Paco Nadal >> El Viajero

08 oct 2012

Fernando de Noronha, el paraíso al que aún no ha llegado internet

Por: Paco Nadal

Dois Irmaons
Llevo varios días ya en la isla brasileña de Fernando de Noronha, pero apenas hay posibilidad de conexión a internet aquí y no he podido postear con la frecuencia con la que suelo hacerlo.

Lo primero que debería hacer por tanto es situarlo por si alguien no ha oído hablar antes de este remoto lugar: Fernando de Noronha es un pequeño archipiélago formado por 21 islas en el Atlántico sur, a unos 360 kilómetros de la costa continental brasileira. Solo la isla grande, conocida con el mismo nombre que el archipiélago, está habitada. Unas 3.200 personas viven aquí con absoluta dependencia del continente: no se produce nada en Noronha más allá de pesca y un poco de agricultura de autoconsumo.

Lo segundo que debería decir es algo que llevo deseando contaos desde que el avión que me trajo de Recife dio una vuelta panorámica antes de aterrizar. ¡Noronha es una de las islas más bonitas que he visto en mi vida! Y he visitado unas cuantas gracias a mi trabajo. Díos mío, ¡qué paisajes! ¡qué playas! Y no estoy abducido por una especie de síndrome de Estocolmo.

Noronha es una archipiélago volcánico, restos de un viejo volcán que emergió hace millones de años desde 4.000 metros de profundidad para sacar su cresta erosionada por encima del oleaje del Atlántico sur. Hay un gran pináculo de basalto, el Morro de Pico, que se eleva por encima de la isla grande como un tótem de piedra visible desde cualquier punto. Ejerce una atracción magnética porque siempre está presente en el horizonte, pero cambia de forma y color según el lugar desde donde lo mire. Junto al Morro do Pico, otros pináculos menores personalizan el skyline del archipiélago y le dan un toque de misterio, un cierto halo de parque Jurásico pero con delfines en vez de dinosaurios.

Cachimba do Padre

Por debajo de ellos se abren playazos de interminable soledad rodeados de bosques de flamboyanes, mulungus y amendoeiras y de negras paredes volcánicas que contrastan con el dorado de la arena y el verde turquesa y el azul cobalto de las aguas. Y todo, sin un solo atisbo de urbanización, ni intervención humana que lo malogre.

Aunque Noronha vive del turismo, la mayor parte de su territorio está declarado Parque Natural Marinho y afortunadamente el gobierno brasileño mantiene un férreo control de entradas de turistas y nuevos residentes para que la población no se dispare ni la demanda supere a los escasos recursos isleños.

Por ejemplo: no puede haber dentro más de 600 turistas a la vez (se permiten picos de mil en casos muy concretos), los nacionales no pueden venir a vivir a Nornoha a no ser que se casen con alguien local o lleguen con un contrato de trabajo. Pero para contratar a un nuevo trabajador, antes hay que certificar que al que se le extinguió el contrato sale de la isla. Lo mismo ocurre con los bienes: si te quieres comprar un nuevo coche o una nueva lavadora, tienes que enviar el viejo al continente en barco. No se permite la construcción de macrohoteles o complejos turísticos y todo el alojamiento es en pequeñas posadas más o menos familiares e integradas en el entorno.

La basura no orgánica se lleva a Recife en barco y el agua se obtiene de una desaladora ya que no hay en superficie.

Como me contó alguien que la conoce bien: Noronha es una excentricidad en la historia de Brasil. Y aún hoy continúa siendo una bellísima excentricidad en medio del océano, un pequeño paraíso natural que fue usado como presidio durante 200 años.

Claro que, como casi siempre pasa, el paraíso tiene un precio. El “pero” de Noronha es que no es un destino barato. Pero ni para el turista ni para el residente. Todo lo que hay aquí, desde el agua embotellada a un tornillo hay que traerlo de Recife. Y eso se paga. También el hecho de que exista “númerus clausus” dispara los precios porque hay más demanda que oferta.

Pero de estas cosas, de Noronha como destino de buceo, del parque marinho y de los personajes que estoy encontrando por aquí hablaré en los siguientes post (lo digo sobre todo para esos intransigentes que se rasgan las vestiduras en los comentarios como si hubieras ofendido a la patria porque no cuentas todo lo que ellos consideran relevante sin darse cuenta de que esto es un blog, no una enciclopedia).

Pájaros y morro pico

Cachimba 2

Hay 36 Comentarios

estoy en este momento abordo, mañana sale la regata a noronha, estoy muy ansioso de conocer el archipielago,somos 4 argentinos, mis capitanes vienen desde buenos aires y yo me subi en salvador, y me bajare tambien en salvador, el viento no es de lo mejor estos dias , pero alla estaremos

En lugares como este, es imposible sentir que te falta algo. Envidiable el ejemplo de protección de estos paraísos.Excelente artículo !. Un lugar más al que añadir a nuestra lista de futuros destinos.

http://www.siulerviajesyfotos.blogspot.com

Soy brasileño y todavia no he visitado a Fernando de Noronha. Pero, leyendo a su artículo, me quedé con ganas de conocerlo, porque hace tiempo oygo de sus atractivos naturales. Y hay muchos en Brazil, así como em España, que me encanto mucho..

Vaya, increíbles playas para una de mis aficiones.....volar mi cometa....a ver si escribo un post con las playas en las q he volado mi preciosa cometa azul....
Kirjoitanblog

Sitios preciosos como el archipiélago brasileño de Fernando de Noronha son un gran ejemplo de respeto por la Naturaleza. Las restricciones son duras
pero seguramente necesarias para salvaguardar las islas.
Maravillosa la foto de las gaviotas. ¿Cuánto tiempo tardaste en realizarla?

Saludos

{Perdí 13kg estos últimos 45 días. Te explico mi método para *PERDER* *PESO* en este VIDEO GRATIS: http://su.pr/1xuU15

realmente un paraiso cuanto daria por poder vivir en ese lugar,realmente impresionante

Excelente artículo como siempre, maravillosas fotos y sobre todo, tu prosa tan cercana.
Cada vez que voy a Brasil, por trabajo (mi trabajo lamentablemente no me permite conocer este tipo de sitios...), y me paso una semanita entre los rascacielos de Sao Paulo, mis compañeros de allí me ponen los "dientes largos" con este precioso lugar. A ver si llega el gran día en que puedo visitar Brasil no por trabajo, sino por placer y poder pisar esas playas....
Eso sí, habrá que ahorrar antes porque el real está disparado....y encima que Brasil está caro, no quiero ni imaginarme estas islas....
https://viajocomprando.wordpress.com/

Paco!! Como siempre, envidia, mucha envidia!!! Yo de mayor quiero ser como tú!!!!!
Besos!

Muy grande Paco! Me quedé con las ganas cuando estuve en Pernambuco, que se me escaba del presupuesto (por cierto, he flipado con las críticas a tu anterior post).
Disfruta las islas tú que puedes!

¿Era un presidio? Pues, por lo que cuentas, como no lo vuelvan a reconvertir en tal, me da que no estará al alcance de mi bolsillo por los 'jamases'.
Fotaza la de los pajarracos, me encanta. Y ya veremos lo que nos regalas cuando te pongas la escafandra.
La diosa Fortuna te acompaña, amigo. Besos

¡Qué maravilla...! Es un sitio realmente paradisíaco.. Cuentas cosas muy interesantes de unas islas de las que no conocía nada y me encanta. Me ha parecido muy curioso el sistema que siguen para que no aumente la población descontroladamente :-) http://www.fogg.es

Apuntado como posible destino por si tenemos que huir de Españistán :D

Por el bien de la humanidad, espero que siempre existan remansos de paz como este a donde no llega la tecnología. Un saludo.

http://devacacionesnosvamos.blogspot.com.es

¡Qué maravilla, Paco! Yo pasé mi luna de miel en Brasil y estuvimos a punto de ir a Fernando de Noronha pero no nos daba el presupuesto así que nos quedamos con las ganas. Tendrá que ser para la próxima visita a Brasil porque pienso volver!
Besos!

Ohhh! que maravilla de lugar... siempre se descubre algo nuevo sobre todo si viene de grandes viajeros. Gracias por compartir este rincón con nosotros. Jejejeje, ya me gustaría poder ser unos de esos 600 turistas... Para apuntarlo en nuestra lista de viajes especiales... Un abrazo y a seguir viajando..

buenos dias!! yo lo visite hace años y me quede con la misma impresion: fernando de noronha es uno de los pocos paraisos perdidos del mundo! impresionante!!

Uno de los lugares que visitaré antes de morir. Está en mi top 5 de futuros viajes. www.asolasconelmundo.wordpress.com

Gostaria de elogiar o artigo, e dizer que há sim internet na ilha, mas muito lenta. Vai depender da pousada! Fiquei na pousada Triboju que é uma das melhores !!!
Desculpe-me por não comentar em espanhol. Grande abraço!

Vaya maravilla de lugar, y nosotros por aquí alargando la agonía de nuestras costas permitiendo las construcciones a pie de playa.

Carla
www.lasbolaschinas.com

que lindo lugar, excelente para descansar y olvidarle de los negocios e internet, cuando el internet llegue dejará de ser un paraíso http://goo.gl/fb/p4VWu

¡Madre mía, qué lugar! Verdaderamente es para no necesitar Internet. http://pasosypedales.blogspot.com.es/

Qué belleza de playazos, como dices tú...Me encantó el Morro de Pico y todo lo demás. Buen detalle la foto de las aves y el Morro en blanco y negro.
Curioso, los presos estuvieron en "la isla más bonita del mundo", Goreé y Zanzíbar también tuvieron otras prisiones...
Me parece perfecto que no dejen construir macrohoteles, así no estará deteriorada para cuando consiga ir algún día, si los recortes se frenan...
Sé de la isla por nuestro amigo común Lorenzo, que lleva más de dos años dando la vuelta al mundo y tiene un blog en la comu. Disfruta y cuéntanos. Besos hasta tu mar.

Qué belleza de sitio!! Me encantaría poder viajar hasta ese lugar, sobre todo después de ver estas fotos y lo que cuentas.

Saludetes.

Estuve en la isla hace 3 años y realmente es como Paco lo cuenta... Solo un par de detalles: en la posada donde me hospedé (muy simple) tenía conexión de Internet sin problemas; no obstante, acabé desconectando hasta del mundo exterior, pues la belleza del lugar invita a olvidarse de todo, relajarse y disfrutar. El otro detalle en plan cotilleo es que la isla os tendría que sonar también, si leéis la prensa rosa, porque en ella fue donde se vio por primera vez a Javier Bardem y a Penélope juntitos en plan tortolitos. Ni refugiándose en Fernando de Noronha pudieron escapar de los paparazzi....

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal