Paco Nadal >> El Viajero

12 mar 2012

¿Es Salamanca una ciudad aburrida?

Por: Paco Nadal

Salamanca

Plaza Mayor de Salamanca

El viernes pasado en la sección de viajes que hago en el programa de radio Hoy por Hoy, en la Cadena Ser, hablábamos de barrios y ciudades de moda; barrios cool por ponerle el palabro inglés que ha hecho fortuna para definir a esas urbes que pese a tener un gran poso histórico han apostado también por la modernidad, ya sea en forma de vanguardia arquitectónica o de una buena oferta de ocio y cultura contemporáneas.

Como siempre, los oyentes podían llamar en directo para dar su opinión. Y llamó un señor de Salamanca para decir que él en vez de un ejemplo de urbe moderna y cool iba a dar uno de todo lo contrario. Su ciudad, Salamanca, en su opinión, se había quedado anclada en el pasado, “en la época en que Torrente Ballester tomaba café en el Novelty”; que sus dirigentes no había hecho nada porque la ciudad evolucionara, que era aburrida y antigua. Opinión por cierto que comparte un salmantino ilustre y buen amigo: Carlos Boyero.

Obviamente, enseguida llamó otra señora de Salamanca para contradecirle y argumentar que Salamanca era una ciudad preciosa y llena de cosas interesantes (en realidad, las consideraciones de esta oyente no rebatían las del anterior: una ciudad puede tener un casco antiguo medieval maravilloso pero haberse quedado anclada en el pasado porque nunca apostó por esa nueva capa de modernidad).

No conozco lo suficiente Salamanca como para decidir si es aburrida o moderna, así que no me voy a posicionar. Pero el rifirrafe me hizo plantearme una duda:

¿Qué hace que una ciudad sea moderna y emergente (cool, si admitimos el palabro) en temas de cultura, de ocio, de habitabilidad y de arquitectura? ¿Qué provoca, en cambio, que sea aburrida y quede anclada en el conservadurismo? ¿Son sus dirigentes? ¿Es el color político de quienes la dirigen? ¿O son sus propios ciudadanos, la sociedad civil, los que deben liderar esos procesos renovadores?

BilbaoParticularmente creo que depende de la personalidad y de la habilidad política de sus dirigentes, no del color político de los mismos. Madrid fue una ciudad pacata, aburrida y conservadora durante el mandato del alcalde Álvarez del Manzano (PP), un señor chapado a la antigua para quien el colmo de la modernidad era inaugurar un monumento a la Violetera. Sin embargo con Gallardón (sí, ese señor que nos tenía engañados con que era moderno y avanzado hasta que lo hicieron ministro de Justicia), que es del mismo partido, la ciudad vivió un proceso de rejuvenecimiento cultural y turístico y ahora, no es que sea Berlín, pero digamos que es un lugar más vanguardista y actual, que no desentona con otras capitales europeas.

¿Otras ciudades que creo han sabido conjugar pasado y modernidad? Gijón, por ejemplo, que tiene una oferta cultural de vanguardia de primer orden. O Santiago de Compostela, que ha sabido mezclar uno de los mejores cascos históricos de España con museos, arquitectura y programación cultural innovadores. O Bilbao, paradigma de ciudad que ha sabido reinventarse.

¿Y tu ciudad? ¿Es vanguardista o una antigualla decimonónica? ¿Qué crees que marca la diferencia para que un lugar sea eje de vanguardias en vez de un decorado del siglo XIX?

Gijón
Playa de San Lorenzo, en Gijón

Hay 55 Comentarios

Salamanca ni es cool, ni lo necesita.

Salamanca no es una ciudad moderna sino todo lo contrario. No tiene edificios de acero y cristal proyectados por arquitectos de renombre y fama mundial sino fachadas monumentales de piedra de Villamayor que desafían el paso de los siglos. No tiene museos de arte moderno ni galerías vanguardistas porque no hay mejor museo que la propia ciudad, porque el arte está en sus calles y porque la vanguardia se sienta a tomar el sol en el suelo de la Plaza Mayor. No tiene clubs de diseño porque los 30.000 universitarios que la habitan prefieren las copas de 5 a las de 10. No hay afterwork porque el afterstudy ocupa todo el día, el champagne se deja para septiembre y Diseño es una asignatura en la Facultad de Comunicación.

¿Salamanca cool? Por supesto que no. Ni lo prentede ni le hace falta. Salamanca es tomarte un café junto a Torrente Ballester en el Novelty sin haber cumplido los 20, es descubrir lo quod natura dat et Salmantica praestat, es besar a cien ranas hasta encontrar la tuya, es el "como decíamos ayer" de Unamuno, es la caña que llega con pincho, es la cita a las 10 en el reloj, es caminar sólo por la calle Compañía y despertarse en Anaya con los rayos del sol, es... y será, como puso Cervantes en boca del Licenciado Vidriera, gozar de la apacibilidad de su vivienda y dejarse enhechizar por la voluntad de volver a ella... Aunque sea muy de vez en cuando.

Fdo: Uno que tuvo la suerte de pasar allí 5 años.

Pues tu mismo has estado en Compostela. Sin renunciar a nuestra alma, que es eterno bosque pétreo de ensueño, muchas veces queremos sacarnos el San Benito de ser algo anclado en los tópicos de siempre. Y creo que nos esforzamos en dos parámetros: fusionar campo y ciudad como una de las ciudades de España con más zonas verdes, y parques de diseño, y sobre todo arquitectura de autor. Mentalmente aun tenemos que cambiar conceptos, porque no todo es "monda exterior", pero vamos por buen camino. Conozco la Salamanca tradicional y es maravillosa.

Creo como dice el comentario anterior que va por rachas. Hay ciudades como Barcelona o Madrid que tienen elementos de sobra para ser destinos cool, solo tienen que saber aprovecharlos. Otras ciudades más pequeñas han de sacar de donde no hay, pero pueden conseguirlo. Málaga por dar un ejemplo ha evolucionado mucho en los últimos años

Si para ser vanguardista, cool y moelno hay que gastarse millones y millones de euros de todos en obras faraonicas de dudosa utilidad y gusto, mejor quedarse atrasado y decimononico. Salamanca esta bien como esta.

Hola Paco! Lindo tema para un debate! No he estado en Salamanca y no puedo opinar sobre si es o no cool... Vivo en Barcelona hace casi 10 años y creo que el posicionamiento cool de esta ciudad se ha hecho a base de mucho marketing, alguna que otra peli que la volvió de culto para el segmento erasmus (El Albergue Español) y mucho buzz, ¡qué duda cabe! El boca a boca también funciona y la modernidad va por épocas, hace 15 años Londres era lo más cool del mundo, luego Barcelona ocupó ese lugar y ahora todo el mundo habla de Berlín... Las modas de las ciudades, como todo, van y vienen, ¿no te parece?
Un saludo bonvivantesco!
www.losbonvivant.com

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal