Paco Nadal >> El Viajero

06 mar 2014

Mi bella historia de amor con una aurora en Tromsø

Por: Paco Nadal

Aurora boreal en Tromso 2-Paco Nadal
Existen pocos fenómenos atmosféricos más fascinantes, enigmáticos e imprevisibles que las auroras boreales. Puedes viajar al otro extremo del mundo, empeñar tus ahorros y tu tiempo en la empresa, pasar noches enteras al raso y semicongelado… y volverte de vacío sin verlas. Y puedes tener la suerte del novato y la primera vez que llegas a una zona propicia, te las encuentras flameando en el horizonte, como una bandera de gas fluorescente que alguien colgara del cielo cada noche.

Algo así me acaba de ocurrir en la Laponia noruega, por donde he estado viajando estos días en motonieve y en trineo de perros. Cada noche salía a la intemperie, abrigado como para escalar el Everest y armado con cámara y trípode. Lo mismo que hacían otros cientos de viajeros que llegan en invierno hasta Tromsø, la mayor ciudad noruega en el Círculo Polar Ártico, atraídos porque en estas fechas y en esta latitud tan septentrional las probabilidades de verlas son muy elevadas. Pero no dejan de ser eso: probabilidades.

Pasé alguna noche esperándolas sentado a las afueras de Tromsø, para evitar la contaminación lumínica: pasé otras acampado en medio de las planicies oscuras de Laponia, convencido de que en esa soledad aparecerían las luces del norte. Y nada de nada: unas noches porque el cielo se nublaba, otras porque el polvo solar que las provoca caía caprichosamente en Alaska o en Groenlandia, en vez de sobre mi cabeza. Creo que en mi vida había perseguido tanto a una chica como a esta tal Aurora.

Aurora boreal en Tromsø- Paco Nadal

Hasta que anoche, por fin, in extremis, porque tenía que regresar de madrugada a España, subí a lo alto de la isla de Tromsøya, a un lago helado en cuyo centro está garantizada cierta pureza lumínica y nada más bajar del taxi, ¿qué me encontré?: una preciosa aurora boreal de color verde botella que cruzaba el firmamento como si una mano gigantesca hubiera lanzado anilina sobre el negro tapete de la bóveda celeste.

Fue una noche mágica: durante hora y media se sucedieron las auroras, siempre del mismo color, pero de formas e intensidad diferentes. Hacía un frío de mil demonios, pero no apetecía irse. El espectáculo se repetía rítmicamente: primero se aprecia una ligera neblina blanca y alargada; luego esa mancha difusa se va haciendo más opaca, hasta que de repente empieza a cambiar de color y se transforma en un verde eléctrico.

El haz flamea, culebrea, se alarga y al final se desparrama sobre el firmamento, como un cohete de fuegos artificiales se abriría y dispersaría cuando alcanza su altura y pierde potencia.

Las fotos que acompañan estas líneas son algunas de las que tomé anoche.

En fin, que ver una aurora boreal es una experiencia única. Y que se la recomendaría a cualquiera. La primera aurora boreal es como el primer amor… lo recuerdas toda la vida. Aunque a veces sean más esquivas que ese primer amor. O quizá precisamente por eso sean tan deseadas.

Aurora boreal en Tromso 3-Paco Nadal

Para saber más sobre la auroras polares: Tromsø, en el norte de Noruega, es un buen lugar para observarlas. En este post encontraréis más información sobre qué son las auroras boreales y australes, cómo se forman y las mejores épocas y lugares del mundo para verlas.

Existen también aplicaciones para tabletas y móviles que miden la probabilidad de verlas en el lugar donde estés. Una de las más populares es Aurora Notifier. Turismo de Noruega tiene la suya propia: Norway Lights.

Aquí tenéis consejos para fotografiar las auroras polares.

Aurora boreal en Tromso 4-Paco Nadal

Hay 23 Comentarios

Otro sitio muy bueno para ver auroras en el Parque Nacional Abisko, al norte de Kiruna en Suecia, altamente recomendable.
Mas info: www.clubtrotamundos.com

Fantástico artículo y fantástica ciudad.
Vaya suerte encontrar dichas auroras a la primera.

Francamente Tromso es una ciudad mágica y prueba de ello son sus auroras.

Es una ciudad que hay que visitar tanto en invierno como en verano ya que cada época permite disfrutar de experiencias únicas.

Por cierto hay empresas que se dedican a realizar excursiones en busca de las auroras y una buena experiencia es pasar la noche en un campamento Sami.

Os dejo una guía de Tromso http://www.laguiadeviaje.com/guia-de-tromso/ por si alguien desea visitar la ciudad.

Paso a verte y te encuentro enamorado.., aunque quién no se enamora de esas auroras boreales.
Luces como fuegos artificiales, sí. Hablas de la suerte del novato, creía que ya habías viajado por Laponia. Buenas fotos. Debió ser una hora y media de disfrute total. Un abrazo, con luz de invierno luminoso.

Hola,

Que fotos tan preciosas, yo nunca he visto una aurora boreal esa experiencia tiene que ser única. Así dices Paco en tu blog que es como tu primer amor (que lo recuerdas toda la vida).
Que experiencia tan fascinantes nos enseñas amigo viajero, la verdad te admiro y te doy las gracias por poder Todos los días leer en tu blog y ver esas maravillas de la naturaleza, que Jamas se pueden olvidar.

Un placer

NeyLo2011

Lindo, lindo, lindo! Lindas fotos. Titular verdadero y honesto. Las personas necesitan histórias de amor, sea con auroras boreales, sea con seres humanos. Hombres y mujeres necesitan leer en los periodicos más palabras como "amor", "encuentro", "beleza", "mistério" para competir un poco con "políticos", "sadomasoquismo" y "crisis".

La misma aurora, en el mismo lago. Estaba allí esa misma noche !! Ya es casualidad :))
La suerte del novato. En serio, que ilusión verla en fotos. Es especial.

Hace años que sueño con poder viajar a Tromsø y ojala que no tardando mucho pueda vivir esa experiencia tan maravillosa que tu has podido disfrutar
Las fotos son una maravilla, pero ...... como decirte que la vivencia es lo esencial y que tu retina y tu mente ,jamas olvidaran ese momento
Sólo de pensarlo , se me ponen los pelos de punta y no por el frio
Gracias por compartir con todos esta experiencia

Preciosa publicacion, amar el cielo es tener corazon, felicitaciones por ver esa maravilla de la naturaleza, espero algun dia poder hacerlo tambien

Tengo todo preparado para ir la semana próxima. Espero tener la misma suerte. Por cierto: alguien ha tenido algun problema de bloqueo de la cámara por el frio ?

¡¡¡Ay qué maravilla!!! Nosotros iremos en mayo y no creo que veamos ya auroras, pero he leído que ¡va a producirse una lluvia de estrellas nunca vista! http://www.europapress.es/ciencia/noticia-anuncian-mayo-lluvia-estrellas-nunca-vista-antes-20140305180029.html

Yo estuve en Tromso el fin de semana. El sábado nos llevaron en una furgoneta hacia la frontera de Finlandia, paramos en una cuneta y, como si el guía hubiese tenido el mando a distancia, salió una aurora maravillosa. No pude hacer fotos porque o llevas un maquinón o no sale nada. El domingo repetimos, pero se había nublado y nos quedamos con las ganas.

Laura iremos al Puerto de la Cruz,el 22 de mayo,ya diras cual sera el mejor sitio para ver las estrellas.Gracias

Yo estuve, muy bien acompañado, en la Laponia finlandesa, exactamente en Ivalo, Inari, Saariselka y en Kiloppa. Despúes de 8 días, pudimos disfrutar de dos noches de ensueño con las luces del norte, pero sin duda hay que compartirlo con alguien especial, como ocurrió en mi caso. Suerte!!

Tiene que ser maravilloso ver la Aurora Boreal.La semanana pasada se pudo ver en Donegal.Irlanda

Hace justo un año viajábamos a Islandia. Ver auroras no era el objetivo real del viaje, ya que la isla tiene bastantes atractivos por sí misma, y procurábamos no hablarlo, como si por el hecho de hacerlo la fuésemos a ahuyentar.
A las pocas horas de llegar a a Reykyavík, y mientras nos protegíamos del intenso frío en un café del centro, el servicio meteorológico islandés indicaba alta intensidad solar. La suerte del novato. Una aguja en un pajar. Una casualidad inmensa.
Cogimos el coche para ir hacia un punto donde la web indicaba un claro entre las densas nubes que cubrían el resto de la isla. Lejos también de cualquier luz artificial.
Al llegar había formas en el cielo por todas partes. Paramos en un camino en el que a ambos lados había algo así como nubes de neón, formas con luz propia que aunque lentamente van cambiando de aspecto de forma constante.
De repente esos dos lados se fundieron en uno, con tremenda fuerza. Y se convirtió en una aurora, nuestra aurora, ya que no había nadie en los alrededores.
Recordarla es como recordar un bonito sueño, cuesta darle forma y completo sentido. Se te escapa entre los dedos mientras tú intentas olvidar lo menos posible.
El resto de los días no se dejó ver más. Nos movíamos entre la consciencia de nuestra suerte y la ansiedad por verla de nuevo.
Desde entonces sueño con vivir cazando auroras

Una de esas cosas que hay que experimentar antes de morirse (y perdón por tener que utilizar esta palabra tan fea en un post tan bonito). ;-) Salu2

Ten una otra historia de amor en Canarias, el 24 de mayo un espectáculo jamás visto tendrá lugar en el cielo, una lluvia de estrellas maravillosa está por llegar y te invito a Canarias por ser uno de los cielos con mejor luz y menos contaminación del mundo;)

Mi bella historia de amor con una chica en Tromsø

Viví hace poco una experiencia parecida. En enero fui a Tromsø, en mi caso no es búsqueda de auroras sino en busca de una chica. Igual que con las auroras en tu caso, tener que viajar al círculo polar me supuso pasar frío, me hizo empeñar mis ahorros, pasar noches enteras en vela... Creo que en mi vida había perseguido tanto a una chica como a ésta. Pasar mi tiempo con ella es también una experiencia única y también veo fuegos artificiales cuando le miro. Además, por si fuera poco, una noche y de la misma forma casual que tú experimentaste, allí estaba, en el cielo, la famosa aurora. Y mi chica a mi lado.

¡Afortuado tú!
Si con los cielos estrellados del Teide se me caen dos lagrimones, no quiero pensar cómo viviré el momento de ver una aurora boreal...
http://pasosypedales.blogspot.com.es/

Hay empresas en Tromso que te llevan a ver auroras boreales desplazándose incluso a cientos de km de distancia si fuera necesario. Por supuesto no te garantizan verlas, pero es más probable verlas si vas con una de estas empresas, ya que buscan el lugar más probable según las previsiones meteorológicas y su porcentaje de éxito es elevado. Por cierto, también se puede ver el sol de medianoche por esas latitudes.

Maravillosa experiencia

Tú lo dices, una bella y gélida historia de amor, hoy nos la cuentas en persona en las #tertuliasviajeras Tú lo dices, una bella y gélida historia de amor, hoy nos la cuentas en persona en las #tertuliasviajeras http://www.tertuliasviajeras.com/

¡Ya me parecía a mí que era lo que andabas buscando!. Mis felicitaciones porque me parece un espectáculo sin más. Un bello espectáculo.
[Oye, por cierto, el otro día me acerqué a la librería ALTAÏR, de cerca de mi casa, y.....CERRADA. Me dio pena, una pena real].
Un abrazo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal