Paco Nadal >> El Viajero

15 abr 2015

Anyum, la niña-maga de ojos verdes que siempre será pobre

Por: Paco Nadal

Anyum, la niña maga
Con estos ojazos se podrían derretir los polos. O empezar una exitosa carrera de modelo en Europa. O de ingeniera. Pero Anyum no conseguirá ni una cosa ni la otra, pese a sus bellísimos y enigmáticos ojos verdes. Porque Anyum es niña, es pobre y vive en la India.

A Anyum la conocí una tarde en el malecón del lago Man Sagar, a las afueras de Jaipur, durante mi último viaje a la India. Anyum malvive ofreciendo a los turistas un número de magia. Sacó de una vieja y sucia bolsa de tela dos cubiletes y tres piedras y me hizo unos trucos tan tiernos que casi me hace llorar.

Anyum, la niña maga, tiene 10 años y no va a la escuela, como miles de niños pobres en la India. Su madre se divorció y se volvió a casar, pero su padrastro no trabaja y está todo el día en casa. El único sustento de la familia es el que ella saca con sus inocentes trucos de magia para turistas.

Me hubiera llevado a Anyum debajo del brazo, la hubiera adoptado, apadrinado, tutelado. Le habría comprado ropas limpias y le habría llenado de caprichos para que esos ojos verdes no perdieran nunca el brillo de la ilusión.

Pero es imposible; sé que esa no es la solución para la pobreza infantil. Hay millones de Anyum en el mundo. Las he visto en África, en Asia, en Latinoamérica... y se te parte el corazón de no poder solucionarlo por las bravas. Por mucho que trates de ayudar a través de donaciones o apadrinamientos con ONG’s, siempre habrá millones de niños pobres en el mundo como Anyum.

Le di una buena propina, aún sabiendo que se la quitaría su padrastro al llegar a casa, y me alejé lleno de rabia y de tristeza. Tratando de imaginar qué sería de esos ojazos verdes dentro de unos años.

La vida a veces es una puta mierda.

(Nota: esta historia la publiqué ya en mi muro de Facebook el 12 de marzo)

Hay 35 Comentarios

Wao Paco, casi pude ver a Anyum frente a mí. Me duele tanta inequidad, tanto la de allá como con la que convivimos a diario. Anyum sólo tiene dos años más para conservar ese brillo de la ilusión en sus ojos, si no actuamos hoy.

Si hay algo que se pueda compartir para ayudar. Mi face es: Mumi Ntvg. O si no/ yamila.moreno3
Buen día.

La tristeza creo que es la palabra justa para estos chicos que ni si quiera pueden tener educación y sin embargo resaltan en la inmesidad. Espero que la vida te de esa oportunidad que tanto anhelas Anyum. Creo que estas personas son invesibles, diambulan a la vista de nosotros. Pero nadie se hace eco de ellos. La pobreza es una realidad. Pero el deber es del estado. Chicos con futuros igual que todos. Hasta cuando van a seguir mirando para otro lado?
Indignación. Yo soy de la q no me mido a la hora de dar propinas si se puede. Pero sabemos en el fondo que la realidad. Es q nos preguntamos que será del despues! Del mañana y asi como nosotros estamos sin respuestas..esos ojos se empiezan apagar con el correro de los años. Q triste realidad. Gracias por compartir este articulo.

Precisamente, porque hay niñas llenas de caprichos, hay niñas que no tienen nada. En efecto, esa no es solución...

Realmente conmovedor el relato. Da muchísima pena ver estas situaciones por el mundo, y muchísima rabia encima saber que aunque les des dinero, no va a servir de nada. Me ha gustado mucho el artículo. Un saludo y ojalá cambie esta situación

Se la hubieras comorado al padrastro y luego de que firmara los papeles lo matabas, sacabas a la niña de la India y la criabas. Punto.

Sin embargo, cuando estuve en Europa también vi decenas de niños pidiendo limosna, la mayoría eran extranjeros pero también había españoles, rumanos, checos, etc. La pobreza está en todas partes y no discrimina a nadie. A veces ni siquiera tienes que moverte ni un poquito para encontrarla. Lo que me ha desilusionado de esta nota es que lo que primero en que te fijes sea en sus ojos, puede parecer un comentario baladí pero ejemplifica bien a nuestra sociedad y sobre todo a nuestro imaginario, cuyas impresiones están asociadas con lo que miramos en primera instancia, como si los otros sentidos apenas importasen, en este caso no te habría llamado la atención esta niña si no tuviese un para de ojos verdes (detesté la parte en que mencionas como primera posibilidad de vida al modelaje) asimismo generalizas el concepto de "pobreza" de una forma bastante occidental. Si vas a cualquier comunidad en las selvas amazónicas, te darás cuenta que cuestiones como el "poseer" o el "educarse" son mucho más profundas que las que nosotros concebimos. En fin, espero no molestarte, es un comentario. Gracias.

la ternura merece recompensa

la vida es muy injusta y mas en los paises del tercer mundo, pero creo que con los pequeños gestos podemos hacer mucho.

La vida aunque es incomprensible a veces, el comportamiento de los seres humanos hacia sus semejantes lo es más. Todas esas niñas sometidas, maltratadas, o violadas, llenas de energía vital y deseosas de vivir sus ilusiones, los anhelos se truncan por culturas ciegas en sus tradiciones, y egoístas en sus formas de actuar. Los respectivos gobiernos pueden cambiar las cosas, pero acomodados en sus privilegios, y ayudados por los llamados el primer mundo, que miran hacia otro lado limitándose a obtener beneficios caiga, quien caiga, las aberraciones continúan. La impotencia que sentimos hacia esos comportamientos, quizás empiece a cambiar con la toma de consciencia. ¡Ojalá sea así!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal