Martín Caparrós

¡Argentinos, a pensarse!

Por: | 22 de noviembre de 2011

RodinAl maestro Pradera.

Fue casi una sorpresa. Durante toda la campaña electoral sus menguadísimos oponentes criticaron duro los subsidios estatales a la energía y al transporte. La candidata y presidenta no decía nada: todavía, pese al jolgorio de relatos, el mejor aliado del poder es el silencio. Pero ya lo debía tener pensado; en cuanto ganó, Cristina Fernández hizo algo que debería haber hecho hace ya demasiado: mandó a sus ministros a anunciar que no va a seguir gastando tarros y tarros de dinero público para que todos los porteños –incluidos los más ricos– paguen menos por su gas, su agua, su electricidad: que los subsidios a los servicios hogareños serán selectivos. Desde entonces florecen reacciones. Algunos dicen que cómo puede ser que se den cuenta recién ahora si, en sus ocho años de gobierno, llevaron los subsidios a transporte y energía desde 4.000 millones de pesos a 78.000. Y que por qué de pronto supusieron que no estaba bien lo que habían hecho durante tanto tiempo. Y que cómo no dicen nada sobre por qué lo hicieron y por qué ya no, qué cambió, en qué se equivocaron. Otros dicen que lo importante es que por fin lo han hecho –y qué bien que lo hacen y que esto sí que es justicia redistributiva.

Son discusiones sin duda apasionantes. Pero lo que a mí me interesa del asunto es un rasgo extraño, inesperado: cómo se definirá quién va a seguir recibiendo esos subsidios, y quién no. La medida empezó con cierta justicia demagoga: los ministros dijeron que se los retiraban de inmediato a los habitantes de los dos barrios más caros de la ciudad y de los barrios privados del conurbano. Pero rápidamente se supo –las comunicaciones no son del todo claras– que, en unos pocos meses, el retiro de los subsidios llegaría a dos tercios de la población de Buenos Aires. Y ahí viene lo interesante: cómo se eligen los que sí y los que no. Para empezar, una vía rápida: a partir de ¿ahora? todo ciudadano tiene derecho a renunciar voluntariamente a su subsidio. Para seguir, una más laboriosa: en los próximos meses, todos los ciudadanos lo verán eliminado de sus cuentas y, si quieren recuperarlo, deben pedírselo al Estado –que examinará, dice, caso por caso.

La idea es sorprendente: contra la tendencia de la política a pensar a las personas en conjunto, ésta deja su lugar al individuo. Algunos dirán que el Estado debería hacerse cargo y dar pautas precisas, y que no hacerlo es sentar un raro precedente. A mí en cambio me atrae –me intriga– este cambio de lógica: que cada cual se ocupe. El individuo en su versión más brutalmente individual: la duda hamletiana. ¿Soy o no soy? ¿Merezco o no merezco? ¿Preciso o no preciso? ¿Dónde debo ponerme?

Hoy, mañana, pasado cada porteño deberá decidir si renuncia voluntariamente a su subsidio. Lo cual supone cascada de preguntas: ¿cuál es mi lugar en esta sociedad? ¿Soy un rico, un privilegiado? ¿Eso me obliga a entregar algo que podría guardarme? ¿Soy una persona generosa? ¿Prefiero el bien social al bien individual o por lo menos quiero creer que lo prefiero? ¿Me parece que entregar este dinero al Estado es una forma de promover ese bien social? ¿Está este Estado en condiciones de aprovechar mi entrega o sólo le estoy haciendo el juego a gente en la que no confío? –y, de ahí en más, el patinazo a la politiquería. Pero, al mismo tiempo, otras más turbias: ¿qué pasa si no entrego esa plata? ¿Qué gano y qué pierdo? ¿La imagen que otros tienen de mí empeora? ¿La imagen que yo tengo de mí empeora? ¿Prefiero perder unos cientos o miles y quedarme tranquilo? ¿Si entrego esos cientos o miles me quedo tranquilo, me siento mejor? ¿Cuánto vale ese alivio? Y si no los entrego, ¿me van a descubrir? ¿Puede haber represalias? ¿Cuáles? ¿Cuándo? ¿Cuánto? Será un problema para los más ricos y más o menos ricos.

Después el problema simétrico se planteará a los que más o menos llegan a fin de mes. Cuando decidan si piden o no que les devuelvan el subsidio, estarán definiendo su lugar: ¿soy, entonces, un pobre? ¿Qué es un pobre? ¿Yo? ¿Soy alguien que tiene que pedir una limosna del Estado para sobrevivir? ¿Prefiero pensarme como tal o hacer un esfuerzo extra y pensarme como uno que consiguió depender de sí mismo? ¿Es un derecho, me corresponde? ¿Si les pido el subsidio les voy a estar debiendo algo? Yo podría arreglármelas sin eso, pero va a haber millones como yo que lo van a pedir igual, ¿voy a ser el único boludo? ¿Me lo merezco? ¿Qué me merezco, el subsidio o tener que pedirlo? ¿De verdad soy un pobre?

El ronroneo se va a oír en las calles porteñas: millones de personas pensando, inesperada, inopinadamente, qué son o, mejor, quiénes son. Pocas veces la política llega a provocar esos efectos: en general, intenta lo contrario -y lo consigue. Pero, por una vez, le sucedió: sería genial si se lo propusiera. Aunque entonces seguramente no lo lograría.

Hay 43 Comentarios

MIra. con respecto a la nota, en parte coincido, sobre todo la parte en que le disciplinamiento es a base de la consciencia cristiana de darle al mas pobre( cuando son los mas pobres los que tendríamos esta conciencia). Pero me interesa algo mas global y mas inquietante. Y es la lógica del sistema puree. Es algo inédito. UN gobierno que dice luchar contra las corporaciones monopolicas y en este caso, no solo no la combatió, sino que le ofreció millones de pesos extras de ganancia, ya que es el estado nacional el que fija las tarifas por ejemplo de la luz.. Luego se dieron cuenta de que las cifras eran tan descomunales que simularon resolver el problema con los subsidios. Pero hay que entender de que se trata eso. ¿ que significa el subsidio? Significa que EL ESTADO NACIONAL, CON EL DINERO DE TODOS LOS ARGENTINOS esta pagando esos millones extras que la gente no podrá pagar a esa empresa privada cuyas ganancias ya había asegurado el gobierno con la desmesura del sistema puree. Es decir, que otra vez quedan como salvadores de un problema que ellos mismos crearon, pero no solucionándolo, sino tapándolo y manejándolo mediaticamente. Y no se trata del tema del ahorro de energía. Porque si se tratara de eso, en todo caso, lo que el estado tendría que hacer , es cobrar EL ESTADO ese plus por el que mas gasta o sea, un dinero del estado y para el estado, o sea y por supuesto en teoría: PARA TODOS. Pero acá es al revés. Es el estado el que le asegura las ganancias millonarias a una empresa monopolica multinacional. Muy nac and pop muchachos peronchos. Sigan votando a sus destructores.

sin animo de defender ni atacar nadie, rodrigo ante tu increpancia hacerca de donde tiene el culo caparros, me parece que le pifias cuando crees que el tipo esta en España, esta en tigre en una hamaca,.... lo que esta en España es este diario ( que es digamos, esta es la parte del diario que se enfoca en la politica internacional".
subsidio o no subsidio, lo sacan porque se les acabo el dulce, menos planes "descansar" y mas trabajo.

Martín: yo me considero una kirchnerista paladar negro, pero eso no fue impedimento, como muchos sugieren incluso usted, que pueda leer con gusto su artículo. Me gustó porque está escrito en forma sencilla y porque muchas de las preguntas que usted formula yo también me las he hecho. Lo que también me gustó fue que usted toma nota del cambio de lógica en la manera que tiene el gobierno de accionar en la implementación de sus medidas (que en realidad tiene que ver con un cambio en la forma de leer la realidad y considerar al sujeto a quien tiene que gobernar).
Pero lo que me ocurrió también fue que a medida que iba transcurriendo la lectura me iba preguntando ¿y esto qué tiene de malo? No creo que porque uno pueda decidir si quiere o no renunciar al subsidio (o hacerse las otras preguntas que usted formula) eso signifique que nos estemos sumiendo en el más grande de los individualismos. TODO LO CONTRARIO. El efecto que esta propuesta del gobierno ha ejercido sobre mí fue que, al fín, estamos dejando de ser un número a partir de este cambio de lógica y se nos está permitiendo tomar ciertas decisiones aunque sean relativas. Aplicar medidas generalistas a todo el mundo porque la teoría económica así lo decía ha sido una costumbre a la que yo por lo menos no querría volver.
Tal vez esta reflexión suya sobre el cambio de lógica sea lo más interesante que he leído en los últimos tiempos. Sería bueno que ya que tenemos un gobierno elegido por el pueblo por los proximos 4 años, tratemos de ver si esta nueva lógica termina siendo beneficiosa para los habitantes de este país y no ponernos tan nerviosos, aunque usted más que nervioso creo que se divierte mucho y eso también es interesante.
Mis saludos.

Caparrós. Pelotudo, vendepatria, andá hacete culear por Lanata, forro!

SIII....pensar que nestor organizo junto con de la sota y duhalde los saqueos del 2001. bue...2 de estos 3 fueron presidentes. ¿ que casualidad? esto es el peronismo....tiene la vocacion permanente de movimiento golpista.... peron tambien lo hizo desde españa a ILLIA, en el año 1966.

A 10 años de 2001, de toda esa miseria (no sólo económica), de la angustia y desesperacion que vivimos los argentinos, GRACIAS NESTOR y GRACIAS CRISTINA!!

Las medidas que toma el gobierno nacional tienen, por lo general, un tinte demagojico. ¿Es nesesario salir a decir: yo renuncio al subsidio..etc. Si haces el pedido te lo mantienen, segun la mirada profunda y aguda de cristina y su sequito. entonces que quieren demostrar??? que son sinseros??jajaja... o que nesesitan demostrar??? o blanquear??? mmmm.mmm.
Mas politiqueria barata y pocas medidas profundas con contenido social. No son medidas que permitan pensar un pais a largo plazo, digamos...de aca a 30 años....sino que toman definiciones cortitas...de esta gestion, despues vendra otro gobierno y devovera los subsidios...y seguramente este gobierno que ya no va a gobernar va a decir: es nesesario dar subsidios. La contradiccion ideologica es la matriz de este gobierno.

Parece que el que eatá muerto en vida sos vos! Qué te paso Caparrós? No podés soportar que un 54% de argentinos no piense como vos y destilás todo tu odio, dando como ciertos los comentarios de un tipo que está condenado por parricidio. ¿¿¿???

caparros, con esta nota y la de shoklender demuestra su posicion respecto a la actual politica argentina, y realmente su capacidad de analisis eja mucho q desear.
q son esas preguntas de q si soy pobre?, si necesito un favor del estado? yo trabajo, junto con mi mujer mantenemos a dos hijos y tengo 30 años, no en todos los paises eso se logra con un solo trabajo cada uno. vivimos bien, y saben q, no me considero rico, primero porque no me interesa, despues porque no lo soy, y admito publicamente y sin tapujos q ese subsidio me viene muy bien, pero si por algun motivo hubiese gente q lo encesitara mas q yo y no pudiera acceder por algun motivo se los otorgaria sin mas aunuqe eso me lleve a un mayor esfuerzo mes a mes, y saben por que? y esa es la unica pregunta q necesito, y se las hago a los q estan de acuerdo con este señor, porque en este pais, q ha crecido mucho y no solo economicamente, la gente empezo a tomar conciencia y por suerte los clasemedieros baratos como yo han aprendido q la sociedad debe ser justa y equitativa.
y ahora si, algo q si me genera dudas, la clase alta se plantea las cosas de la misma manera? y una mas dentro de esta gran indignacion q me provocan los apátridas y los imbeciles, en españa no existen los subsidios? digo, para la renta, para estudio, para lo q se te ocurra. claro q ahora ya no los tienen o no los tendran, pero existen o existian, y... en general los exspañoles no se sienten en derecho de recibirlos? yo vivi ahi 3 años, y se cual es la respuesta, asi q porque para nosotros la respuesta deberia ser diferente?

La vagancia, es mas bien fomentada, por ejemplo por el hecho de que en algo tan regresivo como es la herencia, no existe impuesto alguno en la Argentina. No son solo "los negros" a los que vos con tanto respeto te referis, "quienes viven de arriba". Son neñitos, por cierto muy rubiecitos de zona norte los que viven en cuñita de oro, sin pagar impuestos que heredan los negocios de sus padres sin tener la menor iniciativa de nada. En cualquier pais (y estamos hablando de estados capitalistas) los subsidios y los impuestos son la forma que tiene la sociedad de redistribuir y hacer las cosas, un poco, solo un poco mas justas.
Si renegamos de eso ok, pero todo tiene consecuencias, y por lo general una distribución brutalmente desigual, no suele terminar bien.
Y si queres insistir , bueno ya que te la bancas andate a una favela de Brasil a exhibir un "Rolex, o un Mercedes que hayas ganado justamente con tu trabajo y esfuerzo"
Saludos

Josesito: Nunca tuve la menor duda, de que una buena porción de aquellos que despotrican contra "los políticos" y "su corrupción" lo hacían mas, digamos por envidia que por principios. Seguramente vos no afanaste como lo hicieron Menem y compañía, tampoco tuviste la oportunidad. Los subsidios son una herramienta que utilizan en paises como Suecia, Francia, Dinamarca etc, digamos de aquellos considerados serios.

Si serán brutos algunos, que le endilgan a Caparrós hablar a 14 o 15mil km de distancia, cuando Caparrós vive en Buenos Aires... no se enteraron todavía que uno puede vivir en un lugar y ser publicado del otro lado del planeta? Con ese paupérrimo criterio lo critican! Si ignoran eso, no me extraña que se crean cualquier cosa que les diga el gobierno... pena dan...

Seguis defendiendo a España?

ieco 25-11-11

Antes de irse, Zapatero indulta al número uno del Banco Santander

El gobierno en funciones de José Luis Rodríguez Zapatero decidió hoy indultar al gerente general del Banco Santander, Alfredo Sáenz, condenado por el Tribunal Supremo español a tres meses de prisión y de inhabilitación por haber acusado falsamente a unos deudores de Banesto cuando presidía la entidad. La decisión se tomó en el primer consejo de ministros celebrado tras las elecciones generales del pasado 20 de noviembre, en las que el hasta ahora opositor Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy logró una amplia e histórica mayoría absoluta.

Saénz había solicitado ese indulto en marzo. El Santander expresó su "satisfacción" por una medida que generó polémica en el país y que el gobierno de Zapatero tomó en contra del criterio del Tribunal Supremo. "La concesión de este indulto parcial, derivado de hechos acaecidos hace 17 años, conmuta la pena impuesta de arresto mayor y la accesoria de suspensión de ejercicio profesional por la multa máxima prevista en la legislación aplicable al caso", confirmó el Ministerio de Justicia en un comunicado. Lo que significa que Sáenz no quedará inhabilitado a cambio del pago de una multa que se estima en algo más de 140.000 euros (185.000 dólares).

Ni el Ministerio de Justicia ni el vocero del Ejecutivo, José Blanco, explicaron los argumentos que llevaron al gobierno socialista a indultar al directivo del Santander cuando ya se encuentra en funciones y poco antes de que Rajoy se coloque al frente de un nuevo gobierno en España. "No es habitual que se informe de los indultos", dijo Blanco en rueda de prensa, tras el consejo de ministros.

Los hechos por los que Sáenz fue condenado y ahora indultado se remontan a cuando el directivo, de ahora 69 años, presidió Banesto, después de la intervención de esa entidad por parte del Banco de España. Banesto presentó en 1994 una querella por estafa y alzamiento de bienes contra cuatro empresarios, en un intento de recuperar unos créditos dudosos, y lo hizo, según la Justicia española, a sabiendas de que las acusaciones eran falsas. Los empresarios llegaron a estar en prisión preventiva, antes de que la causa fuera archivada.
Considerado la mano derecha del presidente del Santander, Emilio Botín, Sáenz fue condenado en diciembre de 2009 por la Audiencia Provincial de Barcelona a seis meses de cárcel por un delito de acusación y denuncia falsa. En marzo de este año, el Supremo decidió rebajar la pena a tres meses de cárcel e inhabilitación. Sáenz solicitó entonces el indulto al gobierno. Esa petición paralizó la ejecución de la sentencia, que lo obligaba a abandonar su cargo en el Banco Santander durante tres meses.

Junto a él fueron indultados hoy el abogado Rafael Jiménez de Parga y el ex directivo de Banesto Miguel Angel Calama, condenados a la misma pena por los mismo hech

Caparros, uno más de los intelectuales de pacotilla que se la pasan hablando pelotu**deces a 15000km de distancia. Si quitan porque quitan, si hacen por que hacen y si no lo hacen porque no. Estos periodistas de cuarta en Arg no pinchan ni cortan pero cuando llegan a otro país son los intelectuales de siglo. Típico de nosotros los argentinos, en Arg somos unos mediocres del montón pero ojo, en cuanto nos bajamos del avión pasamos a ser los pensadores de p**uta madre. Vos Caparros, que hiciste por Arg cuando estabas aca?? Quedate en España man a ver si ahí te la creen, en cuanto vuelvas a la Arg de nuevo vas a tener la etiqueta de mediocre pegada en la frente.

Ana P,
los subsidios son para vos la prueba fehaciente de "lo pedorro del modelo" ( sic ). ¿Vos pensás que en Noruega, Canadá o Francia - por tomar al voleo países "serios" y no bananeros como el nuestro - no hay subsidios?
Me parece bien que se haya tomado esta medida y que se tome selectivamente, más allá del extraño método elegido. Después de todo, el punto de vista desde el que lo aborda Caparrós es interesante: el estado propone a través de un acto concreto la toma de conciencia sobre su condición de clase al ciudadano. Novedoso.
En parte coincido con lo expresado por Víctor Hernando, en parte también con Sergio Carioni.
No consigo entender a los argentinos que hablan de la Argentina del kirchnerismo como del séprim círculo del infierno...¿en qué país vivieron durante los úlrimos treintaycinco años?...¿ En Suiza, en Alemania o en Holanda?
José, si tanto le molestan los negros "de mierda" hágame el favor de irse a vivir a cualquiera de los países antes mencionados. Allí casi todos son rubios y entre ellos va a ser felíz. Yo le pago el pasaje, pero váyase ya. Carajo.

Néstor Kirchner figuraba en la lista de los que renunciaron al subsidio. Cristina Elizabet Fernández también. Uno ya sabemos que no gasta más y a la otra tiene todas sus propiedades alquiladas y los gastos, tanto los de la Casa Rosada como los de Olivos se lo paga el Estado, a través de Presidencia, si no estoy errada. ¿A qué renunciaron? Susana dijo que no iba a renunciar porque a ella le toca, por el barrio, a partir de enero y también está en la lista. A la mañana, el nº 1 era De Vido, a la tarde, la presidenta ocupaba ese lugar (esto lo dijo Zloto y yo le creo) Me suena tan trucho todo...

yo no renuncio a mis subsidios ,estos pelotudos que estan cagados de gita nada mas pueden renunciar a los subsidios y por que nos roban la plata de nuestro bolsillo .que es para dar mas planes trabajar a los negro de mierda y seguir fometando la vagancia.

Mi pareja y yo alquilamos, alquilamos en negro porque es lo unico a lo que llegamos. Los servicios no estan a nuestro nombre y evidentemente no podemos hacer el cambio de titularidad porque no hay contrato de alquiler. Alguien puede decirme si se contemplo esta situacion?? Debemos pagar como si viviera en un country?? Podemos pedir un subsidio por un servicio que ni siquiera esta a nombre nuestro?? Debemos resignarnos y volver a vivir con nuestros viejos??
Laburamos por nuestra cuenta muchisimo, cada mes mas y mas para poder siquiera pagar los impuestos actuales, comida y alquiler y una prepaga de mierda que sale una fortuna porque los hospitales son IMPOSIBLES para alguien que labura todo el dia.
Realmente el grado de asfixia es cada vez mas y mas insoportable.
Este es el pais de la distribucion de la riqueza? o de la pobreza? Podrian responder a todo esto los que tanto ENDIOSAN a CFK y este gobierno de OCHO larguisimos a%os?

Quitar los subsidios a quienes no lo necesitan es una muy buena medida. Además veremos cuántos pobres tiene el país, y qué es lo que el Estado considera pobreza.

Escribir sobre quien escribe es la real pérdida de tiempo. Caparrós escribe cosas. Otros escriben sobre caparrós. Y lo que dicen es que Caparrós escribe (critica) cómodamente. Pregunto: Los que escriben sobre el escritor ¿realmente piensan que están invirtiendo su tiempo en la transformación de la realidad? Me causan gracia, no son cómodos, son pajeritos. Acaben fuerte y redistribuyan su semilla a lo largo y a lo ancho de la pantalla.
La cosa con los subsidios es quién le va a pagar a la empresa. No se cuestiona cuánto ganará la empresa sino quién debe pagarle. Los subsidios siempre me parecieron una evidencia de lo mal que andamos, de lo injusto del sistema, de lo pedorro del modelo.

Es una gran medida, pésimamente y tardíamente ejecutada. Tendría que haber sido al revés, es decir, ningún subsidio salvo que la gente sea pobre y no tenga como pagar, desde un inicio. Mientras tanto se despilfarró la inversión que (afortunadamente) se hizo durante el (desafortunado) gobierno de Menem, y ahora hay que importar combustible de cualquier lado a cualquier precio.

Pero, che! Tanto lío por saber si uno es pobre o no? O si merece el subsidio o no? Lástima que este artículo como siempre y sus "opinadores" que le siguen sólo hablen de Buenos Aires. Sí, sí me había olvidado que Dios es argentino pero atiende en Buenos Aires!!
Soy de Córdoba, acá pagamos facturas de gas y luz carísimas, con subsidio incluido y todo! Imagínense lo que vamos a tener que pagar cuando CFK nos elimine los subsidios!
Y ya sabemos que no es lo mismo el 300% de $30 que el ·300% de $ 194, verdad?
Yo no tengo ningún inconveniente en decirlo, soy pobre, merezco el subsidio, tengo 4 hijos, soy viuda, no recibo pensión y encima laburo entre 11 y 12 horas por día!
Y...sí...sigo siendo pobre, y no recibo ningún plan del Estado, bueno los dejo yo soy pobre, laburo como yegua ( no voy a poner como caballo, verdad?) y merezco el subsidio que seguramente serán migajas, porque ya pagamos caros, muy caros estos servicios imagínense lo que será cuando venga "dibujado" el subsidio. Ah! Caparroz, vos sos intelectual? Pensé que eras otro pobre, como yo! Saludos!

Si subsidian que por qué subsidian, si focalizan el subsidio que por qué lo focalizan...
Dan risa "tus" introspecciones, Caparrós.
Saludos desde Ecuador.

Realmente me cuesta entender a los intelectuales de su estirpe señor Caparrós...me esfuerzo realmente pero no lo logro, me cuesta ser como la gata flora, yo soy una persona ejecutiva, de hacer, hacer y hacer, no entiendo las idas y vueltas, las descalificaciones por hacer algo bueno pero no perfecto...en la teoria, que es en lo que los intelectuales se destacan siempre, uno mas uno es dos, pero en la practica rara vez ese postulado es cierto, las razones son muy variadas según el tema del que se trate, alguna vez intente ser ejecutivo y verá que la perfección, la puntualidad y la "práctica ética" son solo teoria.

hablas con una liviandad absoluta casi siempre y claro es facil a 14000 km de distancia...........pero veo que entendes que estas medidas son interesantes, de todas formas sos una persona muy particular, el pais igual clarin, por que no me sorprendes? sos el tipico garca de clase media de la cap.fed, soy ingeniero, y vos un payaso importante.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Martín Caparrós (Buenos Aires, 1957) es escritor y periodista, premios Planeta, Herralde, Rey de España. Su libro más reciente es la novela Comí.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal