Paco Nadal >> El Viajero

25 jun 2012

Cinco lugares que no deberías perderte en la Costa Brava

Por: Paco Nadal

Costa Brava 1
Estoy de viaje estos días por la Costa Brava. Y aunque este celebérrimo tramo del litoral catalán cuentan con aberraciones urbanisticas donde si entrara la piqueta a saco y las derribara para construirlas de nuevo, ganarían (Lloret de Mar o Platja d'Aro, por ejemplo), también ofrece aún rincones maravillosos donde la locura del ladrillo no consiguió acabar con la magia de lo natural.

Estos son algunos de ellos:

 

Costa Brava Creus1.Un atardecer en el cap de Creus

Un lugar lleno de magia y con una fuerza que parece salir del fondo de la tierra. Del mismo lugar que salieron las negras rocas que dan forma a este paraje singular, el extremo oriental de la península ibérica. El lugar donde los Pirineos se rinden por fin al mar. No es de extrañar que se rodará aquí la película “La luz del fin del mundo”, con Yul Briner y Fernando Rey. Los haces destellantes del faro barren la negritud del cabo como aspas de un molino de luz. Un inglés que quedó colgado de estas soledades compró la vieja casa de carabineros junto al faro y montó en ella un restaurante de aires bohemios en el que deleitarse con un curry o una cerveza bien fría mientras el ocaso se adueña de este paraje irreal.

 

Costa Brava cala Rustella2. Un baño entre cala Rustella y cala Jòncols

Si quieres huir de playas atestadas y clásicas, sigue con el coche desde Roses en dirección a Cala Montjoi, bien por la carretera asfaltada clásica o por la pista del Camí de Ronda que sale desde La Almadraba hacia Punta Falconera. Varios senderos señalizados entre pinadas y roquedos bajan hasta calas de piedra que solo se pueden ganar en barco o a pie; el agua allí es tan transparente como la de una piscina. Una de ellas es cala Rustella (la de la foto), poco antes de llegar a Cala Montjoi (donde estaba El Bulli), muy apreciada por nudistas. Tras cala Montjoi la pista de tierra continúa hasta cala Jòncols y pasa por otras muchas encantadoras zonas de baño poco atestadas (menos en domingos de temporada alta, en los que la marabunta llega a cualquier lado; ya no quedan paraísos secretos, aviso).

 

Costa Brava Rodes3. Monasterio de Sant Pere de Rodes

Cuesta creer cómo los monjes benedictinos lograron levantar un edificio de semejante envergadura en la ladera de una montaña, a 520 metros de altitud, y en la muy lejana Edad Media. Aún hoy, cuando subes en coche los 8 kilómetros de cuestas y revueltas que separan el monasterio de Sant Pere de Rodes de El Port de la Selva, solo el hecho de llegar allí se antoja una verdadera aventura. San Pere de Rodes fue uno de los centros de poder político, económico y eclesiástico de Europa entre los siglos XII y XIII. De aquella época es el campanario románico que sobresale entre las encrespadas cuestas de la montaña y la soberbia iglesia de la foto, única en el mundo, con manifiestas influencias romanas. Como tantos otros monasterios, cayó en el abandono y solo una ingente rehabilitación finalizada en 1999 le devolvió parte de su antiguo esplendor. Una visita más que recomendable.

 

Costa Brava santa Pau4. Casco histórico de Santa Pau

No está en la Costa Brava sino en la comarca de La Garrotxa, en el interior, pero es una excursión clásica y muy recomendable si te alojas en el litoral. Santa Pau ofrece un precioso casco urbano medieval conservado casi a la perfección; si no fuera por la cantidad de coches que llena la plaça Major, te creerías teletransportado en el túnel del tiempo. Y menos masificado que el vecino Besalú. Encontraréis muchas tiendas donde comprar fesols (alubias) de Santa Pau y ratafía de Olot. Y un buen sitio para comer, Cal Sastre, en los soportales de la placeta dels Valls.

 

Suquet en San Ma_55. Un arroz caldoso en San Martí d’Empuries

En la Costa Brava hay cientos de sitios para comer malos y caros; normal en una comarca que lleva viviendo décadas del turismo. Pero afinando un poco también se pueden encontrar locales estupendos donde comer buenos pescados, buenos suquet de peix o buenos arroces. Uno de los mejores que me he tomado estos días es el arroz caldoso que hacen en La Terrassa d’Empuries, en San Martí d’Empuries, un pequeño pueblecito junto a las ruinas de la ciudad romana. Un festín de sabor por 18 € la ración. Aún me resuena también en las papilas gustativas el arroz con bogavante que probé en el restaurante El Far, en el faro de San Sebastiá, de Llafranc; éste con el valor añadido además de tener una de las mejores vista de todo el litoral gerundense.

Hay 17 Comentarios

Interesante articulo de una de las zonas más maravillosas de España: La Costa Brava. Da gusto leer experiencias de gente que nos ha visitado e intenta contarlo publicamente.
Nosotros en GANXO Rent a Car ofrecemos un servicio de Alquiler de coches Costa Brava. Así podrán visitar todos los pueblecitos tan encantadores como Calella de Palafrugell, Palafrugell, Lloret de Mar, Palamos, Platja d'Aro, Sant Feliu de Guíxols, Tossa de Mar, Girona y muchos más!

http://www.ganxovia.com/

Hola Paco Muy buen articulo sobre la Costa Brava pero hay muchísimo mas que ver :)

recomando por ejemplo una ruta hasta el cap de Creus

http://www.selected-property.es/blog/cap-de-creus-una-excursion/

Yo hace poco descubrí uno que me encantó, en la bahía de Colera, el Restaurant Garbet. Al margen de la comida que fue escepcional, la situación del local merece un plus.
Vale la pena visitarlo, aunque la visita es una excursión
http://www.restaurantgarbet.com/

Hola Paco,
Conozco bastantes bien la Costa Brava y todos los lugares que has mencionado son preciosos, pero para mí sería un delito visitar la Costa Brava y no subir al Mirador del Faro de San Sebastián, en Calella de Palafrugell:
http://costabravas.com/es/calella_de_palafrugell/faro_de_san_sebastian

Buenas!

De todos los sitios que indicas, y que algun compañero también ha mencionado, sin duda recomiendo los Jardines de Santa Clotilde en Lloret de Mar!

Los Jardines de Santa Clotilde en Lloret de Mar se encuentran situados al lado del mar, en la Boadella, un paraje de gran belleza. Se encuentran encima de un acantilado con preciosas vistas de la Costa Brava. Santa Clotilde es un claro ejemplo del espíritu novecentista de la época, corriente artística y cultural surgida en Cataluña a principios del siglo XX, instigada por el brillante erudito Eugeni d’Ors.

Hola Paco! Estupenda nota y muy lúcidos tus comentarios. Hace pocos años estuve por allí, y aunque me faltó recorrer muchos sitios que tú recomiendas, ésta zona fué, sinceramente, la que más me ha gustado... lo del tema del ladrillo y las urbanizaciones realmente dá para bombardear todo y volver al estado natural de hace algunas décadas!

Menuda envidia. Me iba ahora mismo a bañarme en esas playas y a comer ese arroz con bichitos riquíiiiiiisimos!

Me gustan todos. También añadiría pueblecitos como Pals o playas como la de la gola del Ter, que son salvajes y poco frecuentadas.

Vaya fotos bellas vistas al detalle,sobre todo el Monasterio que hermosura ,gracias Nieves

Hola......ayer no tuve ni fuerzas para escribir unas letras,tenemos en las Islas sobre todo en estas Orientales ,un calorazo y una "calima"que nos tiene agotados,compadezco a los que trabajan en la calle,desde el sábado y que será hasta el viernes.......espero contarlo.
Ahora de lo que nos enseñas en esa Bella parte de nuestra geografía,conozco alguno pero de hace años,a ver si tengo ocasión de volver......Un saludo desde Fuerteventura Nieves
No se desanimen a venir por aqui esto dura pocos días .vale.

Estupenda crónica de uno de los rincones más bonitos de mi tierra, querido tocayo, y como dices muy bien, por suerte: "también ofrece aún rincones maravillosos donde la locura del ladrillo no consiguió acabar con la magia de lo natural".

Hace no mucho tiempo me acerqué hasta Blanes y su jardín botánico, y recordé cómo de pequeño pasé unas vacaciones en familia por la Costa Brava.
La destrucción del litoral es un hecho en toda la Península, pero desde aquel balcón sobre el mar podía oler el perfume de lugares que aún rezuman autenticidad.
http://pasosypedales.blogspot.com.es/search/label/Blanes

Por fin hablamos de Costa Brava! y no de rincones turisticocomerciales, sólo un detalle, debería recorrer la carretera que lleva hasta Colliure, ya en la Catalunya Norte (Francia), dónde además se puede visitar la tumba de Antonio Machado. Caminante no hay camino.....

me gusta leer los comentarios de la gente porque siempre se descubre o se aprende algo nuevo, pero no me esperaba encontrar publicidad de ruletas y apartamentos.


Algún día iremos. Si, señor. Si es lejano, posiblemente, no habrá ni rincones. Estamos en manos de Arias Cañete, y con esto digo bastante.
Un abrazo.

Las playas de la Costa Brava no tienen nada que envidiar a ninguna playa tropical del mundo. Nos las hemos cargado un poquito pero algunas han sobrevivido :)

Visca la costa brava!

zona maravillosa en paisajes y gastronomía, enamorado de la costa desde llança a cerbere

Apartamentos de Playa Alquiler para Vacaciones
http://www.playarocio.es

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

[email protected]

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal