Paco Nadal >> El Viajero

04 dic 2015

25 curiosidades de Japón que te gustará conocer

Por: Paco Nadal

Japón 3
Japón es un país muy especial. Pero no todos los tópicos que le atribuimos a los japoneses son exactos: en una sociedad de 128 millones de habitantes te vas a encontrar de todo. Aquí tienes 25 curiosidades que llamarán la atención de cualquier viajero novato que llegue a este fascinante y desconocido país:

Lugares callejeros para fumar

1. En Tokio, para comprarte un coche tienes que demostrar antes que cuentas con un parking donde guardarlo.

2. Está prohibido fumar en las calles por el riesgo de quemar a alguien (solo puede hacerse parado y en torno a puntos marcados, en los que hay ceniceros). Sin embargo, se puede fumar en bares y restaurantes.

3. Tokio tiene el menor porcentaje de propietarios de vehículos de todo el país. Muchas empresas prohíben ir al trabajo en coche; a cambio, te pagan la tarjeta de transporte público.

4. La industria del sexo es muy potente en Japón. Esto ha dado lugar a los Muryō Annai Sho (literalmente, lugares de información gratuita), empresas que informan y gestionan sobre el ocio nocturno, desde la picardía más banal hasta el sexo duro. Puede ser la contratación de un hosto o hostess (hombre o mujer de compañía para hablar, vestir según tus fantasías o para salir a cenar acompañado /a, todo muy naïf y sin sexo o tocamientos) hasta el paseo de un hombre adulto con una adolescente vestida de colegiala o sexo en sus diversos grados legales (en Japón el sexo por dinero solo es ilegal si hay penetración).

Estación de Shinjuku

5. La estación de Shinjuku, en el distrito financiero, es la estación con más tráfico de pasajeros del mundo: unos tres millones y medio de personas pasan cada día por sus 36 andenes, en los que se cruzan líneas de tren de largo recorrido, cercanías y metro.

6. En una ciudad como Tokio, de 13 millones de habitantes (36 si contamos el área metropolitana), la gente deja las bicicletas en la calle por la noche sin cadena, a lo sumo con un sencillo bloqueador de rueda (sí, de esos que se abren con un soplido). A la mañana siguiente, la bicicleta está en el mismo sitio donde la dejó su dueño.

7. Nunca dejes una propina; es inusual y extraño. Si la cuenta son 297 yenes y dejas en el plato los tres del cambio (dos céntimos) el camarero es capaz de seguirte hasta la calle para recordarte que has olvidado algo que es tuyo.

8. En el Shinkansen (también en el metro y en general en transportes públicos) está prohibido hablar por el móvil. Por eso puedes darte el gustazo de viajar horas y horas sin que el maleducado/a de turno te atormente con sus conversaciones voz en grito, como en el AVE español.

Comida en el Shinkansen

9. En cambio, en el Shinkansen no hay vagón restaurante. La gente sube con su propia comida o la compra en un carrito que pasa con frecuencia por el pasillo, y se la come en el propio vagón. El olor a comida –fuertemente especiada- es muy intenso y llama la atención de los viajeros occidentales.

10. El parachoques de los coches es solo de decoración. Nadie aparca tan ajustado como para poder rozar a los vehículos contiguos. O queda más de medio metro entre uno y otro… o no se aparca.

Thakesita street, moda kawaii

11. Las adolescentes japonesas no tienen un problema de columna vertebral. Si caminan con los pies hacia dentro es como signo de fragilidad según los códigos de la moda kawaii (tierno, adorable). Su icono es Hello Kitty.

12. En Japón, lo colectivo prima sobre lo individual.

13. En las comunidades de vecinos, la gestión de las basuras es muy estricta. La orgánica se saca todos los días, pero la de reciclaje se saca una vez a la semana según un código; por ejemplo: martes, papel; miércoles, plásticos y envases, etc. Como te lo saltes, tus vecinos te llamarán la atención muy enfadados.

14. El dinero, las tarjetas de crédito o las de visita se dan siempre con dos manos. Y si te la dan en una reunión de trabajo tienes que mirarla detenidamente durante unos segundos y quedarte con el apellido y el cargo de quien te la ofrece.

Japón 1

15. En Japón nunca se tutea a alguien mayor que tú o con más experiencia, sobre todo en empresas, clubes deportivos y asociaciones que conlleven una jerarquía.

16. En el metro, piden disculpas a los viajeros por los altavoces si el tren va a llegar con un minuto de retraso.

17. En el metro, guarda siempre el billete; es imprescindible para salir.

18. Pese a ser la tercera potencia económica y un país altamente tecnológico, el pago con tarjeta de crédito no está tan extendido como cabría esperar. En muchas tiendas, restaurantes y lugares de ocio te encontrarás con que la única forma de pago es en efectivo.

19. Nunca des la mano cuando te presenten a alguien y mucho menos , un abrazo. Y mucho menos aún si es una mujer. El contacto personal está muy mal visto.

20. No rompas los esquemas de un camarero pidiendo varias personas a la vez desordenadamente y cambiando luego la comanda sobre la marcha. Solo conseguirás bloquearlo y que tarde el triple en servirte. En Japón se pide uno a uno y tal y como aparece en la carta. Y una vez pedido, no se cambia sobre la marcha en plan “…ahora quiero el café con leche en vez de solo...”, “...en vez de tres de ramen que sean cuatro....” o “...el sandwich que sea con kepchup en vez de con mostaza”.

Tokio

21. Los de Osaka tiene fama de ser algo así como los andaluces de Japón: son más abiertos y extrovertidos, les gusta vivir y beber en las terrazas, hablan en el metro y son más dados a expresar sus sentimientos en público. Una raridad para las normas sociales imperantes.

22. El porcentaje de suicidios es muy elevado (el noveno más alto del mundo). Y buena parte de los suicidas eligen el metro o el tren para llevar a cabo su último acto. Es una de las escasas razones por las que se puede colapsar el sistema de transporte público y que la gente llegue ese día tarde al trabajo. En teoría, la compañía ferroviaria puede exigir a la familia del suicida los costes generados por la interrupción del servicio.

23. Octubre es el mes sin dioses en Japón… porque todos se han ido a la peregrinación de Izumo, uno de los santuarios sintoistas más antiguos y famosos del país.

Sacerdote sintoista

24. Aunque en general el japonés es poco creyente, las religiones mayoritarias son el sintoismo y el budismo; pero ambas se confunden. De hecho, si no fuera por los torii (arcadas de madera en la entrada) costaría saber si un templo es sintoista o budista. Una encuesta reciente arrojo este resultado: de una población de 128 millones, 100 millones se declaraban budistas y otros 100 millones se declaraban sintoístas (¿?).

25. La palabra mágica para un japonés es “onsen”. Se trata de baños de agua muy caliente -con todo el ritual que conlleva- que los japoneses toman a diario. Los hay en todos los ryokan (alojamientos tradicionales) así como en la mayoría de hoteles convencionales y en muchos lugares públicos. Son gratuitos o con un coste ínfimo. Tomar uno por la noche antes de acostarse es la mejor manera de finalizar un maravilloso día de viaje por Japón. Están separados por sexos y se toman desnudo.

Japón 2

Agradecimientos por su colaboración a @flapy, del blog Un español en Japón

Hay 23 Comentarios


me encanta japón gracias por la imformacion
besos

Me lama mucho la atencion, la cultura de la educacion que tienen en Japon, creo que deberiamos tomarlos como ejemplo, ya que en nuestro pais desgraciadamente cada dia hay menos :(

Sin duda el pais japonés es único para conocerlo, visitarlo y amarlo.

Su cultura es única y especial. Muy curiosas las 25 curiosidades. Gracias por compartirlas aquí.

Como es habitual en ti, nos cuentas siempre lo positivo. Para eso hay que valer.
No obstante, me gusta lo que ocurre en el "Shinkansen" si está prohibido hablar por el móvil.
Bien, coño, bien!!.

No comentan acerca de lo que para mí fué una de las cosas más exóticas. Los baños! Tienen de todo, un mundo de botones, tapas con sensor que suben y bajan sin tocarlos, duchas con temperatura atrás, adelante y ondulante, bueno... Los hay hasta con sonidos de cascadas para ambientar.
Un mundo aparte. Sin duda, el país asiático que mas me ha gustado.

La basura orgánica se saca dos días a la semana!!!

En una ocasión ví una película de Isabel Coixet rodada en Japón, es la segunda vez que Paco ha hecho un post sobre Japón y no ha hablado de ello, con lo que puede ser por dos razones : por respeto o porque no es verdad que se realice esa práctica.
La película empieza en un restaurante japonés de lujo, donde al parecer sólo pueden entrar hombres, las mesas se situaban de forma bastante alargada, como en una boda de la de antes, y todo a lo largo de las mesas había mujeres desnudas, echadas o acostadas en ellas, donde se les ponía la comida sobre su cuerpo y los comensales iban cogiendo la comida de allí, de ellas, sin apenas hecerles caso, riendo y hablando de sus temas; no sé porqué hizo esa escena Isabel, no sé si eso existirá, pero me parece de lo más denigrante para cualquier ser humano al que se lo hagan, ya sea mujer, hombre o niños.

Santiago: hahahahahahahahahahahaha. Las geishas tambien eructan en tu cara?

Hay un par de cosas que me gustaría mencionar sobre etiqueta japonesa:

La primera: sorben los ramen haciendo un ruido, digamos chocante, para los estándares europeos.

Y la segunda, consecuencia de la primera. ERUCTAN como si fueran dragones, con la boca abierta, sin tapársela con la mano (lo que sí hacen para reirse), y en tu propia cara, si estás hablando contigo.

Ese fue el choque cultural más invencible de mi estancia en Japón. Cada vez que me eructaban a la cara, tenía que decirme mentalmente: "es su cultura, es su cultura...". Pero NUNCA acabas de acostumbrarte.

Gran post Paco. Respecto a los onsen, recordar que no se puede entrar con tatuajes. Si son pequeños podéis taparlos pero como sean "visibles", os quedáis con las ganas de entrar. Esta prohibición se creó para evitar la entrada de yakuzas en los baños. Ciao!

Yo creo que japón tiene una cultura muy interesante que me gustaría tener la oportunidad de poder conocerla en profundidad algún día, espero poder visitar al menos Tokyo

2.- No esta prohibido fumar en la calle,ya que hay lugares para ello. Lo que esta prohibido fumar es caminando, ya que con las multitudes puedes quemar a alguien. Hay senhales en el suelo y policia dedicada a ello.
8.- En el transporte publico no esta prohibido por ley hablar por el movil. La gente no lo hace como muestra de cortesia. Te miraran mal pero no te pueden multar.
12.- Un dicho japones es "al clavo que sobresale hay que golpearlo hasta que no lo haga"
19.- entre japoneses no lo hacen, pero con occidentales no hay problema en dar la mano, sobre todo fuera del ambiente laboral.
22.- los suicidas que quieren joder a sus familias se suicidan en la linea Yamanote, la mas importante de Tokyo y cuyas interrupciones cuestan mas dinero
24.- la relacion de los japoneses con las religiones es muy diferente a la occidental. por el hecho de que no dejen que domine su vida no quiere decir que no sean creyentes. Por eso se adhieren a ambas religiones. La inmensa mayoria sigue los ritos religiosos basicos y van a los templos/santuarios y si se consideran creyentes.
25.- Onsen significa agua termal, aunque la acepcion mas extendida actualmente es spa. Los japoneses no van a un onsen a diario, se dan una ducha normal y corriente, y sin rituales. La mayoria de los onsens tal y como los entienden ellos son caros. Aqui puedes leer las reglas a seguir y algo mas sobre ellos
http://dokodemodoorblog.com/2014/05/21/japon-la-experiencia-onsen/

Nely, de acuerdo con esta cuestion de los empleados. Sin duda.
Suicidio és fracasso sí, muchas veces no por nuestra culpa. Mira: los portugueses cuando llegaran en Brasil no conseguiran esclavizar los indigenas, porque ellos suicidavanse, cosa que los negros africanos no lo hacian. Entonces és tambien cultural.
Y cuando uno é responsable por daños a terceros, como los politicos, el fracasso és muy peor. La cultura del suicidio seria muy buena en paises europeos y en Brasil, donde los politicos hacen lo que quieren y roban todo lo que quieren.

Respuesta a Paula. El pedir opiniones a la experiencia de los mayores me parece correcto. Pero el que un empleado se le considere inferior en el trabajo, y a otro con un cargo más importante se le deba sumisión en todo tiempo y lugar, es algo que no entra en mis valores preferidos, pues considero que todos somos igual de importantes, independientemente del la ocupación que desarrollemos. Lo del suicidio creo que es un fracaso ante la vida.

Nely Garcia, nunca fui a Japón, pero tengo un hermano exportador, que tiene negocios com Japon y amigos en Japon. Lo de la jerarquia és muy cierto, la sociedad, las familias y las empresas valoran mucho la opinion de un anciano. Hasta los adolescentes contestadores y esto no ës un conflicto como lo es en la sociedad ocidental. "Los viejos saben más". Una señora empresaria japonesa con mas de 80 años ha "adoptado" mi hermano como consejera de negocios desde hace 20 anos.
Los bebés tambien son muchissimos valorados, porque son el futuro.
Lo del suicidio: Nos acostubramos con la moral judio-cristiana, que condena lo suicida hasta en los cementérios. El sintoismo es una religion que no condena, as veces hasta incentiva el suicidio. La sociedad piensa que és un derecho de la persona quitarse la propria vida cuando bien quiere. Los politicos los hacen de rutina se hay algo errado. Mi hermano ha leído en una estacion del metro: "Por favor, no suicides aqui, afectarás la vida y el trabajo de muchas personas". El se quedó horrorizado, era la premera vez en Japon.
Fuera Japon, ya hemos visto hablar de mucho suicidio en la sociedad greco romana. No?

En toda cultura se pueden apreciar pros y contras, los comportamientos positivos del Japón me parecen interesantes. Lo de hablar por el móvil, aparcar y manejar la basura correctamente, pedir disculpas, que lo colectivo prime sobre lo individual y los baños clientes. Respetar a los mayores el algo ético, pero tengo entendido (no sé si es cierto) que las jerarquías predominan en todos los campos: en el trabajo, las instituciones, los personajes con poder económico y un largo etcétera. Como en los ejércitos, los superiores mandan y los inferiores obedecen. Ese proceder lo considero retrógrado y el que ocurran tantos suicidios, es inquietante y digno de estudio.

Japan's 166,000 tons of nuclear waste still waiting to be buried http://www.digitaljournal.com/news/environment/japan-s-166-000-tons-of-nuclear-waste-still-waiting-to-be-buried/article/450730
166.000 toneladas de desechos radioactivos esperan ser incineradas por todo el país. Las incineradoras de Tokio también funcionan a pleno rendimiento.
La radiación de Fukushima alcanza la Costa Oeste de EEUU, no te cuento como debe estar ese país. Paco si levantaras la alfombra y vieras sobre lo que pisas, no volverias jamás. https://t.co/395r9nVBPY. Y esto nunca aparecerá en los folletos turísticos https://t.co/0QDiKmAnkl

Otra circunstancia que me llama mucho la atención de Japón, es su porcentaje de suicidios supongo que debe haber muchas razones para ello pero desde luego el que una compañía exija a la familia del suicida el coste del perjuicio ya da una idea de la frialdad con la que se pueden establecer las relaciones entre las personas en ese país; sin embargo el suicidio parece que empieza a aumentar en muchos lugares de occidente, al parecer más en gente no muy mayor, ¿qué puede hacerlo, quizás el que sean poco religiosos y además se encuentren agobiados por todo lo que les rodea? ¿es más fuerte la pesadez de seguir viviendo dia tras dia que el temor a lo que pueda haber tras la muerte, o en esos momentos piensan que es una auténtica liberación? Quizás estaría bien que se extendiera la forma de ser y de ver la vida de Osaka para el resto de los japoneses.

Una de las que más me han gustado es la última, la 25, en ciudades tan estresantes como Tokio o si llevas un ritmo de vida muy acelerado, tiene que ser una gozada un baño calentito antes de irte a la cama; lo malo es que te duermas allí mismo, pero ha sido bastante curioso el artículo; me ha extrañado mucho lo del roce personal para saludarse, que sin embargo se contradice con que haya tanta cantidad o facilidad para el sexo, y hablando de esto
¿cómo es eso que es una ilegalidad la penetración? ¿Raridad o rarezas con todas sus letras? ¿Cuándo vienen y hacen tantas fotos es para tratar de ser parecidos a nosotros o para colgarlas en un marco en la pared? yo pensaba en lo primero

Una de las que más me han gustado es la última, la 25, en ciudades tan estresantes como Tokio o si llevas un ritmo de vida muy acelerado, tiene que ser una gozada un baño calentito antes de irte a la cama; lo malo es que te duermas allí mismo, pero ha sido bastante curioso el artículo; me ha extrañado mucho lo del roce personal para saludarse, que sin embargo se contradice con que haya tanta cantidad o facilidad para el sexo, y hablando de esto
¿cómo es eso que es una ilegalidad la penetración? ¿Raridad o rarezas con todas sus letras? ¿Cuándo vienen y hacen tantas fotos es para tratar de ser parecidos a nosotros o para colgarlas en un marco en la pared? yo pensaba en lo primero

¿"Raridad?" Por lo demás, muy interesante artículo.

Todo una gran verdad. Lo que más me sorprendió es el tema del tabaco. Por la calle solo fuman en los cuadrículas destinados al fumeteo, sin embargo está permitido fumar en muchos restaurantes.

26. De septiembre a abril, todos los años, se matan cientos de delfines en Taiji

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal