Paco Nadal >> El Viajero

11 feb 2015

Cosas que hacer en Dubái

Por: Paco Nadal

1. Skyline de Dubai-Paco Nadal

Como comenté en post anteriores, he pasado por Dubái camino de Mauricio, la isla del oceáno Índico desde donde escribo hoy. No había estado nunca en Dubái y me alegro de haberla visitado porque es uno de esos sitios extraños e insólitos que un viajero debe ver al menos una vez en su vida.

No sería el lugar al que yo me iría a pasar unas largas vacaciones, pero no está mal para hacer una escala. En especial si te interesa la nueva arquitectura, las compras o las urbes modernas. Aprovechando que Emirates, una de las mejores compañías del Golfo, tiene buenos precios para conectar Europa con Asia y África, muchos viajeros hacen escala en el aeropuerto de Dubái. Una buena ocasión para estirar el tránsito y quedarse en el emirato dos o tres días, como hice yo, si quieres conocer de primera mano la mayor locura del capitalismo moderno.

1A. Skyline de Dubai

En Dubái todo es a lo bestia: los rascacielos, los coches, los centros comerciales, el lujo. La actividad más demandada es el shopping. Y en verano hace tanto calor que todas las paradas de autobús tienen aire acondicionado. Un trozo de desierto donde hace 40 años no había nada y en el que ahora se levanta una de las mayores orgías de acero, cristal y cemento del mundo moderno. Todo en torno al Creek, un entrante natural de agua de mar que permite que sea una ciudad del desierto, pero con canales.

Aquí os dejo algunas cosas que no debéis perdeos si visitáis Dubái:

 

2. Old Town Dubai-Paco Nadal

Recorrer a pie el Old Downtown

Es lo que queda de la vieja aldea de pescadores que un día fue Dubái. Aquí está el famoso zoco de las Especias, el del Oro y toda la zona de callejuelas estrechas y frescas donde se escucha el canto del almuecín llamando a la oración de los viernes que nos ayudará a recordar que, pese a la modernidad, esto es una ciudad árabe y musulmana del golfo Pérsico. Se puede tomar una barca en Deira Old Suq Station y cruzar el Creek hasta Bur Dubai Station.

 

3. Burj Khalifa-Paco Nadal

Subir a Burj Khalifa

Es la atracción number one de Dubái. Se trata del edificio más alto del mundo; una esbelta aguja de 828 metros que domina el skyline de esta ciudad de rascacielos. No se sube hasta arriba del todo; el ascensor te deja en una terraza y mirador panorámico del piso 124. Buenas vistas de la ciudad y el desierto que le rodea.

 

4. Excursión por el desierto Dubai-Paco Nadal

Excursión al desierto

Si nunca has estado en mar de dunas, puede resultar una buena experiencia a pesar de que es muy turístico (es decir, que no vas a ir solo al desierto a menos que lo pagues; son grupos de más de una decena de todoterrenos). Te llevan en un jeep por una zona de desierto a las afueras de la ciudad avanzando entre las dunas; incluye una demostración de cetrería, parada para ver atardecer y luego cena en un campamento al estilo beduino, con fuego, narguilas, bebidas alcohólicas incluidas y actuación de un grupo folclórico. La organiza Arabian Adventurers y cuesta unos 360 dirham (unos 80 euros).

 

5. Playa de Dubai y Burj al Arab-Paco NadalIr a la playa

No olvidemos que Dubái está en la costa de la península arábiga y tiene arena y mucho calor. La inmensa mayoría de turistas que viene a Dubai lo hace buscando sol y playa. Hay un infinito catálogo de hoteles
(casi todos de alta gama; el problema de este destino es que no hay hoteles malos o baratos), muchos de ellos en primera línea de playa. Las mejores zonas de playa están en torno a Dubai Marina, The Palm y el Burj al Arab, el famoso y único hotel en forma de vela de siete estrellas (es decir, hipermegalujoso y caro).

 

6. Metro de Dubai-Paco Nadal

Tomar el Metro hasta Dubai Marina

El Metro de Dubái es modernísimo, superlimpio y muy eficiente. Discurre bajo tierra por el Old Town, pero luego sale a superficie. Merece la pena un viaje desde la estación 23, en plena ciudad vieja, hasta Dubai Marina porque es como un viaje en el tiempo. Pasas de los viejos zocos medievales a una orgía de rascacielos y centros comerciales del siglo XXII según te vas acercando a tu destino.

 

7. Dubai Marina-Paco Nadal

Comer en Dubai Marina

Esta zona de la ciudad es una de las más impresionantes por la concentración de rascacielos en torno al canal artificial que hace las veces de puerto deportivo. Como es toda peatonal y llena de restaurantes, se ha convertido en una de las zonas favoritas de la gente local y de los forasteros para ir a pasear y para comer o cenar en una terraza al aire libre.

 

8. Acuario de Dubai-Paco NadalAcuario del Burj Khalifa Mall

Bajo el rascacielos Burj Khailfa está el mall más grande de Dubái. Te lo recalcarán y recordarán mil veces porque aquí ir de shopping es la actividad principal. Aunque no quieras comprar nada (los precios no son más baratos que en España, pese al tax free) merece la pena ir para ver el acuario, una gigantesca arca de Noé acuática con una buena representación de los seres que habitan los océanos.

Cenar en un dhow

Numerosas empresas ofrecen un paseo nocturno en un dhow (barco tradicional del Golfo hecho en madera) de dos horas de duración por el Creek, con cena y a veces actuación incluida. No está mal, pero la verdad es que no se ve gran cosa (no pasa por las zonas de edificios emblemáticos) y el menú es de bufé; es decir, poco esmerado. Es mejor ir a cenar a las terrazas del Heritage Village (en la desembocadura del Creek, en la orilla de enfrente del Old Downtown), donde hay un grato ambiente nocturno.

Hay 12 Comentarios

Bueno, una ciudad alucinante que, la primera vez que visité, sólo fui para tener argumentos para criticarla. No me gustaba y tampoco me gustó, pero volví muchas veces por una razón u otra. Al final, aprendí a valorarla por lo que es, sin esperar la riqueza histórica y cultural que uno encuentra en Europa, por ejemplo. Merece una visita por lo menos unacita en la vida. :-)

Hola
Mi nombre es Sharaf Soliman soy guía de turismo en Dubái Emiratos Árabes Unidos, Si necesitan cualquier informaciones sobre Dubái o servicios de excursiones aquí en Dubái con mucho gusto le ayudo, mi correo electrónico es Sharaf.2020@yahoo.com
móvil +971 567665243.
Muchas gracias.

Que locura es este pais!! Tienen tanto dinero que no saben que hacer con el, en vez de ayudar a sus vecinos..http://isladelainnovacion.es/islas-palmeras-en-dubai/

Todo estupendo hasta que la cagas hablando sobre el 89% de extranjeros que vivimos en Dubai.
30% árabes (mediterráneos e interior)
10% westerner
5%chino
10sureste asiático Filipinas nepalis
10%africans
35% indios paquistaníes sri lanka

Se nota que no visitaste los labour camp y has opinado de oídas. Yo contrato los de mi empresa y no conozco ninguno sin aire acondicionado.

Los obreros (no tienen porque ser solteros), las azafatas, personales de hoteles y otras muchos trabajadores son alojados por las propias empresas para las que trabajan.
Si tu empresa esta en medio del desierto allí estará el labour camp, si esta en medio de la ciudad o en alguna de las islas en medio del mar encontraras ciudades dormitorios.
Incluso les hay con piscina, zonas de internet etc.
Como todo depende de lo codicioso que sea el empresario, pero aunque solo sea por "..."
Si descansan bien trabajan mejor

Es obligatorio retornar a los trabajadores a sus países de origen cuando finalizan el contrato , es mas, hasta a las chicas del servicio tienen por ley un viaje anual a su pais pagado por el empresario.
Quien en 2008 se quedo atascado fue porque la empresa quebró.

Mas quisieran los que trabajan en los campos de Andalucía tener las leyes y los drones que aqui se utilizan para ver que en verano no se trabaja de 12 a 16.

Felicidades Paco por tu descripción. Creo que ha superado con creces a New York en lo que la construcción artificial se refiere y están apostando mucho por el turismo de calidad. De nuevo felicidades viajero.

Un ejemplo de la ostentación económica.

Espero que cuando escribieras esto ("Hay gente que opina solo para escucharse a si misma") no estuvieras pensando en mi, canalla.
Bueno, muy bien tu visita y 'post', pero no me has animado ni un 'pelín' a visitarlo.
Te prefiero en Isla Mauricio.

To visit once in a lifetime? What for? I'll never visit places where women has to use a muslim veil, where they are less than men. Is a country muslim? Sorry, I don't want to go.

Hola. Paco. Me encanta leer y ver por dónde caminas;) Siempre me ha gustado seguir los pasos de los viajeros, desde pequeñaja.
Dubai, pues... psssshhhh. No puedo opinar que nunca he estado. Hoy, en clase, he tenido una de Dubai;;;)) Vamos, una con burka y otra rusa. Las dos, bien queridas, aunque a la del burka le digo que se lo quite y reivindique sin miedo y sin burka y a la rusa le digo que no sea tan machista y capitalista;;)) se llevan bien, pero, después de un altercado que tuvieron hace años, las separé. Las tengo a las dos en clase, pero con quince alumnos de por medio;;;)) Hoy ha sido surrealista. La del burka, reivindicando la igualdad por la mujer porque en su país;( y según sus pensamientos;) y la rusa diciendo que la mujer en casa está bien que apoye a su hombre si es el que va a aportar para que críen a su familia, los quince que separaban esta frontera, me sonreían ante mi paciencia. Las quiero mucho a las dos, pero me ponen en cada compromiso inteligente y sensitivo que pa qué;;;;;;;;;;;)))) Les estiraría del pelo y del velo;;;;;;;;;;;;))) si fuéramos amiguitas de patio de cole. Bueno, vengo con lo mismo, echo de menos La Comunidad, tanto a sus blogs propios, como a los de viaje. Echo de menos a Nuria Nómada, Blasfonte y tantos más. Echo de menos blogs amigos y queridos. Echo de menos mis blogs tontorrones y mis blogs de viajes: África Verde y Caminando con las botas puestas. Mis blogs amigos eran purita maravilla. Mis blogs personales eran un gran aliciente para mí, Recordemos que fueron borrados premeditadamente y maltratados el pasado agosto por este periódico. Eran blogs de los usuraios en los que gente preciosa como tú, participastéis y nos animantéis. Todos, los de pago y los usuarios, éramos uno más. Todos unidos. Sé que no es el lugar para reivindicar o recordar, pero te tengo aprecio, sé que no va a significar nada, pero así lo siento, me expreso y lo hago. No me relaciono con nadie más de este periódico más que con este blog, porque tu fuiste un bloguero con tu blog precioso en este periódico que nos animaste y participabas con algunos de los usuarios que tenían sus blogs en la catapultada y maltratada COMUNIDAD de blogueros que se cerró premeditadamente y de forma insensible y prepotente el pasado mes de agosto.
Seguiré viajando y viviendo y contando y protestando y haciendo. Pero me he descreído de una idea tan genial que tuvo este periódico, por la que nadie supo LUCHAR.
Un abrazo, pedazo viajero y bloguero persona.
Dubai y otros lugares en el mundo, quizá sean sombras. Posiblemente, seguro.
Crezcamos todos juntos con luz. No es tan difícil. Solo es proponérselo e ir todos todos juntos frente a los atropellos y tomaduras de pelo chorras y sobre todo, las preligrosas.
Un fuerte abrazo,
Cristina

Felicidades Paco por tu descripción de Dubai. Por motivos que no vienen al caso, visitó los Emiratos regularmente desde hace algunos años y he podido ver su evolución, por ejemplo la construcción del Burj Khalifa, y el asombro sigue siendo,el sentimiento predominante, la rapidez con que se levantan las construcciones, el metro que se ha hecho en un tiempo récord. Todo es, como tu dices, supermegagrande, al igual que su hipocresía. Es un país musulman, donde se vive en función del Coran y se escucha al muecín, pero sin embargo el alcohol corre como si fuera lo más normal y si hablamos de prostitución, hay agencias que presumen de tener chicas de todos los lugares del mundo. Hay mucha depravación. Sin embargo estoy contigo en que al menos una vez en la vida hay que ver esa Meca del capitalismo.

Paradas de bus con aire acondicionado? lol

Algún prisillas ya me recriminó en el post anterior que no había hablado nada de las condiciones de los trabajadores extranjeros en Dubai; no sirve de nada que diga que acabo de llegar y que ya haré las valoraciones oportunas cuando tenga más conocimiento de causa. Hay gente que opina solo para escucharse a si misma.


Todo este espectacular crecimiento de los emiratos del Golfo se basa en algo obvio: mano de obra barata. De los 8 millones de habitantes de Dubai, solo el 11% son nacionales dubaitíes. El resto son trabajadores extranjeros, la mayoría de ellos mano de obra poco cualificada llegada de Nepal, Pakistán, India, Sri Lanka y otros países asiáticos. Los hombres solteros se ven obligados a vivir en “labour camps”, ciudades de barracones levantadas para ellos en medio del desierto cuyas condiciones han sido denunciadas por numerosas ONG. Me consta que el gobierno está tratando de mejorar sus condiciones (construyendo los nuevos labour camps con aire acondicionado, por ejemplo), pero la vida en estos campamentos –según quienes han podido visitarlos; yo no los he visto- distan de ser la mejor de las posibles. Y es algo a todas luces denunciable. Su situación de desamparo se agravó durante la reciente crisis, cuando muchos se quedaron sin trabajo y sin poder volver a sus países. No obstante quien se rasgue las vestiduras solo por esto es que no ha visto cómo viven los marroquíes que recogen fruta en el campo de Cartagena o los subsaharianos del Maresme catalán. Los del primer mundo siempre hemos vivido bien gracias a las miserias de los otros mundos. Solo que hay quien se cree que eso solo pasa lejos de su casa.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal