Martín Caparrós

¿Jamás esclavos?

Por: | 24 de mayo de 2012

Esclavitud
Yo empecé mal. Era tarde cuando me topé con que Cristina Fernández lo había hecho otra vez, y no supe evitar la indignación. Uno no debería indignarse por cosas como ésta: es pobre, repetido, casi humillante. Pero a mí me cuesta y salí de punta; fue un error.

El suyo había sido craso pero rimbombante. Con su verba inflamada sempiterna, la señora presidenta había dicho, ante su ¿colega? angoleño que “nosotros” –siendo “nosotros” los argentinos– “tenemos el orgullo de ser, en el año 1813, el primer país americano que abolió la esclavitud en la Asamblea del año 1813, y lo digo con mucho orgullo, los primeros en abolir la esclavitud”. Las repeticiones están en el texto, y también su corolario: “No es casual que también hoy seamos abanderados en el mundo entero en materia de defensa irrestricta de los derechos humanos”.

Era por lo menos osado que la señora Fernández hablara de su “defensa irrestricta de los derechos humanos” mientras almorzaba con un dictador que se los pasa por el forro. Pero no fue eso lo que me superó; sucumbí ante un ejemplo tan flagrante de la reescritura peronista de la historia, reescritura berreta de la historia.

Porque hay un dato incontestable, concreto: la Argentina no abolió la esclavitud en 1813. En 1813, la Asamblea de las Provincias Unidas decretó la “libertad de vientres”, que es muy diferente.

La libertad de vientres es una de las medidas más vergonzosas que han podido pensarse: señores probos y elocuentes peroraban contra la esclavitud pero no querían atentar contra la sacrosanta propiedad privada para no perjudicar a los dueños de esclavos –ellos mismos. Eran –por decirlo de algún modo– como los progres millonarios de hoy que peroran distribución de la riqueza pero se la guardan toda. Entonces inventaron la libertad de vientres: que los bebés que nacieran de esclava no serían esclavos pero que todos los demás esclavos seguirían siéndolo –porque liberarlos habría sido una incalificable violación del derecho a la propiedad.

El mecanismo suena tan actual. Sólo que entonces lo definían más claro -en la capitanía de Chile: “Aunque la esclavitud, por opuesta al espíritu cristiano, a la humanidad y a las buenas costumbres; por inútil y aun contraria al servicio doméstico, que ha sido el aparente motivo de su conservación, debería desaparecer en un suelo en que sus magistrados sólo tratan de extinguir la infelicidad; con todo, conciliando estos sentimientos con la preocupación y el interés de los actuales dueños de esta clase de miserable propiedad, acordó el Congreso (…): que los que al presente se hallan en servidumbre permanezcan en una condición que les hará tolerable la habitud, la idea de la dificultad de encontrar repentinamente recursos de que subsistir sin gravamen de la sociedad, el buen trato que generalmente reciben de sus amos y, sobre todo, el consuelo de que sus hijos que nazcan desde hoy serán libres, como expresamente se establece por regla inalterable”, declaraba su Congreso reunido en Santiago.

La resolución chilena fue promulgada el 15 de octubre de 1811, antes que la argentina, que la imitó en todas sus líneas. O sea que ni siquiera la libertad de vientres se dio aquí antes que en otros países latinoamericanos. Pero, queda dicho: la libertad de vientres no abolió la esclavitud; solo liberó a los hijos de los esclavos –que siguieron siendo esclavos.

El primer país que sí abolió la esclavitud en América fue, antes que todo eso, Haití en 1803. Después lo hizo Chile en 1823. Entre fines de 1840 y principios de 1850 la prohibieron México, Colombia, Ecuador, Uruguay. Solo Brasil, Perú y Venezuela seguían siendo esclavistas cuando buena parte de la Argentina dejó de serlo, el 1 de mayo de 1853, con la promulgación de la nueva Constitución, cuyo artículo 15 decía que “en la Confederación Argentina no hay esclavos; los pocos que hoy existen quedan libres desde la jura de esta Constitución, y una ley especial reglará las indemnizaciones a que de lugar esta declaración.” Siete años después, cuando Buenos Aires también juró la Constitución, recién se acabó la esclavitud en estas tierras, tarde, sin nada para enorgullecernos.

El caso del sapo angoleño no admitía muchas dudas y, para colmo, era como un caldito de historiografía kirchnerista: mentir la historia para atribuirse una vez más la bandera –“en el mundo entero”– de la “defensa irrestricta de los derechos humanos”. Nada importante: solo un ejemplo tan claro de cómo funciona su discurso. Y yo postée un tuit levemente iracundo:

“Qué burra! Hoy en Angola CFK dijo q ‘los argentinos abolimos la esclavitud en 1813’. Fue en 1853, doctora. ¿No sabe o miente a sabiendas?”

Queda dicho: quizá no debería haber sido tan tajante –porque no tiene ningún mérito sustraer los juguetes de un infante. Pero lo que ahora me hace escribir esta columna no es eso sino la discusión que mi tuit provocó. Porque hubo cientos de respuestas y creo que los argumentos que allí se cruzaron son un buen ejemplo del modo de discutir argento de estos días. Que empezó por dividirse en las dos líneas básicas:

1) los comentarios que "apoyaban" mi tuit con andanadas de odio, del estilo: “Pedís mucho, de pedo habla espaniol” (@9160victor) o “La ‘libertad de vientre K’ es mover el vientre sobre todo el pais libremente...” (@Titto335) o “Miente la HDMP hizo un Master de Oratoria en Mentiras. YEGUA HDMP¡¡¡” (@demotoress).

Es uno de los efectos más curiosos del peronismo actual: la resurrección de esa costumbre argentina arcaica, el gorilismo, con todo lo que tiene de irracionalidad antagonista. La imposibilidad de ver más allá del propio odio –y la glorificación de ese odio como una defensa de ciertas libertades o tradiciones o razones. Un mecanismo propio de los que se creen con derecho a algún poder y comprueban que lo han perdido. Mientras rumian cómo recuperarlo, se indignan por la supuesta injusticia de la pérdida. Ese gorilismo, por desgracia, puede llegar de la derecha o de la izquierda y a veces las confunde. Lo digo sin distancias: a veces me caben las generales de esa ley, y lo lamento.

2) pero estaban, desde la famosa vereda de justo enfrente, los que lanzaban andanadas equivalentes contra el autor de la frase –o sea yo: “escribi para el pais vemdepatria cipayo” (@kumpasito) o “¿que tal zurdito que cobra por derecha?... ¡que lindo oficio!” (@carlosaf1) o “falsificador, elitista, aristocrático, ‘personaje emblemático de la izquierda de salón’, gauchiste divin, pensador banal” (@urantia_606) o la más performativa: “sos un sorete cagon decir burra a la presidente, decime donde te encuentro y te afeito a trompadas, puto del orto” (@elartilista).

Completadas con otras de sus variantes actuales más en boga: mercenario, cipayo, traidor, maricón. Son variaciones del neoestilo Clarín miente: se trata de constituir al emisor del mensaje como enemigo y deslegitimarlo, definirlo como un productor de falsedades: si podemos establecer que el que dice perro o japonés no merece ninguna confianza, no necesitamos discutir perro o japonés, no es preciso evaluar argumentos, datos, líneas, razones. Es un mecanismo clásico de los poderes fuertes pero temerosos, que necesitan usar su máquina para aplastar a los que plantean cuestiones cuyo debate podría molestarlo.

Hasta aquí, las dos posturas que producen la incomodidad, la esterilidad del debate argentino actual: dos formas del poder tratando de ahogar a la otra sin tener que discutir argumentos. Las conocemos, las sufrimos. Pero los comentarios que más me impresionaron –los que constituyen, creo, la novedad de nuestra cultura contemporánea– eran los jíbaros: los que reducían el problema, decían que no era para tanto, que total. Algunos preguntaron honestamente si las dos medidas no eran más o menos lo mismo; son el resultado de un sistema educativo cada vez más pobre, que seguramente no supo o quiso explicarles que una cosa es decretar que los hijos de esclavos no lo serían y otra muy distinta definir que no habría más esclavos, no más esclavitud. Como no supo ni quiso explicarles casi nada: por falta de intenciones, por falta de exigencias.

Pero muchos otros se ponían beligerantes: decían, por ejemplo, que “en 1813 se prohibió el comercio de esclavos y libertad de esclavos, medida ejemplar para la época. Infeliz mala leche!” (@polacobarzante): con resto de puteada, argumenta que la medida de 1813 era ejemplar para la época, pero nadie discutió si lo era o no, y esa medida ejemplar sigue sin ser la abolición de la esclavitud. Viejo truco: cambiar el eje, hablar de otra cosa para eludir lo que no se puede contestar.

O “no es muy fuerte e irrespetuoso lo que decís? En el XIII fue la libertad de vientres y en el 53 casi no había. Sabe y mucho” (@pmdelvalle). La aparición del casi como criterio histórico: ¿qué quiere decir que casi no había? ¿Que fulanita era casi virgen? ¿Que fulanito era casi esclavo? Viejo truco: suponer que el rigor es un lujo innecesario; contra la pretensión elitista de la precisión, la imprecisión como recurso válido, la chantada discursiva como un principio de la política populista.

Y, también: “un error de fechas no cambia como se tratan los derechos humanos en este país, tu odio te enseguece” (@MatiasRomn). La reducción al principismo: hay esencias que no cambian por un “error de fechas”. Hablábamos de historia; hablábamos de 40 años, pero las esencias se establecen por voluntad superior, inmutable, y los hechos históricos no las influyen. Lo que aquí se llama “un error de fechas” implica las vidas de miles y miles de esclavos que siguieron siéndolo. Ese mismo error de fechas llevado al presente supone que daría lo mismo que algo hubiera sucedido en 1972 o en 2012. Viejo truco: pretender que hay ontologías, formas del ser -generalmente nacional- que están por encima de las circunstancias, que hacen inútil discutir los meros hechos. 

Son, para empezar, muestras de la falta de conciencia histórica –de conciencia de la historia– que nos ataca cada vez más en estos días falsamente historicistas. Y son, sobre todo, exponentes del posibilismo: de bueno qué querés, si en 1813 no liberaron a los esclavos por lo menos les dijeron que sus hijos no iban a serlo, te parece poco, qué querías, que cambiaran así todo de golpe? Muestra del cualunquismo de una cultura donde cada vez más cosas dan lo mismo: donde da lo mismo ser casi esclavo que esclavo, donde 40 años más o menos no importan demasiado, donde una intervención ferroviaria de 15 días puede llevar 90, donde una forma de explotación del petróleo puede ser espléndida hoy y espantosa mañana, donde “no estaremos haciendo tanto como queríamos pero mirá de dónde veníamos”, donde los debates estériles, construidos de puteadas inanes, florecen para suplantar a los que importan, a los que se callan: donde importa tan poco lo que se dice que se puede decir cualquier cosa y simular que importa, total a quién le importa.

Hay 132 Comentarios

A los que recuerdan el nacimiento de Página/12, cuando era la expresión de los queno tenían voz. El fenomenal Lanata, junto a un puñado de buenos perioistas, causaron una revolución en el periodismo gráfico. Página nació para ser crítico con el poder, para indagar, investigar, analizar de distintas ópticas la realidad de argentina y el mundo. Hoy sin Lanata, Caparrós, Tenenmbaun, Viau, Bonasso y tantos brillantes que pasaron por esa redacción, sólo se convirtió en un paskín oficialista. Hoy es Página/k.
Parte de lo que fue Página, mudó a Crítica, el último gtan diario argentino. Pero, calro, no tiene el sostén del gobierno, como pagina o tiempo argentino, que susbsiten gracias al apoyo oficial, a cambio de que hablen bien del kirchnerismo, hoy dan nauseas.
Les duele a los kirchneristas, que haya tanta pluma brillante y ninguna sea K. Les duele el gordo Lanata escribiendo, hablando en radio o en televisión. No toleran la crítica, felizmente no todo el pueblo se deja engañar, alcanza con ver los niveles de audiencia que tienen unos y otros. Felicitaciones Caparros, me enorgullese tner tipos como Lanata que no callan nada. Y diganle a los muchachos que se quedaron con Página, que le paguen a los periodistas y empleados que estan reclamando por sus derechos.

Muy buena nota,todavia queda gente que intenta escribir un enfoque diferente de las cosas que nos tocan vivir en este Pais.Lo contrario seria ser parte del ganado K.
No nos olvidemos de esta historia reciente y de la pasada,les recomiendo el libro : Montoneros,soldados de Massera , de Manfroni, donde mucha gente con convicción perdio su vida,con engaños de revolucion...........

ayer se cumplieron 25 años del surgimiento de pagina 12 (ese diario que fundo sanata y del que ahora reniega).
Al homenaje se sumaron figuras de la altura de Eduardo Galeano, Victor Heredia, Leon Gieco, Ariel Dorfman, Martin granovsky, Alfredo alcon, Daniel Fanego, Roberto carnaghi, osvaldo Bayer, Eduardo aliverti, Leon Ferrari, Teresa parodi, Paenza, Juan Gelman.... y sigue una larga lista de queridos artistas populares, periodistas e intelectales... gente respetada, coherente que ayudo y ayuda a construir nuestra capacidad de analisis.
Sin embargo en el hoenaje no aparecian otros...
1° - sanata;
2° grondona
3° morales sola y tampoco
4° Alcaparra!!!!
esta todo dicho
no censures

¡Ahora dice q el Negro Falucho-simbolización de los africanos del ejército de San Martín, pero de cuya existencia puntual no hay indicios- sí existió, sí se llamaba Falucho ¡Y ERA ANGOLEÑO!. Le faltaba decir q votó por Dos Santos, calzaba soquetes "Clarín miente" y nunca veía a Lanata.
Ah, ¿ALGUIEN SABE DÓNDE SE CONSIGUE ALGODÓN?. vAN 5 FARMACIAS Y NADA EN LA ARG DE "10 AÑOS DE CRECIMIENTO".

Excelente Martín. Mientras leía pensaba en esta suerte de historia alternativa que nos quieren contar (el relato como le llaman algunos) llena de incongruencias y falsedades, pero sobre todo, de medias verdades que son las que logran engañar a muchos extraviados y con las que usufructan muchos interesados

No entiendo para qué leen a Caparrós si les da dolor de estómago. Yo lo leo porque me considero progresista de verdad, y este kirchnerperonismo trucho es cualquier cosa menos progre. Caparrós y Lanata siguen siendo lo que siempre fueron, y son de los pocos que los corren por el lado que dicen que disparan. Como bien dice Martín, hay gorilismo de los dos lados. La intolerancia e intransigencia de los pseudo-progres kricherperonistas es bien gorila. Bien argentina. Como decía Caparrós en una nota hace un tiempo: lo más triste es que una vez que este gobierno se vaya, le va a quedar la impresión a la sociedad que esto fue "progresismo".


Ricardo mercado, leé bien, la mayoría de los que escriben acá son antikircheristas, burros, ignorantes, derechones, cegados por el odio, al igual que Caparrós. ¿Cómo sabés que la mayoría son truchos? ¿Hiciste un seguimiento, o sólo tomás por cierto lo que dice un chanta como Lanata en su show cómico? Te basás en el prejuicios. Solamente un cerebro de gallina como vos puede creer semejante estupidez.

Lo dicho, no sólo la presi es burra, varios lectores que acá escriben, dan miedo: horrores de ortografía, y de concepto. Además son tan nabos los kirchneristas que al no tener argumentos, apelan a expresiones sin sustento alguno para desacreditar al autor o la nota.
La mayoría son truchos, como los que mostró Lanata en la tele con los twiteros K. Otros solo envidia a Caparrós, que cada vez escribe mejor.

¿A éste le dieron el premio Herralde el año pasado? O se vino abajo el premio, o hubo "tongo" o qué se yo! La verdad, de onda lo digo, no escribe muy bien... se pueden encontrar varios errores graves por los que en cualquier facultad decente de letras te crucificaría...

ola no entiendo de politica y creoq ue es al pedo ponerse la camiseta de uno o la de en contra cde otro tado humano es kk y todo politico esta corrupto por poder y siempre van a gobernar mal un homano es un igual no puede estar decidiendo por miles tendria que hacerlo un dios un aliien santa claus oalgien asi con super poderes
(ja)

El onanismo intelectual que discute la semántica y no la política da como resultado una catarata de catarsis pseudo analíticas que sólo discuten (o pretenden hacerlo) la realidad desde su mísero ombligo. Lamentable.

Excelente nota. La mayor parte de las criticas insultantes proviene de quienes firman con seudonimo, como es de esperarse pero no por esperarlo deberiamos tomarlo como natural. El gran problema argentino en la comunicacion es que, asi como la dictadura nos corto los lazos solidarios que nunca mas recuperamos, ahora nos dividieron las aguas, declararon una guerra que no es la nuestra, es una guerra de intereses economicos que no nos va a hacer ni mas ricos ni mas pobres, es su contienda, la del gobierno con un grupo economico, tal vez por buscar un enemigo, tal vez no, pero que nos involucraron compulsivamente y ahora debemos elegir de que lado estamos. Antes eramos el querido hermano, padre, madre, cuñado, amigo, vecino, compañero de trabajo, estimado, respetado, etc, ahora si pensamos distinto significa que estamos en la vereda de enfrente y pasamos a ser el enemigo, y no entiendo como se puede pasar de una condicion a otra, asi, tan a la ligera, de la noche a la mañana, si nosotros vivimos en la misma casa, tenemos el mismo esposo, los mismos hijos, el mismo trabajo, el mismo auto, vestimos del mismo modo, etc. Que fue lo que hizo que pasaramos a ser enemigos??
Nos han dividido como sociedad, hay amigos que ya no salen juntos, familias que ya no se reunen los domingo para compartir un almuerzo.
No hay lugar para los tibios, dicen. Hoy estaba leyendo que Blas Eloy Martinez tituló una nota "Es imposible ser neutral, no tomar posicion". Asi las cosas, todo lo que se hace es en nombre del modelo. Si se miente, si se roba, si se traiciona, todo es en nombre del modelo. La injusticia es en nombre del modelo, Moreno es violento en nombre del modelo, etc. Todo lo que se hace en nombre del modelo esta bien hecho. Hay mucha gente que esta en la vereda K y, hoy por hoy, se esta mareando con tanta contradiccion que hace depender de quien lo hace o lo dice para que sea aceptado o no. Si le hubieras llamado "burra" en nombre del modelo hubiera sido aceptado. Una vez determinado que viene de la vereda de enfrente, entonces maten al cartero. El emisario es el sujeto, lo mas importante, perdiendo validez todo mensaje. Por eso descalifican y desautorizan sistematicamente, es su modo de eludir respuestas inconvenientes, debe ser tal vez que hacen cosas que ni ellos mismos pueden explicar racionalmente. No por nada las conferencias de prensa han desaparecido para dar paso al monologo, no estan dispuestos a dar explicaciones de ningun tipo, son como el padre autoritario que no permitia que sus hijos le hicieran ni un solo comentario o acotacion sobre sus actos. La diferencia es que nosotros no somos los hijos de nadie, en todo caso somos quienes les pagamos el sustento, el soberano a quien deben rendir cuentas y lo estan evitando en todo momento. Solo se someten a un interrogatorio de algun obsecuente periodista de algun medio propio o afin porque solo les preguntara banalidades. Periodistas que se tomaron muy a pecho aquella pre

Buenísimo chaval!

ud. que es tan inteligente y sabe tanto de historia deberia conducir el pais... grande capa por existir!!!


No te olvides del como hemos llegado hasta aqui: la voluntad humana a traves de la racionalidad y UN REVOLVER (en sus multiples y cambiantes avatares). La FUERZA,VIOLENCIA y SUBORDINACIÓN DE UNOS SOBRE OTROS. Dais mas y mas vueltas para olividaros de eso, y eso ES PELIGROSO, el que se finja que no haya sido asi.

Publicado por: Seth Knight | 24/05/2012 20:44:16


THE MAN IN HIM
Y una vez que te acostumbres a la idea de que un ser humano opto por morir por ti (a renunciar a la vida por ti), en tu mente y alma empieza a racionalizarse la idea de que ESTE BIEN QUE OTROS TAMBIEN MUERAN POR TI (o por Jesus). Y hay una sola cosa que puedO decir a eso:
KISS MY ASS

Publicado por: Seth Knight | 24/05/2012 20:22:46

Asi que te digo que antes de morir por ti, de tirar me vida por ti, TE MATARE...
Eso de que una persona sacrifique su vida por otro surge en algunas circumstancias pero nunca es un proposito suicida, salvo que hay un calculo que normalmente HACE OTRA PERSONA, no es individuo, el o ella misma; otra cosa el "calor" del momento que te puede empujar a todo si sigues tu corazon; pero no debes olvidar la mente-que asi es como TE ACABAN MATANDO O MUEREN OTROS POR TU CULPA.

Publicado por: Seth Knight | 24/05/2012 20:16:02


Publicado por: ¿me amenazas de muerte? A la policía de cabeza con vuestra página y los virus | 26/05/2012 3:10:08

Recomiendo a los lectores un articulo de hoy:
Crisis en el feudo austral, sale en lancion.com.
http://www.lanacion.com.ar/1476273-crisis-en-el-feudo-austral
Y por favor, no me digan cipaya-gorila-entreguista por leer un buen artículo, no importa dónde lo publican, es la realidad que nos toca vivir a los patagónicos.
Martin, su nota excelente.

La burra dijo en el discurso del 25, que hay que transferir el poder, que nadie es eterno. Tendremos que rogar que no se crea en serio que esto es una monarquía y quiera transferirle el bastón de mando a maximo o a florencia o a su cuñada alicia. Ya tenemos suficiente con el matrimonio que hoy cumple 9 años gobernando este país, es hora que se vayan. Ojala sus sucesores los investiguen, de cómo hicieron tanta fortuna en la función pública y terminen presos, sería un hecho de justicia: cristina, maximo, alicia, devido, boudou, jaime, y tantos otros que se afanaron todo a su paso, con una impunidad que no hubo en estos 202 años de aniversario por la patria.
Caparros muy buena la nota, la critica, la reflexion. No les de bola a los kirchneristas que intentan desacreditar tus articulos.

No es serio que Martìn llame burra a la presi, supe tener yo una burra muy buena que no se merece que la comparen, vayan èstas mis palabras en defensa de quienes no tienen quienes las defiendan, las buenas burras.

Lamentablemente y por sobre todas las cosas, lo que aquí pasa es que somos una sociedad carente de todo, empezando por lo básico: no existe un sistema de salud, de educación, ni de justicia que incluya a "todos", bien se sabe en el estado en que se encuentran estas "instituciones".
Pero lo que más me llama la atención es la desidia general que se respira, es más que indignante, triste, sí bien digo, triste y desesperante , ver como la generalidad acepta las cosas tal como son y dice: " y bueno es lo que hay". Me preocupa mucho, nos hemos acostumbrado a no luchar por lo que nos pertenece, a no tener ambiciones, a ver como muere gente todos los días en las calles... Pan y circo es la causa principal de todo esto, acompañado de todo lo que en un principio nombré y que son las tres cosas básicas de las que debe ocuparse el Estado.

Estás demasiado metido en el reality de la politiquería argentina y de la discusión twitera, así vas a terminar contaminado de la mediocridad K y antiK y no vas a tener ninguna esperanza.
Dedicate más a los movimientos sociales, ahí hay mucha sensatez y gente que construye.

Argentina no solo fue el primer pais del mundo en abolir la esclavitud en 1813, sino que tambien fue el primer pais del mundo en declarar su libertad en 1801.

No hemos sido un ejemplo con los negros, sino todo lo contrario: los negros nacidos libres después de 1813 fueron reclutados por la fuerza en todas la guerras hasta que no quedaron mas negros. En el libro "El soldado negro en la epopeya libertadora argentina" de Lucio Torres relata el caso de una madre que perdió sus 16 hijos varones en las guerras de la independencia. El no lo dice - porque Torres es un oficial del Ejército de ascendencia negra - pero los negros morían mas no por su inhabilidad, sino porque siempre los mandaban a cargaban primero. Ese fue el trato que se le dio, hasta que no quedó ninguno. Del mestizaje de algunos pocos europeos, guaraníes y de la varias tribus mal llamadas "pampas" y unos pocos negros que zafaron o se escabuyeron, nació el "gauderio" luego denominado despectivamente "gaucho" por los imperialistas de entonces ( portugueses y españoles ) que fue, y no por casualidad, otro diezmado en las sucesivas guerras. de ellos dijo Sarmiento - el maestro americano - " lo unico humano que tienen es la sangre". Así que por estos lares Dn Martín no campeó el humanismo. Es mas, y como ejemplo de ello, su "amigo" - permítame le ironía - Dn José A. M. de Hoz que es tataranieto o chozno, no importa, de un homónimo que tenía por oficio ser esclavista y que fue designado por los ingleses en la 1er invasión como jefe de la Aduana... reunía el perfil adecuado para el puesto bajo la lupa de otro imperio, pues todos los imperios siempre pensaron igual. No voy a escribir mas porque mi hija dice que es suficiente.... abrazo y siga empujando que aunque el carro no tenga ruedas lo que importa es que no se venga pa´atra.

La esclavitud es una sola...tanto caparrós como cristina, la aprueban...ya sea, con el apoyo del 1º a "las corridas" donde un ser que quisiera estar pastando pacíficamente, es atravesado por lanzas...la 2º, con su latiguillo de "carne y leche para todos/as", aumentando día a día, el número de víctimas ( tanto de animales no humanos, como de humanos), ya que su ingesta, produce las más comunes de las patologías
Los verdaderos esclavos de ayer y de hoy, para que urgentemente tomemos conciencia y hagamos unos sencillos cambios en lo cotidiano. Por Justicia!
http://video.google.es/videoplay?docid=7576567901991519153&q=earthlings

politicasemiotica.blogspot.com
El 25 de mayo de Él

La presidenta acaba de repetir por cadena nacional que fuimos el primer país de Latinoamérica en abolir la esclavitud. Evidentemente miente a sabiendas y me llena de indignación que puedan mentir tan impunemente.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Martín Caparrós (Buenos Aires, 1957) es escritor y periodista, premios Planeta, Herralde, Rey de España. Su libro más reciente es la novela Comí.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal