Paco Nadal >> El Viajero

18 sep 2013

12 cosas nunca deberías hacer en un safari

Por: Paco Nadal

Safari pelo
Los safaris por África para ver animales están cada vez más de moda. Pero os sorprendería ver la de gente despistada que te encuentras por aquÍ. Unos bajan del avión ya acojonados porque creen que en África todo lo que se mueve, mata. Otros piensan que están a "Memorias de África" y bastantes llegan pensado que esto es un zoo, pero a lo bestia.

Aquí va un manual de uso rápido para safaristas principiantes con aquellas cosas que NUNCA deberías hacer en un safari: 

Safari cebras1. No entres en pánico cada vez que veas un mosquito. Todos los mosquitos de África no son pérfidos anopheles agazapados tras una maceta y dispuestos a transmitirte la malaria. Es imposible que pilles la malaria nada más poner un pie en el aeropuerto.

2. No te refresques en la orilla de un río ni metas lo pies en charca desconocida sin consultar antes con la gente local, puedes acabar siendo la merienda de un cocodrilo.

3. No tortures al guía con preguntas tipo: “¿Lloverá mañana?”

4. No tortures al guía a la hora y media de empezar el safari diciéndole que no has visto aún animales. África no es un zoológico y los bichos viven y comen donde quieren, no siempre delante de tu camión.

Safari fotografos

5. No te empeñes en sacar un primer plano de un leopardo a un kilómetro de distancia con tu cámara compacta de 150 euros. Hay cosas que además de imposibles... son absurdas. Siempre te podrás descargar una gratis en Google.

6. No te vayas a dar una vuelta por la noche para ver las estrellas alrededor del campamento. La hamburguesería de la selva se abre por la noche y todos los carnívoros andan a esas horas buscando un whooper doble con queso y cebolla.

7. No pienses que en África hace siempre calor. Según que épocas y que zonas puedes pasar más frío al caer la noche que en Siberia.

8. No te guardes el paquete de jamón pata negra empezado en la tienda: es mejor compartirlo con los colegas que atraer con el olor a todas las hienas del barrio.

9. No pretendas que los horarios y los programas se cumplan como si estuvieras de visita a Suiza. ¡Esto es África! Los ritmos son otros.

Safari salacot10. No es necesario que te vistas como si fueras el doctor Livingstone. Con que lleves ropa cómoda y fresca es suficiente. El salacot está ya muy pasado de moda.

11. No te empeñes en acercarte a las crías de elefante o búfalo para hacerte una foto. Su mamá se va a cabrear… y mucho.

12. No eches a la mochila todo tu fondo de armario. Te sorprendería saber cuánto puede durar puesta una misma camiseta en un safari. Aprende a amar el placer de vivir rebozado en polvo.

Safari león

Todas estas normas se reúnen en una sola: ¡Hakuna matata! (no te agobies). En África todo tiene solución.

PD: como veís, sigo por África, con Cadena Ser Viajes y Endake. ¡Adoro este continente!

Hay 18 Comentarios

Joe...Paco, me he (descojonado) y perdona el calificativo, pero todos esos consejos se deben, digo yo, a que has pasado por la rutinaria rueda de preguntas de cuando uno se encuentra en pleno safari africano. Me encanta la foto que has seleccionado para dar la entrada y no me queda otra que mandar ese maravilloso poema al que hacen referencia la escena. Bon voyage, Monsieur Nadal!!!

The Rime of the Ancient Mariner
by Samuel Taylor Coleridge (1772 - 1834)
(...)
Farewell, farewell! but this I tell
To thee, thou Wedding-Guest!
He prayeth well, who loveth well
Both man and bird and beast.

He prayeth best, who loveth best
All things both great and small;
For the dear God who loveth us,
He made and loveth all.

The Mariner, whose eye is bright,
Whose beard with age is hoar,
Is gone: and now the Wedding-Guest
Turned from the bridegroom's door.

He went like one that hath been stunned,
And is of sense forlorn:
A sadder and a wiser man,
He rose the morrow morn.

Cosa que no hacer... Ir de safari cuando no te gusta la naturaleza... jejeje. Ya en serio, me refiero, la gente podría o ir con la cabeza abierta a aprender de los guías y de otros viajeros o entender lo de que no es un zoo... Ni los animales nos estarán esperando cada vez que empezamos un tour... ni hacen tonterías tipo en una colonia de focas de Islandia que vi y escucho a unos españoles... pues vaya, si no hacen nada! claro... duermen y descansan... no se van a poner a jugar con la bolita como en el zoo...

Y no... los animales en África no están todo el día comiéndose entre si... para ver un ataque de algún depredador (que aún así la mayoría acaban en evasión) hay que tener mucha suerte...

Saludos!

Recien llegados de nuestro segundo safari sigue siendo nuestro lugar favorito del mundo.
Aunque a veces la gente te sorprenda diciendo que está decepcionada porque no puede bajar a tocar los cachorritos de león :o
Gente que no sabe lo afortunados que han sido por poder ver manadas con cientos de miembros pastando o leones descansando con sus crías... y se aburren.
Personas que devuelven el plato 5 veces (no es exageración) porque no están seguras de los ingredientes de la tortilla y sacan al cocinero de sus casillas, ¡estás en mitad del Serengueti hay que ser menos exigentes y más tolerantes!
Jeeps que se cruzan en el camino de los animales, interrumpiendo la búsqueda de sus crías.
Turistas que se ponen a gritar a un búfalo y terminan con el jeep merecidamente reventado.
en fin, que estamos enamorados de África, pero la gente a veces le quita protagonismo a la naturaleza.
http://notasenmilibretaviajera.blogspot.com.es/2011/07/un-safari-por-kenia.html

pero tranquilos...a las 24h ya está integrado y empiezas a disfrutar de la luz del día, las noches estrelladas, el paisaje que se pierde en el horizonte, el atardecer en el delta, el trote de las cebras, las pestañas de la jirafa .... y del delicioso pastel, que te han hecho los nativos que te acompañan, para celebrar tu cumpleaños!! Eso sí que ya no se te olvida!!! Besos.

jaja, excelentes consejos ..
suele pasar qeu uno quiere sacarse una foto con una cria, pero para los padres puede parecer peligroso ..

:)

Qué bueno Paco!!! Y qué envidia que sigas aún por allí...

- No te pelees con los bufalos que han bloqueado la puerta del baño, de verdad que no pasa nada porque en ese caso mees en la puerta de tu tienda, todos lo hemos hecho alguna vez!! Y sí, todos esos puntos brillantes en la distancia son ojos de hiena, menos mal que te comiste el jamón!!

- No creas que un malestar general y una fiebre baja no puede ser malaria. Puede serlo, y no necesitas pasar dos meses choff para sugerirlo. Si en Africa tienes fiebre, has estado en zona de malaria, y has sido acribillada a pesar de todas las precauciones, míratelo.

- Cuando has ido por tu cuenta y no tienes quien te presione, no seas vago. Madruga. No te pierdas ni un solo anochecer. No te pierdas ni un solo atardecer. Pasa horas alrededor de las charcas protegidas. Lo que vas a ver en Africa es innolvidable. Esos momentos en los que tus amigos se han ido a darle a los gintonics (ya sabeis, por aquello de la tonica y la malaria...), y aparece el tan hermoso leopardo... Para toda la vida.

- Cuando lleves guía no permitas que esté constantemente por la radio con los otros guías compartiendo hallazgos. Para agobiar a un par de leones detrás de otros seis 4x4... mejor te buscas tus leones, te hará más ilusión si lo logras.

Paco, que bien leerte, nos haces disfrutar

Jajaja. Me encanta lo de "¿Mañana lloverá? En África y en época seca. Estuvimos este año en Brandberg-Namibia y nos dijeron que allí hacía 3 años que no llovía (ni en época seca ni en húmeda). Y lo del frío es completamente cierto. No recuerdo haber pasado tanto frío durmiendo en años, con 5 capas de camisetas y un buen saco de dormir.

Buenísimo post.
¡Doy fe que estás preguntas se han hecho una y otra vez durante el safari!
¡Y lo que da de sí una camiseta.... os sorprendería!
¡Un saludo desde Endake!

buenos consejos :)))

tiene que ser una pasada hacer un safari por Africa...:)

- "Elemental, querido Watson", que diría aquel.
Hoy, aunque en tu linea, se te nota más simpático, so 'joio'.
Un abrazo, compañero.

Yo si me encuentro un elefante de frente, en lo que menos me fijo es cómo tiene las orejas.

Bueno, si el elefante tiene las orejas desplegadas no hay que ponerse de los nervios porque no atacará de verdad. Cuando hay que cagarse es cuando pliega las orejas.

#2.-No te refresques en la orilla de un río ni metas lo pies en charca desconocida sin consultar antes con la gente local, puedes acabar siendo la merienda de un cocodrilo. #6.- No te vayas a dar una vuelta por la noche para ver las estrellas alrededor del campamento. La hamburguesería de la selva se abre por la noche y todos los carnívoros andan a esas horas buscando un whooper doble con queso y cebolla.
Qué nivelazo.!!! No me puedo creer que Ud. esté al frente de algo ó de alguién, inadmisible. Las bromas pesadas para la más estricta intimidad en un medio tan serio y politicamente correcto.

13 Que no se te ocurra bajarte del jeep para "hacer la foto más cerca", que luego pasa lo que pasa . Ni cabrear a un animal salvaje para hacerte el gracioso. Encima pones en riesgo a tus compañeros de safari http://www.youtube.com/watch?v=iPdGYVNd2qQ

Ja ja ja ja. ¡Lo ha clavado! No se me ocurre ninguna más. ¡Sí! No te pongas entre un hipopótamo y el agua.

Yo de momento te digo que se me habria llenado la tienda de hienas!!

Creo que todos los que alguna vez hemos tenido la suerte de vivir un safari hemos caído en alguna de esas cosas...;)
Eso sí, a partir del segundo día...pole, pole...

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal