Paco Nadal >> El Viajero

05 sep 2012

"O me regalas algo o te pongo comentarios negativos"

Por: Paco Nadal

"Esto no va a quedar así." Antón Vázquez, propietario de una casa rural en Galicia se quedó atónito con las intimidaciones vertidas en varios mails enviados por unos clientes que, tras pernoctar en su alojamiento y no quedar satisfechos, le amenazaban con publicar comentarios negativos en la web de Toprural, uno de los mayores portales de alojamiento rústico de España.

A él de momento no le han exigido nada por no publicarlos, pero el foro que los propietarios mantienen en Toprural echa humo por el cabreo del personal ante una práctica que se ha generalizado: chantajear a los propietarios de un alojamiento a la hora de pagar la cuenta con que si no les hacen una rebaja o les invitan otro día, les pondrán comentarios negativos en esa y otras webs sociales.

Chantaje

Al parecer el fenómeno se da sobre todo en casas rurales situadas a entre una y dos horas de Madrid. Es decir, a las que puedas volver fácilmente si le sacas un fin de semana gratis con el chantaje… si vives en Madrid, claro.

Hasta seis dueños de alojamientos rurales a los que les ha ocurrido algo similar se han negado a hablar directamente conmigo; tampoco querían ver publicados sus nombres: prefieren olvidar. Se han dado de baja de ese portal y uno de ellos hasta ha puesto la casa en venta.

¿Hemos creado el más democrático método de prescripción turística o una especie de cheka en la que cada uno puede acusar y vengarse de otro de forma anónima y gratuita?


TripadvisorLo de la compra de comentarios positivos en este tipo de páginas es algo más que sabido. Hace poco una asociación de cocineros italianos amenazó con acciones contra Tripadvisor, la mayor web del mundo de recomendaciones de hoteles y gastronomía, después de que un proveedor tratara de agasajar a uno de sus miembros poniéndole cinco buenas críticas en ese portal. Un tribunal de Francia condenó a Expedia,TripAdvisor y Hotels.com a pagar a la federación de hoteleros una multa de 430 mil euros por prácticas fraudulentas. Y en el Reino Unido la Asociación de Hoteleros británicos emprendió acciones en los tribunales contra varios de estos portales debido también a los comentarios ofensivos. Casos de un dueño animando a toda la familia a poner críticas negativas sobre su competencia para hundirla están a la orden del día.

Pero el chantaje directo en las casas rurales para lograr un fin económico traspasa todas las líneas rojas.


TopruralDesde Toprural, su director de comunicación, Joseba Cortázar, reconoce que sí se han dado estas practicas, a las que define como deplorables, aunque son casos aislados. Y que en efecto hay propietarios que se han dado de baja porque no les gusta el sistema de comentarios anónimos que no se someten a ningún tipo de filtro.

En cualquiera de esas enormes redes sociales de turismo basta con mandar un nombre y un mail, que pueden ser más falsos que Judas porque nadie los comprueba, para empezar a poner a parir a quien quieras sin mayor cortapisa o en el extremo opuesto hacerle elogios tan babosos que sonrojarían a un pavo real.

¿Es tan difícil establecer algún mecanismo de filtro en los comentarios?

“Sería muy fácil”, argumenta Fernando Corral, propietario de una casa rural en la Rioja, “basta con que pidan una fotocopia de la factura para acreditar que en efecto el autor de los comentarios estuvo en ese establecimiento, así de sencillo. O que las críticas negativas se acompañen con una hoja de reclamaciones. Yo las ofrezco a quien no queda satisfecho en mi casa, pero nadie quiere rellenarlas; prefieren el comentario mediático”

¿Por qué no se toman medidas para que quien haga comentarios se identifique por su nombre?, pregunto a los responsables de Toprural: “Nuestra razón de ser y nuestra existencia como negocio es ofrecer lo que busca el viajero: contenidos y opiniones. Y cuantas más opiniones haya más visitas habrá y esto generará más reservas para los establecimientos. De todas formas, de los 160.000 comentarios que hay en Toprural solo el 4% son negativos”

ExpediaVamos, en roman paladino: que si pones el más mínimo filtro o requisito a la hora de comentar, el número de comentarios caería en picado y con él el de las visitas a tu web.

Y así llegamos al quid de la cuestión: nos guste o no estamos obligados a vivir en un nuevo sistema de comunicación que descaradamente ha renunciado a la verdad, al rigor, a la comprobación del dato y a la fiabilidad de las fuentes a cambio del número de visitas. Tantas visitas tienes, tanto más líder eres en tu sector. Y me importa un carajo si es verdad o no.

Tráfico, eso es lo que importa

Alguien podrá pensar que no son más que pataletas de periodistas clásicos molestos con un sistema más abierto y democrático que permite ser opinador y prescriptor a cualquiera. En absoluto. Yo también uso estos servicios y creo que son una gran revolución en el mundo del turismo. Pero mientras el antiguo comunicador experto en una materia (turismo, cine, teatro o gastronomía) firmaba con su nombre, daba la cara y respondía personalmente, estos nuevos comunicadores de la era 2.0 están protegidos por un anonimato que para mi, personalmente, le quita toda credibilidad.   

--------------------------------------------------------------------------------------

AÑADIDO A POSTERIORI (07/092012)

Joseba Cortázar, director de comunicación de Torural, disiente de una interpretación que yo di a su palabras y me ruega que corrija la frase del 8º párrafo: "reconoce que sí se han dado estas practicas, a las que define como deplorables, aunque son casos aislados. Hay propietarios que se han dado de baja por comentarios negativos, pero no le consta que haya sido por este motivo"

No obstante, otras fuentes consultadas para este reportaje me confirman que sí hay dueños de casas que se han dado de baja por la falta de filtros ante comentarios negativos que incitan al chantaje.

 

Hay 193 Comentarios

Hace años que elijo las casa a las que voy a pasar unos días, por medio de Toprural y un indicador para mí importante ,es la opinión de quienes me antecedieron.Nunca tuve problemas y siempre he quedado satisfecho.Los delincuentes inescrupulosos,hay que denunciarlos, no tenerles miedo.

Lamentablemente hay personas sin escrupulos en todas partes http://goo.gl/fb/9qd1G

Bueno, algo como que estés dado de alta en el sistema tipo hostelworld o que al menos salga tu nick y así si ves 10 comentarios negativos anónimos pues ya sabes que hay algo raro...

Al final es una cuestión de confianza. Si te fías de la página será porque has ido a establecimientos recomendados y se te ha dado bien. En el momento que tripadvisor pierda la confianza de la gente, se irá abajo.

Yo de todos modos prefiero recomendaciones de gente que conozco (o de gente que coincida en mis gustos)... algo tipo filmaffinity pero para viajes y actividades por ejemplo... con amigos, almas gemelas y tal... Eso te daría una información mucho más ajustada a lo que tu buscas (y sería más real).

Cualquiera, en cualquier web o portal puede poner una mala crítica, muchas veces cuando he usado ese medio para recabar información, he ido comparando no solo las malas, si no las buenas y algunas tampoco son creibles, asi que en ocasiones solo queda probar fortuna y tener una opinion propia...
www.elrincondelena.com

Hola Paco, no dudo de que existen grandes profesionales como los ejemplos que señalas pero a Boyero se le puede poner a caer de un burro ahora que existe Internet. En blogs, en foros, etc. Ahora Almodóvar puede publicar un twit defendiéndose de la crítica de Boyero o un cocinero puede escribir un blog en el que habla de su establecimiento y se defiende de los críticos. Pero hace 20 años sólo lo podías hacer en la barra de bar. Ahora sí existe réplica real. Y aún más, ahora ha salido competencia a esos expertos oficiales o mediáticos: la inteligencia colectiva, la suma de las opiniones de la gente.

Y fíjate: en tu blog es posible comentar de manera anónima y no por eso has capado o capan en El País los comentarios. Quizás haya limpieza posterior, seguramente (y no me parece mal del todo en algunos casos). Pero lo sensato es, como has hecho tú, participar y responder. Hasta donde yo sé, en Toprural los propietarios pueden hacerlo (y también en otras webs como 11870). Es fácil dejar en evidencia a un troll, muy fácil. Entiendo que no puede ser la ocupación más importante del dueño del establecimiento (casa rural, restaurante, hotel) pero no cuesta tanto. Hay que aprender, claro que sí, y reciclarse, pero creo que el esfuerzo merece la pena.

Y sinceramente, una opinión negativa, por dura que sea, no puede hacer nada contra 30 que son buenas o muy buenas. Creo que se exagera cuando se dice que el pan de las familias de los hosteleros depende de esas opiniones negativas. No, señores, su pan depende de su buen hacer y del servicio que presten (y de la coyuntura económica, claro).

La inteligencia colectiva suele ser bastante exacta. Si un hotel tiene 4 estrellas en una web de opiniones con un número suficiente de opiniones suele ser porque se las merece.

Lo de demostrar que has estado en un hotel es difícil si no has reservado a través de la plataforma en la que opinas. Hay webs en las que funciona así (creo que Booking, ¿no?) pero en general no es la tónica. Escanear una factura no es muy práctico en un mundo inmediato como Internet. No te digo ya mandar una fotocopia. Quizás haya un sistema para hacerlo más fácil y quizás tenga sentido, pero sacaría del sistema de opiniones a los olvidadizos que pierden facturas, a los amigos con los que viajó la persona que reservó y a los que fueron hace seis meses y no guardaron la factura. Quizás sea buena idea borrar comentarios que se han demostrado completamente falsos. Creo que ambos sistemas (anónimos vs clientes demostrados) tienen sus fallos pero creo que es mejor dejar hablar incluso a los anónimos porque existen mecanismos de defensa. Los usuarios saben leer entre líneas las opiniones y hacerse una idea de lo que es verdadero y lo que es falso. Y el propietario tiene el derecho a réplica. Incluso puede aprender de esas opiniones, descubrir qué falla en su establecimiento, descubrir qué buscan sus clientes.

Javi, aún estando de acuerdo en cosas que planteas no estoy de acuerdo en el fondo. Es cierto que siempre hubo y habrá periodistas expertos en algún tema que se dejan influir. Pero de ahí a que no dan la cara, te equivocas. Boyero es Boyero y puedes afearle sus opiniones donde quieras. Capel es Capel e ídem de lo mismo. Yo doy la cara: me puedes abroncar en un montón de sitios, empezando por este blog, si no te gusta lo que digo... porque doy mi nombre y pongo mi cara. Intento ser todo lo 2.0 que puedo, creo que vivo en el mundo actual, lo uso y lo disfruto, acepto todas las ventajas de la nueva comunicación y vivo de ella... pero lo que no acertaré a comprender es por qué el hecho de usar una nueva herramienta nos obligue a renunciar a principios que creo básicos: si opinas, di quien eres, identificate. No solo es de lógica, es de sentido común y de honradez. ¿Ser 2.0 implica que vale el insulto, la amenaza o la chanza parapetados tras un cobarde anonimato? Si es así, conmigo que no cuenten. Creo que se pueden abrazar las nueva tecnologías sin renunciar a ciertos principios que no son solo del periodismo, son de la vida misma. Me parece muy bien que usemos nicks en conversaciones tontas en FB, en chats etc. pero piensa que en el caso que nos trata estamos hablando de negocios que tiene detrás familias, ahorros y sueños. Si ellos se la juegan, ¿por qué no ha de jugársela y ser transparentes quienes pueden criticarlos? Si demostrar al menos que estuviste en un hotel para ponerlo a parir desbarrando todo lo que se te antoje es del siglo pasado yo me quedé en el siglo pasado.

Una cosa más. Es mentira que los antiguos comunicadores dieran la cara. Sí, firman con su nombre pero ¿cómo se le replicaba? Muchos de esos comunicadores, por cierto, han sido comprados, muchas de las recomendaciones que aparecen en medios no son más que publirreportajes pagados por las cadenas hoteleras o por la agencia de viajes de turno. Y así con todo. Esto es algo que pasa con toda la crítica en los medios tradicionales, desde la literaria hasta la gastronómica. Restaurantes que invitan a comer, editoriales que envían libros gratis a cambio de una reseña... Etc., etc.

¿Que se está empezando a comprar opiniones de viajeros? Eso no es ni más ni menos que la adaptación del viejo sistema al nuevo. Un sistema, el de ahora, que a mí entender es más democrático y cercano, porque la gente que opina es gente como yo, no "expertos" en la materia.

Y mi experiencia es que cuando un establecimiento se lo curra y hace bien las cosas, tiene buenas opiniones. En general los mejores votados en webs como Toprural, 11870 o similares suelen cumplir con las expectativas. En mi caso, además, correspondo a ese buen hacer con una buena opinión en las páginas que uso para informarme.

El sistema de opiniones (con anónimos incluidos) no es perfecto, pero es mejor que lo que había. Es hora de adaptarse y hacer bien las cosas. Y punto.

Buenas tardes,
Un articulo muy interesante y constantemente sometido a debate este asunto de "los comentarios".
Llevamos unos años sujetos a este "chantaje" de los comentarios por parte de los distintos portales de turismo que merodean por internet. Los usuarios no son al 100% los culpables, ya que todos hemos estado en diferentes hoteles, restaurantes, clubs, etc. y en unos más que en otros hemos tenido mejores o peores experiencias y no por ello buscamos un medio para publicar nuestra opinión. Esto hasta el momento lo hacen los profesionales de cada sector y nosotros como usuarios si queremos nos guiamos por sus opiniones y sino como es mi caso utilizamos nuestro propio criterio que es en definitiva el que más satisfacción nos brindara.
Decía que los usuarios no son los culpables ya que el sistema se lo brinda en bandeja y además sin dilación, me explico, todos estos portales, que por cierto los financiamos nosotros, o sea, los empresarios hosteleros. No tardan nada en enviar o dar la posibilidad al usuario de publicar un comentario en su web, incluso algunos escrudiñan con cuestionarios al respecto la manera de encontrar algo negativo en la estancia de dicho usuario y repito los financiamos nosotros, bien con cuotas directas o bien mediante comisión por reservas. Ya lo creo que es indignante, incluso para ciertos comentarios constitutivo de delito por injurias.
La cuestión es que los establecimientos que estamos sujetos a este tipo de comentarios acabamos trabajando para ganarnos el "buen comentario" y por desgracia nos vamos apartando del objetivo de mejora continuo que debe imponerse en nuestro quehacer diario, para acabar comprando un "comentario". Que les puedo asegurar que es de lo más sencillo contentar a un cliente para que escriba o puntue altamente su experiencia.
En conclusión, pienso que el dicho de "zapatero a tus zapatos" le va al pelo a este asunto y quien debe evaluar a nuestros establecimientos son los comunicadores expertos y estas webs publicar sus conclusiones si lo consideran oportuno.
Detras de cada establecimiento hay familias que viven de ese trabajo y por culpa de comentarios, que la mayoría de las veces son infundados pueden llevar al cierre de dicho establecimiento y en consecuencia mandar a casa a numerosos buenos profesionales del sector, ¡ debemos pensar en ello antes de escribir nada que pueda dañar irreparablemente la imagen de un establecimiento, si tenemos quejas hay infinidad de medios para hacerlas llegar a los organismos que velan por mantener la calidad, categoría,etc. de los establecimientos y ellos son los más efectivos a la hora de obligar a corregir las incidencias detectadas.
La opinión es, como bien dice el articulo de Paco Nadal para los expertos comunicadores, que los hay en todos los soportes y dejemos que tambien hagan el buen trabajo que hasta el momento estan haciendo.
Saludos

A mí me resultan muy útiles las opiniones. Hay que saber entenderlas. Como dice alguien por ahí, no fiarse de los 1 ni de los 5 y hacer una media mental del resto de opiniones. Cuando todo el mundo comenta que la ducha tiene fugas o que el paisaje es espectacular, tiene toda la pinta de que es verdad. A los comentarios que van a hacer daño o a dorar la píldora se les ve a la legua.

Creo que el usuario está aprendiendo a servirse de la Red cada vez más. Yo ya prácticamente no compro ni reservo si no hay opiniones, directamente lo ignoro. Y procuro comprobar varias webs (de turismo rural o de hoteles) para ver cómo son las opiniones en esas páginas.

Que hay imbéciles en todas partes, está claro. Que hay malas personas, también. Pero sus opiniones se pierden entre las opiniones del 90% de la gente que es honesta. Y pedir una fotocopia para opinar es de otro siglo.

Vaya por delante que soy partidaria de que el cliente deje su opinión,tanto si lo hace en el Alojamiento,como en el lugar donde ha contratado o visto la Casa/Hotel.
Sin embargo no es Toprural un ejemplo de comentarios fiables(perdón Joseba)ni lo es con respecto a lo negativos(pueden ponerlos cualquiera)ni los positivos que también puede ponerlos quien guste.
Esto resta calidad al Portal,algo que con el tiempo se volverá contra ellos. Podemos engañar un tiempo,pero no podemos engañar todo el tiempo.
Pero no solo Toprural "hace trampas" también las hacen los propietarios.
Chantaje? lamentable,en nuestra Casa hemos recibido dos amenazas de clientes de Toprural,una por desacuerdo en el comportamiento de esos clientes y otra por una cancelación,sin embargo es algo normal y no me preocupo demasiado,ya que con clientes identificados,denuncia y juzgado,no hay otra.El problema surge si la opinión es anónima o falsa.
De estas actitudes no es culpable el 2.0,ya existían.
Hace años en Lanzarote, los turistas que venían de una determinada Agencia,tomaban fotografías de obras a 20 km con el fin de denunciar que la tranquilidad en la Villas no era la prometida,ya que la Agencia les ofrecía una semana gratis.
De esta actitud no es culpable Toprural,pero de ofrecer un sistema poco fiable al viajero,si
Son muchos los clientes con los que comentamos el tema y la desconfianza crece.

Llevo muchos años en Toprural,desde su inicio,solo tengo 50 comentarios mientras en mi web mas de 300,no le pido jamas a un cliente que deje un comentario ,debe ser voluntario y espontaneo
Por supuesto Booking ofrece mayor fiabilidad,pero no poder replicar lleva a que un cliente equivoque la Casa y la líe .tengo un compañero al que un cliente le atribuye un camino largo y horrible,esta a pie de carretera.
Tripavisor,sin comentarios ,dejen allí todo lo que se les ocurra,que cuela,je,je
No es necesario que nadie envíe la factura para poder opinar,hay mecanismos de sobra para controlar los falsos comentarios.Otra cosa es que Toprural este interesado.No lo esta.

La credibilidad de los usuarios, creo yo, de 'blogs' en sus correligionarios y 'amigos-bloggers' es casi total. Tus considerados 'amigos' te seguirán a donde tu les recomiendes, y ese seguidismo puede producir efectos malsanos cuando alguien que lo sabe (y es un cretino) lo utiliza en contra.
Los sitios como 'TripAdvisor' se basan en este fenómeno, y el cretino de turno lo sabe. Sabe del soterrado poder de 'TripAdvisor' y lo utiliza en contra, ¿de quién?, de los que salen beneficiados: los hoteles o restaurantes, sometidos como están éstos a criterios personales.
Lo de las 'redes sociales' es ¡la polla!. Yo hundiría 'feisbuk' y similares, pero........
La libertad siempre puede mal-utilizarse. ¡Así es la naturaleza humana!.
Abrazos varios.

Muy interesante. Nosotros en nuestro blog de rutas por el Pirineo hacemos comentarios de refugios, hostales, hoteles, restaurantes, bares...y jamás se nos ha ocurrido pedir nada a cambio. De hecho, la gracia es alojarte o comer en un sitio como cualquier otro cliente, sin mencionar que vas a hablar de el en un blog, para que así te puedas llevar la misma impresión que cualquier otra persona. Es la única manera de que tus seguidores confíen en tu criterio. http://martaviladotydanielcalleja.blogspot.com.es/

¿Y por qué el objetivo de los comentarios negativos no los borra en su muro o de su perfil?

Eso para empezar y para terminar....

¡¡¡ es la única forma de denuncia que los pobres consumidores tenemos y que sea rápida y eficaz !!!

Hay que ser cutre, ruin y mezquino para chantajear a nadie...haya sido la experiencia positiva o no.

Más control a la hora de publicar comentarios ( tanto positivos como negativos) por parte de ese tipo de portales evitarían muchas situaciones "raras".

Me parece lamentable este tema. No obstante esta la otra parte la de la crítica pagada. A veces nos señalan restaurantes fantasticos o hoteles de ensueño y nos encontramos con establecimientos cutres y comida mejorable. Todos conocemos como se mueve el mundo de la publicidad y si farmaceuticos , médicos y nutricionistas se prestan al juego de hacernos tomar determinados productos, la mayoría placebos, pero por los que pagamos mucho dinero, ¡Qué ocurrirá en hoteles y restaurantes cuando los gurús de los diarios son los que hacen publicidad!

Yo trabajo en un parque temático de Madrid. Como responsable de taquillas, accesos y atención al cliente recibo este tipo de amenazas todas las semanas, al menos una. Cada vez son más los adultos (por llamarlos de alguna manera) que nos amenazan con esta práctica solo para conseguir algun beneficio con respecto del resto de los clientes. La mayoría de los casos ocurren al final de la jornada, pero en más ocasiones de las que puedo contar con los dedos de la mano esto ha ocurrido a escasos 30 minutos de que el cliente compre su entrada.

Mi mensaje para estos clientes es claro: ¡Adelante! Casi hasta les dejo mi ordenador. No es que no me importe la presencia de nuestra marca en internet, más bien lo contrario, pero nunca permito que me amenacen. Prefiero sus malas crítica a saber que he contribuido a que semejante calaña se salga con la suya...

La bajeza del ser humano parece no tener límites. Muy triste.

A Joseba Cortezar:
Es triste comprobar lo alejado de la realidad que te encuentras respecto al funcionamiento de tu propio portal. Quienes pagamos las fichas somos los alojamientos, un poco de protección frente a determinadas situaciones y el beneficio de la duda hacia los propietarios, y no hacia los usuarios, sería suficiente. Si mi alojamiento recibe una opinión negativa de quién ni siquiera se ha alojado en nuestra casa, y yo lo denuncio ante Toprural, lo menos que podríais hacer es poner el comentario en cuarentena. Ya ni siquiera os pedimos que sea el usuario quien demuestre la veracidad de la estancia, nosotros nos ofrecimos a demostrar la falsedad de la misma, para proceder a la retirada definitiva del comentario, y ni por esas.
Y sobre el derecho de réplica, no sirve de nada. Solo si el usuario entra de nuevo en el portal se enterará de que el alojamiento le ha replicado, porque de no hacerlo, Toprural no avisa al usuario de que el alojamiento le ha respondido, según palabras textuales de Toprural, "para no alimentar la polémica".
Así que, lamentablemente, el 4% de las críticas negativas no justifica el poco interés que Toprural pone en solucionar los problemas que opiniones falsas generan en nuestros alojamientos.

Estoy de acuerdo, el anonimato en internet y la búsqueda de tráfico ha dejado de lado cosas importantes como la veracidad de información. Vivimos en la era de la "DES-información" y cualquiera puede poner lo que sea en internet sin tener que dar cuentas de si es cierto o no.

Personalmente, cuando leo críticas en tripadvisor y parentela ignoro las de 1 estrella y las de 5 y busco las de 2, 3 y 4 que suelen ser (aunque no siempre) por personas que realmente quieren dejar una opinión y no subir o bajar la calificación de un lugar..

Creo que el tema de los comentarios está cambiando. Personalmente cada vez veo más propietarios que responden personalmente. Evidentemente, si hay comentarios negativos, puede pasar que alguno sea mentiroso o vengativo, pero hay otros que se quejan de cosas concretas y que el propietario reconoce tomar nota. Para mi es importante fijarme en ambas cosas, un propietario que agradece un comentario positivo pero a la vez responde con educación y reconociendo posibles problemas con leña, horarios, comida o temporatura del agua. En USA los hoteles dedican mucho tiempo a responder los comentarios en TRipadvisor.
Otra manera es mirar el historial de los opinadores. A mi alguien que es demasiado escueto o siempre habla bien o mal de los sitios no me interesa. Me fijo en cuántos comentarios ha hecho en tripadvisor, los lugares donde ha ido, etc. Para viajes importantes dedico bastantes horas a mirar alojamiento, no es una cuestión de dinero sino de buscar lo mejor para mis preferencias.

Yo creo que al final ese tipo de comentarios deshonestos salen a la luz y se nota cuando alguien dice la verdad y cuando se fuerza la situación...

Creo que en la mayoría de los casos los comentarios negativos "forzados" o directamente falsos se detectan fácilmente si se comparan con el resto de comentarios de una web o establecimiento.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal