayor se degrada porque nadie se ocupa de su conservación. No fue una buena elección para algunos usos, pero era la que estaba a mano. Salamanca ha tenido buenos dirigentes que la pusieron de nuevo en vanguardia de la cultura, pero desde hace ya varios años hemos vuelto a la política conservadora (en todos los sentidos) en la que lo más "cool" son los toros (entendidos como espeluznante espectáculo, no como gallarda estampa de la dehesa salmantina). Juzguen ustedes.

Muy muy de acuerdo con el comentario de PELAYO ALONSO, que, de hecho, tengo que decir que me ha hecho esbozar una sonrisa emocionada. Todo eso es verdad: ese "enhechizo" es denominador común de todo aquel que disfruta de las maravillas de la capital del Tormes. Pero lo cortés no quita lo valiente, y es cierto que la política de gestión cultural de Salamanca deja mucho, muchísimo que desear. Véase el reciente caso del quasi desmantelamiento del Centro de Arte Da2, y el poquísimo rédito que la ciudad ha sacado de haber sido Capital Europea de la Cultura.
Salamanca es "cool", o como quieran llamarla, dentro del encanto de su tradición. No es necesario que Renzo Piano o Frank Gehry proyecten imponentes centros de arte moderno porque la ciudad ya tiene su turismo arquitectónico, y es impresionante. Pero tal vez sí debería aprovechar el potencial que ofrecen 30.000 estudiantes, cientos de miles de visitantes anuales y los propios habitantes de una ciudad por defecto abierta, joven y multicultural para crear una oferta cultural acorde con los nuevos tiempos. Reinventarse no para evitar morir, sino para devolver con creces lo que la natura ha dado a Salmantica.

Hombre, Carlos Boyero puede ser de todo ( incluso buen crítico ) pero desde luego no es un salmantino ilustre. Un salmantino ilustre pueder ser Vicente del Bosque, por ejemplo.

Hola Paco. Voy a comentar algo que en mi ciudad, Las Palmas de Gran Canaria, tiene a muchas personas en ascuas y 'cabreadas'. Resulta que aquí se viene celebrando desde hace mucho el WOMAD (World Of Music, Arts & Dance) que reúne alrrededor del Parque de Santa Catalina a un hervidero de gente dispuesta a escuchar música de gentes de otros sitios (muchas de África por la cercanía). Pues bien, este año por aquello de la crisis estamos a punto de perder el festival según nos dice la concejal de Cultura del Ayuntamiento, en manos de PP. Esto es una muestra de que los políticos, a veces, tienen la culpa de que una ciudad sea aburrida hasta dormirse cualquiera.
Un saludo, Ángel.
http://www.canariasahora.com/noticia/215680/

Para JOSE

Si bien la cita es efectivamente original de Fray Luis de León en el S XVI, Don Miguel de Unamuno la repitió (desconozco si a modo de homenaje) a su vuelta a las aulas en 1936, despues de las "vacaciones" impuestas por Primo de Rivera. La intencionalidad a la hora de mencionar a Unamuno era absoluta, aunque, eso sí, la sombra de ambos en Salamanca es casi igual de alargada.

¿"Cool"? Sólo de ver esta palabreja inglesa repetida hasta la saciedad por los "modernos" españoles se me sube la bilis hasta lo más alto.

He vivido muchos años en Salamanca, muchos años en Nueva York, muchos en Barcelona y en otras ciudades. Lo de "cool" dicho por españoles sin que estén hablando inglés es signo de papanatismo. Hablo perfectamente inglés, tal vez mejor que el castellano, así como otros idiomas. Jamás se me ocurre largar "cool" cuando hablo en castellano, como tampoco soltar "guay", "chachi" o "chulo", a no ser que esté de broma, cuando uso inglés. Me parece de una pobreza lingüística y hasta de un mal gusto extremos.

Además del término, el sentido de esa palabreja, mal aplicada por los "modernos" españoles, no es el de "actual, contemporáneo, de moda". El sentido es algo atractivo, interesante, incluso emocionante. Hay mucho de lo que aquí se quiere dar a entender por "cool" que es actual, sí, pero por su naturaleza, transitorio y destinado a desaparecer al próximo volantazo que impongan los modernos de turno. Hay demasiado "cool" totalmente dispensable en ciudades como Barcelona, que hemos convertido en el patio de recreo de los turistas del alcohol y noches baratas del norte europeo: un "cool" que no nos está aportando nada constructivo, duradero, con verdadero valor o alma. Un "cool" de usar y tirar, totalmente desechable, y nada singular.

Todo lo contrario que Salamanca: Esa sí que es una ciudad "cool" y singular. Preguntad a cualquier no-español que haya vivido allí una temporada. Como "cools" son también Cuenca, Sevilla, Granada, Santiago de Compostela, el Ampurdán, o la Castilla más profunda con su románico infinito. Es un "cool" de verdad, con el significado que realmente damos los angloparlantes, los no contaminados por el superfluo e ignorante "cool" de los "guays" hispanos a los que este artículo parece referirse.

Deseo una larga vida a los actuales "cool life" y "cool looks" de la bella, imprescindible Salamanca. Ojalá no la destrocen "nuestros" desechables y prescindibles "modernos españoles".

No creo que Salamanca sea para nada aburrida. El debate que propones, Paco, lo veo acertadisimo. Yo solo quiero decir que el avanzar en temas de cultura, ocio y demás, es un poco cosa de todos. Primero tiene que haber unos dirigentes, o simplemente personas, que se preocupen de promover esas actividades, y después tiene que haber gente que acuda a dichas actividades, porque al final si hay opciones pero la gente, el usuario no responde, no vale para nada.
Lo digo por experiencia propia.

Me gustaría decir que Alicante es una ciudad de vanguardia, pero no me cuadra. Eso sí, nunca diría que es aburrida ;)

Esa foto de una 'retaguardia' xixonesa, te delata, querido.
¡Ay! Me lo pones muy difícil. Entre los trending topic y lo cool, me da un no-sé-qué que me hace pensar que lo de la vanguardia no está hecho para mí.
Me quedo con 'la marinera' que me suena mejor y, además, es de comer.
Los aburridos se aburren en cualquier parte, me parece con más cool o con menos. Por cierto ¿éso no es lo que en India se ponen en los ojos?
Besos, liante, me quedo mirando lo petao que está 'el muru'.

Sin duda a Sevilla le falta un baño de coolificación (con perdón), proceso que además en esta ciudad de casi un millón de habitantes resultaría bastante atractivo si existiese. En Sevilla, como casi todo el mundo sabe, la tradicionalidad viene marcada por las fiestas primaverales, cuyas secuelas se extienden todo el año, a través de hermandades y reuniones que giran en torno a las cofradías, y que obliga al presunto buen sevilano/a a pertenecer a su loggia particilar a través del barrio natal. El chueca sevillano se reduce a la Alameda y algunas calles adtacentes, y se ha convertido en un getto. Los habituales de a zona utilizamos verbos como alamedear y similares para salir en plan más o menos cool. Pero nos sentimos encerrados y terminamos renegando de nuestros semejantes: "uy, no, esa gente son alamaderos de toda la vida", solemos decir: o sea, que somos, si quererlo, otra loggia sevillana más; la rarita, para entendernos.

Estoy de acuerdo con la poca o nula evolución de Salamanca en las últimas décadas. Pero eso no es un problema para el turista de fin de semana o el estudiante con ganas de marcha. Para ambos hay suficientes atractivos. Es un problema para los que somos de allí que ante la falta de oportunidades, de desarrollo, de innovación, tenemos que irnos a vivir fuera en cuanto adquirimos conciencia de lo limitado de la ciudad. Eso si, para los que se quedan, nada es comparable con Salamanca y los que la criticamos, es porque tenemos envidia, pues muy bien, que se queden allí. Gracias

Para Pelayo Alonso.
Estoy de acuerdo y te felicito por tu comentario, exepto el de la frase que atribuyes erroneamente a unamuno "como deciamos ayer". porque fué del conquense, Fray Luis de León, una vez liberado de la carcel. Vigilamé esto, porfa cuando metas a Salamanca por medio.
Un salmantino

Yo soy de Barcelona y no tengo ni una queja de mi ciudad. En mi opinión lo tiene todo y soy afortunada por vivir en ella y poder disfrutarlo!! También es verdad que creo que hay ciudades que simplmente no están hechas para ser cool porque aquello sería un baturrillo incomible!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal