Paco Nadal >> El Viajero

24 nov 2014

El día que me convertí en Tom Hanks en 'La terminal'

Por: Paco Nadal

La Terminal
¿Es posible verse en la terminal de tránsito de un aeropuerto internacional sin pasaporte y sin posibilidad de salir de allí ni tomar vuelo alguno, o esas cosas solo pasan en las películas, como a Tom Hanks en La terminal?

Imposible no es. De hecho, me acaba de ocurrir a mí. Y os juro que se pasa un mal trago.

Pasaporte perdido

Este "era" mi pasaporte. Le tenía cariño... todo lleno de sellos y visados. Snifffff

Siempre pensé que Dios (si es verdad que existe) repartió las virtudes de manera equitativa para que a cada uno nos tocara al menos un poquito de alguna. Yo, por ejemplo, tengo una memoria infalible a largo plazo; soy capaz de acordarme del nombre de un pueblo que visité hace 20 años o del camino de acceso a una remota aldea africana en la que estuve cuando aún llevaba pantalón corto.

El problema es que para contrarrestar, Dios me quitó la memoria a corto; es decir: soy un cabeza de chorlito que lo pierde todo. Si quieres que algo desaparezca como por un agujero negro, déjamelo que lo lleve yo un rato en la mano.

Por eso siempre tengo un protocolo cuando viajo: el pasaporte va en un lugar concreto de la bolsa de cámaras. Sale y entra de allí, sin dejarlo nunca en ningún otro lugar. Bueno, nunca, nunca… hasta que como el otro día, saliendo de China por el aeropuerto de Kunming, lo metí por las prisas en el bolsillo de la chaqueta. El caso es que hacía calor, me quité la chaqueta y… ¿vosotros sabéis dónde me dejé la chaqueta, con el pasaporte dentro? Pues yo a fecha de hoy tampoco.

Solo al llegar a Inmigración del aeropuerto de Bangkok, donde hacía escala, me di cuenta de que no tenía el pasaporte (ni la chaqueta, claro).

¡¡Horror!! ¡¡Sudor!| ¡¡Estertores!! ¿Qué haces en el interior de una terminal de tránsito de un aeropuerto a 10.000 kilómetros de tu casa sin pasaporte?

Fotos en aeropuerto Bangkok

Fotos "tipo presidiario" que me hice en el aeropuerto. ¡Con razón le llaman fotomatón!

Pues lo primero, rezar por que haya una embajada de España en ese país… si no, todo va a ser más difícil. Por fortuna en Bangkok la había… y además estábamos todavía en horario de oficina. ¡Todos los despistados tenemos suerte! He de decir en primer lugar que la compañía aérea con la que viajaba, China Eastern, se portó de maravilla. Registraron el avión a ver si estaba allí la chaqueta y como no apareció, me pusieron a dos empleados a mi disposición para ayudarme en lo que necesitara, y no se separaron de mí en ningún momento. Ellos me facilitaron el teléfono de la embajada española en Bangkok.

El primer contacto con la embajada fue descorazonador: el funcionario que me atendió dijo que tenía que consultar con sus jefes… ¡porque nunca se le había dado un caso así! La gente pierde pasaportes en los hoteles, se los roban en los mercados, los olvidan en un tren…. ¡pero no en un tránsito dentro de un avión! ¡Decididamente soy el campeón de los despistados!

Algo fundamental en estos casos: llevad siempre otro documento que os pueda acreditar como españoles, como una fotocopia del pasaporte o el DNI. Yo siempre llevo el DNI en un lugar diferente al pasaporte por si las moscas, y en este caso me sirvió y de mucho. Hice una foto al DNI con mi móvil y lo mandé a la embajada por mail para identificarme (por fortuna en el aeropuerto de Bangkok hay wifi gratis; a ver si AENA aprende).

Documentos aeropuerto BangkokMientras por fax, la embajada me mandó a las oficinas de China Eastern la documentación para rellenar; completé los formularios y ellos mismos los remitieron. Me hice unas fotos de fotomatón en la máquina del aeropuerto (por fortuna, también la había; ¡adoro a las autoridades aeroportuarias de Tailandia!) y las mandamos escaneadas.

El mismísimo cónsul, Nuño Santos Postigo, al que solo puedo darle las gracias y estarle eternamente agradecido, me llamó por teléfono para pedirme unos datos que faltaban, y seis horas después tenía en mi mano un salvoconducto que me permitía volar al día siguiente a casa.

Como ya dije, todos los tontos tenemos suerte. Si esto me pasa en un aeropuerto pequeño, en un país donde España no tenga embajada, me paso una semana allí dentro esperando que llegue el salvoconducto por correo ordinario.

Como alguna vez he criticado a nuestro servicio exterior, esta vez quiero darle las gracias a todo el cuerpo diplomático de España en Bangkok, muy en especial al cónsul Santos Postigo, por la celeridad con la que actuaron y por hacerme sentir orgulloso de ser español. También a mi amigo Iván Cintado, de la agencia Travex en Bangkok, que coordinó todo el operativo desde su oficina.

El jueves tengo cita para sacarme un nuevo pasaporte. Esta vez prometo guardarlo en un sitio seguro, a resguardo de mi cabeza de chorlito. ¡Aunque no creo que haya en el mundo un lugar donde esté 100% seguro de mí mismo!

Una shinga aeropuerto Bangkok

Antes de salir de la terminal, me tomé una Singha para celebrarlo. ¿Qué sería de estas anécdotas si no hubiera una buena cerveza fría para celebrar el final feliz?

 

Nota: El guión de la película La terminal está basado en un caso real, el del refugiado iraní Mehran Karimi Nasseri, que vivió 8 años en una terminal del aeropuerto parisino Charles de Gaulle.

 

Hay 28 Comentarios

¡Qué grande Paco! Me he reído mucho con la historia)))

Por un momento pensé que eras Russell Crowe... Busca, busca fotos.

Eso si que es una aventura... y no la selva colombiana!!!! jajaja
A mi me pasó algo parecido en Madrid... perdí el pasaporte en el rato que esperaba para subir al avión (si hubiera estado quietecito...). Menos mal que iba a París... y después del susto de haber perdido el portadocumentos me di cuenta que podía subir al avión con el DNI !!!!!! jejeje
Recuperarlo no lo recuperé... pero a parte del susto pude hacer el viaje... :))

Qué susto!

mis dos peores despistes viajeros fueron:
- Rumbo a canadá, coche alquilado para 10 días. En mitad del océano, recordar que NO llevo el carnet de conducir...
- Islandia. Landmanalaugar. 4 noches en refugios, reservados y pagados, que se acreditan necesariamente con unos vouchers o papeles donde lo ponga. Los dejamos en una consigna de Reykjavik.
En ambos casos, se pudo solventar la papeleta, con alegría y buen humor ;)

Yo también escaneo el pasaporte y los visados y me lo guardo en mi correo electrónico. Lo que no me apunto (y lo tengo que hacer obligatoriamente) es apuntarme en un lugar seguro la dirección de la embajada o el consulado más cercano. Uf, espero que no me pase nunca.

Pues a mi me acaban de robar en el metro de Madrid el bolso donde llevaba el pasaporte y demás documentos, afortunadamente estoy a 6 días de mi vuelo.

Mis dos peores anécdotas olvidadizas... Canadá, viaje en coche de alquiler 10 días, y el carnet se quedó en Madrid...

Islandia, Landmanalaugar, 5 noches en albergues reservadas y olvidamos los documentos acreditativos para la reserva en la consigna de reykjavik

Buenas Paco!

Qué historión! Espero no tener que verme en una de esas, aunque a mí me pasa al contrario que a ti, yo soy de buena memoria a corto plazo pero la de largo la tengo ahí ahí...
Sólo comentarte una cosa de tu artículo, y no es por ser "hater", pero Karimi Nasseri no estuvo 8 años en la terminal de Charles de Gaulle sino 18. Un pequeño apunte, por eso de la exactitud que nos gusta a los periodistas!
P.D: De mayor quiero ser como tú!

!!!Paco qué susto¡¡¡ Lo que me parece raro es que no te pidiesen el pasaporte al embarcar al avión en China, y darte cuenta que te faltaba... si le pasan esas cosas a un experto como tú que no nos pasará a los demás, jajajajajaaj!!!!

Bonita historia, ya te dije que hasta de lo malo se saca algo bueno y tendrías otro buen post para compartir. Felicidades a la embajada de BKK, que suele recibir más quejas que halagos.
Y ya de paso, si el MAE lee esto ¿podrían hacer pasaportes de 48 páginas como la mayoría de países en vez de 32?
Mi pasaporte actual es del 2012 y sólo le quedan cuatro páginas libres, dentro de unos pocos meses me tocará visitar alguna embajada española.
Gracias de nuevo, Paco. Sigue contando.

¡Qué pasada Paco! Me he reído mucho con la historia. Muchas gracias por compartirlo, en estos casos parece obvio lo que hacer, pero llegado el momento, el bloqueo debe ser máximo y si le sumas que no tienes las 'facilidades' que has tenido tu (embajada, WIFI, etc) aún más. Un 'olé' por Nuño Santos. ¡Saludos!

Jo, Paco, que odisea .. .pero veo que en tu salsa. Recuerdo que en el viaje al Delta del Okavango comentaste que también lo habias perdido el primer día con tu grupo en Petra. A mí me paso algo parecido en el tránsito entre Perú y Brasil, que no podía entrar por no estar vacunada contra la malaria...bss.

ostia... una putada si... menos mal que lo pudiste solucionar... a una amiga le pasó en la India... a punto de embarcar en Amristar no encontraba el pasaporte.... nos tocó ir a la caza del taxista... y entre que son muchos y casi todos iguales fue una suerte que lo encontráramos y que el pasaporte estuviera dentro del coche... aventuras con finales felices! jejeje

http://walktoclick.wordpress.com/

la verdad es que lo de la documentación es una preocupación constante cuando viajas. Yo he estado a punto de perderlo en varias ocasiones y no veas los sudores fríos que te entran. Menos mal que fue en Tailandia.

Que mal rato. A mi un caso curioso que me pasó es que me robaron la maleta (o se perdió, no lo se) y apareció una semana después y estaba todo menos la ropa interior. Alucina http://goo.gl/t35e87

Que suerte que te pillara en un aeropuerto moderno y eficaz, si te pasa en la T4 de Madrid...jejeje. No lo cuento porque me da "la risa".

¡Qué grande Paco! Yo soy experto en dejarme cosas en los aeropuertos. Pero, por suerte, el pasaporte siempre lo llevo en un bolsillo interno del pantalón... Por si las moscas porque me conozco.

Yo si alguna vez tengo un incidente, por esos mundos de dios, diré que soy amigo tuyo. ;-)

De verdad, que bien funciona todo en Tailandia!! Pues mira que bien, finalmente todo quedó como una anécdota más que unir a tu memoria a largo plazo. Decían por ahí que hay que tomar omega 3 y rabitos de uva para la memoria...
Un saludo!
http://dianamiaus.blogspot.com.es/2014/11/itinerarios-consejos-templos-angkor.html

.....Ya decía yo que tenías un aire a 'Tom Hanks'.
¡Chin, chin!

Buaaa, ¡pues anda que no tuviste suerte! Lo que tu dices, luego en casa estas cosas las recuerdas hasta con cariño...
Y la "cervecita" que no falte para celebrarlo :D

Yo pierdo el pasaporte unas tres veces al mes. Pero la vez que más miedo pasé fue cuando lo perdí en Beirut, en una tienda de móviles, un viernes por la tarde y sin reserva de hotel para el finde.

De más está decir que para hacer el check in en un hotel necesitas estar identificado (especialmente en un país como el Líbano) y que los controles militares estaban a la orden del día.

Al final sobreviví con una fotocopia que me envié al mail hace años y el lunes a primera hora pude recuperar el pasaporte de la tienda.

Así que sé bien de qué hablas. :)

Vaya historión Paco!!. Me alegra que al final pudieras capear el temporal y todo saliera bien :)
Yo como tú, lo importantísimo siempre en el mismo bolsillo (siempre, siempre, siempre), y como comenta el compañero, copias de todo en la nube ;)

Un blog positif référence, avec des articles sur l'amitié, l'amour, la santé

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal