Paco Nadal >> El Viajero

06 oct 2014

Pashupatinath, la visita más impactante de Kathmandu

Por: Paco Nadal

Pashupatinath 2
Kathmandu
es una ciudad única y caótica, que no suele dejar impasible a nadie que aterrice en ella por primera vez. Pero dentro del caos de la capital nepalí, existe una visita que impacta por encima de las demás, uno de esos lugares en los que necesitas horas y horas para quitarte de encima la conmoción que te deja en el alma: el templo de Pashupatinath.

Pashupatinath es el templó hindú más antiguo de Kathmandu y uno de los principales centros de peregrinación en Nepal para los seguidores de esta religión. Cada día llegan aquí peregrinos de medio mundo para honrar al gran dios Shiva.

Pero Pashupatinath es también uno de los principales crematorios de la ciudad. Una caravana continua de cadáveres portados por empleados vestidos de blanco va llegando hasta los ghats colocados a lo largo del río Bagmati para cumplir con el último rito en la existencia del finado. El alma ha abandonado el cuerpo físico y éste, en tanto que mero portador del espíritu, ya no sirve para nada y se convierte en cenizas que van a parar al río sagrado Bagmati.

Aunque llamarle río es un eufemismo. Para la mentalidad europea el Bagmati es una cloaca a cielo abierto, un hilillo de agua podrida en la que flotan cenizas humanas y teas a medio arder y en la que los niños rastrean con el agua por las rodillas en busca de pequeños tesoros perdidos o de un trozo de madera aún utilizable que llevar a sus paupérrimos hogares.

Todo el proceso de incineración se hace de cara al público, en un ejercicio de tolerancia que sería imposible en otras religiones: el dolor de los hijos del finado, rapados al cero; el llanto de las mujeres envueltas en sus coloridos saris, el olor penetrante del humo de la pira funeraria, el ritual de los familiares lavando el cadáver con las aguas verdosas del Bagmati…

Los curiosos observamos la escena desde las gradas de la otra orilla del río, con el cuerpo empapado por el calor pegajoso de la llanura nepalí y el ánimo sobrecogido por la naturalidad de un acto que para nuestra cultura es tan privado y tan dramático.

Cuando te alejas, sientes que necesitarás muchos baños rituales en la ducha de tu hotel para sacarte de encima el impacto emocional que te ha dejado la escena.

Grabé estas imágenes la última vez que estuve en Pashupatinath y -aunque el vídeo no transmite aún olores- creo que permite hacerse una idea de lo impactante del lugar:

 

 

Hay 7 Comentarios

Tienes que decirles a tus jefes, querido, que pongan la opción de un 'me gusta' para no tener que escribir chorradicas. Besos


Vaya experiencia Paco, nosotros tuvimos la oportunidad de ver cremaciones y baños en el Ganges e impresiona. Yo no tocaría el agua del Ganges ni con un palo y a ellos se les iluminaba la cara cuando se bañaban en el.

Qué recuerdos, Paco. Hace cinco años pasé por allí y nada más leer tu crónica me ha venido ese olor a carne quemada a la cabeza. Como me costaría una eternidad describirlo aquí te dejo el post que subí a mi blog en aquel entonces.
http://unbilletedeida.blogspot.com/2009/11/pashupatinath-templos-cremaciones-y.html

Pues sí que tiene que ser sobrecogedor, la verdad es la variedad de ritos hindúes que nos resultarían chocantes a los occidentales darían para escribir una enciclopedia.

Me ha encantado el video! Aunque no sé cómo llevaría yo el estar ahí en ese momento de la cremación... Tiene que ser duro!
Un saludo!
http://dianamiaus.blogspot.com.es/2014/09/lugares-en-bali-cascada-nungnung.html

Estuve en el templo en el 2008 y es sobrecogedor, una experiencia que nunca se me olvidará

Tiene que ser verdaderamente una experiencia para no olvidar. Gracias por transmitirlo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal